Lunes, Mayo 27, 2024

Turquía, Irak, Qatar y Emiratos Árabes Unidos firman acuerdo para avanzar en una carretera comercial a través del golfo Pérsico

LA TERCERA – El ambicioso proyecto iraquí de construir una Carretera de Desarrollo de US$17 mil millones que podría rivalizar con la única ruta marítima internacional existente en la región a través del Canal de Suez, ha logrado un impulso significativo en las últimas semanas.

La visita del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a Irak, la primera en 13 años, resultó ser un empujón clave para esta ruta que conectaría el golfo Pérsico con Europa a través de Turquía, en medio de una estrecha colaboración entre Ankara y Bagdad.

Así, Irak, Turquía, Qatar y Emiratos Árabes Unidos firmaron recientemente un acuerdo preliminar en Bagdad para la cooperación conjunta en el proyecto. “Creo que mi visita y los acuerdos que acabamos de firmar constituirán un nuevo punto de inflexión en las relaciones entre Turquía e Irak”, dijo Erdogan.

A lo anterior se suma que hace unas semanas, explicó el portal The National, Irak firmó un acuerdo con Kuwait para establecer una ruta de telecomunicaciones junto con el Camino del Desarrollo hacia Europa. A primera vista, el acuerdo de telecomunicaciones proporcionará una conexión entre los Estados del Golfo y Europa, mientras que el corredor terrestre podría proporcionar un impulso económico muy necesario para la región.

Una vista aérea muestra el rompeolas del puerto occidental iraquí de Faw, incluido en el libro Guinness por ser el rompeolas más largo del mundo, en Ras al-Bisha, en Basora. Foto: Reuters

Anunciada el año pasado, la red de transporte transfronterizo tiene como objetivo conectar los países del golfo con Turquía a través de carreteras y ferrocarriles, que se extienden desde el puerto a través de las ciudades de Diwaniyah, Najaf, Karbala, Bagdad y Mosul hasta la frontera turca, con el objetivo de proporcionar acceso desde la frontera turca al puerto de Mersin y hacia Europa a través de Estambul por carretera.

La empresa italiana PEG Infrastructure es responsable del diseño de la ruta que recorrerá el proyecto, que entrará en Turquía vía Ovaköy después de Mosul.

El proyecto, que conectará el puerto de Grand Faw en Basora -que aspira ser el más grande Medio Oriente y actualmente está en construcción, estaría finalizado en 2025- con la frontera turca mediante un ferrocarril y carreteras de 1.200 kilómetros, abrirá una nueva puerta de entrada al comercio regional.

La Ruta del Desarrollo enfrenta la competencia de un corredor comercial establecido como la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI), el proyecto de infraestructura y comercio que conecta a China con 150 países del Sudeste Asiático, Asia Central, Rusia y Europa.

En la reunión del G20 de septiembre se firmó un acuerdo para formar el Corredor Económico India-Medio Oriente-Europa (Imec), con una ruta de conectividad respaldada por Estados Unidos desde India a Europa que apunta a impulsar el comercio y reducir los costos de transporte.

Una vez finalizado el proyecto, se estima que los envíos que actualmente tardan aproximadamente 45 días desde el Cabo de Buena Esperanza y alrededor de 35 días desde el mar Rojo podrían completarse en sólo 25 días.

El proyecto, que incorporará autopistas, ferrocarriles, líneas de transmisión de energía y comunicación, y cuya finalización está prevista en tres etapas previstas para 2028, 2033 y 2050, influirá en una vasta región desde Europa hasta los países del Golfo.

Trabajadores en el sitio del proyecto del puerto de Faw, provincia sureña de Basora, el 28 de agosto de 2017. Foto Reuters

En mayo del año pasado, Irak invitó a ministros y funcionarios de transporte del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), Irán, Turquía, Siria y Jordania a una conferencia de un día en Bagdad para mostrar el proyecto.

