Viernes, Abril 12, 2024

Planta piloto inicia producción en base a hidrógeno verde en Punta Arenas: un Porsche 911 fue el primer auto en cargar combustible

PULSO – Un importante hito marcó este martes el proyecto multinacional que lidera HIF Global en Punta Arenas, conocido como Haru Oni. La iniciativa comenzó esta jornada con la producción de los primeros litros de combustibles sintéticos, en su planta demostrativa, la fase piloto de un proyecto que se propone comenzar produciendo 350 toneladas de eMetanol crudo y 131 litros cúbicos de eCombustible por año, para luego avanzar a una etapa en que la inversión inicial de US$74 millones se incrementará hasta los US$755 millones, elevando su producción hasta 70.000 litros cúbicos de eCombustible.

El evento, que marcó la puesta en marcha de la ambiciosa iniciativa, fue encabezado por el ministro de Energía, Diego Pardow. Allí, un Porsche 911 fue el primer automóvil en ser cargado con la gasolina sintética. La elección no es casualidad, ya que la marca alemana de autos deportivos es uno de las empresas que participan en Haru Oni (además de Enel Green Power, Enap, Siemens Energy, Empresas Gasco y Exxon Mobile), y es uno de los offtakers -o compradores de energía- del proyecto, junto a Gasco.

Cabe recordar que el desarrollo de los eCombustibles marca el inicio de una nueva era para el transporte, ya que estos, al ser fabricados con hidrógeno verde y CO2 reciclado, permitirán en el futuro desplazar a los combustibles fósiles sin necesidad de cambios en los motores e infraestructura actual.

Justamente, en esta línea, el ministro de Energía, Diego Pardow, destacó que resulta “clave que la nueva industria del hidrógeno verde favorezca la creación de buenos empleos y mejore la calidad de vida de las personas. De esta forma, estaremos dando certezas para un futuro mucho más sostenible”.

Para el secretario de Estado “la planta Haru Oni de HIF tiene ese valor simbólico. Uno que nos permite mirar hacia un futuro donde otras formas de energía son posibles. En un momento donde tantas fuerzas empujan para retroceder en nuestros objetivos climáticos, necesitamos estos momentos de optimismo”.

Por su parte, el presidente de HIF Global, César Norton, remarcó que “hace poco más de un año pusimos la primera piedra de este sueño, que hoy es realidad: contar con un combustible creado con la energía inigualable del viento magallánico. Es una respuesta concreta, aquí y ahora, al principal desafío de la humanidad. Estamos orgullosos de dar este paso en Punta Arenas y en Chile, porque sabemos será decisivo para el futuro de las próximas generaciones”.

Cabe recordar que, a inicios de octubre, HIF Global retiró de evaluación ambiental el proyecto eólico Faro del Sur, tras dos meses de tramitación en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), alegando “exigencias excepcionales” por parte de las autoridades encargadas de visar proyecto.

Pese a lo anterior, el ejecutivo de la compañía líder en el desarrollo de eCombustibles agradeció el apoyo de las autoridades y comunidades locales para el desarrollo de la planta demostrativa.

“Estamos ante un problema de todos, por eso Haru Oni reúne la experiencia de empresas alemanas, italianas, estadounidenses, chinas y chilenas al servicio de un mejor futuro. Magallanes puede ser líder en esta lucha y pondremos todo nuestro esfuerzo para que así sea. Nuestro compromiso es escalar esta industria de manera sostenible, resguardando nuestro entorno y a nuestros vecinos”, enfatizó.

En el evento también estuvo presente el ministro de Transportes del Estado de Baden-Württemberg (Alemania), Wienfred Hermann, quien destacó que “estamos muy interesados en importar derivados y combustibles de hidrógeno amigables con el clima. La demanda es enorme, especialmente en los campos de la aviación y el transporte marítimo, pero también para descarbonizar las flotas de vehículos existentes. La alianza energética chileno-alemana lanzada en 2019 ofrece un gran potencial para cooperar en la protección del clima y la transformación indispensable de la industria de los combustibles”.

En la actividad participaron representantes de la comunidad, ejecutivos de las empresas involucradas en el proyecto y los ministros de Economía, Nicolás Grau; de Obras Públicas, Juan Carlos García, y de Ciencia, Silvia Díaz. A ellos se sumó el vicepresidente ejecutivo de Corfo, José Miguel Benavente; el gobernador Jorge Flies y el alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich.

Haru Oni es una más de las iniciativas que buscan desarrollar la industria del hidrógeno verde en Magallanes, a las cuales se han sumado en los últimos meses H1 Magallanes y Selknam Proyect, en medio del marcado interés de compañías internacionales por aprovechar la abundante energía eólica de la zona austral, y así satisfacer la demanda eléctrica que requiere el proceso para separar a nivel el hidrógeno presente en el agua a nivel molecular.

