Sábado, Julio 20, 2024

Rutas 160 y Pie de Monte: el difícil panorama para el lado sur del Biobío

DIARIO CONCEPCIÓN – Transitar por la Ruta 160 puede llegar a ser una experiencia desagradable, en particular en el tramo que va entre el puente Los Batros en San Pedro de la Paz y el ingreso a Coronel. Son 15 kilómetros que son una prueba para la paciencia.

Si a lo anterior se le agrega los 2 kilómetros entre el puente Los Batros y el acceso al puente Juan Pablo II, o los 4 kilómetros para llegar al ingreso al puente Llacolén o los 5 kilómetros para acceder al puente Chacabuco, la situación puede ser agobiante, dado el alto nivel de congestión vehicular existente en una amplia franja horaria.

Por ello, los planes, proyectos y alternativas para tener otras vías que permitan mejorar sustancialmente la movilidad de las personas, existen hace años, pero hasta ahora ha sido imposible materializarlas.

Mediciones

Pero cómo dimensionar adecuadamente que tan necesario es tener vías alternativas, más allá de la evidencia empírica de miles de personas que a diario circulan por la Ruta 160 y deben lidiar con los tacos.

La respuesta obvia es con mediciones. mediciones de los flujos que se producen en todos los modos, es decir, transporte público, particular, carga, bicicleta, peatonal, pero esos datos no están, aunque estarán antes de finalizar el año, según informó la Seremi de Transportes.

Y es que en 2020 y 2021 no hubo mediciones por la pandemia. Tampoco hay información de 2019 y el dato que hasta hoy se esgrime, en torno al flujo por esta ruta, es de 7 mil camiones diarios, pero corresponde a 2016, sí leyó bien, a 2016.

Una mejora, existiría una vez que se concrete la transformación de la actual Ruta 160 en una vía que cuente con un corredor exclusivo para el transportes público, iniciativa que debiera ser mediante el sistema de concesiones que fue anunciado el segundo semestre de este año y que podría materializarse no antes de cinco años, es decir, en el mejor de los escenarios el 2027.

Pie de Monte

Así entonces, tener la opción de contar con una vía alternativa era importante y sigue siéndolo, pero eso tampoco ocurrirá en el corto plazo, porque el plan era materializar la Ruta Pie de Monte ha sufrido un retraso importante en los últimos años, el más reciente, relacionado con la detención del proceso de actualización del Plan Regulador Metropolitano de Concepción (Prmc) por parte de la Corte Suprema, por no haberse realizado consulta indígena.

En ese Prmc estaba definida la nueva ruta, que también será concesionada, donde se invertirán US$323 millones y que al detenerse la tramitación de la actualización del plan, dejó al proyecto sin poder ser llamado a licitación.

Pero, hace pocos día se conoció de una alternativa que podría permitir retomar el proceso para avanzar en su concreción y esa alternativa la explicó la seremi de Vivienda y Urbanismo, Claudia Toledo, en el pasado Consejo Metropolitano de Alcaldes del Gran Concepción, donde y a propósito del Prmc y su futuro, aseveró que un dictamen de Contraloría, el 188454 de febrero de 2022, le permitiría al MOP seguir con el proceso sin que el plan regulador este actualizado.

“Respecto a la Ruta Pie de Monte, ya hemos conversado con el seremi de Obras Púbicas y en realidad aplica un dictamen en donde el ministerio de Obras Públicas puede incluso en rutas que son concesionadas, seguir con el desarrollo de ese tipo de proyectos por la envergadura y la necesidad que requieren territorios como este”.

No fue posible conocer la opinión del seremi de Obras Públicas sobre esta opción, ya que no se encontraba disponible este jueves. Aunque fuentes de Diario Concepción indicaron que esta alternativa no genera consenso entre los alcaldes de la zona y que si se adopta en 2023, significaría también un mínimo de cinco años para materializarse, pues debe pasar igual por el sistema de evaluación ambiental y por el proceso de licitación y adjudicación propios de cualquier obra concesionada.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Viernes 23 de Diciembre de 2022

DIARIO CONCEPCIÓN – Transitar por la Ruta 160 puede llegar a ser una experiencia desagradable, en particular en el tramo que va entre el puente Los Batros en San Pedro de la Paz y el ingreso a Coronel. Son 15 kilómetros que son una prueba para la paciencia.

