Martes, Julio 23, 2024

Presidente del directorio de EPV sostiene que a pesar de los cambios en el proyecto reingresado de Puerto Valparaíso, “todavía es viable financieramente”

PAUTA – En Radio Pauta, Luis Eduardo Escobar ahondó sobre los cambios que se ejecutaron en el proyecto de ampliación de Puerto Valparaíso.

Después de varios años de espera, la empresa estatal Puerto Valparaíso ingresó al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental las modificaciones al proyecto Terminal Cerros de Valparaíso.

Cabe recordar que en 2022 el Segundo Tribunal Ambiental suspendió el permiso, la Resolución de Calificación Ambiental que obtuvo la iniciativa en 2018, básicamente por dos aspectos que se pidieron reevaluar, el impacto en el paisaje de Valparaíso y los efectos en los pescadores.

Sobre esta nueva propuesta, conversó Luis Eduardo Escobar, presidente del directorio de EPV en Mercado Central, quien comentó que se muestra positivo ante una eventual aprobación del proyecto y que a pesar de los cambios, continuaba siendo rentable.

Asimismo comentó que efectivamente la Corte Suprema los instruyó para que revisaran lo denominado paisaje “y el otro, un estudio sobre cuál había sido el impacto sobre los pescadores que antiguamente operaban en una caleta que estaba al interior del recinto prontuario que se llamaba Caleta Sudamericana que en 2013 fue cerrada y eliminada del registro oficial de caletas de Chile”.

Para abordar estos cambios, explicó que se realizó un estudio especializado basado en pautas del sistema de evaluación ambiental para mitigar las intervenciones de grandes proyectos de infraestructura como el del Puerto de Valparaíso y compensar las interferencias. Aunque inicialmente se esperaba completar el estudio en diciembre del año pasado, el trabajo resultó ser más intenso de lo previsto y se entregó recién el martes pasado.

Presidente del directorio de EPV sostiene que a pesar de los cambios en el proyecto reingresado de Puerto Valparaíso, “todavía es viable financieramente”

El presidente del directorio de EPV se muestra positivo ante la posible eventual aprobación del proyecto, ya que “en estos años, desde el 2021, hemos sostenido el directorio anterior y el actual, una serie de conversaciones ciudadanas que finalmente culminaron en una cosa que hemos llamado el acuerdo por Valparaíso”, en donde, según explicó se llegaron a grandes acuerdos.

Asimismo, explicó que un requisito importante era ser rentable. “Para poder mantener la competitividad del Puerto Valparaíso, necesitamos ampliarlo para que mueva le doble de carga, pero además, como por ley estamos obligados a concesionar y esta concesión tiene que ser financieramente rentable para las empresas”, sostuvo.

Agregó que el proyecto, aun con los cambios, “todavía es viable” y que “respecto de lo que teníamos inicialmente estamos dentro del presupuesto. No son exactamente los mismos costos, pero las estimaciones de costos están dentro de los rangos que teníamos contemplados”.

Además, en estas reuniones vecinales, contó que “llegamos a un diseño de ampliación prontuaria, que creemos que resuelve los problemas que se habían planteado. El principal de ellos es reducir el muelle que se había planteado en el proyecto inicial, prácticamente a la mitad de lo que se había dicho inicialmente, con lo cual evitamos la acumulación de contenedores justo en el borde costero entre lo que es la Avenida Errázuriz y el puerto”.

“Esta había sido una objeción muy importante de la ciudadanía y dejamos los contenedores en una parte que consideramos que molestan menos”, subrayó Escobar.

Consultado sobre por qué anteriormente no se habían considerado estos elementos, Escobar explicó que “no es que no se hayan considerado, el directorio de esa época pensó que se había llegado a un buen cuerdo con los pescadores. A ellos se les compró el derecho a operar en la caleta sudamericana dentro del reciento portuario porque era necesario para las operaciones portuarias que ellos ya no estuvieran ahí”.

“Hoy no hay operaciones embarcaciones pequeñas que operen el Puerto. A ellos se les ayudó a instalarse en Quintero, pero ellos sintieron que se les hizo un daño y pidieron que se evaluara” y eso fue lo que se hizo, según contó Luis Eduardo Escobar.

