Domingo, Mayo 16, 2021

Salud impulsará nuevo modelo de concesiones hospitalarias y acotará servicios que explotarán privados

EL MERCURIO – El plan de gobierno del Presidente Sebastián Piñera considera construir 30 hospitales para renovar y ampliar la infraestructura sanitaria del país. Algunos de esos centros asistenciales corresponden a proyectos en los que ya estaba trabajando la administración de Michelle Bachelet -que quedaron en construcción, licitación o estudio- con lo cual más del 80% del presupuesto para inversiones del Ministerio de Salud para los próximos años ya está comprometido.

Como la idea de la cartera es sacar adelante también nuevos proyectos, para ello recurrirá al modelo de concesiones, en el cual el privado construye con recursos propios y luego explota algunos servicios y recibe pagos del Estado por el uso de la infraestructura por un determinado tiempo. Esto es distinto al modelo de construcción con dineros sectoriales por el cual optó el gobierno anterior, en el cual el Estado es el que hace la inversión inicial para la construcción.

El recién nombrado jefe de la División de Inversiones del Ministerio de Salud, Luis Barrios, explicó: “Dado que no tenemos posibilidad de contar con más recursos públicos, vamos a optar por una modalidad distinta de financiamiento que estamos llamando Asociación Público-Privada, APP”.

Eso significa que se usará una forma distinta de concesión a la que se usó en los hospitales de Maipú y La Florida (la primera generación de hospitales concesionados del país, que comenzaron a atender pacientes a fines de 2013) y luego en Antofagasta, Félix Bulnes y Salvador-Geriátrico (segunda generación, de la cual solo el primero está funcionando).

“Si bien este modelo funciona amparado bajo la Ley de Concesiones, el privado se hará cargo de la construcción y la mantención de la infraestructura y de la provisión, reposición y mantenimiento del equipamiento médico de los hospitales. Ambos servicios, por un período de 15 años. Todos los demás servicios que en los proyectos anteriores eran concesionados, como estacionamientos, alimentación, limpieza, ahora quedarán a cargo de la dirección del hospital”, detalló Barrios.

Con esta definición, la administración se hace cargo también de las críticas que las autoridades del gobierno anterior y distintos gremios de la salud habían hecho al sistema, asegurando que el hecho de que los privados tuvieran a cargo servicios como el transporte y la alimentación hacían más difícil la gestión clínica. Asimismo, los trabajadores ven en este modelo una amenaza para sus fuentes laborales, al externalizar estas áreas.

Tal fue el nivel de reclamo, que después de movilizaciones de trabajadores del Hospital Sótero del Río -que el anterior gobierno de Piñera había dejado adjudicado para construirse por la vía de concesiones-, el gobierno de Bachelet deshizo el contrato y actualmente está en licitación para construirse con recursos públicos.

Y en el caso del complejo hospitalario Salvador-Geriátrico, un paro de los trabajadores de más de un mes en 2014 hizo que se armara una mesa de trabajo entre el gobierno y la empresa que se adjudicó la concesión (Consorcio de Salud Santiago Oriente) y llegaron al acuerdo, en las postrimerías de la administración Bachelet, de sacar del contrato los servicios de alimentación y transporte. Ese acuerdo debe ser oficializado por las actuales autoridades de Salud, Obras Públicas y Hacienda.

“Nosotros tomamos esta decisión, de cambiar el modelo de concesión, por la necesidad de sacar adelante los proyectos hospitalarios sin contratiempos y atendiendo a las demandas gremiales”, dijo Barrios.

En una presentación del ministro de Salud, Emilio Santelices, a la Cámara de Diputados, se expone una lista de proyectos que se construirían bajo la nueva modalidad, entre los que están el Instituto Nacional del Cáncer y los nuevos hospitales para la zona norte de la capital y de la Región de Coquimbo, y los recintos de Cauquenes, Constitución, Parral, Lota, Santa Bárbara, San Vicente de Arauco, Coronel y Nacimiento.

Evaluación
Está pendiente un estudio que había encargado Salud sobre el funcionamiento de los hospitales concesionados.

Tres
hospitales concesionados funcionan en el país: Maipú, La Florida y Antofagasta.

Dos
proyectos bajo esa modalidad están en desarrollo: Félix Bulnes y Salvador.

