Lunes, Mayo 20, 2024

Telefónicas respaldan fijación de límites variables de espectro resuelta por el Tribunal de la Libre Competencia

DIARIO FINANCIERO – “Recoge la política de competencia propuesta por Subtel, en orden a establecer límites máximos dinámicos por macro banda y que se definen en términos porcentuales”, sostuvo Pamela Gidi
Humo blanco salió ayer desde el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) respecto a los nuevos límites de espectro que regirán en el mercado de las telecomunicaciones.
Luego que el año pasado se abriera una consulta para abordar el tema -tras un fallo de la Corte Suprema-, el TDLC tomó en gran medida la última propuesta presentada por la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) respecto a los límites de espectro que puede tener cada operador.
Así, definió límites flexibles para cuatro de las cinco macrobandas que existen –bajas, medias-bajas, medias y altas-, dejando solo las frecuencias medias-altas sin límites, dado que carece de características para servicios de telecomunicaciones.
La subsecretaria de la cartera, Pamela Gidi, celebró la resolución del TDLC, ya que afirma que “recoge la política de competencia propuesta por la Subtel, en orden a establecer límites máximos dinámicos por macro banda y que se definen en términos porcentuales”.
Además, explica la autoridad, los rangos de límites de espectro aprobados por el tribunal, se encuentran dentro de los márgenes que habían sido propuestos por su cartera, pues apuntan a fortalcer el rol de un cuarto competidor en la industria.
Las nuevas reglas
El documento del TDLC establece un límite de espectro sin condiciones especiales para dos macrobandas: las bajas y medias-bajas. En la primera de ellas, que son inferiores a 1 GHz -como la 700 MHz, que sirvió para montar el 4G-, la autoridad podrá distribuir un techo de tenencia de 35% por operador como máximo, lo que reemplaza al límite de 50 MHz actuales.
En las medias-bajas, que van desde 1 GHz a los 3 GHz, el porcentaje baja a 30% por empresa, siendo el tope actual de 60 MHz.
Además, para las bandas altas y medias se fijaron condiciones para que los concursos para entregar concesiones estén sujetas a requerimientos especiales, lo que en definitiva busca garantizar la participación de cuatro actores en el mercado.
En la macrobanda media –que va entre 3 GHz y 8 GHz-, se obliga a Subtel a no subastar en el corto plazo bloques inferiores a 40 MHz por operador, de modo de permitir la operación de dos actores.
Para el mediano plazo, la Subtel debe hacer uso de sus facultades de reordenamiento para velar porque cada actor no tenga más del 30% para esta macrobanda, debiendo tener cada operador un mínimo de 80 MHz contiguos.
Respecto de la macrobanda alta –con una potencia superior a 24 GHz-, es la única que no tiene ningún operador a nivel nacional. En esta se establece que en primera instancia la autoridad sectorial deberá asegurar la adjudicación de bloques contiguos que, en suma, no sean inferiores a 400 MHz. Ello también permitirá la existencia de al menos dos operadores.
En el mediano plazo, la Subtel deberá velar porque existan al menos cuatro operadores con un mínimo de MHz cada uno en esa macrobanda, para después regir un máximo de 25% por operador.
Positiva señal
En general, la industria tuvo una reacción favorable a la resolución del TDLC, pese a que manifestaron que aún el documento está bajo análisis.
Desde Wom explicaron que son “optimistas” respecto a los resultados del fallo de la Corte Suprema, ya que ha despejado el proceso de la distribución de espectro. Además, se trata de “un buen avance para el despliegue del 5G”., señalaron