Revisa la entrevista completa:

Ver artículo

Fuente: Pauta, Viernes 21 de Junio de 2024

PAUTA – En Radio Pauta, Luis Eduardo Escobar ahondó sobre los cambios que se ejecutaron en el proyecto de ampliación de Puerto Valparaíso.

Después de varios años de espera, la empresa estatal Puerto Valparaíso ingresó al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental las modificaciones al proyecto Terminal Cerros de Valparaíso.

Cabe recordar que en 2022 el Segundo Tribunal Ambiental suspendió el permiso, la Resolución de Calificación Ambiental que obtuvo la iniciativa en 2018, básicamente por dos aspectos que se pidieron reevaluar, el impacto en el paisaje de Valparaíso y los efectos en los pescadores.

Sobre esta nueva propuesta, conversó Luis Eduardo Escobar, presidente del directorio de EPV en Mercado Central, quien comentó que se muestra positivo ante una eventual aprobación del proyecto y que a pesar de los cambios, continuaba siendo rentable.

Asimismo comentó que efectivamente la Corte Suprema los instruyó para que revisaran lo denominado paisaje “y el otro, un estudio sobre cuál había sido el impacto sobre los pescadores que antiguamente operaban en una caleta que estaba al interior del recinto prontuario que se llamaba Caleta Sudamericana que en 2013 fue cerrada y eliminada del registro oficial de caletas de Chile”.

Para abordar estos cambios, explicó que se realizó un estudio especializado basado en pautas del sistema de evaluación ambiental para mitigar las intervenciones de grandes proyectos de infraestructura como el del Puerto de Valparaíso y compensar las interferencias. Aunque inicialmente se esperaba completar el estudio en diciembre del año pasado, el trabajo resultó ser más intenso de lo previsto y se entregó recién el martes pasado.

Presidente del directorio de EPV sostiene que a pesar de los cambios en el proyecto reingresado de Puerto Valparaíso, “todavía es viable financieramente”

El presidente del directorio de EPV se muestra positivo ante la posible eventual aprobación del proyecto, ya que “en estos años, desde el 2021, hemos sostenido el directorio anterior y el actual, una serie de conversaciones ciudadanas que finalmente culminaron en una cosa que hemos llamado el acuerdo por Valparaíso”, en donde, según explicó se llegaron a grandes acuerdos.

Asimismo, explicó que un requisito importante era ser rentable. “Para poder mantener la competitividad del Puerto Valparaíso, necesitamos ampliarlo para que mueva le doble de carga, pero además, como por ley estamos obligados a concesionar y esta concesión tiene que ser financieramente rentable para las empresas”, sostuvo.

Agregó que el proyecto, aun con los cambios, “todavía es viable” y que “respecto de lo que teníamos inicialmente estamos dentro del presupuesto. No son exactamente los mismos costos, pero las estimaciones de costos están dentro de los rangos que teníamos contemplados”.

Además, en estas reuniones vecinales, contó que “llegamos a un diseño de ampliación prontuaria, que creemos que resuelve los problemas que se habían planteado. El principal de ellos es reducir el muelle que se había planteado en el proyecto inicial, prácticamente a la mitad de lo que se había dicho inicialmente, con lo cual evitamos la acumulación de contenedores justo en el borde costero entre lo que es la Avenida Errázuriz y el puerto”.

“Esta había sido una objeción muy importante de la ciudadanía y dejamos los contenedores en una parte que consideramos que molestan menos”, subrayó Escobar.

Consultado sobre por qué anteriormente no se habían considerado estos elementos, Escobar explicó que “no es que no se hayan considerado, el directorio de esa época pensó que se había llegado a un buen cuerdo con los pescadores. A ellos se les compró el derecho a operar en la caleta sudamericana dentro del reciento portuario porque era necesario para las operaciones portuarias que ellos ya no estuvieran ahí”.

“Hoy no hay operaciones embarcaciones pequeñas que operen el Puerto. A ellos se les ayudó a instalarse en Quintero, pero ellos sintieron que se les hizo un daño y pidieron que se evaluara” y eso fue lo que se hizo, según contó Luis Eduardo Escobar.

Revisa la entrevista completa:

Ver artículo

Fuente: Pauta, Viernes 21 de Junio de 2024

TITULARES