Sábado, Febrero 4, 2023

“Proyecto de vía elevada es una falta de respeto a las demandas sociales”

EL PINGÜINO – A su juicio, el Gobierno tuvo tiempo de sobra para discutir con el CORE y el Concejo Municipal una solución menos costosa y socialmente más rentable, sobre todo en la actual coyuntura social.

El presidente regional de la CPC, Alejandro Kusanovic, no pierde la esperanza en que todavía se logre revertir la decisión de construir la costosa vía elevada en el llamado “Cruce de la Muerte” de Punta Arenas.

 “Uno nunca pierde la esperanza que pueda haber un milagro, se imponga la cordura y alguien logre revertir esta insensatez”, expresó.

Kusanovic afirmó que la decisión del Ministerio de Obras Públicas (MOP), de perseverar en esta iniciativa “es un capricho que demuestra una profunda falta de respeto a las demandas sociales de la población, sobre todo en el momento que estamos viviendo. Cuando muchos se preguntan porqué la gente está protestando en las calles es, precisamente, por cosas como esta y que es el hecho que se gasten 23 mil millones de pesos en un cruce de calles, en lugar de generar empleo, ampliar el hospital o construir viviendas que son cosas que la gente necesita con urgencia”, afirmó.

– El MOP y otros actores dicen que estos recursos eran para esto y nada más.

“El Ministerio de Obras Públicas tuvo tiempo de sobra en estos dos años para discutir con los representantes regionales y comunales una solución mucho más racional y que tenga un impacto social mucho mayor para la comunidad. Los dineros no vienen de Marte, los gestionan personas y todo eso se puede discutir y llegar a acuerdos pues se trata de un ministerio al cual el Consejo Regional le ha entregado gran cantidad de recursos para sus proyectos en la región. Si el MOP tiene tanta plata para regalar entonces ¿por qué nos pide cada vez más dinero en el Convenio de Programación, como ocurrió con los puentes en Punta Arenas?”.

 Sin razones técnicas
Kusanovic no comparte ninguna de las razones argumentadas para defender la obra, ni siquiera las técnicas. “Nos asesoramos con dos de los mejores ingenieros de la región y ambos coincidieron en que la obra no es necesaria, que una rotonda era mejor alternativa porque disminuye las velocidades de acercamiento y distribuye los flujos. Además, todo ese sector ya fue declarado zona urbana y, por lo tanto, la velocidad de aproximación debiera ser de tan sólo 50 kilómetros por hora y no 100 como es ahora”.

De hecho, ni siquiera el objetivo central de la obra se cumpliría, expresó. “Lo que nos dijeron los ingenieros es que lo único que va a ocurrir es que el problema de congestión y seguridad se va a trasladar a la curva de Tres Puentes, donde se requiere que los camiones bajen la velocidad y la vía elevada contribuye a todo lo contrario”.

¿Empleo?

Kusanovic también descartó un positivo impacto social en la región. “Esta obra no va a generar empleo como se espera, porque son trabajos muy especializados y, por lo tanto, requieren de muy poca mano de obra, así que no va a generar la cantidad de empleos que muchos se esperan”.

En cuanto a las alternativas sociales, el presidente del Consejo Regional destacó que hay muchas otras opciones más rentables socialmente como la construcción de viviendas “que es algo que genera mucho más empleo y es una necesidad urgente”, o la ampliación del Hospital Clínico de Magallanes. “Todo eso se hubiera podido resolver, si hubiera habido la voluntad del Gobierno para hacerlo, a no ser que haya otros intereses involucrados”.

Ver artículo
Fuente: El Pingüino, Viernes 13 de Marzo de 2020

EL PINGÜINO – A su juicio, el Gobierno tuvo tiempo de sobra para discutir con el CORE y el Concejo Municipal una solución menos costosa y socialmente más rentable, sobre todo en la actual coyuntura social.

El presidente regional de la CPC, Alejandro Kusanovic, no pierde la esperanza en que todavía se logre revertir la decisión de construir la costosa vía elevada en el llamado “Cruce de la Muerte” de Punta Arenas.

 “Uno nunca pierde la esperanza que pueda haber un milagro, se imponga la cordura y alguien logre revertir esta insensatez”, expresó.

Kusanovic afirmó que la decisión del Ministerio de Obras Públicas (MOP), de perseverar en esta iniciativa “es un capricho que demuestra una profunda falta de respeto a las demandas sociales de la población, sobre todo en el momento que estamos viviendo. Cuando muchos se preguntan porqué la gente está protestando en las calles es, precisamente, por cosas como esta y que es el hecho que se gasten 23 mil millones de pesos en un cruce de calles, en lugar de generar empleo, ampliar el hospital o construir viviendas que son cosas que la gente necesita con urgencia”, afirmó.

– El MOP y otros actores dicen que estos recursos eran para esto y nada más.

“El Ministerio de Obras Públicas tuvo tiempo de sobra en estos dos años para discutir con los representantes regionales y comunales una solución mucho más racional y que tenga un impacto social mucho mayor para la comunidad. Los dineros no vienen de Marte, los gestionan personas y todo eso se puede discutir y llegar a acuerdos pues se trata de un ministerio al cual el Consejo Regional le ha entregado gran cantidad de recursos para sus proyectos en la región. Si el MOP tiene tanta plata para regalar entonces ¿por qué nos pide cada vez más dinero en el Convenio de Programación, como ocurrió con los puentes en Punta Arenas?”.

 Sin razones técnicas
Kusanovic no comparte ninguna de las razones argumentadas para defender la obra, ni siquiera las técnicas. “Nos asesoramos con dos de los mejores ingenieros de la región y ambos coincidieron en que la obra no es necesaria, que una rotonda era mejor alternativa porque disminuye las velocidades de acercamiento y distribuye los flujos. Además, todo ese sector ya fue declarado zona urbana y, por lo tanto, la velocidad de aproximación debiera ser de tan sólo 50 kilómetros por hora y no 100 como es ahora”.

De hecho, ni siquiera el objetivo central de la obra se cumpliría, expresó. “Lo que nos dijeron los ingenieros es que lo único que va a ocurrir es que el problema de congestión y seguridad se va a trasladar a la curva de Tres Puentes, donde se requiere que los camiones bajen la velocidad y la vía elevada contribuye a todo lo contrario”.

¿Empleo?

Kusanovic también descartó un positivo impacto social en la región. “Esta obra no va a generar empleo como se espera, porque son trabajos muy especializados y, por lo tanto, requieren de muy poca mano de obra, así que no va a generar la cantidad de empleos que muchos se esperan”.

En cuanto a las alternativas sociales, el presidente del Consejo Regional destacó que hay muchas otras opciones más rentables socialmente como la construcción de viviendas “que es algo que genera mucho más empleo y es una necesidad urgente”, o la ampliación del Hospital Clínico de Magallanes. “Todo eso se hubiera podido resolver, si hubiera habido la voluntad del Gobierno para hacerlo, a no ser que haya otros intereses involucrados”.

Ver artículo
Fuente: El Pingüino, Viernes 13 de Marzo de 2020

TITULARES