“Estamos a la espera de que se dé inicio prontamente a la nueva licitación, de la que hemos manifestado nuestro interés en participar, en línea con nuestro planes de crecimiento e inversión en el país”, sostuvo el operador. La firma ligada al Grupo Novator es la gran beneficiada por la resolución, pues el escrito explicita su intención de introducir un cuarto operador, y Wom podrá apostar en todas las bandas, siendo la 3,5 GHz la más apetecida del mercado.
En el caso de Entel, también aplaudieron los resultados de la consulta.
“Que se hayan fijado límites flexibles en términos porcentuales, que consideran su adecuación en función del avance tecnológico y regulatorio, entregan una señal positiva para las importantes inversiones que debemos realizar”, dijo el gerente de Regulación y Asuntos Corporativos, Manuel Araya.
Aún así, la firma nacional es el único actor que no podrá apostar por los bloques de la banda 3,5 GHz, ya que tienen 80 MHz, el tope en esta frecuencia.
Claro, en cambio, prefirió no referirse al tema. Aún así, expertos del sector dijeron que con la renuncia a los 20 MHz de su concesión en la banda 3,5 GHz , ellos podrían entrar a apostar por uno de los bloques en dicha frecuencia para la próxima licitación, pues tendrían un tope de 70 MHz. Esta cifra queda debajo del techo resuelto por el TDLC.
Un caso similar es Movistar, firma española que tiene 50 MHz en la banda 3,5 GHz, sin embargo, se trata de concesiones regionales.
Efectos en el mercado
Entre los comentarios favorables a la resolución, algunas firmas de la industria dieron su visto bueno porque valida el ordenamiento actual respecto de la tenencia de bandas que tienen las empresas, por lo que no debería implicar nuevos desprendimientos por parte de los principales actores.
Una segunda ventaja de la resolución es que es pro competitiva y cercana a la posición que promovió la Subtel, pues la autoridad postuló hacer para el próximo concurso un mix de cuatro bandas.
Además, el TDLC señaló en su escrito que “tal como solicita la Subtel en su consulta, el ajuste de los límites propuestos debe ser objeto de una transición paulatina (…) De esta manera los operadores móviles que excedan cualquiera de los límites previamente fijados podrán participar de dichos concursos, pero después de adecuar su tenencia a ellos”.
Además, con los espacios que quedan libres y considerando la futura licitación para el 5G, dos de las bandas del protafolio tienen condiciones especiales para garantizar un mercado con cuatro operadores, lo que beneficiaría especialmente a Wom, que es la empresa que menos espectro tiene, con 60 MHz en la banda 2,1 GHz.
La Subtel reconoció en la consulta que presentaron al TDLC que el actual techo de espectro definido casi una década atrás (2009) responde a un mercado muy distinto al actual. “Desde ese periodo cambió el comportamiento de los usuarios. El uso de la voz fue progresivamente perdiendo relevancia frente al alza del consumo de datos, dibujando un sector bastante diferente al de 2009”, dijo la Subtel en su informe.
Sin embargo, Mario Bravo, socio del Estudio Bravo y representante de Conadecus, manifestó sus reparos a la resolución del TDLC. Esto porque a su juicio, Wom , VTR y Netline podrían presentar reclamos ya que no se ajusta a lo que pidieron al tribunal. “Es probable que esto llegue a la Suprema”, dijo.
En los alegatos de mayo, la entidad impulsó la tesis de que los límites variables debían ser en torno al 20% para asegurar un entorno competitivo.
Las empresas tienen 10 días hábiles para hacer sus descargos. De no haber reclamos, la nueva fórmula comenzará a regir con la licitación para el 5G que el gobierno pretende realizar a principios de 2020.

