Miércoles, Agosto 4, 2021

Seguridad hídrica: el principal desafío del agua en Chile en medio de la crisis ambiental

EL MOSTRADOR – Se ha convertido en una necesidad urgente para los países asegurar su disponibilidad ante la crisis ambiental que se está viviendo.

Durante la celebración de la Semana Mundial del Agua, diversos desafíos quedaron expuestos con respecto al panorama, tanto mundial como nacional, de la situación del agua en medio de la crisis climática que afecta los recursos naturales. Una de las principales tareas a nivel país es seguir asegurando el suministro de agua potable a lo largo del país y garantizar este derecho a toda la población. Para esto, diversas entidades y actores han recalcado la importancia trabajar en conjunto para refortalecer el suministro y contar con una ciudad más segura.

“Todos los desafíos se centran en la escasez y en la necesidad que tenemos de valorizar la disponibilidad y la falta. Hoy día en Chile, vivimos una situación que es casi única en el mundo cuando las cifras de Naciones Unidas nos dicen que el 27% de la población mundial tiene abastecimiento de agua potable las 24 horas del día por sistemas de redes, uno puede pensar lo privilegiado que somos los chilenos, pero esta situación no está garantizada”, afirmó Juan Eduardo Saldivia, abogado y ex superintendente de Servicios Sanitarios.

Actualmente, la vulnerabilidad del acceso a este recurso se evidencia cada día más. Es así, como hemos sido testigos de diversos sucesos naturales en el último tiempo. Aluviones, lluvias intensas durante el verano, inundaciones y sequías en zonas del país que antes no se veían han marcado el panorama del país y las repercusiones del cambio climático.

En esa misma línea, Juan Eduardo Saldivia, agregó que “la sequía nos está golpeando fuertemente, por ende, ya hay lugares que sufren escasez y racionamiento, ciudades como Illapel están muy cerca en caer en situación de racionamiento. El principal desafío es enfrentar la escasez y para eso hay que mejorar legislación, hay que hacer inversiones y mejorar las políticas públicas”.

El rol de las sanitarias

Las instalaciones sanitarias han cumplido una tarea fundamental en la producción y distribución del agua potable en la población. A raíz de esto, Jessica López, presidenta de Andess, expresó que la seguridad hídrica significa gestionar el escenario actual para que todos podamos contar con el agua que se necesita para ahora y el futuro.

“La geografía de nuestro país tiene de todo y las personas se han adaptado a cada realidad. En las zonas con menor disponibilidad de agua no tiene tantos problemas como la macrozona centro sur, donde ahí se ven los mayores impactos en términos en menor cantidad de lluvia y deterioro en la calidad de agua. En estas localidades, el desafío es más grande”, enfatizó.

Con respecto al aporte de la industria sanitaria, indicó que “nosotros hacemos realidad el derecho humano al agua en las ciudades, aún hay situaciones que nos tenemos que hacer cargo, como los campamentos, pero nuestra principal misión hoy en día ha sido mantener el servicio durante los 12 años de sequía y mantener continuamente inalterado los servicios durante toda la pandemia”. A raíz de lo anterior, destacó que el trabajo ha sido gigante durante el último año.

Aguas Andinas, por su parte, ha hecho diversas inversiones y proyectos para combatir la crisis climática que se vive actualmente. La empresa cerró el año con una inversión de 124.620 millones con el objetivo de contar con una infraestructura que permita reforzar el suministro de agua potable en la ciudad y enfrentar las principales consecuencias del cambio climático, como son la profunda escasez hídrica que afecta a la zona central del país y las lluvias convectivas, protagonistas de interrupciones masivas de suministro en el pasado.

Algunos proyectos que se han destacado el último tiempo ha sido la modernización de la Planta Hurtado, en la cual se amplió y tecnificó la producción de agua potable para asegurar el abastecimiento cuando exista máxima demanda, beneficiando a más de un millón de personas de las comunas de La Reina, Ñuñoa, Providencia, Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea.

Sumado a lo anterior, también inició la construcción del proyecto Lo Mena – Cerro Negro, el cual reforzará el servicio de más de 400 mil clientes de la zona sur poniente de la Región Metropolitana, entre otros proyectos.

“Estamos conscientes de que la emergencia climática es un reto muy significativo para Santiago y que nos desafía a buscar distintas y nuevas alternativas para llevar un suministro seguro, confiable y constante a los hogares de la Región Metropolitana. Para ello, estamos desplegando toda la infraestructura necesaria para reforzar el abastecimiento en distintos sectores de la ciudad que nos permitan contar con una ciudad cada vez más preparada y resiliente para hacer frente a las emergencias naturales”, enfatizó Alberto Blanco, director de Planificación, Ingeniería y Construcción de Aguas Andinas

Con respecto a los próximos desafíos, se encuentra la ampliación de la Planta de Quilicura, la implementación de los proyectos de “Nueva Alimentadora Providencia” y el Estanque San Enrique y Talagante y el funcionamiento del plan El Manzano-Pirque.

Este jueves, el presidente Sebastián Piñera anunció la creación del nuevo Ministerio de Obras Públicas y Recursos Hídricos, esto incluiría una Subsecretaría del Agua. En estas entidades, participará un Consejo Nacional del Agua, que tendrá como objetivo principal proponer la Política Nacional del Agua y la integración de un panel de expertos que ayudará a crear recomendaciones técnicas en las políticas que se llevaran a cabo.

