Miércoles, Junio 16, 2021

Servicios ferroviarios y caminos secundarios son áreas de la infraestructura con más deficiencias

CPI – Con nota roja evaluaron los participantes en el tercer sondeo de opinión del año del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI) los servicios ferroviarios -trenes urbanos (3,8), interurbanos (3,1) y de carga (3,3)- y los caminos secundarios (3,9).
El sondeo fue respondido por 175 personas, principalmente empresarios y académicos, quienes evaluaron -en una escala de 1 a 7- la calidad del servicio que prestan algunas áreas de la infraestrucutura nacional.
Sobre el tema ferroviario, los encuestados en su gran mayoría coincidieron en que el modo es el más eficiente para transportar grandes volúmenes, pero que es menos eficiente en la distribución. También fue bien valorado en cuanto a seguridad, trazabilidad y menor contaminación.
Sin embargo, relevaron que para su operación sea factible requiere de subsidios estatales. También un porcentaje alto de los participantes del sondeo afirmó que, en los últimos cinco años, el país no ha realizado las inversiones públicas o privadas necesarias para ampliar o modernizar las vías férreas para trenes de carga o pasajeros; para el acceso a puertos ni para el desarrollo y conexión intermodal (carretera y servicio ferrocarriles).
Al preguntárseles por cuáles inversiones se debieran priorizar en el modo ferroviario, la mayoría optó por los trenes de pasajeros, seguido el desarrollo de la conexión intermodal y trenes de carga.
El otro punto débil de la infraestructura que mencionaron los encuestados fue el estado de los caminos secundarios y rurales, destacando que no se ha invertido lo suficiente para mejorarlos, pese a la importancia que tienen para el buen funcionamiento de la economía y calidad de vida de las personas.
Carreteras urbanas e interurbanas
Una evaluación diferente tuvieron las carreteras tanto urbanas como interurbanas. Los participantes calificaron con un promedio de 5,3 a las interurbanas y un 4,9 a las urbanas.
Entre los aspectos positivos que se mencionaron de este modo estuvieron el buen estado de las vías (5,3) y de los servicios en ruta (5,0). En cambio, los peor evaluados -aunque con nota azul- fueron el valor del TAG o peaje (4,0); los sistemas de información (4,3) y el flujo más expedito de los vehículos (4,4).
También el sondeo reveló que claramente los esfuerzos del país han estado, en los últimos años, en invertir en este modo.
Fuente: CPI, Lunes 07 de Septiembre de 2020

CPI – Con nota roja evaluaron los participantes en el tercer sondeo de opinión del año del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI) los servicios ferroviarios -trenes urbanos (3,8), interurbanos (3,1) y de carga (3,3)- y los caminos secundarios (3,9).
El sondeo fue respondido por 175 personas, principalmente empresarios y académicos, quienes evaluaron -en una escala de 1 a 7- la calidad del servicio que prestan algunas áreas de la infraestrucutura nacional.
Sobre el tema ferroviario, los encuestados en su gran mayoría coincidieron en que el modo es el más eficiente para transportar grandes volúmenes, pero que es menos eficiente en la distribución. También fue bien valorado en cuanto a seguridad, trazabilidad y menor contaminación.
Sin embargo, relevaron que para su operación sea factible requiere de subsidios estatales. También un porcentaje alto de los participantes del sondeo afirmó que, en los últimos cinco años, el país no ha realizado las inversiones públicas o privadas necesarias para ampliar o modernizar las vías férreas para trenes de carga o pasajeros; para el acceso a puertos ni para el desarrollo y conexión intermodal (carretera y servicio ferrocarriles).
Al preguntárseles por cuáles inversiones se debieran priorizar en el modo ferroviario, la mayoría optó por los trenes de pasajeros, seguido el desarrollo de la conexión intermodal y trenes de carga.
El otro punto débil de la infraestructura que mencionaron los encuestados fue el estado de los caminos secundarios y rurales, destacando que no se ha invertido lo suficiente para mejorarlos, pese a la importancia que tienen para el buen funcionamiento de la economía y calidad de vida de las personas.
Carreteras urbanas e interurbanas
Una evaluación diferente tuvieron las carreteras tanto urbanas como interurbanas. Los participantes calificaron con un promedio de 5,3 a las interurbanas y un 4,9 a las urbanas.
Entre los aspectos positivos que se mencionaron de este modo estuvieron el buen estado de las vías (5,3) y de los servicios en ruta (5,0). En cambio, los peor evaluados -aunque con nota azul- fueron el valor del TAG o peaje (4,0); los sistemas de información (4,3) y el flujo más expedito de los vehículos (4,4).
También el sondeo reveló que claramente los esfuerzos del país han estado, en los últimos años, en invertir en este modo.
Fuente: CPI, Lunes 07 de Septiembre de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X