Martes, Junio 18, 2024

PUCV utiliza Inteligencia Artificial para reparar Avenida Altamirano de Valparaíso

PUCV – La ruta que une Caleta El Membrillo y la Playa Las Torpederas será beneficiada gracias a la aplicación de tecnología de punta, potenciada con Inteligencia Artificial, generada a partir del trabajo realizado por la Escuela de Ingeniería de Construcción y Transporte de la PUCV y el Ministerio de Obras Públicas.

El estudio que están llevando a cabo consiste en conocer el estado del subsuelo de la Avenida Altamirano, es decir la estructura que está por debajo de la acera o calzada, sin generar ningún tipo de destrozo en la superficie. Lo anterior se consigue a través del uso tecnología avanzada que, mediante la aplicación de velocidad de ondas por medio del terreno, permite identificar socavones y la resistencia del suelo.

TECNOLOGÍA PUCV

El profesor titular de la Escuela de Ingeniería de Construcción y Transporte de la PUCV, Álvaro Peña, explica que no es la primera vez que el desarrollo de la industria inteligente resuelve problemas complejos de la industria gracias al uso de tecnología no invasiva y moderna.

El académico, quien además es director del Doctorado en Industria Inteligente de la misma Casa de Estudios, menciona que son tres las tecnologías aplicadas de una manera complementaria y que permiten obtener exitosos resultados.

Éstas son aerofotogrametría de precisión, que consiste en el uso de drones, posicionamiento satelital y antenas GPS para ver de mejor manera en la zona de estudio el comportamiento y evolución de las deformaciones en el tiempo, además de registrar los elementos que pudiesen afectar el desarrollo del proyecto; los ensayos no destructivos, que permiten medir en profundidad los riesgos geotécnicos y problemas de socavación que podrían generar colapsos, afección al entorno o inestabilidades, lo que afecta a las personas y al medio ambiente; y los ensayos de penetración portátil de energía variable PANDA, que posibilita estudiar la resistencia del terreno en profundidad.

Al respecto, el profesor Peña explicó que “con estas tecnologías que hemos desarrollado a través de distintas formas de medidas no invasivas, podemos utilizar una nube de datos, la denominada Big Data, y a través de algoritmos hacer pronósticos que nos permitan evaluar los riesgos que tiene la infraestructura, las obras que posteriormente se podrían ejecutar y, en ese sentido, poder mantener a control los posibles riesgos futuros”.

La Avenida Altamirano no es la primera calle en ser mejorada con esta tecnología, ya que la Escuela de Ingeniería de Construcción y Transporte de la PUCV la había utilizado anteriormente en la Avenida Santos Ossa. Este trabajo colectivo de la Católica de Valparaíso y el MOP resulta oportuno, por la llegada de la temporada de lluvias, siendo éstas las principales causantes de socavones en las calles de Valparaíso.

Ver artículo

Fuente: PUCV, Lunes 08 de Mayo de 2023

PUCV – La ruta que une Caleta El Membrillo y la Playa Las Torpederas será beneficiada gracias a la aplicación de tecnología de punta, potenciada con Inteligencia Artificial, generada a partir del trabajo realizado por la Escuela de Ingeniería de Construcción y Transporte de la PUCV y el Ministerio de Obras Públicas.

El estudio que están llevando a cabo consiste en conocer el estado del subsuelo de la Avenida Altamirano, es decir la estructura que está por debajo de la acera o calzada, sin generar ningún tipo de destrozo en la superficie. Lo anterior se consigue a través del uso tecnología avanzada que, mediante la aplicación de velocidad de ondas por medio del terreno, permite identificar socavones y la resistencia del suelo.

TECNOLOGÍA PUCV

El profesor titular de la Escuela de Ingeniería de Construcción y Transporte de la PUCV, Álvaro Peña, explica que no es la primera vez que el desarrollo de la industria inteligente resuelve problemas complejos de la industria gracias al uso de tecnología no invasiva y moderna.

El académico, quien además es director del Doctorado en Industria Inteligente de la misma Casa de Estudios, menciona que son tres las tecnologías aplicadas de una manera complementaria y que permiten obtener exitosos resultados.

Éstas son aerofotogrametría de precisión, que consiste en el uso de drones, posicionamiento satelital y antenas GPS para ver de mejor manera en la zona de estudio el comportamiento y evolución de las deformaciones en el tiempo, además de registrar los elementos que pudiesen afectar el desarrollo del proyecto; los ensayos no destructivos, que permiten medir en profundidad los riesgos geotécnicos y problemas de socavación que podrían generar colapsos, afección al entorno o inestabilidades, lo que afecta a las personas y al medio ambiente; y los ensayos de penetración portátil de energía variable PANDA, que posibilita estudiar la resistencia del terreno en profundidad.

Al respecto, el profesor Peña explicó que “con estas tecnologías que hemos desarrollado a través de distintas formas de medidas no invasivas, podemos utilizar una nube de datos, la denominada Big Data, y a través de algoritmos hacer pronósticos que nos permitan evaluar los riesgos que tiene la infraestructura, las obras que posteriormente se podrían ejecutar y, en ese sentido, poder mantener a control los posibles riesgos futuros”.

La Avenida Altamirano no es la primera calle en ser mejorada con esta tecnología, ya que la Escuela de Ingeniería de Construcción y Transporte de la PUCV la había utilizado anteriormente en la Avenida Santos Ossa. Este trabajo colectivo de la Católica de Valparaíso y el MOP resulta oportuno, por la llegada de la temporada de lluvias, siendo éstas las principales causantes de socavones en las calles de Valparaíso.

Ver artículo

Fuente: PUCV, Lunes 08 de Mayo de 2023

TITULARES