Miércoles, Febrero 1, 2023

Refuerzan plan para tener transporte público con hidrógeno verde en 2025

PUBLIMETRO – Tener transporte urbano limpio es algo en lo que nuestro país está embarcado desde hace tiempo. De hecho, el 14 de noviembre de 2017 empezaron a recorrer Santiago los primeros buses eléctricos.

Y en ese marco, ayer fue lanzada la segunda etapa chilena del Programa Clima y Aire Limpio en Ciudades de América Latina-Plus (CALAC+), que desde 2018 se realiza en Santiago, Bogotá, Lima y Ciudad de México.

CALAC+ es un plan de la Confederación Suiza que acompaña a autoridades y contrapartes (ministerios, municipalidades e instituciones del sector transporte) brindándoles insumos y evidencia técnica. Y desde que hace cuatro años funciona en Chile colabora en el cumplimiento de las metas del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica de la Región Metropolitana.

Ahora, la meta es apoyar el desarrollo del primer plan piloto de bus a hidrógeno verde (H2V) para tener electromovilidad en 2025 bajo esa línea, tanto en la capital como en regiones, e ir dejando atrás el uso de los combustibles fósiles.

El Ministerio del Medio Ambiente, junto a la Agencia Chilena de Cooperación para el Desarrollo (dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores) y la Embajada de Suiza (en representación del organismo de ese país para el Desarrollo y la Cooperación) anunciaron esta nueva fase del proyecto, que ahora va de 2022 a 2005, tiene un costo de 800 mil dólares y es financiada con fondos helvéticos.

Ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas. (Prensa MMA)

VOCES OFICIALES

“Como Gobierno, queremos mejorar la calidad de vida de las personas. E impulsar un transporte urbano limpio con electromovilidad u otras tecnologías permitirá que en nuestras ciudades disminuya el ruido y bajen las emisiones de contaminantes”, dijo la ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas.

La secretaria de Estado añadió que “la electromovilidad también nos ayudará a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, algo necesario para que Chile sea carbono neutral a más tardar en 2050. Además, este proyecto pone énfasis en las regiones, lo que promoverá que la transición sea justa, pues los beneficios de este gran cambio no solo pueden concentrarse en Santiago”.

Y el embajador suizo en Chile, Markus Dutly, precisó que “nos comprometemos a facilitar espacios de intercambio técnico y de colaboración para enfrentar el cambio climático. Felicito a Chile por ser un ejemplo y un motor en la región en electromovilidad en el transporte público”.

La segunda fase en nuestro país de CALAC+ buscará fortalecer las capacidades y entregar asistencia técnica a los ministerios del Medio Ambiente y de Obras Públicas para la elaboración y puesta en marcha de normas de emisión, implementar filtros de partículas en maquinarias, apoyar el desarrollo de planes pilotos de buses eléctricos en regiones y elaborar estudios para tener buses a hidrógeno verde en Santiago.

La etapa inicial consistió en la medición de partículas en Plantas de Revisión Técnica en vehículos con filtros, la realización de un estudio de análisis del ciclo de vida de los buses eléctricos que circulan en Santiago, y la elaboración del análisis de los impactos económicos y sociales para la norma de medición de partículas.

En faenas de la minería nacional ya es usado el hidrógeno verde.

QUÉ ES EL HIDRÓGENO VERDE Y CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE CHILE PARA PRODUCIRLO

El hidrógeno verde es el nombre que se le da al hidrógeno generado a partir de fuentes y energías renovables, como las energías solar, eólica y geotérmica, entre otras.

Sirve como combustible, y al ser utilizado no genera dióxido de carbono, o CO2, el gas de efecto invernadero que emiten al quemarse los combustibles fósiles: el petróleo, el carbón, el gas natural y el gas licuado del petróleo.

El hidrógeno verde no genera CO2 porque carece de carbono. En su lugar, el consumo de la energía del hidrógeno simplemente da da paso a otro compuesto, el agua.

En realidad no es una fuente de energía en sí, sino que es un elemento que sirve para almacenar, transportar y distribuir energía, por lo que se le denomina “véctor energético”.

Esta es la planta de hidrógeno verde Haru Oni, que hace dos años empezó a ser construida en Punta Arenas. (Siemens Energy.)

El hidrógeno verde puede ser usado como combustible sustentable para transporte (autos, camiones, buses, trenes, barcos y aviones), máquinas pesadas, almacenamiento de energía para entregarle estabilidad a una red eléctrica y calefacción. También sirve para la producción de acero y como materia prima en la generación de otros compuestos industriales.

Y hace tiempo ya nuestro país ha sido considerado uno de los países en los que es posible producir el hidrógeno más económico del mundo, con las zonas de Antofagasta (aprovechando la energía solar) y Magallanes (usando la energía eólica) como sitios de gran potencial al respecto.

Por eso ya en 2020 fue elaborada la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde, para establecer una industria exportadora del 72% de lo que se produzca, y que lleve a Chile a conquistar mercados globales, como Europa y China, para 2030.

El Ministerio de Energía proyectó que esa industria podría tener en ocho años más un valor de nueve mil millones de dólares, llegando a un costo de producción de dos dólares el kilo. Hoy eso cuesta tres veces más.