$439
mil millones es el presupuesto para inversiones de Salud este año.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 23 de marzo de 2018

EL MERCURIO – El plan de gobierno del Presidente Sebastián Piñera considera construir 30 hospitales para renovar y ampliar la infraestructura sanitaria del país. Algunos de esos centros asistenciales corresponden a proyectos en los que ya estaba trabajando la administración de Michelle Bachelet -que quedaron en construcción, licitación o estudio- con lo cual más del 80% del presupuesto para inversiones del Ministerio de Salud para los próximos años ya está comprometido.

Como la idea de la cartera es sacar adelante también nuevos proyectos, para ello recurrirá al modelo de concesiones, en el cual el privado construye con recursos propios y luego explota algunos servicios y recibe pagos del Estado por el uso de la infraestructura por un determinado tiempo. Esto es distinto al modelo de construcción con dineros sectoriales por el cual optó el gobierno anterior, en el cual el Estado es el que hace la inversión inicial para la construcción.

El recién nombrado jefe de la División de Inversiones del Ministerio de Salud, Luis Barrios, explicó: “Dado que no tenemos posibilidad de contar con más recursos públicos, vamos a optar por una modalidad distinta de financiamiento que estamos llamando Asociación Público-Privada, APP”.

Eso significa que se usará una forma distinta de concesión a la que se usó en los hospitales de Maipú y La Florida (la primera generación de hospitales concesionados del país, que comenzaron a atender pacientes a fines de 2013) y luego en Antofagasta, Félix Bulnes y Salvador-Geriátrico (segunda generación, de la cual solo el primero está funcionando).

“Si bien este modelo funciona amparado bajo la Ley de Concesiones, el privado se hará cargo de la construcción y la mantención de la infraestructura y de la provisión, reposición y mantenimiento del equipamiento médico de los hospitales. Ambos servicios, por un período de 15 años. Todos los demás servicios que en los proyectos anteriores eran concesionados, como estacionamientos, alimentación, limpieza, ahora quedarán a cargo de la dirección del hospital”, detalló Barrios.

Con esta definición, la administración se hace cargo también de las críticas que las autoridades del gobierno anterior y distintos gremios de la salud habían hecho al sistema, asegurando que el hecho de que los privados tuvieran a cargo servicios como el transporte y la alimentación hacían más difícil la gestión clínica. Asimismo, los trabajadores ven en este modelo una amenaza para sus fuentes laborales, al externalizar estas áreas.

Tal fue el nivel de reclamo, que después de movilizaciones de trabajadores del Hospital Sótero del Río -que el anterior gobierno de Piñera había dejado adjudicado para construirse por la vía de concesiones-, el gobierno de Bachelet deshizo el contrato y actualmente está en licitación para construirse con recursos públicos.

Y en el caso del complejo hospitalario Salvador-Geriátrico, un paro de los trabajadores de más de un mes en 2014 hizo que se armara una mesa de trabajo entre el gobierno y la empresa que se adjudicó la concesión (Consorcio de Salud Santiago Oriente) y llegaron al acuerdo, en las postrimerías de la administración Bachelet, de sacar del contrato los servicios de alimentación y transporte. Ese acuerdo debe ser oficializado por las actuales autoridades de Salud, Obras Públicas y Hacienda.

“Nosotros tomamos esta decisión, de cambiar el modelo de concesión, por la necesidad de sacar adelante los proyectos hospitalarios sin contratiempos y atendiendo a las demandas gremiales”, dijo Barrios.

En una presentación del ministro de Salud, Emilio Santelices, a la Cámara de Diputados, se expone una lista de proyectos que se construirían bajo la nueva modalidad, entre los que están el Instituto Nacional del Cáncer y los nuevos hospitales para la zona norte de la capital y de la Región de Coquimbo, y los recintos de Cauquenes, Constitución, Parral, Lota, Santa Bárbara, San Vicente de Arauco, Coronel y Nacimiento.

Evaluación
Está pendiente un estudio que había encargado Salud sobre el funcionamiento de los hospitales concesionados.

Tres
hospitales concesionados funcionan en el país: Maipú, La Florida y Antofagasta.

Dos
proyectos bajo esa modalidad están en desarrollo: Félix Bulnes y Salvador.

$439
mil millones es el presupuesto para inversiones de Salud este año.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 23 de marzo de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X