Domingo, Mayo 9, 2021

Sacyr prepara emisión de deuda y destaca robustez del sistema de concesiones en Chile

DIARIO FINANCIERO – Al igual que otras compañías en las últimas semanas, una de las filiales de la concesionaria de capitales españoles Sacyr estima que las condiciones de mercado -incluyendo crisis social y menor dinamismo de la economía- son propicias para ir en búsqueda de financiamiento.
A días de que Codelco y CMPC salieran al extranjero con colocaciones de bonos por US$ 2.000 millones y US$ 500 millones respectivamente, la Sociedad Concesionaria Ruta del Algarrobo de Sacyr envió a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) el prospecto de una emisión de deuda.
Se trata de un bono por UF 9,5 millones (US$ 350 millones), con vencimiento a 25 años y una clasificación de riesgo de A+, según las agencias Feller Rate y Humphreys.
Los fondos recaudados con la operación, que está a cargo de los bancos de inversión BTG Pactual y Santander, se utilizarán para pagar pasivos a Itaú y BancoEstado y a financiar la construcción de las obras de la ruta entre Vallenar y La Serena.
La Concesionaria Ruta del Algarrobo es de propiedad de la española Sacyr y de un fondo de activos de infraestructura de Toesca Asset Management.
El roadshow de la compañía, dicen conocedores del proceso, sólo se llevará a cabo con firmas chilenas, y apunta principalmente a inversionistas institucionales, como por ejemplo, compañías de seguros.
Concesiones en Chile
Entre los argumentos que Sacyr promueve en el prospecto para seducir a los inversionistas se destaca la “robustez” del sistema de concesiones en Chile.
En la presentación, Sacyr indica que según cifras de The Economist Intelligence Unit, Chile destaca por sobre los demás países de la región como fuente de alianzas público-privadas para proyectos de infraestructura, además de enfatizar que a septiembre del año pasado existían 72 contratos de concesiones vigentes, incluyendo 31 contratos de carreteras interurbanas.
Aunque el estallido social afectó algunas rutas de Chile -con interrupciones de carreteras, saqueos e incendios en algunos peajes y la presencia del movimiento “No Más TAG”-, conocedores de la emisión del bono aseguran que estos temas no serán el foco de la presentación a los inversionistas, ya que no se prevén cambios relevantes al sistema de concesiones. Eso sí, los inversionistas están atentos. Fuentes de la industria de las administradoras de fondos, que tienen fondos de inversión de infraestructura y que invierten en este tipo de activos en su portafolio, indican que hay ciertos inversionistas con dudas sobre los cambios que podría haber al sistema de concesiones, aunque por ahora no existe una incertidumbre mayor sobre el futuro de la industria.
Además, destaca un conocedor del asunto, a esta colocación en particular le juega a favor que esta concesión tiene una modalidad de ingresos mínimos garantizados por el Estado.
De hecho, la presentación a inversionistas destaca que este ingreso mínimo –que se gatilla cuando los ingresos por cobro de tarifas caen de cierto nivel– fluctúa entre las UF 489 mil para este año y las UF 727 mil a 2040.
Cuestión de tasas
Otro factor que juega a favor de la emisión de deuda son las bajas tasas de mercado. Aunque los tipos de referencia siguen por encima de los niveles que tenían antes de que la percepción de riesgo en el país se levantara tras el estallido social, han ido cayendo casi sostenidamente desde los máximos que alcanzaron a mediados de noviembre.
Cifras del Banco Central al 8 de enero (último dato disponible) muestran que los papeles del ente rector en UF a 10 años tienen un rendimiento de 0,30%, mientras que los títulos a cinco años se ubican en -0,5%, lo que representa caídas de 110 y 70 puntos base respectivamente desde el peak del 14 de noviembre del año pasado.
El bono de Sacyr se suma a la colocación que hizo la concesionaria del Hospital de Antofagasta a fines de abril del año pasado, también perteneciente a la firma. Esa emisión correspondiente a papeles de las series A, a 12 años, y B, recaudó alrededor de US$ 283 millones en el momento.
Además, quedan pendientes otras colocaciones de concesionarias de autopistas ligadas a la española y a Toesca. Todavía están a la espera del visto bueno de la CMF las emisiones de Ruta del Limarí, que está en proceso de inscribir una línea de bonos a 24 años por UF 6,8 millones (US$ 250,8 millones), y Rutas del Desierto, que busca inscribir una línea de papeles a 22 años por un total de UF 6,4 millones (US$ 236 millones).
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Viernes 10 de Enero de 2020