Ver artículo

Fuente: Publimetro, Viernes 26 de Agosto de 2022

PUBLIMETRO – Tener transporte urbano limpio es algo en lo que nuestro país está embarcado desde hace tiempo. De hecho, el 14 de noviembre de 2017 empezaron a recorrer Santiago los primeros buses eléctricos.

Y en ese marco, ayer fue lanzada la segunda etapa chilena del Programa Clima y Aire Limpio en Ciudades de América Latina-Plus (CALAC+), que desde 2018 se realiza en Santiago, Bogotá, Lima y Ciudad de México.

CALAC+ es un plan de la Confederación Suiza que acompaña a autoridades y contrapartes (ministerios, municipalidades e instituciones del sector transporte) brindándoles insumos y evidencia técnica. Y desde que hace cuatro años funciona en Chile colabora en el cumplimiento de las metas del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica de la Región Metropolitana.

Ahora, la meta es apoyar el desarrollo del primer plan piloto de bus a hidrógeno verde (H2V) para tener electromovilidad en 2025 bajo esa línea, tanto en la capital como en regiones, e ir dejando atrás el uso de los combustibles fósiles.

El Ministerio del Medio Ambiente, junto a la Agencia Chilena de Cooperación para el Desarrollo (dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores) y la Embajada de Suiza (en representación del organismo de ese país para el Desarrollo y la Cooperación) anunciaron esta nueva fase del proyecto, que ahora va de 2022 a 2005, tiene un costo de 800 mil dólares y es financiada con fondos helvéticos.

Ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas. (Prensa MMA)

VOCES OFICIALES

“Como Gobierno, queremos mejorar la calidad de vida de las personas. E impulsar un transporte urbano limpio con electromovilidad u otras tecnologías permitirá que en nuestras ciudades disminuya el ruido y bajen las emisiones de contaminantes”, dijo la ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas.

La secretaria de Estado añadió que “la electromovilidad también nos ayudará a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, algo necesario para que Chile sea carbono neutral a más tardar en 2050. Además, este proyecto pone énfasis en las regiones, lo que promoverá que la transición sea justa, pues los beneficios de este gran cambio no solo pueden concentrarse en Santiago”.

Y el embajador suizo en Chile, Markus Dutly, precisó que “nos comprometemos a facilitar espacios de intercambio técnico y de colaboración para enfrentar el cambio climático. Felicito a Chile por ser un ejemplo y un motor en la región en electromovilidad en el transporte público”.

La segunda fase en nuestro país de CALAC+ buscará fortalecer las capacidades y entregar asistencia técnica a los ministerios del Medio Ambiente y de Obras Públicas para la elaboración y puesta en marcha de normas de emisión, implementar filtros de partículas en maquinarias, apoyar el desarrollo de planes pilotos de buses eléctricos en regiones y elaborar estudios para tener buses a hidrógeno verde en Santiago.

La etapa inicial consistió en la medición de partículas en Plantas de Revisión Técnica en vehículos con filtros, la realización de un estudio de análisis del ciclo de vida de los buses eléctricos que circulan en Santiago, y la elaboración del análisis de los impactos económicos y sociales para la norma de medición de partículas.

En faenas de la minería nacional ya es usado el hidrógeno verde.

QUÉ ES EL HIDRÓGENO VERDE Y CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE CHILE PARA PRODUCIRLO

El hidrógeno verde es el nombre que se le da al hidrógeno generado a partir de fuentes y energías renovables, como las energías solar, eólica y geotérmica, entre otras.

Sirve como combustible, y al ser utilizado no genera dióxido de carbono, o CO2, el gas de efecto invernadero que emiten al quemarse los combustibles fósiles: el petróleo, el carbón, el gas natural y el gas licuado del petróleo.

El hidrógeno verde no genera CO2 porque carece de carbono. En su lugar, el consumo de la energía del hidrógeno simplemente da da paso a otro compuesto, el agua.

En realidad no es una fuente de energía en sí, sino que es un elemento que sirve para almacenar, transportar y distribuir energía, por lo que se le denomina “véctor energético”.

Esta es la planta de hidrógeno verde Haru Oni, que hace dos años empezó a ser construida en Punta Arenas. (Siemens Energy.)

El hidrógeno verde puede ser usado como combustible sustentable para transporte (autos, camiones, buses, trenes, barcos y aviones), máquinas pesadas, almacenamiento de energía para entregarle estabilidad a una red eléctrica y calefacción. También sirve para la producción de acero y como materia prima en la generación de otros compuestos industriales.

Y hace tiempo ya nuestro país ha sido considerado uno de los países en los que es posible producir el hidrógeno más económico del mundo, con las zonas de Antofagasta (aprovechando la energía solar) y Magallanes (usando la energía eólica) como sitios de gran potencial al respecto.

Por eso ya en 2020 fue elaborada la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde, para establecer una industria exportadora del 72% de lo que se produzca, y que lleve a Chile a conquistar mercados globales, como Europa y China, para 2030.

El Ministerio de Energía proyectó que esa industria podría tener en ocho años más un valor de nueve mil millones de dólares, llegando a un costo de producción de dos dólares el kilo. Hoy eso cuesta tres veces más.

Ver artículo

Fuente: Publimetro, Viernes 26 de Agosto de 2022

TITULARES