Domingo, Junio 13, 2021

Proyecto de tranvía sería reformulado y no se avizora licitación a corto plazo

EL DÍA – Pese a que al término del gobierno anterior se dijo que estaba listo para ser licitado el 2019, las actuales autoridades han indicado que la iniciativa de dotar un tren liviano que una a la conurbación ha recibido diversas observaciones técnicas que hacen inviable su concreción como está planteado. Aseguran que continúa en carpeta, pero que no se hará si no se efectúan modificaciones.

Durante los últimos gobiernos se ha resaltado la necesidad de que se pueda concretar en la conurbación un proyecto de mejoramiento del sistema del transporte público, toda vez que La Serena y Coquimbo se cuentan entre las urbes que más ha aumentado su demografía, de hecho, se estima que al 2020 la población entre ambas ciudades superará las 500 mil personas.

Esto ha traído consigo también un alza en el flujo vehicular. Según datos para el mes de agosto proporcionados por la Asociación Nacional Automotriz (ANAC), se convierte en una de las zonas del país donde más se ha incrementado la venta de automóviles, llegando a cifras consideradas históricas. Sólo en el octavo mes de este año, la comercialización aumentó en un 42% en la zona, consignando 1.363 autos. Solo las regiones de Los Ríos y de Atacama superan en porcentaje de crecimiento a Coquimbo, 45,7% y 44,5% respectivamente. En tanto, en lo que va del año, la región acumula 7.973 vehículos nuevos comercializados, es decir un 37% de aumento respecto del año anterior.

Hay coincidencia de que se requieren medidas urgentes para aminorar los ya complicados problemas de congestión, también que se está contra el tiempo, porque proyectos de este tipo tardan años en ser resueltos. Sin embargo, no han existido muchos avances en esta materia.

Diversos son las propuestas gubernamentales que han surgido. Primero (el 2013) se habló de un Plan de Modernización del Transporte Urbano Conurbación La Serena-Coquimbo, que sería pionero en Chile después del Transantiago y que traería consigo nuevas máquinas, pago con tarjeta y control de flota a través de GPS entre otras cosas. Se proponía en ese tiempo, en un plazo de 24 meses, resolver todos los inconvenientes de los usuarios y ofrecerles un servicio de primer nivel. Se inició con la renovación de las máquinas y la pintura de otras, pero el resto de las propuestas a la fecha todavía no se concretan.

Luego también se habló de un perímetro de exclusión, sistema que está pensado para aquellas ciudades del país que en las que el transporte público no está licitado, como es el caso de la conurbación. En líneas generales, la idea del proyecto es establecer ciertos recorridos, cumplimiento de frecuencias, mejoras en la tecnología, todo a cambio de que se entregue un subsidio a los operadores (micros). Sin embargo, esta iniciativa tampoco ha visto la luz, según han detallado las autoridades, porque ha sido muy complicado lograr acuerdos con las líneas.

LA PROPUESTA DEL TRANVÍA

Desde hace cerca de 5 años se comenzó a hablar de otra alternativa: la de implementar un tranvía o tren liviano que uniera a la conurbación. La iniciativa fue desarrollada por la empresa privada CKC Infraestructura Sustentable y el 2015 de hecho fue declarada por el ministerio de Obras Públicas como “de interés público”, con lo que comenzó a tomar fuerza su concreción como solución para mejorar el transporte público en la conurbación.

Se trataría de trenes de última generación con capacidad máxima para 220 pasajeros, con piso plano nivelado con las paradas. Circularía a la misma altura de las avenidas y calles por lo que peatones y vehículos podrán compartir ese espacio, tal como ocurre en varias ciudades de Europa.

La velocidad de operación estaría en torno a los 25 kilómetros por hora. Además, contaría con cámaras de vigilancia, climatización, bajos niveles de ruido, 19 paradas -nueve en Coquimbo y 10 en La Serena-, con iluminación y videovigilancia centralizada, accesos seguros y universales. También habría máquinas de recarga automática y un sistema de pago inteligente a través de aplicaciones móviles.