Fuente: Pulso, Martes 20 de Diciembre de 2022

PULSO – Un importante hito marcó este martes el proyecto multinacional que lidera HIF Global en Punta Arenas, conocido como Haru Oni. La iniciativa comenzó esta jornada con la producción de los primeros litros de combustibles sintéticos, en su planta demostrativa, la fase piloto de un proyecto que se propone comenzar produciendo 350 toneladas de eMetanol crudo y 131 litros cúbicos de eCombustible por año, para luego avanzar a una etapa en que la inversión inicial de US$74 millones se incrementará hasta los US$755 millones, elevando su producción hasta 70.000 litros cúbicos de eCombustible.

El evento, que marcó la puesta en marcha de la ambiciosa iniciativa, fue encabezado por el ministro de Energía, Diego Pardow. Allí, un Porsche 911 fue el primer automóvil en ser cargado con la gasolina sintética. La elección no es casualidad, ya que la marca alemana de autos deportivos es uno de las empresas que participan en Haru Oni (además de Enel Green Power, Enap, Siemens Energy, Empresas Gasco y Exxon Mobile), y es uno de los offtakers -o compradores de energía- del proyecto, junto a Gasco.

Cabe recordar que el desarrollo de los eCombustibles marca el inicio de una nueva era para el transporte, ya que estos, al ser fabricados con hidrógeno verde y CO2 reciclado, permitirán en el futuro desplazar a los combustibles fósiles sin necesidad de cambios en los motores e infraestructura actual.

Justamente, en esta línea, el ministro de Energía, Diego Pardow, destacó que resulta “clave que la nueva industria del hidrógeno verde favorezca la creación de buenos empleos y mejore la calidad de vida de las personas. De esta forma, estaremos dando certezas para un futuro mucho más sostenible”.

Para el secretario de Estado “la planta Haru Oni de HIF tiene ese valor simbólico. Uno que nos permite mirar hacia un futuro donde otras formas de energía son posibles. En un momento donde tantas fuerzas empujan para retroceder en nuestros objetivos climáticos, necesitamos estos momentos de optimismo”.

Por su parte, el presidente de HIF Global, César Norton, remarcó que “hace poco más de un año pusimos la primera piedra de este sueño, que hoy es realidad: contar con un combustible creado con la energía inigualable del viento magallánico. Es una respuesta concreta, aquí y ahora, al principal desafío de la humanidad. Estamos orgullosos de dar este paso en Punta Arenas y en Chile, porque sabemos será decisivo para el futuro de las próximas generaciones”.

Cabe recordar que, a inicios de octubre, HIF Global retiró de evaluación ambiental el proyecto eólico Faro del Sur, tras dos meses de tramitación en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), alegando “exigencias excepcionales” por parte de las autoridades encargadas de visar proyecto.

Pese a lo anterior, el ejecutivo de la compañía líder en el desarrollo de eCombustibles agradeció el apoyo de las autoridades y comunidades locales para el desarrollo de la planta demostrativa.

“Estamos ante un problema de todos, por eso Haru Oni reúne la experiencia de empresas alemanas, italianas, estadounidenses, chinas y chilenas al servicio de un mejor futuro. Magallanes puede ser líder en esta lucha y pondremos todo nuestro esfuerzo para que así sea. Nuestro compromiso es escalar esta industria de manera sostenible, resguardando nuestro entorno y a nuestros vecinos”, enfatizó.

En el evento también estuvo presente el ministro de Transportes del Estado de Baden-Württemberg (Alemania), Wienfred Hermann, quien destacó que “estamos muy interesados en importar derivados y combustibles de hidrógeno amigables con el clima. La demanda es enorme, especialmente en los campos de la aviación y el transporte marítimo, pero también para descarbonizar las flotas de vehículos existentes. La alianza energética chileno-alemana lanzada en 2019 ofrece un gran potencial para cooperar en la protección del clima y la transformación indispensable de la industria de los combustibles”.

En la actividad participaron representantes de la comunidad, ejecutivos de las empresas involucradas en el proyecto y los ministros de Economía, Nicolás Grau; de Obras Públicas, Juan Carlos García, y de Ciencia, Silvia Díaz. A ellos se sumó el vicepresidente ejecutivo de Corfo, José Miguel Benavente; el gobernador Jorge Flies y el alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich.

Haru Oni es una más de las iniciativas que buscan desarrollar la industria del hidrógeno verde en Magallanes, a las cuales se han sumado en los últimos meses H1 Magallanes y Selknam Proyect, en medio del marcado interés de compañías internacionales por aprovechar la abundante energía eólica de la zona austral, y así satisfacer la demanda eléctrica que requiere el proceso para separar a nivel el hidrógeno presente en el agua a nivel molecular.

Fuente: Pulso, Martes 20 de Diciembre de 2022

TITULARES