“Durante esa conferencia, sólo Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita parecían interesados y querían comprobar todos los detalles a través de sus consultas, principalmente sobre cuestiones técnicas y financieras”, dijo un funcionario del gobierno a The National.

Después de esa reunión, dijo, sólo Qatar y Emiratos Árabes Unidos permanecieron en contacto con la parte iraquí, enviaron sus delegaciones a Bagdad e invitaron a los iraquíes a mantener conversaciones.

“Fueron serios, a diferencia de otros, y especialmente después de ver importantes avances en los diseños del ferrocarril, la carretera y las pruebas del suelo”, dijo.

“Se celebraron reuniones durante el año pasado y Turquía desempeñó un papel a la hora de atraer a Emiratos Árabes Unidos y Qatar al proyecto”, añadió, sin dar detalles.

Se esperaba, indicó The National, que Arabia Saudita se uniera al proyecto, especialmente después de anunciar el año pasado planes para construir un ferrocarril desde el mar Rojo hasta el norte de Irak, entre otros planes.

El funcionario cree que la ausencia se debe a que Arabia Saudita se centra en proyectos colosales dentro del reino y quiere concentrarse en Imec. Dijo que otros países asiáticos han expresado su voluntad de unirse al proyecto, pero no dio detalles.

Irak confía en que la presencia de actores regionales clave (Turquía, Emiratos Árabes Unidos y Qatar) impulsará el proyecto, especialmente después de firmar un acuerdo con AD Ports para operar el puerto de Al Faw.

El proyecto busca marcar el inicio de la Ruta del Desarrollo desde donde los trenes de alta velocidad transportarán mercancías y pasajeros a velocidades de hasta 300 kilómetros por hora a través del país.

También están previstos centros logísticos y ciudades industriales para la red y podría incluir oleoductos y gasoductos.

Se estima que el proyecto Development Road podría generar ingresos anuales de 4.000 millones de dólares y al menos 100.000 puestos de trabajo.

Fuente: La Tercera, Miércoles 01 de Mayo de 2024

LA TERCERA – El ambicioso proyecto iraquí de construir una Carretera de Desarrollo de US$17 mil millones que podría rivalizar con la única ruta marítima internacional existente en la región a través del Canal de Suez, ha logrado un impulso significativo en las últimas semanas.

La visita del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a Irak, la primera en 13 años, resultó ser un empujón clave para esta ruta que conectaría el golfo Pérsico con Europa a través de Turquía, en medio de una estrecha colaboración entre Ankara y Bagdad.

Así, Irak, Turquía, Qatar y Emiratos Árabes Unidos firmaron recientemente un acuerdo preliminar en Bagdad para la cooperación conjunta en el proyecto. “Creo que mi visita y los acuerdos que acabamos de firmar constituirán un nuevo punto de inflexión en las relaciones entre Turquía e Irak”, dijo Erdogan.

A lo anterior se suma que hace unas semanas, explicó el portal The National, Irak firmó un acuerdo con Kuwait para establecer una ruta de telecomunicaciones junto con el Camino del Desarrollo hacia Europa. A primera vista, el acuerdo de telecomunicaciones proporcionará una conexión entre los Estados del Golfo y Europa, mientras que el corredor terrestre podría proporcionar un impulso económico muy necesario para la región.

Una vista aérea muestra el rompeolas del puerto occidental iraquí de Faw, incluido en el libro Guinness por ser el rompeolas más largo del mundo, en Ras al-Bisha, en Basora. Foto: Reuters

Anunciada el año pasado, la red de transporte transfronterizo tiene como objetivo conectar los países del golfo con Turquía a través de carreteras y ferrocarriles, que se extienden desde el puerto a través de las ciudades de Diwaniyah, Najaf, Karbala, Bagdad y Mosul hasta la frontera turca, con el objetivo de proporcionar acceso desde la frontera turca al puerto de Mersin y hacia Europa a través de Estambul por carretera.