Equipos asesores tras consulta de Subtel

El 3 de octubre de 2018 la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) dio inicio a una consulta por los límites de espectro, para dar cumplimiento al fallo de la Corte Suprema. Durante este proceso se conformaron varios equipos, siendo seis los más relevantes.
Por el gobierno, lo encabezó Andrés Fuchs, exrelator y abogado de la FNE. Para respaldar a Claro Chile, se contó con Julio Pellegrini y Pedro Rencoret, socios de Estudio Pellegrini & Cía. En el caso de Entel, estuvo a la cabeza Cristóbal Eyzaguirre y José Miguel Huerta, de Claro & Cia. Movistar, tuvo al frente al experto Javier Velozo, de Velozo y Contreras. Wom fue representada por Lorena Pavic, de Carey, y de VTR estuvo a cargo Nicole Nehme, socia de Ferrada Nehme. A su vez, Conadecus recurrió al equipo legal de Mario Bravo, socio de Estudio Bravo.

Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Viernes 06 de Diciembre de 2019

DIARIO FINANCIERO – “Recoge la política de competencia propuesta por Subtel, en orden a establecer límites máximos dinámicos por macro banda y que se definen en términos porcentuales”, sostuvo Pamela Gidi
Humo blanco salió ayer desde el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) respecto a los nuevos límites de espectro que regirán en el mercado de las telecomunicaciones.
Luego que el año pasado se abriera una consulta para abordar el tema -tras un fallo de la Corte Suprema-, el TDLC tomó en gran medida la última propuesta presentada por la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) respecto a los límites de espectro que puede tener cada operador.
Así, definió límites flexibles para cuatro de las cinco macrobandas que existen –bajas, medias-bajas, medias y altas-, dejando solo las frecuencias medias-altas sin límites, dado que carece de características para servicios de telecomunicaciones.
La subsecretaria de la cartera, Pamela Gidi, celebró la resolución del TDLC, ya que afirma que “recoge la política de competencia propuesta por la Subtel, en orden a establecer límites máximos dinámicos por macro banda y que se definen en términos porcentuales”.
Además, explica la autoridad, los rangos de límites de espectro aprobados por el tribunal, se encuentran dentro de los márgenes que habían sido propuestos por su cartera, pues apuntan a fortalcer el rol de un cuarto competidor en la industria.
Las nuevas reglas
El documento del TDLC establece un límite de espectro sin condiciones especiales para dos macrobandas: las bajas y medias-bajas. En la primera de ellas, que son inferiores a 1 GHz -como la 700 MHz, que sirvió para montar el 4G-, la autoridad podrá distribuir un techo de tenencia de 35% por operador como máximo, lo que reemplaza al límite de 50 MHz actuales.
En las medias-bajas, que van desde 1 GHz a los 3 GHz, el porcentaje baja a 30% por empresa, siendo el tope actual de 60 MHz.
Además, para las bandas altas y medias se fijaron condiciones para que los concursos para entregar concesiones estén sujetas a requerimientos especiales, lo que en definitiva busca garantizar la participación de cuatro actores en el mercado.
En la macrobanda media –que va entre 3 GHz y 8 GHz-, se obliga a Subtel a no subastar en el corto plazo bloques inferiores a 40 MHz por operador, de modo de permitir la operación de dos actores.
Para el mediano plazo, la Subtel debe hacer uso de sus facultades de reordenamiento para velar porque cada actor no tenga más del 30% para esta macrobanda, debiendo tener cada operador un mínimo de 80 MHz contiguos.
Respecto de la macrobanda alta –con una potencia superior a 24 GHz-, es la única que no tiene ningún operador a nivel nacional. En esta se establece que en primera instancia la autoridad sectorial deberá asegurar la adjudicación de bloques contiguos que, en suma, no sean inferiores a 400 MHz. Ello también permitirá la existencia de al menos dos operadores.
En el mediano plazo, la Subtel deberá velar porque existan al menos cuatro operadores con un mínimo de MHz cada uno en esa macrobanda, para después regir un máximo de 25% por operador.
Positiva señal
En general, la industria tuvo una reacción favorable a la resolución del TDLC, pese a que manifestaron que aún el documento está bajo análisis.
Desde Wom explicaron que son “optimistas” respecto a los resultados del fallo de la Corte Suprema, ya que ha despejado el proceso de la distribución de espectro. Además, se trata de “un buen avance para el despliegue del 5G”., señalaron
