Miércoles, Abril 17, 2024

Radiografía a obras vigentes del MOP arroja cartera de mil contratos por más de US$ 3.300 millones ¿Cuál es el más grande?

DIARIO FINANCIERO – El sector construcción ha sido fuertemente golpeado en los últimos años generando dificultades en las ejecuciones de las obras, tanto para las desarrolladas desde el Estado como por el sector privado.

Actualmente, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) cuenta con más de mil contratos vigentes, de los cuales cerca de 300 cuentan con algún tipo de dificultad en la ejecución, según lo indicado por el ministro Juan Carlos García. Y si bien desde la cartera han impulsado medidas innovadoras, como un reajuste polinómico a los contratos en marcha y futuros, desde el rubro creen necesario que otros sectores, como el financiero, aporten con mayores soluciones a las empresas que participan del sistema.

Según información pedida por transparencia a la Dirección de Planificación del MOP, al cierre de octubre de este año esa cartera contaba con 1.020 contratos correspondientes a obras hidráulicas, portuarias y de vialidad, entre otras, que contemplan una inversión total de más de US$ 3.300 millones y cuyo plazo de ejecución máximo abarca desde el 2022 hasta 2026.

De acuerdo al documento, la compañía que tiene la mayor cantidad de obras es la Constructora de Pavimentos Asfálticos Bitumix S.A., con 27 diferentes mandatos por un monto de US$ 93,8 millones. Bitumix cuenta con 40 años de experiencia y se dedica principalmente a la realización de infraestructura vial y urbana y producción de mezclas asfálticas y áridos. La compañía -cuyo presidente es Patrick Sulliot- pertenece desde 2001 al grupo francés Eurovia, empresa filial del grupo VINCI.

Dentro de las obras de mayor monto está el Puente Chacao, que tiene un 35% de avance financiero y con una fecha de término proyectada para 2025. Otra de las grandes obras era la construcción del bypass de Castro, el cual estaba en mano de Claro, Valenzuela, Vicuña, constructora que se acogió a la liquidación cuando se llevaba un 55% de avance financiero y un monto cancelado de más de $15 mil millones.

Análisis del CPI

Uno de los puntos que destacan desde el sector son los esfuerzos del MOP para apoyar la concreción de estos proyectos. Carlos Cruz, presidente del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI) señala que el reajuste polinómico a contratos vigentes y futuros es una señal de que “las demandas de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) han sido bien recibidas”. Y agrega que se trata de una fórmula que “tiene un grado de aceptación y que va a reducir en buena medida el riesgo que asumen los nuevos contratistas” con el Estado.

“Esto va a durar mientras tengamos esta inflación. Posteriormente, una vez que se normalice, las cosas van a dejar de ser tan dramáticas”, proyecta.

Para Carlos Cruz es fundamental la alianza público-privada porque “la relación con el mandante es vital para alcanzar los resultados que se espera y minimizar los costos que implican la espera”.

Y comenta que desde el CPI respaldan la decisión del MOP de colocar en cartera proyectos que tienen un impacto.

En lo que respecta a las distintas áreas de los contratos, Cruz destaca las obras de agua potable rural, ya que involucran “una cantidad importante de plata”. Y a esto se suman, las iniciativas contempladas en la Región de La Araucanía. “Hay una cantidad enorme de vías que no están pavimentadas y que no son mantenidas debidamente. Por lo tanto, es una forma de contribuir a la reducción de la conflictividad en esa zona, y eso pasa por también mejorar la eficiencia del Estado a través de este tipo de proyectos”, comenta.

Por último, Cruz apunta a la importancia de que el Estado “convoque al sector financiero”, tal como ha estado haciendo el Minvu. Esto, señala, con el objetivo de “facilitar los créditos y que las empresas puedan empalmar entre la situación actual y futura, cuando ya las cosas se van a arreglar”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 28 de Noviembre de 2022

DIARIO FINANCIERO – El sector construcción ha sido fuertemente golpeado en los últimos años generando dificultades en las ejecuciones de las obras, tanto para las desarrolladas desde el Estado como por el sector privado.

Actualmente, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) cuenta con más de mil contratos vigentes, de los cuales cerca de 300 cuentan con algún tipo de dificultad en la ejecución, según lo indicado por el ministro Juan Carlos García. Y si bien desde la cartera han impulsado medidas innovadoras, como un reajuste polinómico a los contratos en marcha y futuros, desde el rubro creen necesario que otros sectores, como el financiero, aporten con mayores soluciones a las empresas que participan del sistema.

Según información pedida por transparencia a la Dirección de Planificación del MOP, al cierre de octubre de este año esa cartera contaba con 1.020 contratos correspondientes a obras hidráulicas, portuarias y de vialidad, entre otras, que contemplan una inversión total de más de US$ 3.300 millones y cuyo plazo de ejecución máximo abarca desde el 2022 hasta 2026.

De acuerdo al documento, la compañía que tiene la mayor cantidad de obras es la Constructora de Pavimentos Asfálticos Bitumix S.A., con 27 diferentes mandatos por un monto de US$ 93,8 millones. Bitumix cuenta con 40 años de experiencia y se dedica principalmente a la realización de infraestructura vial y urbana y producción de mezclas asfálticas y áridos. La compañía -cuyo presidente es Patrick Sulliot- pertenece desde 2001 al grupo francés Eurovia, empresa filial del grupo VINCI.

Dentro de las obras de mayor monto está el Puente Chacao, que tiene un 35% de avance financiero y con una fecha de término proyectada para 2025. Otra de las grandes obras era la construcción del bypass de Castro, el cual estaba en mano de Claro, Valenzuela, Vicuña, constructora que se acogió a la liquidación cuando se llevaba un 55% de avance financiero y un monto cancelado de más de $15 mil millones.

Análisis del CPI

Uno de los puntos que destacan desde el sector son los esfuerzos del MOP para apoyar la concreción de estos proyectos. Carlos Cruz, presidente del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI) señala que el reajuste polinómico a contratos vigentes y futuros es una señal de que “las demandas de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) han sido bien recibidas”. Y agrega que se trata de una fórmula que “tiene un grado de aceptación y que va a reducir en buena medida el riesgo que asumen los nuevos contratistas” con el Estado.

“Esto va a durar mientras tengamos esta inflación. Posteriormente, una vez que se normalice, las cosas van a dejar de ser tan dramáticas”, proyecta.

Para Carlos Cruz es fundamental la alianza público-privada porque “la relación con el mandante es vital para alcanzar los resultados que se espera y minimizar los costos que implican la espera”.

Y comenta que desde el CPI respaldan la decisión del MOP de colocar en cartera proyectos que tienen un impacto.

En lo que respecta a las distintas áreas de los contratos, Cruz destaca las obras de agua potable rural, ya que involucran “una cantidad importante de plata”. Y a esto se suman, las iniciativas contempladas en la Región de La Araucanía. “Hay una cantidad enorme de vías que no están pavimentadas y que no son mantenidas debidamente. Por lo tanto, es una forma de contribuir a la reducción de la conflictividad en esa zona, y eso pasa por también mejorar la eficiencia del Estado a través de este tipo de proyectos”, comenta.

Por último, Cruz apunta a la importancia de que el Estado “convoque al sector financiero”, tal como ha estado haciendo el Minvu. Esto, señala, con el objetivo de “facilitar los créditos y que las empresas puedan empalmar entre la situación actual y futura, cuando ya las cosas se van a arreglar”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 28 de Noviembre de 2022

TITULARES