Miércoles, Junio 16, 2021

Proyecto de tranvía entre Rancagua y Machalí: Los beneficios que traería en materia energética

EL TIPÓGRAFO – Hace algunas, el Ministerio de Obras Públicas anunció que se dio por iniciada la primera fase del estudio para un medio de transporte que mejore la conectividad vial entre Rancagua y Machalí, proyecto que fue presentado por la empresa CKC Asesorías e Infraestructura Sustentable en el cual, dadas las condiciones del tramo, se propuso la creación de un tranvía.
“La electromovilidad es la forma sustentable de realizar el transporte público, en que los modos que permiten desarrollarla son el tranvía o el metro. El tranvía es un medio de transporte ligero, de superficie, que no contamina porque no ocupa ni petróleo o diésel, por tanto, no hay material particulado ni producen emisión, convirtiéndose en un aporte a la comunidad y el medio ambiente”, señaló al respecto el jefe de proyecto por resolución del MOP y gerente general de CKC, José Antonio Ramírez.
En torno a los detalles, explicó que entre Rancagua y Machalí se trasladan cerca de 40 mil personas a diario en un intervalo de 14 kilómetros, y que en el caso de la propuesta de tranvía se instalarían estaciones cada 500 metros aproximadamente que conectarían con Rancagua Express, agregando que se trataría de un proyecto pionero en Chile.
“Se están estudiando hoy en este proyecto las energías renovables o no convencionales en la actuación, en la movilidad y en el funcionamiento del tranvía en donde, cuando este se detiene, ese freno implica una potencia, una energía que también permite el funcionamiento del mismo, que es una manera de ocupar la velocidad para producir energía en el freno que utiliza”, detalló.
Dentro de esta misma línea, Ramírez explicó que en este periodo de estudio se están revisando las tecnologías de mayor vanguardia con el fin de que el Ministerio de Obras Públicas autorice a continuar en el anteproyecto, el cual se licitará internacionalmente para exigir a los oferentes este tipo de tecnología.
“El tranvía, al liberar de autos y buses, significa obviamente una reducción drástica de la contaminación ambiental entre Rancagua y Machalí en que afecta también la contaminación acústica, que impacta en la salud de las personas y el medio ambiente. El tranvía, por su parte, es silente y por tanto produce un cambio en la calidad de vida de las personas”, indicó.
Por último y en relación a los costos energéticos, el gerente de CKC expresó que cuando a diario se mueven cerca de 40 mil personas se ocupa mucha más energía y se genera más contaminación que cuando se tiene el transporte público adecuado, que en este caso produciría una eficiencia notable frente a “estos tacos inmensos que se producen entre Rancagua y Machalí permanentemente”.
Ver artículo
Fuente: El Tipógrafo, Jueves 05 de Marzo de 2020

EL TIPÓGRAFO – Hace algunas, el Ministerio de Obras Públicas anunció que se dio por iniciada la primera fase del estudio para un medio de transporte que mejore la conectividad vial entre Rancagua y Machalí, proyecto que fue presentado por la empresa CKC Asesorías e Infraestructura Sustentable en el cual, dadas las condiciones del tramo, se propuso la creación de un tranvía.
“La electromovilidad es la forma sustentable de realizar el transporte público, en que los modos que permiten desarrollarla son el tranvía o el metro. El tranvía es un medio de transporte ligero, de superficie, que no contamina porque no ocupa ni petróleo o diésel, por tanto, no hay material particulado ni producen emisión, convirtiéndose en un aporte a la comunidad y el medio ambiente”, señaló al respecto el jefe de proyecto por resolución del MOP y gerente general de CKC, José Antonio Ramírez.
En torno a los detalles, explicó que entre Rancagua y Machalí se trasladan cerca de 40 mil personas a diario en un intervalo de 14 kilómetros, y que en el caso de la propuesta de tranvía se instalarían estaciones cada 500 metros aproximadamente que conectarían con Rancagua Express, agregando que se trataría de un proyecto pionero en Chile.
“Se están estudiando hoy en este proyecto las energías renovables o no convencionales en la actuación, en la movilidad y en el funcionamiento del tranvía en donde, cuando este se detiene, ese freno implica una potencia, una energía que también permite el funcionamiento del mismo, que es una manera de ocupar la velocidad para producir energía en el freno que utiliza”, detalló.
Dentro de esta misma línea, Ramírez explicó que en este periodo de estudio se están revisando las tecnologías de mayor vanguardia con el fin de que el Ministerio de Obras Públicas autorice a continuar en el anteproyecto, el cual se licitará internacionalmente para exigir a los oferentes este tipo de tecnología.
“El tranvía, al liberar de autos y buses, significa obviamente una reducción drástica de la contaminación ambiental entre Rancagua y Machalí en que afecta también la contaminación acústica, que impacta en la salud de las personas y el medio ambiente. El tranvía, por su parte, es silente y por tanto produce un cambio en la calidad de vida de las personas”, indicó.
Por último y en relación a los costos energéticos, el gerente de CKC expresó que cuando a diario se mueven cerca de 40 mil personas se ocupa mucha más energía y se genera más contaminación que cuando se tiene el transporte público adecuado, que en este caso produciría una eficiencia notable frente a “estos tacos inmensos que se producen entre Rancagua y Machalí permanentemente”.
Ver artículo
Fuente: El Tipógrafo, Jueves 05 de Marzo de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X