Miércoles, Julio 28, 2021

Transporte de camiones siente el impacto de menores importaciones y exportaciones

PULSO – Atrás quedaron los días de flujo continuo de los camiones. Barreras y cordones sanitarios, toma de temperatura, sanitización de cabinas, guantes, alcohol gel y mascarillas son la nueva realidad que enfrentan los choferes para movilizarse producto de la crisis sanitaria. Saben que su funcionamiento es vital para el país, por lo que están tomando todas las exigentes medidas que el Ministerio de Salud les instruyó.

Actualmente, hay un 20% de menor funcionamiento de los camiones a lo largo de Chile, aseguró el presidente nacional de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones (CNDC), Juan Araya. Las principales bajas, explicó, se están produciendo en las industrias de importación y de exportación como la madera, celulosa y cobre. No así, se ha producido un alza importante en el transporte de alimentos, pues la demanda ha crecido en los supermercados, destacando un aumento importante de desplazamiento de trigo a los molinos. “Si se paran los camiones se para el país”, dijo Araya, agregando que lo anterior no está en los planes. “El gobierno nos ha apoyado en todo el libre tránsito de los camiones. El único compromiso que no ha cumplido, es que iban a hacer una campaña de vacunación a los conductores, porque los choferes andan muy expuestos”, manifestó el presidente de la CNDC.

Una mirada similar es la de Sotraser -compañía ligada a Grupo Bethia- que cuenta con más de 700 camiones a lo largo del país. Su gerente general, Jaime Cuevas, explicó que el impacto para las empresas de transporte depende en mayor medida de los contratos y productos que transportaba antes de la llegada del Covid-19.

“En nuestro caso, el funcionamiento de la empresa ha estado respecto a un mes normal en un 90%; hay sectores donde se ha mantenido o crecido la demanda de servicios tales como alimentos, energía, insumos médicos (relacionada con actividades esenciales) y otras donde se ha desplomado en forma significativa como el retail y construcción”, sostuvo Cuevas.

Para lo que queda del año aún no hay seguridad de cómo será el funcionamiento, pues dependerá de los factores externos a Sotracer. “La proyección de la actividad estará relacionada con las medidas que tome la autoridad sanitaria que afecten a los distintos rubros de la economía, así como también por las decisiones particulares que tomen los clientes para el manejo de la contingencia, por lo anterior es complejo proyectar de aquí a fin de año”, señaló su gerente general.

Uno de los escenarios más complejos para el tránsito de camiones es la Ruta 160, que conecta Concepción con los puertos y con la provincia de Arauco. Esto, porque las comunas San Pedro de la Paz y Hualpén están con cordón sanitario, por lo que diariamente se forman tráficos de vehículos que pueden estar detenidos durante horas.

“Es el mayor dolor de cabeza producto al cordón sanitario en la Ruta 160. Esto ha provocado un desgaste bastante grande de los conductores y también retrasa mucho el funcionamiento”, sinceró el empresario camionero, Germán Faúndez. Agregó que el menor movimiento que se ha visto en la zona sur es en la industria forestal y en exportación. “Todos tenemos la incertidumbre de lo que pasará este año, no sabemos qué se viene. Esperamos que la economía empiece a repuntar. Más adelante vendrán tiempos que serán mejores, creo que el país va a salir muy luego de esta crisis, se están haciendo bien las cosas”, sostuvo Faúndez.

Así, proyectó que si la crisis sanitaria se prolonga más tiempo, la situación de la industria de carga podría empeorar bastante y alcanzar al 50% de menor demanda en el país.

Flujo interurbano

Las cifras sobre los flujos interurbanos de marzo siguen la línea que señalaron los expertos, pues el tránsito de camiones tuvo una importante baja en comparación al mismo mes del año anterior. En la ruta Melipilla, por ejemplo, el flujo de camiones -de dos ejes o más- bajó 18% en la tercera semana de marzo, mientras que en la de Angostura 9,9%, comparando con el mismo período de 2019. En la cuarta semana de marzo la baja fue de 24% en la ruta de Melipilla, de 11,4% en la de Angostura y 10,9% en la de Lampa.

