Martes, Febrero 27, 2024

Subsecretario de Obras Públicas destacó avances en obras de conectividad austral

LA PRENSA AUSTRAL – El viaje de dos días del subsecretario José Andrés Herrera a la Región de Magallanes y la Antártica Chilena contempló visitas a importantes obras de conexión territorial y marítimo en la zona, así como una serie de reuniones con líderes y organizaciones comunitarias junto a otras autoridades locales, para darle celeridad a diversos proyectos que están avanzando pero que han requerido de esfuerzo extras, considerando la complejidad que suman a las obras los aspectos geográficos, medioambientales y arqueológicos.

Una de las visitas tuvo lugar en el camino más austral del mundo, en su tramo Estancia Vicuña-Yendegaia, que representa 31 kilómetros de la ruta en construcción que tiene en total 139 kilómetros, de los cuales sólo restan construir 30. Esta iniciativa bi-modal involucra transporte terrestre y marítimo; entre estos últimos los cruces en barcaza que se efectúan en Punta Delgada para ingresar a Tierra del Fuego desde el continente y el de Caleta 2 de Mayo y Puerto Navarino.

Herrera enfatizó que se trata de un proyecto de alta relevancia para la región y especialmente para los habitantes de Puerto Williams, ya que permitirá reducir los tiempos de viaje en unas 12 horas al incorporar la alternativa terrestre, que hoy no existe. Las conectividades actuales son vía aérea o marítima. La última significa un viaje de 30 horas entre Punta Arenas y Puerto Williams.

A los desafíos constructivos, se suma la gran cantidad de sitios arqueológicos de la etnia yagán, que implican obras previas de recuperación.

Al respecto, el subsecretario señaló que existe un Plan de Manejo Arqueológico, dada la alta importancia de este rescate patrimonial. Sin embargo, ello también ha significado algunos retrasos del convenio.

Los esfuerzos del CMT y de la dirección de Vialidad han apuntado a contribuir con avances relevantes en bosques muy densos, dado el carácter de Parque Nacional que desde 2014 tiene el terreno, el que conforme a la declaración de impacto ambiental de 2007 requiere de intervención al menos 3,4 kilómetros antes de su entrada.

Lo delicado y complejo del tema ha involucrado un seguimiento de la fauna y la flora, la correspondiente recolonización y la regeneración del bosque en sí. Un ejemplo emblemático de este escenario es el pájaro carpintero, ya que no es factible trabajar de octubre a febrero por la anidación de esta especie.

Las autoridades enfatizaron que los beneficios que traerá este proyecto abarcan distintos aspectos: costos menores en materia de fletes y peajes, perspectivas del desarrollo turístico, mayor potencialidad de Torres del Paine, la conexión de Puerto Williams con Punta Arenas por tierra, mejorar la proximidad con Argentina a través de un camino de 6 kilómetros hasta Ushuaia, el cuidado del patrimonio cultural y medioambiental y la posibilidad de acceder con mayor facilidad al primer sitio de arte rupestre (asociados a las etnias yagán y selknam), entre otros.

“Estas visitas inspectivas son especialmente relevantes por dos razones: en primer lugar permiten ver la correlación entre lo que está informado en los documentos, lo que se va monitoreando y fiscalizando de las obras y lo que está ocurriendo en terreno. Y, en segundo lugar, es una gran oportunidad para conversar con los actores locales y los responsables de la gestión territorial y de las comunidades aledañas a las obras”, añadió el subsecretario.

Durante el recorrido, José Andrés Herrera estuvo acompañado por alcalde de Cabo de Hornos, Patricio Fernández; la directora regional de Vialidad, Valeria Oyarzo; la secretaria regional ministerial del Mop, Dahián Oyarzún; la delegada provincial presidencial María Luisa Muñoz y el general Guido Frávega.

Diálogo y muelle multipropósito

En este encuentro con organizaciones sociales, Herrera destacó las obras portuarias, como la de Navarino, recuperadas del abandono de un contratista anterior, y las obras en ejecución en Puerto Toro.

En lo concerniente a Yendegaia, señaló que el fin último es conectar Chile hacia el Beagle, lo que considerará un estudio sobre la penetración que iría hasta Puerto Toro, de manera de avanzar en el Chile por Chile.

Detalló que en el proyecto de conservación del camino, las tres licitaciones anteriores han quedado desiertas porque los contratistas de obras viales no están llegando a la zona. En ese sentido, subrayó, se están haciendo las gestiones para hacer licitaciones más atractivas.

En relación al muelle multipropósito, la obra responde a la necesidad de disponer de infraestructura marítima y terrestre en Puerto Williams. La infraestructura, precisó el subsecretario, permitirá atender a las naves que transitan por el canal Beagle, tales como naves científicas y cruceros cuyo destino es la Antártica.

Detalló que se espera su término en el segundo semestre de este año (en agosto, aproximadamente) y puso de relieve que esta obra forma parte del Plan de Zonas Extremas, con 67% financiamiento del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) y 33% sectorial. La Segunda Etapa, a licitarse en el segundo semestre 2023, involucrará $20 mil millones para las construcciones de edificios de pasajeros y administración y Sistema DMFO, entre otras, con financiamiento sectorial Mop.

