Domingo, Mayo 26, 2024

Puente Cau Cau: fallo de tribunal sostiene que errores fueron de diseño y no de construcción

EL MERCURIO – Errores en el diseño del sistema de levante y no en la ejecución de los trabajos.
Este es el argumento legal con que ayer el 28° Juzgado Civil de Santiago concluyó que Azvi, la empresa que construyó el puente Cau Cau de Valdivia, no tuvo responsabilidad en la falla que en febrero de 2015 inutilizó por completo el brazo sur de la estructura, hecho por el cual el Ministerio de Obras Públicas (MOP) —en junio de 2015— terminó anticipadamente el contrato de edificación que tenía la empresa de capitales españoles en Los Ríos.
Ante esto, en septiembre de 2015 Azvi demandó al Estado por incumplimiento de contrato, acusando un “desprestigio público” y daño patrimonial, esto por la retención de una boleta de garantía por US$ 1,2 millones y por no cancelar $5 mil millones en “obras extraordinarias” que no estaban consideradas en el proyecto inicial.
En el contundente fallo de 160 páginas, conocido ayer y dictado por el juez Jorge Mena, en su considerando 38 establece que “no existió error en la ejecución de los trabajos de la obra atribuible a Azvi, ya que la falla del vástago de uno de los cilindros del sistema mecánico (…) tiene como causal basal la deficiente concepción y diseño del sistema de levante del puente, materia que es de responsabilidad exclusiva del demandado”, y agrega que “el fisco de Chile ha incumplido el contrato de obra pública” con la empresa, ordenando a pagarle desde las arcas fiscales US$ 1,2 millones.
El primer pronunciamiento de la justicia sobre el fallido puente no acogió la solicitud de pago de $5 mil millones por las obras extraordinarias, lo que podría ser apelado al tribunal de alzada.
Junto a ello la empresa pedía retomar los trabajos para reparar el sistema de levante, lo que tampoco fue aceptado y que no sería apelado dado el nuevo escenario en Valdivia, con un puente que ya completa un año de operación provisoria, junto a la anunciada licitación para su reparación definitiva.
Con todo, el fallo no dejó indiferentes a las partes involucradas. Cercanos a la constructora aseguraron que esta sentencia es un “espaldarazo” a lo que por años ha sostenido Azvi: que las fallas constructivas del Cau Cau se originaron por errores en la etapa de diseño de la estructura. Mientras, fuentes que conocen el tema al interior del MOP, reaccionaron con sorpresa y atribuyeron el resultado una “buena defensa legal”. Entre otros argumentos se preguntan que “si el diseño tenía errores, ¿por qué Azvi no lo señaló oportunamente y siguieron construyendo?”. Recordaron, además, que la falla del brazo sur ocurrió a pocos días del inicio de la marcha blanca.
Tanto Azvi, el MOP y el Consejo de Defensa del Estado fueron contactados ayer por “El Mercurio”, pero declinaron referirse al fallo hasta no ser notificados. Este diario también intentó contactar, sin resultado, al exministro Alberto Undurraga. Loreto Silva se excusó, al no conocer el fallo.
Mientra tanto, sigue activa —pero sin avances— la investigación desformalizada de la Fiscalía Centro Norte de Santiago, que persigue eventuales responsabilidades penales cometidas durante el diseño y construcción de la estructura.
Fuente: El Mercurio, Jueves 05 de Septiembre de 2019

EL MERCURIO – Errores en el diseño del sistema de levante y no en la ejecución de los trabajos.
Este es el argumento legal con que ayer el 28° Juzgado Civil de Santiago concluyó que Azvi, la empresa que construyó el puente Cau Cau de Valdivia, no tuvo responsabilidad en la falla que en febrero de 2015 inutilizó por completo el brazo sur de la estructura, hecho por el cual el Ministerio de Obras Públicas (MOP) —en junio de 2015— terminó anticipadamente el contrato de edificación que tenía la empresa de capitales españoles en Los Ríos.
Ante esto, en septiembre de 2015 Azvi demandó al Estado por incumplimiento de contrato, acusando un “desprestigio público” y daño patrimonial, esto por la retención de una boleta de garantía por US$ 1,2 millones y por no cancelar $5 mil millones en “obras extraordinarias” que no estaban consideradas en el proyecto inicial.
En el contundente fallo de 160 páginas, conocido ayer y dictado por el juez Jorge Mena, en su considerando 38 establece que “no existió error en la ejecución de los trabajos de la obra atribuible a Azvi, ya que la falla del vástago de uno de los cilindros del sistema mecánico (…) tiene como causal basal la deficiente concepción y diseño del sistema de levante del puente, materia que es de responsabilidad exclusiva del demandado”, y agrega que “el fisco de Chile ha incumplido el contrato de obra pública” con la empresa, ordenando a pagarle desde las arcas fiscales US$ 1,2 millones.
El primer pronunciamiento de la justicia sobre el fallido puente no acogió la solicitud de pago de $5 mil millones por las obras extraordinarias, lo que podría ser apelado al tribunal de alzada.
Junto a ello la empresa pedía retomar los trabajos para reparar el sistema de levante, lo que tampoco fue aceptado y que no sería apelado dado el nuevo escenario en Valdivia, con un puente que ya completa un año de operación provisoria, junto a la anunciada licitación para su reparación definitiva.
Con todo, el fallo no dejó indiferentes a las partes involucradas. Cercanos a la constructora aseguraron que esta sentencia es un “espaldarazo” a lo que por años ha sostenido Azvi: que las fallas constructivas del Cau Cau se originaron por errores en la etapa de diseño de la estructura. Mientras, fuentes que conocen el tema al interior del MOP, reaccionaron con sorpresa y atribuyeron el resultado una “buena defensa legal”. Entre otros argumentos se preguntan que “si el diseño tenía errores, ¿por qué Azvi no lo señaló oportunamente y siguieron construyendo?”. Recordaron, además, que la falla del brazo sur ocurrió a pocos días del inicio de la marcha blanca.
Tanto Azvi, el MOP y el Consejo de Defensa del Estado fueron contactados ayer por “El Mercurio”, pero declinaron referirse al fallo hasta no ser notificados. Este diario también intentó contactar, sin resultado, al exministro Alberto Undurraga. Loreto Silva se excusó, al no conocer el fallo.
Mientra tanto, sigue activa —pero sin avances— la investigación desformalizada de la Fiscalía Centro Norte de Santiago, que persigue eventuales responsabilidades penales cometidas durante el diseño y construcción de la estructura.
Fuente: El Mercurio, Jueves 05 de Septiembre de 2019

TITULARES