Lunes, Mayo 27, 2024

Plan promete acabar con las inundaciones en el Gran Concepción

DIARIO CONCEPCIÓN  – Y si bien el sistema de aguas lluvias es, evidentemente, mejor que el de Santiago, que con 15 milímetros de agua caída colapsan, los locales soportan hasta cuatro veces más, necesitan mejorarse para evitar desastres como los vividos en 2016 y 2018 en Tomé, producto del rebalse del canal Ifarle, en que más de 80 viviendas se vieron afectadas.
La realidad no es muy distinta en Talcahuano cuando el canal Gaete se ve sobrepasado en su caudal, lo que tradicionalmente ha generado inundaciones en sectores como Las Hortensias, Denavi Sur, El Bosque, Las Amapolas y Sosa.
Lo mismo pasa en Concepción con el canal Ifarle, que en 2019, tras dos horas de intensa lluvia en que cayeron 20 milímetros, inundó todo a su paso, y para que decir de Lomas de San Andrés, que cada año sufre el colapso de la calle y el agua ingresa a las casas, generando grandes costos de reparación para los vecinos.
De ahí la importancia de un plan de mitigación de aguas lluvias, que dio a conocer ayer el MOP, que con una inversión sectorial de $45.900 millones pretende mejorar las condiciones de los canales Egaña, Gaete, Ifarle y de Lomas de San Andrés en el Gran Concepción, a los que se agrega el mejoramiento del Estero Quilque en Los Ángeles.
El seremi de Obras Públicas, Daniel Escobar, reconoció que los sectores antes nombrados tradicionalmente se inundan “porque no existe un proyecto de canalización como el que Concepción se merece (…), ya estamos licitando la obra en Egaña en Tomé, en ingeniería de detalle en Ramón Carrasco (Lomas de San Andrés) y hoy nos concentramos en el Ifarle para realizar un diseño con los vecinos e, idealmente, a fin de este año poder licitar el diseño de ingeniería”.
Para Pedro Venegas, director de planificación del municipio penquista, la obra en Ifarle, que implicaría cerca de $5.000 millones, daría solución al problema de las aguas lluvias. Eso sí, advirtió que esperan que el proyecto cuente con financiamiento este año, de manera que en 2021 se realice el diseño de la iniciativa y en 2022 comience la ejecución de obras.
Un invierno más
Si bien el plan dado a conocer por el MOP dará solución a las inundaciones, el plazo para estén listas es largo, pues implican una serie de estudios y extensas intervenciones.
De hecho, el seremi del MOP definió en qué año estarán listas las intervenciones, pues todo dependerá, según dijo, de las intervenciones que se requiera hacer.
La mezcla de aguas lluvias con servidas que copa las calles de Tucapel Bajo en invierno y que, incluso, ingresa a los hogares, tiene cansada a Susana Peiró, dirigente de la comunidad católica de Villa Esperanza.
Aunque está contenta por el anuncio del proyecto, sabe que deberá soportar a lo menos dos inviernos más viviendo en un lugar en que el agua insalubre amenaza su salud. “No podemos salir de las casas, las veredas están colapsadas con aguas sucias”, dijo y realizó un llamado a sus vecinos para que no echen basura a las cámaras de desagüe para evitar inundaciones.
Venegas aseguró que los equipos municipales estarán disponibles con retroexcavadoras, bombas y personal para atender emergencias, recalcando que es vital el pronto inicio de las obras, tanto en Tucapel Bajo como en Lomas de San Andrés.
Tomé
Eduardo Aguilera, alcalde de Tomé, se mostró satisfecho por el proyecto para su comuna, que mejorará el canal Egaña, buscando evitar inundaciones en viviendas, hospital y liceos, entre otros, tal como ha sucedido tradicionalmente.
“Este tema lo llevamos planteando hace muchos años, uno de los grandes problemas que tenemos es la inundación del sector bajo de Tomé, principalmente, en las calles Egaña y Portales. Impulsamos este proyecto al MOP por el crecimiento de Tomé, que mejore aguas lluvias y servidas, partiendo por las calles Egaña y Portales”.
La inversión total sería, según Aguilera, de $4.200 millones, aunque la primera fase que partiría dentro este semestre implicaría un poco más de $3.200 millones. “Nos va a resolver un tremendo problema (…) estamos expectantes en que se inicien este año y que estén listos en un par de años, son como 500 días en total”.
Talcahuano
Un presupuesto de $12.726 millones está considerado para mejorar el canal Gaete en Talcahuano, que se materializará con la construcción del canal Denavi Sur y el tramo faltante del Colector Sosa.
La obra, según el alcalde porteño, Henry Campos, mejorará la calidad de vida de cientos de personas que cada año sufren inundación de calles y viviendas.
Ver artículo
Fuente: Diario Concepción, Viernes 31 de Enero de 2020