DIARIO FINANCIERO – Al igual que otras compañías en las últimas semanas, una de las filiales de la concesionaria de capitales españoles Sacyr estima que las condiciones de mercado -incluyendo crisis social y menor dinamismo de la economía- son propicias para ir en búsqueda de financiamiento.
A días de que Codelco y CMPC salieran al extranjero con colocaciones de bonos por US$ 2.000 millones y US$ 500 millones respectivamente, la Sociedad Concesionaria Ruta del Algarrobo de Sacyr envió a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) el prospecto de una emisión de deuda.
Se trata de un bono por UF 9,5 millones (US$ 350 millones), con vencimiento a 25 años y una clasificación de riesgo de A+, según las agencias Feller Rate y Humphreys.
Los fondos recaudados con la operación, que está a cargo de los bancos de inversión BTG Pactual y Santander, se utilizarán para pagar pasivos a Itaú y BancoEstado y a financiar la construcción de las obras de la ruta entre Vallenar y La Serena.
La Concesionaria Ruta del Algarrobo es de propiedad de la española Sacyr y de un fondo de activos de infraestructura de Toesca Asset Management.
El roadshow de la compañía, dicen conocedores del proceso, sólo se llevará a cabo con firmas chilenas, y apunta principalmente a inversionistas institucionales, como por ejemplo, compañías de seguros.
Concesiones en Chile
Entre los argumentos que Sacyr promueve en el prospecto para seducir a los inversionistas se destaca la “robustez” del sistema de concesiones en Chile.
En la presentación, Sacyr indica que según cifras de The Economist Intelligence Unit, Chile destaca por sobre los demás países de la región como fuente de alianzas público-privadas para proyectos de infraestructura, además de enfatizar que a septiembre del año pasado existían 72 contratos de concesiones vigentes, incluyendo 31 contratos de carreteras interurbanas.
Aunque el estallido social afectó algunas rutas de Chile -con interrupciones de carreteras, saqueos e incendios en algunos peajes y la presencia del movimiento “No Más TAG”-, conocedores de la emisión del bono aseguran que estos temas no serán el foco de la presentación a los inversionistas, ya que no se prevén cambios relevantes al sistema de concesiones. Eso sí, los inversionistas están atentos. Fuentes de la industria de las administradoras de fondos, que tienen fondos de inversión de infraestructura y que invierten en este tipo de activos en su portafolio, indican que hay ciertos inversionistas con dudas sobre los cambios que podría haber al sistema de concesiones, aunque por ahora no existe una incertidumbre mayor sobre el futuro de la industria.
Además, destaca un conocedor del asunto, a esta colocación en particular le juega a favor que esta concesión tiene una modalidad de ingresos mínimos garantizados por el Estado.
De hecho, la presentación a inversionistas destaca que este ingreso mínimo –que se gatilla cuando los ingresos por cobro de tarifas caen de cierto nivel– fluctúa entre las UF 489 mil para este año y las UF 727 mil a 2040.
Cuestión de tasas
Otro factor que juega a favor de la emisión de deuda son las bajas tasas de mercado. Aunque los tipos de referencia siguen por encima de los niveles que tenían antes de que la percepción de riesgo en el país se levantara tras el estallido social, han ido cayendo casi sostenidamente desde los máximos que alcanzaron a mediados de noviembre.
Cifras del Banco Central al 8 de enero (último dato disponible) muestran que los papeles del ente rector en UF a 10 años tienen un rendimiento de 0,30%, mientras que los títulos a cinco años se ubican en -0,5%, lo que representa caídas de 110 y 70 puntos base respectivamente desde el peak del 14 de noviembre del año pasado.
El bono de Sacyr se suma a la colocación que hizo la concesionaria del Hospital de Antofagasta a fines de abril del año pasado, también perteneciente a la firma. Esa emisión correspondiente a papeles de las series A, a 12 años, y B, recaudó alrededor de US$ 283 millones en el momento.
Además, quedan pendientes otras colocaciones de concesionarias de autopistas ligadas a la española y a Toesca. Todavía están a la espera del visto bueno de la CMF las emisiones de Ruta del Limarí, que está en proceso de inscribir una línea de bonos a 24 años por UF 6,8 millones (US$ 250,8 millones), y Rutas del Desierto, que busca inscribir una línea de papeles a 22 años por un total de UF 6,4 millones (US$ 236 millones).
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Viernes 10 de Enero de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X