Martes, Agosto 16, 2022

¿Trenes para Chile? Sí. Por Juan Carlos Muñoz

LA TERCERA – Este domingo se celebró el día del Medio Ambiente y el Presidente Boric junto con la ministra Rojas anunciaron que, desde ahora, la lucha contra el cambio climático es una política de Estado. Nuestros sistemas de transporte son grandes contribuyentes en gases efecto invernadero. Así, los modos bajos en emisiones por viaje son prioritarios para enfrentar posiblemente el mayor desafío al que nos enfrentemos como humanidad. Esta es una de las razones de por qué Chile necesita trenes, y por qué como gobierno trabajaremos para dárselos.

Con emisiones un 80% inferiores a las de un auto por pasajero transportado, el tren es el medio de transporte más amigable con el medio ambiente, después de la bicicleta y la caminata. Este dato resulta gravitante si consideramos que desde 1990 a 2018 la contaminación de este sector creció a una tasa anual del 7%, llegando a concentrar el 23% de las emisiones totales de Chile.

Pero el tren tiene otras bondades. No solo ofrece una movilidad rápida y confiable. Cuando estos atributos captan viajes desde los modos camineros, su impacto en la descongestión es considerable. Es decir, no solo beneficia a quienes optan por viajar en él, sino también a quienes siguen desplazándose por carreteras que ven vías más despejadas. A modo de ejemplo, para trasladar mil personas por una autopista se necesitan entre 250 y 1000 autos, o alrededor de 15 buses o un tren de ocho vagones. Estos datos evidencian el aporte a la sustentabilidad y su potencial de cara a la congestión. Esta ilustración está lejos de ser teórica. Basta tomar uno de los trenes que diariamente usan miles de personas para viajar entre Santiago y Rancagua o entre Limache y Valparaíso y experimentar esta eficiencia y conveniencia. Quienes optan por este tipo de servicios en periodos punta avanzan más rápido que los automovilistas lo que les permite ganar tiempo para actividades sociales, recreativas y laborales. Lo propio es posible indicar del costo del tren en las cadenas logísticas que concentran grandes volúmenes de carga.

A estos beneficios es importante agregar que viajar en tren es mucho más seguro que hacerlo por carretera, lo que para un país como el nuestro -dónde anualmente unas 2000 personas mueren en siniestros viales- es tremendamente relevante. Es más, Chile se ubica entre los 3 países con más fallecidos por esta causa de la OCDE, muriendo 3,5 veces más personas por millón de habitantes que en Noruega, Suecia, Reino Unido, Irlanda o Dinamarca.

La lista de beneficios sociales es larga, pero lo central ya está dicho: impulsaremos un plan de desarrollo ferroviario que Chile necesita. Esto promoverá más sustentabilidad, seguridad, calidad de vida y crecimiento económico. En el centro de nuestro plan está uno de los proyectos más anhelados y largamente esperados: el tren Valparaíso – Santiago. El objetivo es comenzar su construcción lo antes posible y para ello, en conjunto con el Ministerio de Obras Públicas, hemos acelerado el análisis de los trazados disponibles, a la vez de levantar otras alternativas que se sumen al conjunto de opciones. A fin de año pretendemos elegir el proyecto que genere el mayor beneficio para el país.

Asimismo, durante el periodo 2022 – 2026 comenzaremos a construir u operar nuevos servicios que unirán Temuco con Padre Las Casas, Valparaíso con Quillota y La Calera, Melipilla con Estación Central y Batuco con Quinta Normal. Además, se habilitará la ejecución de obras que mejorarán los tiempos y el estándar de comodidad de servicios urbanos, suburbanos e interregionales de Metro de Valparaíso, Biotrén, Nos, Rancagua, Talca – Constitución y Chillán.

Menores emisiones y congestión, mayor desarrollo económico, descentralización e integración territorial, además de disminución de las muertes por siniestros viales y traslados más eficientes, son parte de los beneficios que buscamos conseguir. Consideramos imperativo transformar este sueño tan compartido y ambicioso en realidad.

Por Juan Carlos Muñoz, ministros de Transportes y Telecomunicaciones.

