Miércoles, Mayo 5, 2021

Transantiago: gobierno negocia extensión de contratos y compra de buses eléctricos

LA TERCERA – El Ministerio de Transportes comenzó a negociar la extensión de contratos con dos de las principales empresas operadoras del Transantiago, cuyas concesiones se terminan en mayo próximo. Para el gobierno es clave llegar pronto a un acuerdo con las firmas, pues al dejar desierta la licitación que pretendía renovar la flota y la forma de pago, tiene como único camino llegar a un convenio con las compañías STP y Redbus, dos de las siete existentes, para que sigan operando.

Según fuentes de la industria, en las reuniones realizadas este mes, el gobierno y los privados han abordado que la extensión de contratos sería de al menos un año.

Esto se justifica porque en ese período ya se podría haber realizado la nueva licitación del sistema, con la llegada de nuevas empresas.

En la industria se explicó que el gobierno, aprovechando esta instancia, pidió que las compañías entreguen una propuesta sobre el costo que tendría para ellas comprar nuevos buses eléctricos y de alto estándar, meta planteada por el Presidente Sebastián Piñera.

Este punto se incluiría en la renovación de contratos a través del denominado “contrato de provisión”, es decir, la empresa se compromete a pagar a los proveedores con el aval del Estado. En paralelo, las empresas fabricantes de este tipo de vehículos eléctricos, como ByD, presentaron el detalle de los plazos de llegada de los buses a Chile al subsecretario José Luis Domínguez, el 27 de marzo pasado. Se le informó que pueden ser importados en seis meses.

Carlos Melo, exsubsecretario de Transportes y académico del área de la U. Diego Portales, dice que hay que analizar el escenario presupuestario. “Se debe determinar cuánto se pagará a las empresas por la extensión por un año de operación. Además, no se conoce el valor de los buses, los que tendrán un precio más alto que si se hubieran adquirido a través de una licitación”.

El investigador de Libertad y Desarrollo, Rodrigo Troncoso, añade que se usarán los recursos del sistema, los que serían pagados mediante un aumento del pago por pasajero transportado, el que se acuerda con cada empresa. También se realizará una negociación para la renovación de buses con Alsacia (cuyo contrato vence en octubre).

Según los expertos, esta última es una de las conversaciones más complejas, pues ambas partes están enfrentadas en la justicia en diversos casos.

Eduardo Castro, director del Transporte Público Metropolitano, señaló que se han reunido con las empresas “para seguir analizando los aspectos contractuales y cómo se ejecutarán durante lo que queda del año”. Añadió que se están estudiando “las herramientas de la normativa vigente para generar un calce en el nuevo proceso de licitación y así permitir que todas las unidades de servicio se sumen a las nuevas condiciones contractuales y operacionales que regirán a partir de 2019”.

Ver artículo

Fuente: La Tercera, Martes 17 de abril de 2018

LA TERCERA – El Ministerio de Transportes comenzó a negociar la extensión de contratos con dos de las principales empresas operadoras del Transantiago, cuyas concesiones se terminan en mayo próximo. Para el gobierno es clave llegar pronto a un acuerdo con las firmas, pues al dejar desierta la licitación que pretendía renovar la flota y la forma de pago, tiene como único camino llegar a un convenio con las compañías STP y Redbus, dos de las siete existentes, para que sigan operando.

Según fuentes de la industria, en las reuniones realizadas este mes, el gobierno y los privados han abordado que la extensión de contratos sería de al menos un año.

Esto se justifica porque en ese período ya se podría haber realizado la nueva licitación del sistema, con la llegada de nuevas empresas.

En la industria se explicó que el gobierno, aprovechando esta instancia, pidió que las compañías entreguen una propuesta sobre el costo que tendría para ellas comprar nuevos buses eléctricos y de alto estándar, meta planteada por el Presidente Sebastián Piñera.

Este punto se incluiría en la renovación de contratos a través del denominado “contrato de provisión”, es decir, la empresa se compromete a pagar a los proveedores con el aval del Estado. En paralelo, las empresas fabricantes de este tipo de vehículos eléctricos, como ByD, presentaron el detalle de los plazos de llegada de los buses a Chile al subsecretario José Luis Domínguez, el 27 de marzo pasado. Se le informó que pueden ser importados en seis meses.

Carlos Melo, exsubsecretario de Transportes y académico del área de la U. Diego Portales, dice que hay que analizar el escenario presupuestario. “Se debe determinar cuánto se pagará a las empresas por la extensión por un año de operación. Además, no se conoce el valor de los buses, los que tendrán un precio más alto que si se hubieran adquirido a través de una licitación”.

El investigador de Libertad y Desarrollo, Rodrigo Troncoso, añade que se usarán los recursos del sistema, los que serían pagados mediante un aumento del pago por pasajero transportado, el que se acuerda con cada empresa. También se realizará una negociación para la renovación de buses con Alsacia (cuyo contrato vence en octubre).

Según los expertos, esta última es una de las conversaciones más complejas, pues ambas partes están enfrentadas en la justicia en diversos casos.

Eduardo Castro, director del Transporte Público Metropolitano, señaló que se han reunido con las empresas “para seguir analizando los aspectos contractuales y cómo se ejecutarán durante lo que queda del año”. Añadió que se están estudiando “las herramientas de la normativa vigente para generar un calce en el nuevo proceso de licitación y así permitir que todas las unidades de servicio se sumen a las nuevas condiciones contractuales y operacionales que regirán a partir de 2019”.

Ver artículo

Fuente: La Tercera, Martes 17 de abril de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X