Domingo, Mayo 26, 2024

Transantiago: retiran bases de licitación y expertos ven retraso en mejoras del sistema

EL MERCURIO – En total, 102 días estuvieron en la Contraloría General de la República las bases de licitación para el proveedor de flota del Transantiago. Y ayer, el Gobierno las retiró para hacerles los cambios solicitados por la institución.
El documento corresponde a la primera parte del proceso, ya que todavía se deben enviar las bases de operación de vías y las de servicios complementarios.
Según Fernando Saka, director del Transporte Público Metropolitano (DTPM), a fines de la semana pasada la Contraloría les indicó los cambios necesarios para la toma de razón: “Vimos una buena apreciación de la Contraloría y los comentarios son de forma y no de fondo. El modelo no está en cuestionamiento, sino más bien cosas de redacción o puntos en los que quieren tener más información”.
Añade que en un plazo de 10 días hábiles ingresarán nuevamente el documento y que lo ocurrido “es un proceso administrativo regular para los ajustes necesarios”.
El año pasado, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, anunció que para la redacción de las bases se trabajaría en conjunto con el ente contralor, “de manera de ‘preconversar’ con ellos antes de cerrar el texto”.
Sobre lo anterior, Saka plantea que los elementos a corregir se pueden subsanar con rapidez y que la dificultad sería si fueran cosas de fondo. “Pero que en este caso el trabajo realizado en conjunto nos dio la tranquilidad de que el reingreso será simple”.
Trámite
Las dificultades para cambiar de manera definitiva al sistema Transantiago, que opera desde 2007, no son nuevas. En 2015, el entonces ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo, inició el proceso de licitación y dos años después su sucesora, Paola Tapia, lo consolidó con el ingreso de los documentos a la Contraloría.
En esa fase, la tramitación se topó con complejidades que se tradujeron en el retiro y reingreso, más de una vez, de las bases.
Luego de la toma de razón, el concurso se vería paralizado por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) en enero del año pasado, y después con la cancelación definitiva tras la llegada del nuevo gobierno.
Respecto del nuevo retiro, la exministra Tapia, quien es hoy decana de Derecho de la U. Central, afirma que “esto es solo una parte; está pendiente aún lo de vías. Y si esto, que era supuestamente lo más simple, sufre estos traspiés, sin lugar a dudas será más complejo lo que sucederá con lo de vías”.
Postergación
Carlos Melo, exsubsecretario de Transportes y académico de Ingeniería de la U. San Sebastián, apunta a que “el retraso repercute en la renovación de la flota que se posterga, y en los costos, porque no se somete a un proceso competitivo donde se pueda asegurar que los operadores son la mejor oferta”.
Para Álvaro Miranda, académico de Ingeniería de la U. Tecnológica Metropolitana, “esto lleva meses conversándose; por lo tanto, resulta preocupante que a estas alturas se sigan encontrando errores. Lo único que provoca es la continuidad de un sistema que necesita de la licitación para mejorar sus estándares”.
Alejandro Torres, académico de Ingeniería de la U. Central, dice que “si las observaciones son para mejorar el transporte, entonces van en una buena línea, que es cambiar lo necesario para tener un buen sistema”.

“El jueves y el viernes tuvimos dos largas reuniones con la Contraloría, donde se establecieron comentarios de forma y no de fondo sobre las bases”
Fernando Saka
Director del Transporte Público
“Si esto, que era supuestamente lo más simple, sufre estos traspiés, sin lugar a dudas será más complejo lo que sucederá con la operación”
Paola Tapia
Exministra de Transportes

Fuente: El Mercurio, Miércoles 10 de Julio de 2019

EL MERCURIO – En total, 102 días estuvieron en la Contraloría General de la República las bases de licitación para el proveedor de flota del Transantiago. Y ayer, el Gobierno las retiró para hacerles los cambios solicitados por la institución.
El documento corresponde a la primera parte del proceso, ya que todavía se deben enviar las bases de operación de vías y las de servicios complementarios.
Según Fernando Saka, director del Transporte Público Metropolitano (DTPM), a fines de la semana pasada la Contraloría les indicó los cambios necesarios para la toma de razón: “Vimos una buena apreciación de la Contraloría y los comentarios son de forma y no de fondo. El modelo no está en cuestionamiento, sino más bien cosas de redacción o puntos en los que quieren tener más información”.
Añade que en un plazo de 10 días hábiles ingresarán nuevamente el documento y que lo ocurrido “es un proceso administrativo regular para los ajustes necesarios”.
El año pasado, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, anunció que para la redacción de las bases se trabajaría en conjunto con el ente contralor, “de manera de ‘preconversar’ con ellos antes de cerrar el texto”.
Sobre lo anterior, Saka plantea que los elementos a corregir se pueden subsanar con rapidez y que la dificultad sería si fueran cosas de fondo. “Pero que en este caso el trabajo realizado en conjunto nos dio la tranquilidad de que el reingreso será simple”.
Trámite
Las dificultades para cambiar de manera definitiva al sistema Transantiago, que opera desde 2007, no son nuevas. En 2015, el entonces ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo, inició el proceso de licitación y dos años después su sucesora, Paola Tapia, lo consolidó con el ingreso de los documentos a la Contraloría.
En esa fase, la tramitación se topó con complejidades que se tradujeron en el retiro y reingreso, más de una vez, de las bases.
Luego de la toma de razón, el concurso se vería paralizado por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) en enero del año pasado, y después con la cancelación definitiva tras la llegada del nuevo gobierno.
Respecto del nuevo retiro, la exministra Tapia, quien es hoy decana de Derecho de la U. Central, afirma que “esto es solo una parte; está pendiente aún lo de vías. Y si esto, que era supuestamente lo más simple, sufre estos traspiés, sin lugar a dudas será más complejo lo que sucederá con lo de vías”.
Postergación
Carlos Melo, exsubsecretario de Transportes y académico de Ingeniería de la U. San Sebastián, apunta a que “el retraso repercute en la renovación de la flota que se posterga, y en los costos, porque no se somete a un proceso competitivo donde se pueda asegurar que los operadores son la mejor oferta”.
Para Álvaro Miranda, académico de Ingeniería de la U. Tecnológica Metropolitana, “esto lleva meses conversándose; por lo tanto, resulta preocupante que a estas alturas se sigan encontrando errores. Lo único que provoca es la continuidad de un sistema que necesita de la licitación para mejorar sus estándares”.
Alejandro Torres, académico de Ingeniería de la U. Central, dice que “si las observaciones son para mejorar el transporte, entonces van en una buena línea, que es cambiar lo necesario para tener un buen sistema”.

“El jueves y el viernes tuvimos dos largas reuniones con la Contraloría, donde se establecieron comentarios de forma y no de fondo sobre las bases”
Fernando Saka
Director del Transporte Público
“Si esto, que era supuestamente lo más simple, sufre estos traspiés, sin lugar a dudas será más complejo lo que sucederá con la operación”
Paola Tapia
Exministra de Transportes

Fuente: El Mercurio, Miércoles 10 de Julio de 2019

TITULARES