Ver artículo

Fuente: La Prensa Austral, Miércoles 26 de Abril de 2023

LA PRENSA AUSTRAL – El viaje de dos días del subsecretario José Andrés Herrera a la Región de Magallanes y la Antártica Chilena contempló visitas a importantes obras de conexión territorial y marítimo en la zona, así como una serie de reuniones con líderes y organizaciones comunitarias junto a otras autoridades locales, para darle celeridad a diversos proyectos que están avanzando pero que han requerido de esfuerzo extras, considerando la complejidad que suman a las obras los aspectos geográficos, medioambientales y arqueológicos.

Una de las visitas tuvo lugar en el camino más austral del mundo, en su tramo Estancia Vicuña-Yendegaia, que representa 31 kilómetros de la ruta en construcción que tiene en total 139 kilómetros, de los cuales sólo restan construir 30. Esta iniciativa bi-modal involucra transporte terrestre y marítimo; entre estos últimos los cruces en barcaza que se efectúan en Punta Delgada para ingresar a Tierra del Fuego desde el continente y el de Caleta 2 de Mayo y Puerto Navarino.

Herrera enfatizó que se trata de un proyecto de alta relevancia para la región y especialmente para los habitantes de Puerto Williams, ya que permitirá reducir los tiempos de viaje en unas 12 horas al incorporar la alternativa terrestre, que hoy no existe. Las conectividades actuales son vía aérea o marítima. La última significa un viaje de 30 horas entre Punta Arenas y Puerto Williams.

A los desafíos constructivos, se suma la gran cantidad de sitios arqueológicos de la etnia yagán, que implican obras previas de recuperación.

Al respecto, el subsecretario señaló que existe un Plan de Manejo Arqueológico, dada la alta importancia de este rescate patrimonial. Sin embargo, ello también ha significado algunos retrasos del convenio.

Los esfuerzos del CMT y de la dirección de Vialidad han apuntado a contribuir con avances relevantes en bosques muy densos, dado el carácter de Parque Nacional que desde 2014 tiene el terreno, el que conforme a la declaración de impacto ambiental de 2007 requiere de intervención al menos 3,4 kilómetros antes de su entrada.

Lo delicado y complejo del tema ha involucrado un seguimiento de la fauna y la flora, la correspondiente recolonización y la regeneración del bosque en sí. Un ejemplo emblemático de este escenario es el pájaro carpintero, ya que no es factible trabajar de octubre a febrero por la anidación de esta especie.

Las autoridades enfatizaron que los beneficios que traerá este proyecto abarcan distintos aspectos: costos menores en materia de fletes y peajes, perspectivas del desarrollo turístico, mayor potencialidad de Torres del Paine, la conexión de Puerto Williams con Punta Arenas por tierra, mejorar la proximidad con Argentina a través de un camino de 6 kilómetros hasta Ushuaia, el cuidado del patrimonio cultural y medioambiental y la posibilidad de acceder con mayor facilidad al primer sitio de arte rupestre (asociados a las etnias yagán y selknam), entre otros.

“Estas visitas inspectivas son especialmente relevantes por dos razones: en primer lugar permiten ver la correlación entre lo que está informado en los documentos, lo que se va monitoreando y fiscalizando de las obras y lo que está ocurriendo en terreno. Y, en segundo lugar, es una gran oportunidad para conversar con los actores locales y los responsables de la gestión territorial y de las comunidades aledañas a las obras”, añadió el subsecretario.

Durante el recorrido, José Andrés Herrera estuvo acompañado por alcalde de Cabo de Hornos, Patricio Fernández; la directora regional de Vialidad, Valeria Oyarzo; la secretaria regional ministerial del Mop, Dahián Oyarzún; la delegada provincial presidencial María Luisa Muñoz y el general Guido Frávega.

Diálogo y muelle multipropósito

En este encuentro con organizaciones sociales, Herrera destacó las obras portuarias, como la de Navarino, recuperadas del abandono de un contratista anterior, y las obras en ejecución en Puerto Toro.

En lo concerniente a Yendegaia, señaló que el fin último es conectar Chile hacia el Beagle, lo que considerará un estudio sobre la penetración que iría hasta Puerto Toro, de manera de avanzar en el Chile por Chile.

Detalló que en el proyecto de conservación del camino, las tres licitaciones anteriores han quedado desiertas porque los contratistas de obras viales no están llegando a la zona. En ese sentido, subrayó, se están haciendo las gestiones para hacer licitaciones más atractivas.

En relación al muelle multipropósito, la obra responde a la necesidad de disponer de infraestructura marítima y terrestre en Puerto Williams. La infraestructura, precisó el subsecretario, permitirá atender a las naves que transitan por el canal Beagle, tales como naves científicas y cruceros cuyo destino es la Antártica.

Detalló que se espera su término en el segundo semestre de este año (en agosto, aproximadamente) y puso de relieve que esta obra forma parte del Plan de Zonas Extremas, con 67% financiamiento del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) y 33% sectorial. La Segunda Etapa, a licitarse en el segundo semestre 2023, involucrará $20 mil millones para las construcciones de edificios de pasajeros y administración y Sistema DMFO, entre otras, con financiamiento sectorial Mop.

Ver artículo

Fuente: La Prensa Austral, Miércoles 26 de Abril de 2023

TITULARES