Ver artículo

Fuente: Pulso, 21 de abril de 2020

PULSO – Atrás quedaron los días de flujo continuo de los camiones. Barreras y cordones sanitarios, toma de temperatura, sanitización de cabinas, guantes, alcohol gel y mascarillas son la nueva realidad que enfrentan los choferes para movilizarse producto de la crisis sanitaria. Saben que su funcionamiento es vital para el país, por lo que están tomando todas las exigentes medidas que el Ministerio de Salud les instruyó.

Actualmente, hay un 20% de menor funcionamiento de los camiones a lo largo de Chile, aseguró el presidente nacional de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones (CNDC), Juan Araya. Las principales bajas, explicó, se están produciendo en las industrias de importación y de exportación como la madera, celulosa y cobre. No así, se ha producido un alza importante en el transporte de alimentos, pues la demanda ha crecido en los supermercados, destacando un aumento importante de desplazamiento de trigo a los molinos. “Si se paran los camiones se para el país”, dijo Araya, agregando que lo anterior no está en los planes. “El gobierno nos ha apoyado en todo el libre tránsito de los camiones. El único compromiso que no ha cumplido, es que iban a hacer una campaña de vacunación a los conductores, porque los choferes andan muy expuestos”, manifestó el presidente de la CNDC.

Una mirada similar es la de Sotraser -compañía ligada a Grupo Bethia- que cuenta con más de 700 camiones a lo largo del país. Su gerente general, Jaime Cuevas, explicó que el impacto para las empresas de transporte depende en mayor medida de los contratos y productos que transportaba antes de la llegada del Covid-19.

“En nuestro caso, el funcionamiento de la empresa ha estado respecto a un mes normal en un 90%; hay sectores donde se ha mantenido o crecido la demanda de servicios tales como alimentos, energía, insumos médicos (relacionada con actividades esenciales) y otras donde se ha desplomado en forma significativa como el retail y construcción”, sostuvo Cuevas.

Para lo que queda del año aún no hay seguridad de cómo será el funcionamiento, pues dependerá de los factores externos a Sotracer. “La proyección de la actividad estará relacionada con las medidas que tome la autoridad sanitaria que afecten a los distintos rubros de la economía, así como también por las decisiones particulares que tomen los clientes para el manejo de la contingencia, por lo anterior es complejo proyectar de aquí a fin de año”, señaló su gerente general.

Uno de los escenarios más complejos para el tránsito de camiones es la Ruta 160, que conecta Concepción con los puertos y con la provincia de Arauco. Esto, porque las comunas San Pedro de la Paz y Hualpén están con cordón sanitario, por lo que diariamente se forman tráficos de vehículos que pueden estar detenidos durante horas.

“Es el mayor dolor de cabeza producto al cordón sanitario en la Ruta 160. Esto ha provocado un desgaste bastante grande de los conductores y también retrasa mucho el funcionamiento”, sinceró el empresario camionero, Germán Faúndez. Agregó que el menor movimiento que se ha visto en la zona sur es en la industria forestal y en exportación. “Todos tenemos la incertidumbre de lo que pasará este año, no sabemos qué se viene. Esperamos que la economía empiece a repuntar. Más adelante vendrán tiempos que serán mejores, creo que el país va a salir muy luego de esta crisis, se están haciendo bien las cosas”, sostuvo Faúndez.

Así, proyectó que si la crisis sanitaria se prolonga más tiempo, la situación de la industria de carga podría empeorar bastante y alcanzar al 50% de menor demanda en el país.

Flujo interurbano

Las cifras sobre los flujos interurbanos de marzo siguen la línea que señalaron los expertos, pues el tránsito de camiones tuvo una importante baja en comparación al mismo mes del año anterior. En la ruta Melipilla, por ejemplo, el flujo de camiones -de dos ejes o más- bajó 18% en la tercera semana de marzo, mientras que en la de Angostura 9,9%, comparando con el mismo período de 2019. En la cuarta semana de marzo la baja fue de 24% en la ruta de Melipilla, de 11,4% en la de Angostura y 10,9% en la de Lampa.

Ver artículo

Fuente: Pulso, 21 de abril de 2020

TITULARES

X