“Estamos a la espera de que se dé inicio prontamente a la nueva licitación, de la que hemos manifestado nuestro interés en participar, en línea con nuestro planes de crecimiento e inversión en el país”, sostuvo el operador. La firma ligada al Grupo Novator es la gran beneficiada por la resolución, pues el escrito explicita su intención de introducir un cuarto operador, y Wom podrá apostar en todas las bandas, siendo la 3,5 GHz la más apetecida del mercado.
En el caso de Entel, también aplaudieron los resultados de la consulta.
“Que se hayan fijado límites flexibles en términos porcentuales, que consideran su adecuación en función del avance tecnológico y regulatorio, entregan una señal positiva para las importantes inversiones que debemos realizar”, dijo el gerente de Regulación y Asuntos Corporativos, Manuel Araya.
Aún así, la firma nacional es el único actor que no podrá apostar por los bloques de la banda 3,5 GHz, ya que tienen 80 MHz, el tope en esta frecuencia.
Claro, en cambio, prefirió no referirse al tema. Aún así, expertos del sector dijeron que con la renuncia a los 20 MHz de su concesión en la banda 3,5 GHz , ellos podrían entrar a apostar por uno de los bloques en dicha frecuencia para la próxima licitación, pues tendrían un tope de 70 MHz. Esta cifra queda debajo del techo resuelto por el TDLC.
Un caso similar es Movistar, firma española que tiene 50 MHz en la banda 3,5 GHz, sin embargo, se trata de concesiones regionales.
Efectos en el mercado
Entre los comentarios favorables a la resolución, algunas firmas de la industria dieron su visto bueno porque valida el ordenamiento actual respecto de la tenencia de bandas que tienen las empresas, por lo que no debería implicar nuevos desprendimientos por parte de los principales actores.
Una segunda ventaja de la resolución es que es pro competitiva y cercana a la posición que promovió la Subtel, pues la autoridad postuló hacer para el próximo concurso un mix de cuatro bandas.
Además, el TDLC señaló en su escrito que “tal como solicita la Subtel en su consulta, el ajuste de los límites propuestos debe ser objeto de una transición paulatina (…) De esta manera los operadores móviles que excedan cualquiera de los límites previamente fijados podrán participar de dichos concursos, pero después de adecuar su tenencia a ellos”.
Además, con los espacios que quedan libres y considerando la futura licitación para el 5G, dos de las bandas del protafolio tienen condiciones especiales para garantizar un mercado con cuatro operadores, lo que beneficiaría especialmente a Wom, que es la empresa que menos espectro tiene, con 60 MHz en la banda 2,1 GHz.
La Subtel reconoció en la consulta que presentaron al TDLC que el actual techo de espectro definido casi una década atrás (2009) responde a un mercado muy distinto al actual. “Desde ese periodo cambió el comportamiento de los usuarios. El uso de la voz fue progresivamente perdiendo relevancia frente al alza del consumo de datos, dibujando un sector bastante diferente al de 2009”, dijo la Subtel en su informe.
Sin embargo, Mario Bravo, socio del Estudio Bravo y representante de Conadecus, manifestó sus reparos a la resolución del TDLC. Esto porque a su juicio, Wom , VTR y Netline podrían presentar reclamos ya que no se ajusta a lo que pidieron al tribunal. “Es probable que esto llegue a la Suprema”, dijo.
En los alegatos de mayo, la entidad impulsó la tesis de que los límites variables debían ser en torno al 20% para asegurar un entorno competitivo.
Las empresas tienen 10 días hábiles para hacer sus descargos. De no haber reclamos, la nueva fórmula comenzará a regir con la licitación para el 5G que el gobierno pretende realizar a principios de 2020.

Equipos asesores tras consulta de Subtel

El 3 de octubre de 2018 la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) dio inicio a una consulta por los límites de espectro, para dar cumplimiento al fallo de la Corte Suprema. Durante este proceso se conformaron varios equipos, siendo seis los más relevantes.
Por el gobierno, lo encabezó Andrés Fuchs, exrelator y abogado de la FNE. Para respaldar a Claro Chile, se contó con Julio Pellegrini y Pedro Rencoret, socios de Estudio Pellegrini & Cía. En el caso de Entel, estuvo a la cabeza Cristóbal Eyzaguirre y José Miguel Huerta, de Claro & Cia. Movistar, tuvo al frente al experto Javier Velozo, de Velozo y Contreras. Wom fue representada por Lorena Pavic, de Carey, y de VTR estuvo a cargo Nicole Nehme, socia de Ferrada Nehme. A su vez, Conadecus recurrió al equipo legal de Mario Bravo, socio de Estudio Bravo.

Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Viernes 06 de Diciembre de 2019

TITULARES