Sábado, Marzo 2, 2024

Una lamentable oportunidad, por Braulio Santibañez

PAÍS CIRCULAR – Se nos acaba el tiempo y eso es innegable. Sí, así es, ya no queda nada para que el reloj ambiental marque su hora de tope y todo los efectos ambientales catastróficos que vemos en redes sociales, medios de prensa, sean cada vez más frecuentes y de mayor impacto.

Pero como dice el cliché, cada crisis trae consigo una oportunidad. Oportunidad que surge como una de las pocas alternativas que tenemos para enfrentar esta problemática, donde las startups tienen no sólo la opción de poder consolidar una idea de negocio, sino que también, ser los héroes de la lucha contra las nefastas consecuencias del ser humano en la tierra.

Bajo este complejo escenario, ya no hay mucha justificación para formar empresas que no tengan impacto ambiental o social, más aún, si lo llevamos al panorama chileno.

Nuestro país es uno de los más afectados a nivel mundial por el cambio climático. Los estragos que ha dejado la sequía y los repentinos cambios de temperatura han sido focos de preocupaciones de todas las autoridades. Por lo mismo, Chile tiene una “lamentable oportunidad” de poder convertirnos en líderes de soluciones climáticas, dado que hoy nos hemos transformado en una especie de país piloto, donde múltiples emprendedores pueden poner a prueba sus ideas o innovaciones con casos reales que tenemos a lo largo del territorio nacional, lo que nos convierte en un buen lugar para chequear, probar, corregir, sacar conclusiones y consolidar un buen producto, y luego ir en ayuda a otros países.

Por otro lado, el sector público no se puede quedar atrás y es por eso que sus políticas deben ir dirigidas en poder conformar y ser líder a nivel mundial, en lo que respecta a ser un Estado Verde. Para lograr convertirnos en una nación más sustentable debemos tener cambios en la cultura dentro de las mismas instituciones públicas, tales como eliminar el uso de papel y agilizar algunos procesos. En este sentido, nuestro país se está consolidando en esta materia a nivel latinoamericano, pero le falta mucho recorrido en las regiones, y es ahí donde está el gran desafío.

Por lo mismo, lograr este objetivo conlleva una tremenda posibilidad de que nazcan más startups, no sólo en Santiago, sino que, en todos los lugares del país. Los grandes retos del nuevo gobierno será consolidar y buscar estímulos para que los emprendedores puedan tener más incentivos económicos u otras formas de financiamiento, y así los emprendedores puedan, desde poner en práctica sus desarrollos en pilotos, hasta darles asesoría o maneras más fáciles de escalar sus ideas hacia otros países y así evitar continuar perdiendo talento y buenas ideas.

Ver artículo

Fuente: País Circular, Miércoles 13 de Julio de 2022

PAÍS CIRCULAR – Se nos acaba el tiempo y eso es innegable. Sí, así es, ya no queda nada para que el reloj ambiental marque su hora de tope y todo los efectos ambientales catastróficos que vemos en redes sociales, medios de prensa, sean cada vez más frecuentes y de mayor impacto.

Pero como dice el cliché, cada crisis trae consigo una oportunidad. Oportunidad que surge como una de las pocas alternativas que tenemos para enfrentar esta problemática, donde las startups tienen no sólo la opción de poder consolidar una idea de negocio, sino que también, ser los héroes de la lucha contra las nefastas consecuencias del ser humano en la tierra.

Bajo este complejo escenario, ya no hay mucha justificación para formar empresas que no tengan impacto ambiental o social, más aún, si lo llevamos al panorama chileno.

Nuestro país es uno de los más afectados a nivel mundial por el cambio climático. Los estragos que ha dejado la sequía y los repentinos cambios de temperatura han sido focos de preocupaciones de todas las autoridades. Por lo mismo, Chile tiene una “lamentable oportunidad” de poder convertirnos en líderes de soluciones climáticas, dado que hoy nos hemos transformado en una especie de país piloto, donde múltiples emprendedores pueden poner a prueba sus ideas o innovaciones con casos reales que tenemos a lo largo del territorio nacional, lo que nos convierte en un buen lugar para chequear, probar, corregir, sacar conclusiones y consolidar un buen producto, y luego ir en ayuda a otros países.

Por otro lado, el sector público no se puede quedar atrás y es por eso que sus políticas deben ir dirigidas en poder conformar y ser líder a nivel mundial, en lo que respecta a ser un Estado Verde. Para lograr convertirnos en una nación más sustentable debemos tener cambios en la cultura dentro de las mismas instituciones públicas, tales como eliminar el uso de papel y agilizar algunos procesos. En este sentido, nuestro país se está consolidando en esta materia a nivel latinoamericano, pero le falta mucho recorrido en las regiones, y es ahí donde está el gran desafío.

Por lo mismo, lograr este objetivo conlleva una tremenda posibilidad de que nazcan más startups, no sólo en Santiago, sino que, en todos los lugares del país. Los grandes retos del nuevo gobierno será consolidar y buscar estímulos para que los emprendedores puedan tener más incentivos económicos u otras formas de financiamiento, y así los emprendedores puedan, desde poner en práctica sus desarrollos en pilotos, hasta darles asesoría o maneras más fáciles de escalar sus ideas hacia otros países y así evitar continuar perdiendo talento y buenas ideas.

Ver artículo

Fuente: País Circular, Miércoles 13 de Julio de 2022

TITULARES