Lunes, Abril 15, 2024

Presidente de Copsa asegura que las carreteras del país no están lo suficientemente preparadas para enfrentar el cambio climático

DIARIO FINANCIERO – “Antiguamente llovía en cuotas, estábamos acostumbrados que los 150 milímetros cayeran en varias lluvias. Ahora llueve al contado, en dos días vemos esa cantidad de agua, lo que nos lleva a ver lo que se vivió durante estos días”, declaró Leonardo Daneri, presidente de la Asociación de Concesionarios de Obras de Infraestructura Pública (Copsa).

Para el líder gremial esta violenta manifestación del cambio climático podría poner en jaque a la nación, ya que gran parte de las autopistas y carreteras del país no están lo suficientemente preparadas para enfrentar esta situación, debido a que los parámetros de diseño ya están “obsoletos”.

“¿Cuál es el problema acá? Es que nuestras carreteras fueron diseñadas hace 25 años con información de hace 30 años atrás. O sea estamos hablando de datos de hace 55 años, eso ya no sirve para nada porque la hidrología cambió. Tenemos que cambiar toda la data tecnológica para enfrentar esta nueva realidad”, señaló el ingeniero civil.

Asimismo, manifestó que en el país hay ciertas infraestructuras críticas -como el puente Malleco, el Tinguiririca y el del Río Maule- que si llegan a verse afectadas por el cambio climático, Chile podría quedar dividido en dos, aislando a cierta cantidad de la población y desembocando en un “desastre logístico a nivel país”.

Para afrontar este problema, Daneri destacó que debe haber una modernización en los 7 mil puentes del país y en gran parte de los caminos, con nuevos diseños y parámetros recabados por el Estado.

“No sabemos cuánto puede llevar este estudio, pero estimo que unos tres o cuatro años. Por mientras debemos aumentar los factores de seguridad, la resiliencia. Además de ello, debemos buscar alternativas disponibles de ciertas autopistas, como caminos bidireccionales o carreteras de piedemonte y costeras”, enfatizó el ingeniero civil.

“Depende nada más que del Gobierno”

El presidente de Copsa sostuvo que para llevar a cabo la modernización de infraestructura que necesita el país debe haber un cambio en el Gobierno, que permita agilizar la entrega de permisos. “Esto depende nada más que del Gobierno, ellos deben apretar a la gente para que apuren los procesos”, enfatizó.

El dirigente gremial destacó que para agilizar esto se debe mejorar la tramitación ambiental, los procesos dentro del Ministerio de Obras Públicas, que debe haber una mejor fiscalización en las consultas ciudadanas, más agilidad en los cambios de servicio y mejorar la situación con el Consejo de Monumentos Nacionales.

En la misma línea, enfatizó que otro problema al que se enfrenta el Estado es la falta de recursos humanos en la Dirección de Concesiones. Actualmente esta entidad maneja aproximadamente 92 proyectos, pero tiene los mismos 340 empleados que cuando comenzó a funcionar, una traba más para las obras.

Un cambio clave para Daneri que puede impulsar la construcción de infraestructura es que se apruebe el silencio administrativo, que consiste en que si alguien ingresa una solicitud y no es contestada en una cierta cantidad de tiempo, esta sea aprobada. “Eso es algo mágico”.

“La infraestructura es causa del desarrollo, no consecuencia del desarrollo. La cadena logística es clave para que el país crezca. Tengo que reconocer que este Gobierno mantuvo la infraestructura como política de Estado, y eso es clave, pero que deben haber cambios, deben haber”, concluyó Leonardo Daneri.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 25 de Agosto de 2023

DIARIO FINANCIERO – “Antiguamente llovía en cuotas, estábamos acostumbrados que los 150 milímetros cayeran en varias lluvias. Ahora llueve al contado, en dos días vemos esa cantidad de agua, lo que nos lleva a ver lo que se vivió durante estos días”, declaró Leonardo Daneri, presidente de la Asociación de Concesionarios de Obras de Infraestructura Pública (Copsa).

Para el líder gremial esta violenta manifestación del cambio climático podría poner en jaque a la nación, ya que gran parte de las autopistas y carreteras del país no están lo suficientemente preparadas para enfrentar esta situación, debido a que los parámetros de diseño ya están “obsoletos”.

“¿Cuál es el problema acá? Es que nuestras carreteras fueron diseñadas hace 25 años con información de hace 30 años atrás. O sea estamos hablando de datos de hace 55 años, eso ya no sirve para nada porque la hidrología cambió. Tenemos que cambiar toda la data tecnológica para enfrentar esta nueva realidad”, señaló el ingeniero civil.

Asimismo, manifestó que en el país hay ciertas infraestructuras críticas -como el puente Malleco, el Tinguiririca y el del Río Maule- que si llegan a verse afectadas por el cambio climático, Chile podría quedar dividido en dos, aislando a cierta cantidad de la población y desembocando en un “desastre logístico a nivel país”.

Para afrontar este problema, Daneri destacó que debe haber una modernización en los 7 mil puentes del país y en gran parte de los caminos, con nuevos diseños y parámetros recabados por el Estado.

“No sabemos cuánto puede llevar este estudio, pero estimo que unos tres o cuatro años. Por mientras debemos aumentar los factores de seguridad, la resiliencia. Además de ello, debemos buscar alternativas disponibles de ciertas autopistas, como caminos bidireccionales o carreteras de piedemonte y costeras”, enfatizó el ingeniero civil.

“Depende nada más que del Gobierno”

El presidente de Copsa sostuvo que para llevar a cabo la modernización de infraestructura que necesita el país debe haber un cambio en el Gobierno, que permita agilizar la entrega de permisos. “Esto depende nada más que del Gobierno, ellos deben apretar a la gente para que apuren los procesos”, enfatizó.

El dirigente gremial destacó que para agilizar esto se debe mejorar la tramitación ambiental, los procesos dentro del Ministerio de Obras Públicas, que debe haber una mejor fiscalización en las consultas ciudadanas, más agilidad en los cambios de servicio y mejorar la situación con el Consejo de Monumentos Nacionales.

En la misma línea, enfatizó que otro problema al que se enfrenta el Estado es la falta de recursos humanos en la Dirección de Concesiones. Actualmente esta entidad maneja aproximadamente 92 proyectos, pero tiene los mismos 340 empleados que cuando comenzó a funcionar, una traba más para las obras.

Un cambio clave para Daneri que puede impulsar la construcción de infraestructura es que se apruebe el silencio administrativo, que consiste en que si alguien ingresa una solicitud y no es contestada en una cierta cantidad de tiempo, esta sea aprobada. “Eso es algo mágico”.

“La infraestructura es causa del desarrollo, no consecuencia del desarrollo. La cadena logística es clave para que el país crezca. Tengo que reconocer que este Gobierno mantuvo la infraestructura como política de Estado, y eso es clave, pero que deben haber cambios, deben haber”, concluyó Leonardo Daneri.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 25 de Agosto de 2023

TITULARES