Si a lo anterior se le agrega los 2 kilómetros entre el puente Los Batros y el acceso al puente Juan Pablo II, o los 4 kilómetros para llegar al ingreso al puente Llacolén o los 5 kilómetros para acceder al puente Chacabuco, la situación puede ser agobiante, dado el alto nivel de congestión vehicular existente en una amplia franja horaria.

Por ello, los planes, proyectos y alternativas para tener otras vías que permitan mejorar sustancialmente la movilidad de las personas, existen hace años, pero hasta ahora ha sido imposible materializarlas.

Mediciones

Pero cómo dimensionar adecuadamente que tan necesario es tener vías alternativas, más allá de la evidencia empírica de miles de personas que a diario circulan por la Ruta 160 y deben lidiar con los tacos.

La respuesta obvia es con mediciones. mediciones de los flujos que se producen en todos los modos, es decir, transporte público, particular, carga, bicicleta, peatonal, pero esos datos no están, aunque estarán antes de finalizar el año, según informó la Seremi de Transportes.

Y es que en 2020 y 2021 no hubo mediciones por la pandemia. Tampoco hay información de 2019 y el dato que hasta hoy se esgrime, en torno al flujo por esta ruta, es de 7 mil camiones diarios, pero corresponde a 2016, sí leyó bien, a 2016.

Una mejora, existiría una vez que se concrete la transformación de la actual Ruta 160 en una vía que cuente con un corredor exclusivo para el transportes público, iniciativa que debiera ser mediante el sistema de concesiones que fue anunciado el segundo semestre de este año y que podría materializarse no antes de cinco años, es decir, en el mejor de los escenarios el 2027.

Pie de Monte

Así entonces, tener la opción de contar con una vía alternativa era importante y sigue siéndolo, pero eso tampoco ocurrirá en el corto plazo, porque el plan era materializar la Ruta Pie de Monte ha sufrido un retraso importante en los últimos años, el más reciente, relacionado con la detención del proceso de actualización del Plan Regulador Metropolitano de Concepción (Prmc) por parte de la Corte Suprema, por no haberse realizado consulta indígena.

En ese Prmc estaba definida la nueva ruta, que también será concesionada, donde se invertirán US$323 millones y que al detenerse la tramitación de la actualización del plan, dejó al proyecto sin poder ser llamado a licitación.

Pero, hace pocos día se conoció de una alternativa que podría permitir retomar el proceso para avanzar en su concreción y esa alternativa la explicó la seremi de Vivienda y Urbanismo, Claudia Toledo, en el pasado Consejo Metropolitano de Alcaldes del Gran Concepción, donde y a propósito del Prmc y su futuro, aseveró que un dictamen de Contraloría, el 188454 de febrero de 2022, le permitiría al MOP seguir con el proceso sin que el plan regulador este actualizado.

“Respecto a la Ruta Pie de Monte, ya hemos conversado con el seremi de Obras Púbicas y en realidad aplica un dictamen en donde el ministerio de Obras Públicas puede incluso en rutas que son concesionadas, seguir con el desarrollo de ese tipo de proyectos por la envergadura y la necesidad que requieren territorios como este”.

No fue posible conocer la opinión del seremi de Obras Públicas sobre esta opción, ya que no se encontraba disponible este jueves. Aunque fuentes de Diario Concepción indicaron que esta alternativa no genera consenso entre los alcaldes de la zona y que si se adopta en 2023, significaría también un mínimo de cinco años para materializarse, pues debe pasar igual por el sistema de evaluación ambiental y por el proceso de licitación y adjudicación propios de cualquier obra concesionada.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Viernes 23 de Diciembre de 2022

TITULARES