Ver artículo

Fuente: El Mostrador, Viernes 26 de Marzo de 2021

EL MOSTRADOR – Se ha convertido en una necesidad urgente para los países asegurar su disponibilidad ante la crisis ambiental que se está viviendo.

Durante la celebración de la Semana Mundial del Agua, diversos desafíos quedaron expuestos con respecto al panorama, tanto mundial como nacional, de la situación del agua en medio de la crisis climática que afecta los recursos naturales. Una de las principales tareas a nivel país es seguir asegurando el suministro de agua potable a lo largo del país y garantizar este derecho a toda la población. Para esto, diversas entidades y actores han recalcado la importancia trabajar en conjunto para refortalecer el suministro y contar con una ciudad más segura.

“Todos los desafíos se centran en la escasez y en la necesidad que tenemos de valorizar la disponibilidad y la falta. Hoy día en Chile, vivimos una situación que es casi única en el mundo cuando las cifras de Naciones Unidas nos dicen que el 27% de la población mundial tiene abastecimiento de agua potable las 24 horas del día por sistemas de redes, uno puede pensar lo privilegiado que somos los chilenos, pero esta situación no está garantizada”, afirmó Juan Eduardo Saldivia, abogado y ex superintendente de Servicios Sanitarios.

Actualmente, la vulnerabilidad del acceso a este recurso se evidencia cada día más. Es así, como hemos sido testigos de diversos sucesos naturales en el último tiempo. Aluviones, lluvias intensas durante el verano, inundaciones y sequías en zonas del país que antes no se veían han marcado el panorama del país y las repercusiones del cambio climático.

En esa misma línea, Juan Eduardo Saldivia, agregó que “la sequía nos está golpeando fuertemente, por ende, ya hay lugares que sufren escasez y racionamiento, ciudades como Illapel están muy cerca en caer en situación de racionamiento. El principal desafío es enfrentar la escasez y para eso hay que mejorar legislación, hay que hacer inversiones y mejorar las políticas públicas”.

El rol de las sanitarias

Las instalaciones sanitarias han cumplido una tarea fundamental en la producción y distribución del agua potable en la población. A raíz de esto, Jessica López, presidenta de Andess, expresó que la seguridad hídrica significa gestionar el escenario actual para que todos podamos contar con el agua que se necesita para ahora y el futuro.

“La geografía de nuestro país tiene de todo y las personas se han adaptado a cada realidad. En las zonas con menor disponibilidad de agua no tiene tantos problemas como la macrozona centro sur, donde ahí se ven los mayores impactos en términos en menor cantidad de lluvia y deterioro en la calidad de agua. En estas localidades, el desafío es más grande”, enfatizó.

Con respecto al aporte de la industria sanitaria, indicó que “nosotros hacemos realidad el derecho humano al agua en las ciudades, aún hay situaciones que nos tenemos que hacer cargo, como los campamentos, pero nuestra principal misión hoy en día ha sido mantener el servicio durante los 12 años de sequía y mantener continuamente inalterado los servicios durante toda la pandemia”. A raíz de lo anterior, destacó que el trabajo ha sido gigante durante el último año.

Aguas Andinas, por su parte, ha hecho diversas inversiones y proyectos para combatir la crisis climática que se vive actualmente. La empresa cerró el año con una inversión de 124.620 millones con el objetivo de contar con una infraestructura que permita reforzar el suministro de agua potable en la ciudad y enfrentar las principales consecuencias del cambio climático, como son la profunda escasez hídrica que afecta a la zona central del país y las lluvias convectivas, protagonistas de interrupciones masivas de suministro en el pasado.

Algunos proyectos que se han destacado el último tiempo ha sido la modernización de la Planta Hurtado, en la cual se amplió y tecnificó la producción de agua potable para asegurar el abastecimiento cuando exista máxima demanda, beneficiando a más de un millón de personas de las comunas de La Reina, Ñuñoa, Providencia, Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea.

Sumado a lo anterior, también inició la construcción del proyecto Lo Mena – Cerro Negro, el cual reforzará el servicio de más de 400 mil clientes de la zona sur poniente de la Región Metropolitana, entre otros proyectos.

“Estamos conscientes de que la emergencia climática es un reto muy significativo para Santiago y que nos desafía a buscar distintas y nuevas alternativas para llevar un suministro seguro, confiable y constante a los hogares de la Región Metropolitana. Para ello, estamos desplegando toda la infraestructura necesaria para reforzar el abastecimiento en distintos sectores de la ciudad que nos permitan contar con una ciudad cada vez más preparada y resiliente para hacer frente a las emergencias naturales”, enfatizó Alberto Blanco, director de Planificación, Ingeniería y Construcción de Aguas Andinas

Con respecto a los próximos desafíos, se encuentra la ampliación de la Planta de Quilicura, la implementación de los proyectos de “Nueva Alimentadora Providencia” y el Estanque San Enrique y Talagante y el funcionamiento del plan El Manzano-Pirque.

Este jueves, el presidente Sebastián Piñera anunció la creación del nuevo Ministerio de Obras Públicas y Recursos Hídricos, esto incluiría una Subsecretaría del Agua. En estas entidades, participará un Consejo Nacional del Agua, que tendrá como objetivo principal proponer la Política Nacional del Agua y la integración de un panel de expertos que ayudará a crear recomendaciones técnicas en las políticas que se llevaran a cabo.

Ver artículo

Fuente: El Mostrador, Viernes 26 de Marzo de 2021

TITULARES

X