Durante este periodo se desarrollaron diversos análisis e incluso a pocos días de culminar el gobierno el exministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, llegó hasta la Región de Coquimbo para anunciar que estaba a un paso de iniciar una licitación internacional luego que se terminaran los estudios territoriales, ambientales, de ingeniería, expropiaciones, demanda y evaluación social, impacto en el sistema de transporte y participación ciudadana. Solo restaba, dijo en esa ocasión, que concluyeran algunos estudios adicionales surgidos de la consulta ciudadana.

En una reunión el domingo 3 de marzo, que contó con la presencia de los alcaldes de ambas ciudades y otras autoridades locales, se indicó que se esperaba licitarlo durante el 2019, de manera que estuviera operativo el 2024.

REESTUDIO DEL PROYECTO

Sin embargo, las autoridades del nuevo gobierno han señalado que el proyecto ha recibido diversas observaciones y que le han solicitado a la consultora CKC que sea reformulado, lo que lógicamente aplazaría su posible licitación.

Así lo detalló a El Día el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman, quien indicó que si bien es una iniciativa que está llevando su cartera a través de la oficina de Concesiones, por sus implicancias requirió la revisión de la Secretaría de Planificación de Transporte (Sectra).

“A inicios de 2017 Sectra hizo una serie de observaciones, las que fueron respondidas hace un mes atrás por la consultora CKC, quien ingresó las observaciones corregidas al MOP. Se lo entregamos el proyecto nuevamente a Sectra para que lo revise, eso está en ese proceso”, precisa.

No obstante, el secretario regional hace hincapié en que como está planteado no los deja del todo convencidos y que adicionalmente como MOP le están solicitando a la consultora la posibilidad de una reformulación del proyecto “en el sentido que creemos que el trazado no está del todo bien desarrollado”.

Las modificaciones apuntan básicamente a que éste incluya un tramo hasta sectores más poblados como Las Compañías y Tierras Blancas.

“Nosotros esperamos que en estas observaciones que corrigió la consultora venga una reformulación de trazado. Si ésta no viene incluida, el MOP le va a solicitar a ellos la posibilidad de realizarlo, porque así como está la verdad es que no nos deja contentos, porque estaría dejando a gran parte de la población de la conurbación fuera de utilizar este sistema”, puntualiza.

Herman asegura, eso sí, que esto no quiere decir que estén pensando en dar píe atrás con el desarrollo del tranvía. “Tenemos toda la intención de continuar con el proyecto, de hecho está dentro del programa del Presidente Piñera, pero ciertamente así como está no está de la mejor manera desarrollado”, dice.

Van a impulsar, sostiene, toda iniciativa que permita la reducción del uso del auto, que tenga energía sustentable, que permita la descongestión vehicular, pero plantea que es un proyecto que hay que revisar muy bien con todos los involucrados “porque yo tuve unas conversaciones con los municipios y por ejemplo La Serena tampoco estaba muy contento respecto al trazado, no hubo una participación ciudadana, la verdad es que se trabajó muy hermético”.

A lo que apuntan entonces, indica, es a tomar este proyecto y poder reformularlo “para que haya un trazado que por lo menos llegue a Las Compañías y que tenga alguna incidencia también en Tierras Blancas, que creemos que son lugares que necesitan de este transporte”.

PROBLEMAS CON OTROS MEDIOS DE TRANSPORTE

Así lo confirma también el seremi de Transportes, Juan Fuentes, quien plantea que el estudio presentado por CKC efectivamente tiene varias modificaciones de Sectra, del gobierno regional y de su propia cartera. “Nosotros nos hemos reunido con la empresa para ver todo lo que nosotros pensamos que debe estudiarse o presentarse por parte de la empresa en atención al transporte público”.

Sostiene que tiene observaciones de modelación y otros temas más específicos. Agrega que si bien es cierto este es un proyecto importante para la región y está dentro del plan de gobierno del Presidente Piñera “Aquí hay que ver todos los actores que están involucrados tales como los usuarios, los prestadores del servicio actual como las líneas de colectivos y de micros, hay que ver qué puede pasar con ellos, cuál es la fórmula con la cual se van a integrar con el tranvía, donde van a haber estaciones de intercambio de pasajeros, porque no podrían circular de forma paralela los buses por Balmaceda”.

