Martes, Junio 15, 2021

Puertos tienen holguras que alcanzan el 53%: gremio advierte necesidad de mejorar accesos

DIARIO FINANCIERO – Los puertos chilenos presentan holguras que incluso alcanzan el 53%, por lo que la prioridad no está en la necesidad de inversiones destinadas a aumentar la capacidad, sino que en modernizar los accesos y conexiones que permitan mejorar la transferencia de carga. Esta es una de las conclusiones que plantea la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport) en su informe titulado “Inversiones y eficiencia en puertos”.

Según se explica en el documento, en cuanto a la macrozona norte, y considerando el criterio de 65% de nivel de ocupación, los puertos de Arica, Iquique y Antofagasta tienen holguras de capacidad de 52%, 37% y 49%, respectivamente. Así, teniendo en cuenta una proyección de demanda asociada a un crecimiento del PIB de 3,2% anual, no serían necesarias inversiones en aumentos de capacidad en esos puertos hasta 2024, 2035 y 2026, respectivamente. Esto, tentativamente, ya que se advierte que el análisis debe hacerse en conjunto con los puertos adyacentes. Precisamente, dice el análisis, una de las prioridades de esta macrozona no está en los puertos, sino en sus accesos.

En el caso de la macrozona central, los puertos de Valparaíso y San Antonio presentan holguras de 32% y 53% (ocupaciones de 68% y 47%, respectivamente), con requerimientos de aumentos de capacidad, tomados en forma aislada, hacia 2018 y 2028, respectivamente.

Camport sostiene que, al igual que en el norte, en esta macrozona también es prioritario, antes de abordar inversiones en aumento de la cantidad de sitios, disminuir los cierres de puerto y mejorar los accesos, de modo de aumentar la capacidad de transferencia de carga al menor costo posible.

Situación que también es prioritaria en la macrozona centro sur, donde -según se consigna en el documento- los puertos de Lirquén, San Vicente-Talcahuano y Coronel tienen holguras de 32%, 35% y 27% (ocupaciones de 68%, 65% y 73%).

Según explicó el presidente del gremio, Daniel Fernández, hoy existe una adecuada capacidad de infraestructura portuaria, con holguras importantes en las distintas macrozonas.

En términos de infraestructura, asegura, “la prioridad debe estar en mejorar los accesos a los puertos y sus conexiones con los centros logísticos”.

“Las redes viales de las principales ciudades puerto sufren de alta congestión, situación que se seguirá agravando en el tiempo. Junto con invertir en accesos urbanos y carreteras, es fundamental impulsar un sistema ferroviario eficiente para el transporte de carga desde los puertos hacia los centros de consumo”, agregó el líder del gremio.

El informe portuario también aborda la actual situación de guerra comercial entre China y Estados Unidos, señalando que los efectos de mediano plazo de esta guerra son difíciles de proyectar. Se señala que la principal consecuencia esperable es una mayor incertidumbre en las proyecciones de volúmenes de carga.

Sin embargo, se advierte que parece “osado” anticipar efectos en los planes referenciales y en las inversiones mismas producto de este hecho.

Para el gremio, más bien existen desincentivos a las inversiones de una mayor relevancia que la situación de guerra comercial, como los deficientes accesos y conectividad vial y ferroviaria que tienen los principales puertos del país. A esto suman las altas tarifas de servicios marítimos para las naves, así como las “fricciones” de tipo administrativo que se relacionan con los servicios que participan en los procesos del sector (SAG, Aduanas y PDI).

Camport termina su escrito definiendo líneas de acción donde destaca actualizar los estudios de accesos viales y ferroviarios a los puertos estatales existentes y desarrollar estudios equivalentes para los puertos privados de uso público.


Daniel Fernández, presidente de Camport.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 22 de octubre de 2018

DIARIO FINANCIERO – Los puertos chilenos presentan holguras que incluso alcanzan el 53%, por lo que la prioridad no está en la necesidad de inversiones destinadas a aumentar la capacidad, sino que en modernizar los accesos y conexiones que permitan mejorar la transferencia de carga. Esta es una de las conclusiones que plantea la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport) en su informe titulado “Inversiones y eficiencia en puertos”.

Según se explica en el documento, en cuanto a la macrozona norte, y considerando el criterio de 65% de nivel de ocupación, los puertos de Arica, Iquique y Antofagasta tienen holguras de capacidad de 52%, 37% y 49%, respectivamente. Así, teniendo en cuenta una proyección de demanda asociada a un crecimiento del PIB de 3,2% anual, no serían necesarias inversiones en aumentos de capacidad en esos puertos hasta 2024, 2035 y 2026, respectivamente. Esto, tentativamente, ya que se advierte que el análisis debe hacerse en conjunto con los puertos adyacentes. Precisamente, dice el análisis, una de las prioridades de esta macrozona no está en los puertos, sino en sus accesos.

En el caso de la macrozona central, los puertos de Valparaíso y San Antonio presentan holguras de 32% y 53% (ocupaciones de 68% y 47%, respectivamente), con requerimientos de aumentos de capacidad, tomados en forma aislada, hacia 2018 y 2028, respectivamente.

Camport sostiene que, al igual que en el norte, en esta macrozona también es prioritario, antes de abordar inversiones en aumento de la cantidad de sitios, disminuir los cierres de puerto y mejorar los accesos, de modo de aumentar la capacidad de transferencia de carga al menor costo posible.

Situación que también es prioritaria en la macrozona centro sur, donde -según se consigna en el documento- los puertos de Lirquén, San Vicente-Talcahuano y Coronel tienen holguras de 32%, 35% y 27% (ocupaciones de 68%, 65% y 73%).

Según explicó el presidente del gremio, Daniel Fernández, hoy existe una adecuada capacidad de infraestructura portuaria, con holguras importantes en las distintas macrozonas.

En términos de infraestructura, asegura, “la prioridad debe estar en mejorar los accesos a los puertos y sus conexiones con los centros logísticos”.

“Las redes viales de las principales ciudades puerto sufren de alta congestión, situación que se seguirá agravando en el tiempo. Junto con invertir en accesos urbanos y carreteras, es fundamental impulsar un sistema ferroviario eficiente para el transporte de carga desde los puertos hacia los centros de consumo”, agregó el líder del gremio.

El informe portuario también aborda la actual situación de guerra comercial entre China y Estados Unidos, señalando que los efectos de mediano plazo de esta guerra son difíciles de proyectar. Se señala que la principal consecuencia esperable es una mayor incertidumbre en las proyecciones de volúmenes de carga.

Sin embargo, se advierte que parece “osado” anticipar efectos en los planes referenciales y en las inversiones mismas producto de este hecho.

Para el gremio, más bien existen desincentivos a las inversiones de una mayor relevancia que la situación de guerra comercial, como los deficientes accesos y conectividad vial y ferroviaria que tienen los principales puertos del país. A esto suman las altas tarifas de servicios marítimos para las naves, así como las “fricciones” de tipo administrativo que se relacionan con los servicios que participan en los procesos del sector (SAG, Aduanas y PDI).

Camport termina su escrito definiendo líneas de acción donde destaca actualizar los estudios de accesos viales y ferroviarios a los puertos estatales existentes y desarrollar estudios equivalentes para los puertos privados de uso público.


Daniel Fernández, presidente de Camport.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 22 de octubre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X