Domingo, Junio 13, 2021

Presupuesto considera alza de 35% en los recursos para construir centros de salud

EL MERCURIO – El reajuste de 3,2% que se propondrá en el proyecto de ley de Presupuestos 2019, anunciado por el Presidente Sebastián Piñera, ha sido catalogado como austero: será el más bajo de los últimos ocho años e, incluso, crecerá por debajo del PIB estimado.

Sin embargo, la situación para el Ministerio de Salud parece ser opuesta. Según confirmó Luis Barrios, jefe de la División de Inversiones de la cartera, “para el presupuesto de Inversiones en Infraestructura de Salud y Equipamiento 2019 hemos trabajado con la Dirección de Presupuestos una propuesta que será presentada a los parlamentarios, donde se considera un incremento en torno al 35%”.

Este año, para la construcción de nuevos recintos de salud y equipamiento se cuenta con $439 mil millones. Con el incremento que adelanta Barrios, la cifra debiera rondar los $593 mil millones (ver infografía).

Si se aprueba, ese monto será el monto de inversión más alto que haya tenido la cartera, superando el récord de $528 mil millones de 2015, cuando se trabajaba en el plan “20-20-20” (20 hospitales construidos, el mismo número en obras e igual cifra en diseño) del segundo gobierno de Michelle Bachelet.

De hecho, el programa de inversiones de la administración anterior explica en buena parte la necesidad de aumentar el presupuesto para este ítem, pues se debe dar curso a los proyectos hospitalarios más grandes que consideraba ese plan.

Por ejemplo, en 2019 se deberán entregar los primeros montos para la construcción de hospitales como Barros Luco, Quillota, Marga-Marga, Gustavo Fricke, de San Antonio, Curicó, Linares, Ñuble, Talcahuano, Padre Las Casas y Chile Chico, que ya se encuentran en proceso de construcción o remodelación. Solo estos requieren $390 mil millones el próximo año.

Manuel José Irarrázaval, director del Instituto de Políticas Públicas en Salud de la U. San Sebastián, destaca el aumento del presupuesto y dice que es “indispensable hacer inversiones en infraestructura”. Sin embargo, asegura que “buena parte de la construcción que está proponiendo este gobierno se va a hacer con concesiones, y en esos proyectos prácticamente no hay desembolso inicial del Estado”.

Juan Luis Castro (PS), presidente de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados, afirma que “siempre es positivo que el sector salud quede bien considerado en el presupuesto”. Y se alegra de que, al parecer, la cartera tenga prioridad, aunque “no sé cómo se va a hacer el ajuste a la caja fiscal para que esto se logre”.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 28 de septiembre de 2018

EL MERCURIO – El reajuste de 3,2% que se propondrá en el proyecto de ley de Presupuestos 2019, anunciado por el Presidente Sebastián Piñera, ha sido catalogado como austero: será el más bajo de los últimos ocho años e, incluso, crecerá por debajo del PIB estimado.

Sin embargo, la situación para el Ministerio de Salud parece ser opuesta. Según confirmó Luis Barrios, jefe de la División de Inversiones de la cartera, “para el presupuesto de Inversiones en Infraestructura de Salud y Equipamiento 2019 hemos trabajado con la Dirección de Presupuestos una propuesta que será presentada a los parlamentarios, donde se considera un incremento en torno al 35%”.

Este año, para la construcción de nuevos recintos de salud y equipamiento se cuenta con $439 mil millones. Con el incremento que adelanta Barrios, la cifra debiera rondar los $593 mil millones (ver infografía).

Si se aprueba, ese monto será el monto de inversión más alto que haya tenido la cartera, superando el récord de $528 mil millones de 2015, cuando se trabajaba en el plan “20-20-20” (20 hospitales construidos, el mismo número en obras e igual cifra en diseño) del segundo gobierno de Michelle Bachelet.

De hecho, el programa de inversiones de la administración anterior explica en buena parte la necesidad de aumentar el presupuesto para este ítem, pues se debe dar curso a los proyectos hospitalarios más grandes que consideraba ese plan.

Por ejemplo, en 2019 se deberán entregar los primeros montos para la construcción de hospitales como Barros Luco, Quillota, Marga-Marga, Gustavo Fricke, de San Antonio, Curicó, Linares, Ñuble, Talcahuano, Padre Las Casas y Chile Chico, que ya se encuentran en proceso de construcción o remodelación. Solo estos requieren $390 mil millones el próximo año.

Manuel José Irarrázaval, director del Instituto de Políticas Públicas en Salud de la U. San Sebastián, destaca el aumento del presupuesto y dice que es “indispensable hacer inversiones en infraestructura”. Sin embargo, asegura que “buena parte de la construcción que está proponiendo este gobierno se va a hacer con concesiones, y en esos proyectos prácticamente no hay desembolso inicial del Estado”.

Juan Luis Castro (PS), presidente de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados, afirma que “siempre es positivo que el sector salud quede bien considerado en el presupuesto”. Y se alegra de que, al parecer, la cartera tenga prioridad, aunque “no sé cómo se va a hacer el ajuste a la caja fiscal para que esto se logre”.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 28 de septiembre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X