Domingo, Enero 29, 2023

El Reglamento europeo sobre reutilización de agua para riego agrícola es ya una realidad

AGUAS RESIDUALES – Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, que se conmemora el pasado 05 de junio 2020, se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea el nuevo Reglamento Europeo relativo a la reutilización de agua que había sido aprobado el 25 de mayo 20202 en el Parlamento Europeo: El REGLAMENTO (UE) 2020/741 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 25 de mayo de 2020 relativo a los requisitos mínimos para la reutilización del agua.
De igual forma también se ha publicado en la misma fecha en el Boletín Oficial del Estado (BOE).
Detalles del nuevo Reglamento
Este Reglamento es de obligado cumplimiento para los estados miembros, establece requisitos mínimos de calidad y control del agua y disposiciones sobre la gestión del riesgo para la utilización segura de las aguas regeneradas en el contexto de una gestión integrada del agua, como ya explicamos anteriormente en una serie de artículos publicada en nuestro blog, cuyos enlaces incluimos más abajo.
La finalidad del presente Reglamento es garantizar que las aguas regeneradas sean seguras para el riego agrícola, y de esta forma asegurar un alto nivel de protección del medio ambiente y de la salud humana y animal, promover la economía circular, apoyar la adaptación al cambio climático, y contribuir a los objetivos de la Directiva 2000/60/CE al hacer frente a la escasez de agua, que conlleva una presión sobre los recursos hídricos, de manera coordinada en toda la Unión Europea, contribuyendo así además al funcionamiento eficaz del mercado interior.
El nuevo Reglamento europeo sobre reutilización de agua será aplicable dentro de tres años
Este reglamento entrará en vigor a los veinte días de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea, es decir, a partir del 25 de junio de este año, y será aplicable dentro de tres años, a partir del 26 de junio de 2023.
Tal y como queda especificado en la sección 1 del anexo I del Reglamento, éste se aplica siempre que se vayan a reutilizar aguas urbanas depuradas para el riego agrícola, de conformidad con el artículo 12, apartado 1, de la Directiva 91/271/CEE.
De momento, otros usos contemplados en la legislación española sobre reutilización de agua, seguirán sin estar regulados a nivel comunitario.
Durante la votación del nuevo reglamento en el Parlamento Europeo, la parlamentaria ponente de la iniciativa legislativa, la italiana Simona Bonafè, aseguró que esta fecha “marca otro importante hito en nuestra transición hacia la economía circular en los recursos hídricos. De este modo, paso a paso, estamos consiguiendo resultados concretos para el medio ambiente”.
Y Bonafè añadió: “Podríamos posiblemente reutilizar hasta 6.600 hm3 de agua en el año 2025, en comparación con los 1.100 hm3 anuales que se reutilizan en estos momentos. Eso requeriría una inversión inferior a 700 millones de euros y nos permitiría reutilizar más de la mitad del caudal de agua efluente de las estaciones depuradoras de agua de la UE teóricamente disponible para el riego, evitando así más de un 5 % de las extracciones directas de agua de las fuentes superficiales y subterráneas”.
Ver artículo
Fuente: Aguas Residuales, Lunes 22 de Junio de 2020

AGUAS RESIDUALES – Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, que se conmemora el pasado 05 de junio 2020, se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea el nuevo Reglamento Europeo relativo a la reutilización de agua que había sido aprobado el 25 de mayo 20202 en el Parlamento Europeo: El REGLAMENTO (UE) 2020/741 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 25 de mayo de 2020 relativo a los requisitos mínimos para la reutilización del agua.
De igual forma también se ha publicado en la misma fecha en el Boletín Oficial del Estado (BOE).
Detalles del nuevo Reglamento
Este Reglamento es de obligado cumplimiento para los estados miembros, establece requisitos mínimos de calidad y control del agua y disposiciones sobre la gestión del riesgo para la utilización segura de las aguas regeneradas en el contexto de una gestión integrada del agua, como ya explicamos anteriormente en una serie de artículos publicada en nuestro blog, cuyos enlaces incluimos más abajo.
La finalidad del presente Reglamento es garantizar que las aguas regeneradas sean seguras para el riego agrícola, y de esta forma asegurar un alto nivel de protección del medio ambiente y de la salud humana y animal, promover la economía circular, apoyar la adaptación al cambio climático, y contribuir a los objetivos de la Directiva 2000/60/CE al hacer frente a la escasez de agua, que conlleva una presión sobre los recursos hídricos, de manera coordinada en toda la Unión Europea, contribuyendo así además al funcionamiento eficaz del mercado interior.
El nuevo Reglamento europeo sobre reutilización de agua será aplicable dentro de tres años
Este reglamento entrará en vigor a los veinte días de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea, es decir, a partir del 25 de junio de este año, y será aplicable dentro de tres años, a partir del 26 de junio de 2023.
Tal y como queda especificado en la sección 1 del anexo I del Reglamento, éste se aplica siempre que se vayan a reutilizar aguas urbanas depuradas para el riego agrícola, de conformidad con el artículo 12, apartado 1, de la Directiva 91/271/CEE.
De momento, otros usos contemplados en la legislación española sobre reutilización de agua, seguirán sin estar regulados a nivel comunitario.
Durante la votación del nuevo reglamento en el Parlamento Europeo, la parlamentaria ponente de la iniciativa legislativa, la italiana Simona Bonafè, aseguró que esta fecha “marca otro importante hito en nuestra transición hacia la economía circular en los recursos hídricos. De este modo, paso a paso, estamos consiguiendo resultados concretos para el medio ambiente”.
Y Bonafè añadió: “Podríamos posiblemente reutilizar hasta 6.600 hm3 de agua en el año 2025, en comparación con los 1.100 hm3 anuales que se reutilizan en estos momentos. Eso requeriría una inversión inferior a 700 millones de euros y nos permitiría reutilizar más de la mitad del caudal de agua efluente de las estaciones depuradoras de agua de la UE teóricamente disponible para el riego, evitando así más de un 5 % de las extracciones directas de agua de las fuentes superficiales y subterráneas”.
Ver artículo
Fuente: Aguas Residuales, Lunes 22 de Junio de 2020

TITULARES