Sábado, Junio 22, 2024

Primer Plan Nacional de Adaptación de Recursos Hídricos estaría listo en 2021

DIARIO FINANCIERO – El nuevo plan priorizará once sectores, destacando el carácter voluntario de la huella hídrica para empresas.
En una nueva jornada de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) en Madrid, se retomó la discusión sobre los objetivos de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC) y Maritza Jadrijevic, encargada de Políticas Nacionales de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, adelantó que el nuevo Plan Nacional de Recursos Hídricos estará listo en 2021.
Los detalles los entregó esta mañana en el panel “Suministros y Servicios Hídricos en un incierto futuro de clima”, organizado por Aguas Andinas en el Pabellón de Chile. Jadrijevic señaló que el nuevo plan -el primero de adaptación de recursos hídricos a nivel nacional- priorizará once sectores, e incluirá medición de huella hídrica para empresas, la que se implementaría en forma voluntaria, y en territorios.
Además, se están desarrollando planes integrados de cuencas, específicos para cada una en el país, que según Jadrijevic “incorporarán la variable adaptación al cambio climático”. En su exposición adelantó que ya se están elaborando planes para las primeras diez cuencas.
“La idea de este plan nacional es que dé los lineamientos generales para el país de cómo se va a hacer la gestión hídrica adaptada al cambio climático, y que localmente se tengan estos planes integrados de cuencas”, sostuvo la experta. Además, explicó que el trabajo sobre las cuencas es “una forma de aterrizar este plan nacional”.
El plan en desarrollo estará enfocado en ciertos ejes prioritarios, algunos ya indicados en la Estrategia Nacional de Recursos Hídricos, elaborada por el MOP. Gestión sustentable de los recursos hídricos; mejoramiento de la institucionalidad para la planificación del recurso, su asignación, protección, fiscalización y resolución de conflicto; prevención de la escasez para superarla a corto plazo y abordarla de forma permanente y potenciar el desarrollo de una Ley de Glaciares, que permita la conservación de estos cuerpos, considerando los efectos del cambio climático, son algunas de las prioridades del nuevo plan.
Desafíos
Entre los aspectos pendientes de la iniciativa, que está siendo financiada por el Fondo Verde del Clima, está la “falta definir mecanismos de financiamiento para la adaptación y darle sentido de urgencia”, planteó la experta. Además, el incorporar la adaptación en la gestión hídrica, ya que “hay un montón de lineamientos que deben integrarse como es la generación de capacidades, integrar los actores, educar respecto al agua, hacer suficiente del agua y poner a disposición estas herramientas, de manera que podamos ser resilientes frente a la sequía que es algo que ya se va a instalar como permanente”.
Jadrijevic agrega que la idea es planificar y tener esta visión “de largo plazo” para tener seguridad hídrica, ya que las proyecciones climáticas indican escasez “y por lo tanto, es muy necesario hacer esta planificación, empezar a pensar en el uso de las aguas grises, que ya hay una ley posible pero que todavía no se implementa. Hay un montón de cosas que se tienen que hacer todavía”, plantea.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 04 de Diciembre de 2019

DIARIO FINANCIERO – El nuevo plan priorizará once sectores, destacando el carácter voluntario de la huella hídrica para empresas.
En una nueva jornada de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) en Madrid, se retomó la discusión sobre los objetivos de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC) y Maritza Jadrijevic, encargada de Políticas Nacionales de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, adelantó que el nuevo Plan Nacional de Recursos Hídricos estará listo en 2021.
Los detalles los entregó esta mañana en el panel “Suministros y Servicios Hídricos en un incierto futuro de clima”, organizado por Aguas Andinas en el Pabellón de Chile. Jadrijevic señaló que el nuevo plan -el primero de adaptación de recursos hídricos a nivel nacional- priorizará once sectores, e incluirá medición de huella hídrica para empresas, la que se implementaría en forma voluntaria, y en territorios.
Además, se están desarrollando planes integrados de cuencas, específicos para cada una en el país, que según Jadrijevic “incorporarán la variable adaptación al cambio climático”. En su exposición adelantó que ya se están elaborando planes para las primeras diez cuencas.
“La idea de este plan nacional es que dé los lineamientos generales para el país de cómo se va a hacer la gestión hídrica adaptada al cambio climático, y que localmente se tengan estos planes integrados de cuencas”, sostuvo la experta. Además, explicó que el trabajo sobre las cuencas es “una forma de aterrizar este plan nacional”.
El plan en desarrollo estará enfocado en ciertos ejes prioritarios, algunos ya indicados en la Estrategia Nacional de Recursos Hídricos, elaborada por el MOP. Gestión sustentable de los recursos hídricos; mejoramiento de la institucionalidad para la planificación del recurso, su asignación, protección, fiscalización y resolución de conflicto; prevención de la escasez para superarla a corto plazo y abordarla de forma permanente y potenciar el desarrollo de una Ley de Glaciares, que permita la conservación de estos cuerpos, considerando los efectos del cambio climático, son algunas de las prioridades del nuevo plan.
Desafíos
Entre los aspectos pendientes de la iniciativa, que está siendo financiada por el Fondo Verde del Clima, está la “falta definir mecanismos de financiamiento para la adaptación y darle sentido de urgencia”, planteó la experta. Además, el incorporar la adaptación en la gestión hídrica, ya que “hay un montón de lineamientos que deben integrarse como es la generación de capacidades, integrar los actores, educar respecto al agua, hacer suficiente del agua y poner a disposición estas herramientas, de manera que podamos ser resilientes frente a la sequía que es algo que ya se va a instalar como permanente”.
Jadrijevic agrega que la idea es planificar y tener esta visión “de largo plazo” para tener seguridad hídrica, ya que las proyecciones climáticas indican escasez “y por lo tanto, es muy necesario hacer esta planificación, empezar a pensar en el uso de las aguas grises, que ya hay una ley posible pero que todavía no se implementa. Hay un montón de cosas que se tienen que hacer todavía”, plantea.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 04 de Diciembre de 2019

TITULARES