DIARIO CONCEPCIÓN  – Y si bien el sistema de aguas lluvias es, evidentemente, mejor que el de Santiago, que con 15 milímetros de agua caída colapsan, los locales soportan hasta cuatro veces más, necesitan mejorarse para evitar desastres como los vividos en 2016 y 2018 en Tomé, producto del rebalse del canal Ifarle, en que más de 80 viviendas se vieron afectadas.
La realidad no es muy distinta en Talcahuano cuando el canal Gaete se ve sobrepasado en su caudal, lo que tradicionalmente ha generado inundaciones en sectores como Las Hortensias, Denavi Sur, El Bosque, Las Amapolas y Sosa.
Lo mismo pasa en Concepción con el canal Ifarle, que en 2019, tras dos horas de intensa lluvia en que cayeron 20 milímetros, inundó todo a su paso, y para que decir de Lomas de San Andrés, que cada año sufre el colapso de la calle y el agua ingresa a las casas, generando grandes costos de reparación para los vecinos.
De ahí la importancia de un plan de mitigación de aguas lluvias, que dio a conocer ayer el MOP, que con una inversión sectorial de $45.900 millones pretende mejorar las condiciones de los canales Egaña, Gaete, Ifarle y de Lomas de San Andrés en el Gran Concepción, a los que se agrega el mejoramiento del Estero Quilque en Los Ángeles.
El seremi de Obras Públicas, Daniel Escobar, reconoció que los sectores antes nombrados tradicionalmente se inundan “porque no existe un proyecto de canalización como el que Concepción se merece (…), ya estamos licitando la obra en Egaña en Tomé, en ingeniería de detalle en Ramón Carrasco (Lomas de San Andrés) y hoy nos concentramos en el Ifarle para realizar un diseño con los vecinos e, idealmente, a fin de este año poder licitar el diseño de ingeniería”.
Para Pedro Venegas, director de planificación del municipio penquista, la obra en Ifarle, que implicaría cerca de $5.000 millones, daría solución al problema de las aguas lluvias. Eso sí, advirtió que esperan que el proyecto cuente con financiamiento este año, de manera que en 2021 se realice el diseño de la iniciativa y en 2022 comience la ejecución de obras.
Un invierno más
Si bien el plan dado a conocer por el MOP dará solución a las inundaciones, el plazo para estén listas es largo, pues implican una serie de estudios y extensas intervenciones.
De hecho, el seremi del MOP definió en qué año estarán listas las intervenciones, pues todo dependerá, según dijo, de las intervenciones que se requiera hacer.
La mezcla de aguas lluvias con servidas que copa las calles de Tucapel Bajo en invierno y que, incluso, ingresa a los hogares, tiene cansada a Susana Peiró, dirigente de la comunidad católica de Villa Esperanza.
Aunque está contenta por el anuncio del proyecto, sabe que deberá soportar a lo menos dos inviernos más viviendo en un lugar en que el agua insalubre amenaza su salud. “No podemos salir de las casas, las veredas están colapsadas con aguas sucias”, dijo y realizó un llamado a sus vecinos para que no echen basura a las cámaras de desagüe para evitar inundaciones.
Venegas aseguró que los equipos municipales estarán disponibles con retroexcavadoras, bombas y personal para atender emergencias, recalcando que es vital el pronto inicio de las obras, tanto en Tucapel Bajo como en Lomas de San Andrés.
Tomé
Eduardo Aguilera, alcalde de Tomé, se mostró satisfecho por el proyecto para su comuna, que mejorará el canal Egaña, buscando evitar inundaciones en viviendas, hospital y liceos, entre otros, tal como ha sucedido tradicionalmente.
“Este tema lo llevamos planteando hace muchos años, uno de los grandes problemas que tenemos es la inundación del sector bajo de Tomé, principalmente, en las calles Egaña y Portales. Impulsamos este proyecto al MOP por el crecimiento de Tomé, que mejore aguas lluvias y servidas, partiendo por las calles Egaña y Portales”.
La inversión total sería, según Aguilera, de $4.200 millones, aunque la primera fase que partiría dentro este semestre implicaría un poco más de $3.200 millones. “Nos va a resolver un tremendo problema (…) estamos expectantes en que se inicien este año y que estén listos en un par de años, son como 500 días en total”.
Talcahuano
Un presupuesto de $12.726 millones está considerado para mejorar el canal Gaete en Talcahuano, que se materializará con la construcción del canal Denavi Sur y el tramo faltante del Colector Sosa.
La obra, según el alcalde porteño, Henry Campos, mejorará la calidad de vida de cientos de personas que cada año sufren inundación de calles y viviendas.
Ver artículo
Fuente: Diario Concepción, Viernes 31 de Enero de 2020

TITULARES