Miércoles, Julio 28, 2021

Puertos de Talcahuano aboga para que ferrocarril continúe potenciando su rol clave en la región del Biobío

MUNDO MARÍTIMO – “Trenes y camiones se complementan, según el tipo de carga. Lo importante es velar porque ambos tengan las condiciones para desarrollarse equitativamente.

En base a información del Servicio Nacional de Aduanas y la Empresa de Ferrocarriles del Estado, en 2019 la Comunidad Logística de Talcahuano concluyó que desde 2014 a 2018 la carga portuaria de la Región del Biobío movilizada por camión había aumentado, mientras que la ferroviaria se mantuvo relativamente constante.

No obstante, las proyecciones de la entidad planteaban que para 2027 el modo ferroviario recuperaría terreno, creciendo en cerca de un 50% en toneladas movilizadas. Ello le permitiría recuperar la participación de 25% en la torta que conservaba hasta 2013.

El cálculo no es azaroso. Más del 50% de la carga ferroviaria nacional se moviliza por la región. Ese dato, histórico y que se ha mantenido relativamente constante en el tiempo, hace que el tren esté llamado a seguir teniendo un rol clave en la vocación exportadora de la zona. Más considerando que la Política Nacional de Transporte en el Ámbito Ferroviario (2013) plantea la importancia de reactivar la eficiencia y competitividad del modo ferroviario, según explica Rodrigo Monsalve, gerente general de Puertos de Talcahuano.

“Trenes y camiones se complementan, según el tipo de carga. Lo importante es velar porque ambos tengan las condiciones para desarrollarse equitativamente. No hay que olvidar que la carga ferroviaria ayuda considerablemente a descongestionar el tráfico en carreteras y en especial en el Gran Concepción”, añade Monsalve, para quien tampoco se puede pasar por alto que al ser eléctrico contribuye a disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera, más teniendo en cuenta que la ciudad tiene un Plan de Descontaminación operando desde abril de 2020.

A principios de año, dice el ejecutivo, “aplaudíamos la Resolución de Calificación Ambiental para el nuevo Puente Ferroviario sobre el río Biobío, como también la reconstrucción de los viaductos de Cautín y Toltén para el transporte de carga desde y hacia las regiones de Los Ríos y Los Lagos”. Por otra parte, continúo diciendo, el Plan Maestro Ferroviario también es un punto a destacar, ya que toma en cuenta la movilidad de carga del sistema portuario local, en balance con la de pasajeros.

“Todas esas buenas noticias confirman que nuestras proyecciones sobre el ferrocarril de carga van en la línea correcta. De allí que el desafío para nuestra Comunidad Logística sea seguir planificando el desarrollo portuario considerando accesos ferroviarios dedicados, con capacidad de participación relevante del tren en las transferencias, y manteniendo una alta coordinación con las autoridades y los vecinos para velar porque la convivencia con el entorno sea sostenible”, concluye el gerente general de Puertos de Talcahuano.

Ver artículo

Fuente: Mundo Marítimo, Jueves 15 de Julio de 2021

MUNDO MARÍTIMO – “Trenes y camiones se complementan, según el tipo de carga. Lo importante es velar porque ambos tengan las condiciones para desarrollarse equitativamente.

En base a información del Servicio Nacional de Aduanas y la Empresa de Ferrocarriles del Estado, en 2019 la Comunidad Logística de Talcahuano concluyó que desde 2014 a 2018 la carga portuaria de la Región del Biobío movilizada por camión había aumentado, mientras que la ferroviaria se mantuvo relativamente constante.

No obstante, las proyecciones de la entidad planteaban que para 2027 el modo ferroviario recuperaría terreno, creciendo en cerca de un 50% en toneladas movilizadas. Ello le permitiría recuperar la participación de 25% en la torta que conservaba hasta 2013.

El cálculo no es azaroso. Más del 50% de la carga ferroviaria nacional se moviliza por la región. Ese dato, histórico y que se ha mantenido relativamente constante en el tiempo, hace que el tren esté llamado a seguir teniendo un rol clave en la vocación exportadora de la zona. Más considerando que la Política Nacional de Transporte en el Ámbito Ferroviario (2013) plantea la importancia de reactivar la eficiencia y competitividad del modo ferroviario, según explica Rodrigo Monsalve, gerente general de Puertos de Talcahuano.

“Trenes y camiones se complementan, según el tipo de carga. Lo importante es velar porque ambos tengan las condiciones para desarrollarse equitativamente. No hay que olvidar que la carga ferroviaria ayuda considerablemente a descongestionar el tráfico en carreteras y en especial en el Gran Concepción”, añade Monsalve, para quien tampoco se puede pasar por alto que al ser eléctrico contribuye a disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera, más teniendo en cuenta que la ciudad tiene un Plan de Descontaminación operando desde abril de 2020.

A principios de año, dice el ejecutivo, “aplaudíamos la Resolución de Calificación Ambiental para el nuevo Puente Ferroviario sobre el río Biobío, como también la reconstrucción de los viaductos de Cautín y Toltén para el transporte de carga desde y hacia las regiones de Los Ríos y Los Lagos”. Por otra parte, continúo diciendo, el Plan Maestro Ferroviario también es un punto a destacar, ya que toma en cuenta la movilidad de carga del sistema portuario local, en balance con la de pasajeros.

“Todas esas buenas noticias confirman que nuestras proyecciones sobre el ferrocarril de carga van en la línea correcta. De allí que el desafío para nuestra Comunidad Logística sea seguir planificando el desarrollo portuario considerando accesos ferroviarios dedicados, con capacidad de participación relevante del tren en las transferencias, y manteniendo una alta coordinación con las autoridades y los vecinos para velar porque la convivencia con el entorno sea sostenible”, concluye el gerente general de Puertos de Talcahuano.

Ver artículo

Fuente: Mundo Marítimo, Jueves 15 de Julio de 2021

TITULARES

X