En este sentido, afirma que “hay mucho análisis que hacer en cuanto al transporte público y nosotros estamos a la espera de las respuestas para analizarlas en conjunto, pero tenemos la mejor disposición”.

Dice que tienen la intención de dialogar con los gremios de transporte y hacer una consulta pública “entiendo que ya la han hecho con los usuarios, pero nosotros consultarlo a través de las organizaciones sociales para ver cuál es el mejor trazado que va a tener el tranvía”.

Por su parte, Herman señala que el problema que tiene esta iniciativa es que son muchas las observaciones que se han hecho por parte de Sectra.

Una de ellas tiene que ver justamente con el eje Balmaceda, de cómo respondería también el uso de las otras calles respecto al uso de distintos sistemas públicos. “Lo otro tiene que ver con el tiempo de traslado, con las velocidades que ellos están contando entre una estación y otra. En ese sentido nosotros vamos a ser bastante responsables y no vamos a prometer un tranvía si es que el trazado no está bien hecho y si no responde a las observaciones que hace Sectra”.

¿REFORMULACIÓN COMPLETA?

Cabe recordar que la iniciativa original contemplaba un tramo de 14 kilómetros desde Avenida Francisco de Aguirre, abarcando Avenida Balmaceda, para llegar al sector del Hospital de Coquimbo, con 19 estaciones.

Consultado respecto a si esto también se evaluará, el seremi de Obras Públicas señaló que efectivamente han conversado con CKC para efectuar una modificación en esta propuesta también.

“Para ser bien concreto, hemos hablado con la consultora para ver la chance de que el trazado en vez de Balmaceda sea por una calle proyectada, que es Avenida El Santo, que permitiría quizás rebajar ciertos costos porque no habría que expropiar tanto y por otra parte permitiría también poder continuar con el eje Balmaceda, donde es bastante utilizado por el sistema público actual”.

Sobre si la idea es reformular la iniciativa completa, Herman precisó que “estamos solicitando una reformulación del trazado, sí. No sé si completo, pero por lo menos que llegue a Las Compañías y que de alguna manera vea la alternativa también de utilizar otra calle que no sea Balmaceda”.

Ahora, explica, si CKC demuestra técnicamente y rentablemente que Balmaceda es el mejor Eje porque la locomoción colectiva puede empezar a trasladarse por Cisternas o por Gabriel González Videla lo van a considerar como está.

“Pero aquí existe un trabajo que hay que realizar con la comunidad que no se ha hecho. Yo he tenido reuniones con algunos gremios de colectivos, con algunas juntas de vecinos que expresan que no se les ha hecho parte, desconocen cuál es el trazado o por donde pasaría en tranvía”.

Al respecto, el seremi de Transportes Juan Fuentes señala que “todo puede ser pero eso hay que analizarlo”, porque están a la espera de que la empresa lo analice y presente sus argumentos “y nosotros revisarlos y analizarlos para ver si es factible o no. Pero está todo en manos de los estudios que le corresponde hacer a la firma que está presentado el proyecto”.

En efecto, expresa, ellos podrían proponer variar el trazado, a lo mejor por Avenida El Santo, Las Garzas hacia Coquimbo “está en evaluación y que tiene que construirse, sería una alternativa pero que ellos tendrían que proponerlo, analizarlo y justificarlo”.

SI SE MEJORA, SIGUE

Pablo Herman es enfático en señalar que apoyan esta iniciativa, pero que no la van a llevar adelante si no se corrigen las observaciones que existen.

“Están las ganas de realizarlo, pero mientras el trazado no sea el mejor, mientras no tenga solucionados los problemas que Sectra está diciendo, no”.

Recalca que no van a hacer un proyecto que no llegue a Las Compañías, por ejemplo, porque sería dejar afuera a la mitad de La Serena y si no pasa por Tierras Blancas dejaría también a una gran cantidad de coquimbanos fuera. “Insisto, nosotros queremos un tranvía en la zona, pero uno que esté bien formulado. Vamos a apostar a que exista un mejor trazado y si existe ese mejor trazado, seguiremos adelante con el proyecto. Lo hemos conversado con la consultora y ellos están tomando en cuenta las cosas que nosotros le estamos comentando”, enfatiza.

CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO

El trazado del proyecto original se planteó entre el Hospital de Coquimbo y la Avenida Francisco de Aguirre, en el centro histórico de La Serena, circulando de sur a norte por las Av. Alessandri, Manuel Jesús Rivera, El Culebrón, Del Atardecer, Regimiento Arica y Balmaceda.

La empresa CKC informó que considera trenes de última tecnología con capacidad máxima de 220 pasajeros y piso plano nivelado con las paradas -circulará a la misma altura de las avenidas y calles-, por lo que peatones y vehículos podrán compartir ese espacio, tal como ocurre en varias ciudades de Europa.

La velocidad de operación de este tren ligero estará en torno a los 25 kilómetros por hora. Además, contará con cámaras de vigilancia, climatización, bajos niveles de ruido, 19 paradas -nueve en Coquimbo y 10 en La Serena-, con iluminación y videovigilancia centralizada, accesos seguros y universales.

Con 30 años de plazo de concesión solicitado, se espera que diariamente viajen entre 47 mil a 54 mil pasajeros. La inversión estimada es de $426 millones de dólares.

PABLO HERMAN “SE APRESURARON EN EL ANUNCIO”

Ante la consulta de por qué se está revisando el proyecto tranvía aun cuando a finales del gobierno anterior se informó que estaba listo para licitarlo, el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman, indica que “aquí yo creo que el exministro Undurraga se apuró en declarar eso, que no estaba del todo desarrollado el proyecto, porque Sectra tiene bastantes observaciones del mismo”.

A su juicio, lo que no se hizo en su momento fue una iniciativa que tuvo “más anuncios que visibilización” y agregó que “tanto así que incluso el mismo exministro dijo que esto iba a ser licitado el 2018 o 2019 y ni siquiera tenían corregidas las observaciones que le había hecho Sectra, ahí hay ciertas declaraciones que son irresponsables”, declaró.

Ver Artículo

Fuente: El Día, Lunes 08 de octubre de 2018

EL DÍA – Pese a que al término del gobierno anterior se dijo que estaba listo para ser licitado el 2019, las actuales autoridades han indicado que la iniciativa de dotar un tren liviano que una a la conurbación ha recibido diversas observaciones técnicas que hacen inviable su concreción como está planteado. Aseguran que continúa en carpeta, pero que no se hará si no se efectúan modificaciones.

Durante los últimos gobiernos se ha resaltado la necesidad de que se pueda concretar en la conurbación un proyecto de mejoramiento del sistema del transporte público, toda vez que La Serena y Coquimbo se cuentan entre las urbes que más ha aumentado su demografía, de hecho, se estima que al 2020 la población entre ambas ciudades superará las 500 mil personas.

Esto ha traído consigo también un alza en el flujo vehicular. Según datos para el mes de agosto proporcionados por la Asociación Nacional Automotriz (ANAC), se convierte en una de las zonas del país donde más se ha incrementado la venta de automóviles, llegando a cifras consideradas históricas. Sólo en el octavo mes de este año, la comercialización aumentó en un 42% en la zona, consignando 1.363 autos. Solo las regiones de Los Ríos y de Atacama superan en porcentaje de crecimiento a Coquimbo, 45,7% y 44,5% respectivamente. En tanto, en lo que va del año, la región acumula 7.973 vehículos nuevos comercializados, es decir un 37% de aumento respecto del año anterior.

Hay coincidencia de que se requieren medidas urgentes para aminorar los ya complicados problemas de congestión, también que se está contra el tiempo, porque proyectos de este tipo tardan años en ser resueltos. Sin embargo, no han existido muchos avances en esta materia.

Diversos son las propuestas gubernamentales que han surgido. Primero (el 2013) se habló de un Plan de Modernización del Transporte Urbano Conurbación La Serena-Coquimbo, que sería pionero en Chile después del Transantiago y que traería consigo nuevas máquinas, pago con tarjeta y control de flota a través de GPS entre otras cosas. Se proponía en ese tiempo, en un plazo de 24 meses, resolver todos los inconvenientes de los usuarios y ofrecerles un servicio de primer nivel. Se inició con la renovación de las máquinas y la pintura de otras, pero el resto de las propuestas a la fecha todavía no se concretan.