La empresa italiana PEG Infrastructure es responsable del diseño de la ruta que recorrerá el proyecto, que entrará en Turquía vía Ovaköy después de Mosul.

El proyecto, que conectará el puerto de Grand Faw en Basora -que aspira ser el más grande Medio Oriente y actualmente está en construcción, estaría finalizado en 2025- con la frontera turca mediante un ferrocarril y carreteras de 1.200 kilómetros, abrirá una nueva puerta de entrada al comercio regional.

La Ruta del Desarrollo enfrenta la competencia de un corredor comercial establecido como la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI), el proyecto de infraestructura y comercio que conecta a China con 150 países del Sudeste Asiático, Asia Central, Rusia y Europa.

En la reunión del G20 de septiembre se firmó un acuerdo para formar el Corredor Económico India-Medio Oriente-Europa (Imec), con una ruta de conectividad respaldada por Estados Unidos desde India a Europa que apunta a impulsar el comercio y reducir los costos de transporte.

Una vez finalizado el proyecto, se estima que los envíos que actualmente tardan aproximadamente 45 días desde el Cabo de Buena Esperanza y alrededor de 35 días desde el mar Rojo podrían completarse en sólo 25 días.

El proyecto, que incorporará autopistas, ferrocarriles, líneas de transmisión de energía y comunicación, y cuya finalización está prevista en tres etapas previstas para 2028, 2033 y 2050, influirá en una vasta región desde Europa hasta los países del Golfo.

Trabajadores en el sitio del proyecto del puerto de Faw, provincia sureña de Basora, el 28 de agosto de 2017. Foto Reuters

En mayo del año pasado, Irak invitó a ministros y funcionarios de transporte del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), Irán, Turquía, Siria y Jordania a una conferencia de un día en Bagdad para mostrar el proyecto.

“Durante esa conferencia, sólo Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita parecían interesados y querían comprobar todos los detalles a través de sus consultas, principalmente sobre cuestiones técnicas y financieras”, dijo un funcionario del gobierno a The National.

Después de esa reunión, dijo, sólo Qatar y Emiratos Árabes Unidos permanecieron en contacto con la parte iraquí, enviaron sus delegaciones a Bagdad e invitaron a los iraquíes a mantener conversaciones.

“Fueron serios, a diferencia de otros, y especialmente después de ver importantes avances en los diseños del ferrocarril, la carretera y las pruebas del suelo”, dijo.

“Se celebraron reuniones durante el año pasado y Turquía desempeñó un papel a la hora de atraer a Emiratos Árabes Unidos y Qatar al proyecto”, añadió, sin dar detalles.

Se esperaba, indicó The National, que Arabia Saudita se uniera al proyecto, especialmente después de anunciar el año pasado planes para construir un ferrocarril desde el mar Rojo hasta el norte de Irak, entre otros planes.

El funcionario cree que la ausencia se debe a que Arabia Saudita se centra en proyectos colosales dentro del reino y quiere concentrarse en Imec. Dijo que otros países asiáticos han expresado su voluntad de unirse al proyecto, pero no dio detalles.

Irak confía en que la presencia de actores regionales clave (Turquía, Emiratos Árabes Unidos y Qatar) impulsará el proyecto, especialmente después de firmar un acuerdo con AD Ports para operar el puerto de Al Faw.

El proyecto busca marcar el inicio de la Ruta del Desarrollo desde donde los trenes de alta velocidad transportarán mercancías y pasajeros a velocidades de hasta 300 kilómetros por hora a través del país.

También están previstos centros logísticos y ciudades industriales para la red y podría incluir oleoductos y gasoductos.

Se estima que el proyecto Development Road podría generar ingresos anuales de 4.000 millones de dólares y al menos 100.000 puestos de trabajo.

Fuente: La Tercera, Miércoles 01 de Mayo de 2024

TITULARES