Fuente: La Tercera, Viernes 10 de Junio de 2022

LA TERCERA – Este domingo se celebró el día del Medio Ambiente y el Presidente Boric junto con la ministra Rojas anunciaron que, desde ahora, la lucha contra el cambio climático es una política de Estado. Nuestros sistemas de transporte son grandes contribuyentes en gases efecto invernadero. Así, los modos bajos en emisiones por viaje son prioritarios para enfrentar posiblemente el mayor desafío al que nos enfrentemos como humanidad. Esta es una de las razones de por qué Chile necesita trenes, y por qué como gobierno trabajaremos para dárselos.

Con emisiones un 80% inferiores a las de un auto por pasajero transportado, el tren es el medio de transporte más amigable con el medio ambiente, después de la bicicleta y la caminata. Este dato resulta gravitante si consideramos que desde 1990 a 2018 la contaminación de este sector creció a una tasa anual del 7%, llegando a concentrar el 23% de las emisiones totales de Chile.

Pero el tren tiene otras bondades. No solo ofrece una movilidad rápida y confiable. Cuando estos atributos captan viajes desde los modos camineros, su impacto en la descongestión es considerable. Es decir, no solo beneficia a quienes optan por viajar en él, sino también a quienes siguen desplazándose por carreteras que ven vías más despejadas. A modo de ejemplo, para trasladar mil personas por una autopista se necesitan entre 250 y 1000 autos, o alrededor de 15 buses o un tren de ocho vagones. Estos datos evidencian el aporte a la sustentabilidad y su potencial de cara a la congestión. Esta ilustración está lejos de ser teórica. Basta tomar uno de los trenes que diariamente usan miles de personas para viajar entre Santiago y Rancagua o entre Limache y Valparaíso y experimentar esta eficiencia y conveniencia. Quienes optan por este tipo de servicios en periodos punta avanzan más rápido que los automovilistas lo que les permite ganar tiempo para actividades sociales, recreativas y laborales. Lo propio es posible indicar del costo del tren en las cadenas logísticas que concentran grandes volúmenes de carga.

A estos beneficios es importante agregar que viajar en tren es mucho más seguro que hacerlo por carretera, lo que para un país como el nuestro -dónde anualmente unas 2000 personas mueren en siniestros viales- es tremendamente relevante. Es más, Chile se ubica entre los 3 países con más fallecidos por esta causa de la OCDE, muriendo 3,5 veces más personas por millón de habitantes que en Noruega, Suecia, Reino Unido, Irlanda o Dinamarca.

La lista de beneficios sociales es larga, pero lo central ya está dicho: impulsaremos un plan de desarrollo ferroviario que Chile necesita. Esto promoverá más sustentabilidad, seguridad, calidad de vida y crecimiento económico. En el centro de nuestro plan está uno de los proyectos más anhelados y largamente esperados: el tren Valparaíso – Santiago. El objetivo es comenzar su construcción lo antes posible y para ello, en conjunto con el Ministerio de Obras Públicas, hemos acelerado el análisis de los trazados disponibles, a la vez de levantar otras alternativas que se sumen al conjunto de opciones. A fin de año pretendemos elegir el proyecto que genere el mayor beneficio para el país.

Asimismo, durante el periodo 2022 – 2026 comenzaremos a construir u operar nuevos servicios que unirán Temuco con Padre Las Casas, Valparaíso con Quillota y La Calera, Melipilla con Estación Central y Batuco con Quinta Normal. Además, se habilitará la ejecución de obras que mejorarán los tiempos y el estándar de comodidad de servicios urbanos, suburbanos e interregionales de Metro de Valparaíso, Biotrén, Nos, Rancagua, Talca – Constitución y Chillán.

Menores emisiones y congestión, mayor desarrollo económico, descentralización e integración territorial, además de disminución de las muertes por siniestros viales y traslados más eficientes, son parte de los beneficios que buscamos conseguir. Consideramos imperativo transformar este sueño tan compartido y ambicioso en realidad.

Por Juan Carlos Muñoz, ministros de Transportes y Telecomunicaciones.

Fuente: La Tercera, Viernes 10 de Junio de 2022

TITULARES

X