Luego también se habló de un perímetro de exclusión, sistema que está pensado para aquellas ciudades del país que en las que el transporte público no está licitado, como es el caso de la conurbación. En líneas generales, la idea del proyecto es establecer ciertos recorridos, cumplimiento de frecuencias, mejoras en la tecnología, todo a cambio de que se entregue un subsidio a los operadores (micros). Sin embargo, esta iniciativa tampoco ha visto la luz, según han detallado las autoridades, porque ha sido muy complicado lograr acuerdos con las líneas.

LA PROPUESTA DEL TRANVÍA

Desde hace cerca de 5 años se comenzó a hablar de otra alternativa: la de implementar un tranvía o tren liviano que uniera a la conurbación. La iniciativa fue desarrollada por la empresa privada CKC Infraestructura Sustentable y el 2015 de hecho fue declarada por el ministerio de Obras Públicas como “de interés público”, con lo que comenzó a tomar fuerza su concreción como solución para mejorar el transporte público en la conurbación.

Se trataría de trenes de última generación con capacidad máxima para 220 pasajeros, con piso plano nivelado con las paradas. Circularía a la misma altura de las avenidas y calles por lo que peatones y vehículos podrán compartir ese espacio, tal como ocurre en varias ciudades de Europa.

La velocidad de operación estaría en torno a los 25 kilómetros por hora. Además, contaría con cámaras de vigilancia, climatización, bajos niveles de ruido, 19 paradas -nueve en Coquimbo y 10 en La Serena-, con iluminación y videovigilancia centralizada, accesos seguros y universales. También habría máquinas de recarga automática y un sistema de pago inteligente a través de aplicaciones móviles.

Durante este periodo se desarrollaron diversos análisis e incluso a pocos días de culminar el gobierno el exministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, llegó hasta la Región de Coquimbo para anunciar que estaba a un paso de iniciar una licitación internacional luego que se terminaran los estudios territoriales, ambientales, de ingeniería, expropiaciones, demanda y evaluación social, impacto en el sistema de transporte y participación ciudadana. Solo restaba, dijo en esa ocasión, que concluyeran algunos estudios adicionales surgidos de la consulta ciudadana.

En una reunión el domingo 3 de marzo, que contó con la presencia de los alcaldes de ambas ciudades y otras autoridades locales, se indicó que se esperaba licitarlo durante el 2019, de manera que estuviera operativo el 2024.

REESTUDIO DEL PROYECTO

Sin embargo, las autoridades del nuevo gobierno han señalado que el proyecto ha recibido diversas observaciones y que le han solicitado a la consultora CKC que sea reformulado, lo que lógicamente aplazaría su posible licitación.

Así lo detalló a El Día el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman, quien indicó que si bien es una iniciativa que está llevando su cartera a través de la oficina de Concesiones, por sus implicancias requirió la revisión de la Secretaría de Planificación de Transporte (Sectra).

“A inicios de 2017 Sectra hizo una serie de observaciones, las que fueron respondidas hace un mes atrás por la consultora CKC, quien ingresó las observaciones corregidas al MOP. Se lo entregamos el proyecto nuevamente a Sectra para que lo revise, eso está en ese proceso”, precisa.

No obstante, el secretario regional hace hincapié en que como está planteado no los deja del todo convencidos y que adicionalmente como MOP le están solicitando a la consultora la posibilidad de una reformulación del proyecto “en el sentido que creemos que el trazado no está del todo bien desarrollado”.

Las modificaciones apuntan básicamente a que éste incluya un tramo hasta sectores más poblados como Las Compañías y Tierras Blancas.

“Nosotros esperamos que en estas observaciones que corrigió la consultora venga una reformulación de trazado. Si ésta no viene incluida, el MOP le va a solicitar a ellos la posibilidad de realizarlo, porque así como está la verdad es que no nos deja contentos, porque estaría dejando a gran parte de la población de la conurbación fuera de utilizar este sistema”, puntualiza.

Herman asegura, eso sí, que esto no quiere decir que estén pensando en dar píe atrás con el desarrollo del tranvía. “Tenemos toda la intención de continuar con el proyecto, de hecho está dentro del programa del Presidente Piñera, pero ciertamente así como está no está de la mejor manera desarrollado”, dice.

Van a impulsar, sostiene, toda iniciativa que permita la reducción del uso del auto, que tenga energía sustentable, que permita la descongestión vehicular, pero plantea que es un proyecto que hay que revisar muy bien con todos los involucrados “porque yo tuve unas conversaciones con los municipios y por ejemplo La Serena tampoco estaba muy contento respecto al trazado, no hubo una participación ciudadana, la verdad es que se trabajó muy hermético”.

A lo que apuntan entonces, indica, es a tomar este proyecto y poder reformularlo “para que haya un trazado que por lo menos llegue a Las Compañías y que tenga alguna incidencia también en Tierras Blancas, que creemos que son lugares que necesitan de este transporte”.

PROBLEMAS CON OTROS MEDIOS DE TRANSPORTE

Así lo confirma también el seremi de Transportes, Juan Fuentes, quien plantea que el estudio presentado por CKC efectivamente tiene varias modificaciones de Sectra, del gobierno regional y de su propia cartera. “Nosotros nos hemos reunido con la empresa para ver todo lo que nosotros pensamos que debe estudiarse o presentarse por parte de la empresa en atención al transporte público”.

Sostiene que tiene observaciones de modelación y otros temas más específicos. Agrega que si bien es cierto este es un proyecto importante para la región y está dentro del plan de gobierno del Presidente Piñera “Aquí hay que ver todos los actores que están involucrados tales como los usuarios, los prestadores del servicio actual como las líneas de colectivos y de micros, hay que ver qué puede pasar con ellos, cuál es la fórmula con la cual se van a integrar con el tranvía, donde van a haber estaciones de intercambio de pasajeros, porque no podrían circular de forma paralela los buses por Balmaceda”.

En este sentido, afirma que “hay mucho análisis que hacer en cuanto al transporte público y nosotros estamos a la espera de las respuestas para analizarlas en conjunto, pero tenemos la mejor disposición”.

Dice que tienen la intención de dialogar con los gremios de transporte y hacer una consulta pública “entiendo que ya la han hecho con los usuarios, pero nosotros consultarlo a través de las organizaciones sociales para ver cuál es el mejor trazado que va a tener el tranvía”.

Por su parte, Herman señala que el problema que tiene esta iniciativa es que son muchas las observaciones que se han hecho por parte de Sectra.

Una de ellas tiene que ver justamente con el eje Balmaceda, de cómo respondería también el uso de las otras calles respecto al uso de distintos sistemas públicos. “Lo otro tiene que ver con el tiempo de traslado, con las velocidades que ellos están contando entre una estación y otra. En ese sentido nosotros vamos a ser bastante responsables y no vamos a prometer un tranvía si es que el trazado no está bien hecho y si no responde a las observaciones que hace Sectra”.

¿REFORMULACIÓN COMPLETA?

Cabe recordar que la iniciativa original contemplaba un tramo de 14 kilómetros desde Avenida Francisco de Aguirre, abarcando Avenida Balmaceda, para llegar al sector del Hospital de Coquimbo, con 19 estaciones.

Consultado respecto a si esto también se evaluará, el seremi de Obras Públicas señaló que efectivamente han conversado con CKC para efectuar una modificación en esta propuesta también.

“Para ser bien concreto, hemos hablado con la consultora para ver la chance de que el trazado en vez de Balmaceda sea por una calle proyectada, que es Avenida El Santo, que permitiría quizás rebajar ciertos costos porque no habría que expropiar tanto y por otra parte permitiría también poder continuar con el eje Balmaceda, donde es bastante utilizado por el sistema público actual”.

Sobre si la idea es reformular la iniciativa completa, Herman precisó que “estamos solicitando una reformulación del trazado, sí. No sé si completo, pero por lo menos que llegue a Las Compañías y que de alguna manera vea la alternativa también de utilizar otra calle que no sea Balmaceda”.

Ahora, explica, si CKC demuestra técnicamente y rentablemente que Balmaceda es el mejor Eje porque la locomoción colectiva puede empezar a trasladarse por Cisternas o por Gabriel González Videla lo van a considerar como está.

“Pero aquí existe un trabajo que hay que realizar con la comunidad que no se ha hecho. Yo he tenido reuniones con algunos gremios de colectivos, con algunas juntas de vecinos que expresan que no se les ha hecho parte, desconocen cuál es el trazado o por donde pasaría en tranvía”.

Al respecto, el seremi de Transportes Juan Fuentes señala que “todo puede ser pero eso hay que analizarlo”, porque están a la espera de que la empresa lo analice y presente sus argumentos “y nosotros revisarlos y analizarlos para ver si es factible o no. Pero está todo en manos de los estudios que le corresponde hacer a la firma que está presentado el proyecto”.

En efecto, expresa, ellos podrían proponer variar el trazado, a lo mejor por Avenida El Santo, Las Garzas hacia Coquimbo “está en evaluación y que tiene que construirse, sería una alternativa pero que ellos tendrían que proponerlo, analizarlo y justificarlo”.

SI SE MEJORA, SIGUE

Pablo Herman es enfático en señalar que apoyan esta iniciativa, pero que no la van a llevar adelante si no se corrigen las observaciones que existen.

“Están las ganas de realizarlo, pero mientras el trazado no sea el mejor, mientras no tenga solucionados los problemas que Sectra está diciendo, no”.

Recalca que no van a hacer un proyecto que no llegue a Las Compañías, por ejemplo, porque sería dejar afuera a la mitad de La Serena y si no pasa por Tierras Blancas dejaría también a una gran cantidad de coquimbanos fuera. “Insisto, nosotros queremos un tranvía en la zona, pero uno que esté bien formulado. Vamos a apostar a que exista un mejor trazado y si existe ese mejor trazado, seguiremos adelante con el proyecto. Lo hemos conversado con la consultora y ellos están tomando en cuenta las cosas que nosotros le estamos comentando”, enfatiza.

CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO

El trazado del proyecto original se planteó entre el Hospital de Coquimbo y la Avenida Francisco de Aguirre, en el centro histórico de La Serena, circulando de sur a norte por las Av. Alessandri, Manuel Jesús Rivera, El Culebrón, Del Atardecer, Regimiento Arica y Balmaceda.

La empresa CKC informó que considera trenes de última tecnología con capacidad máxima de 220 pasajeros y piso plano nivelado con las paradas -circulará a la misma altura de las avenidas y calles-, por lo que peatones y vehículos podrán compartir ese espacio, tal como ocurre en varias ciudades de Europa.

La velocidad de operación de este tren ligero estará en torno a los 25 kilómetros por hora. Además, contará con cámaras de vigilancia, climatización, bajos niveles de ruido, 19 paradas -nueve en Coquimbo y 10 en La Serena-, con iluminación y videovigilancia centralizada, accesos seguros y universales.

Con 30 años de plazo de concesión solicitado, se espera que diariamente viajen entre 47 mil a 54 mil pasajeros. La inversión estimada es de $426 millones de dólares.

PABLO HERMAN “SE APRESURARON EN EL ANUNCIO”

Ante la consulta de por qué se está revisando el proyecto tranvía aun cuando a finales del gobierno anterior se informó que estaba listo para licitarlo, el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman, indica que “aquí yo creo que el exministro Undurraga se apuró en declarar eso, que no estaba del todo desarrollado el proyecto, porque Sectra tiene bastantes observaciones del mismo”.

A su juicio, lo que no se hizo en su momento fue una iniciativa que tuvo “más anuncios que visibilización” y agregó que “tanto así que incluso el mismo exministro dijo que esto iba a ser licitado el 2018 o 2019 y ni siquiera tenían corregidas las observaciones que le había hecho Sectra, ahí hay ciertas declaraciones que son irresponsables”, declaró.

Ver Artículo

Fuente: El Día, Lunes 08 de octubre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X