Miércoles, Enero 26, 2022

¿Para quién es el Puente Industrial y quién pagará sus costos?, por Tania Concha

DIARIO CONCEPCIÓN – El Puente Industrial se ha planteado como solución para los conflictos presentes y futuros de conectividad entre parques industriales del gran Concepción. La supuesta necesidad está dada por los progresivos problemas de congestión vial y se propone como una alternativa para el transporte de carga, aunque la industria no es el foco principal de congestión en la Ruta 160, puesto que su planta apenas crece.

El problema es que no existen restricciones importantes y efectivas del parque vehicular y que el transporte público es insuficiente en capacidad y facilidades para sus usuarios. Más carreteras, autopistas y puentes no resolverán el conflicto de fondo, porque buscan aliviar sistemas tan congestionados que al momento de inaugurarse se encontrarán saturados nuevamente.

¿Cuál es el costo de esta mega obra? El Puente Industrial afectará, en su construcción y operación la desembocadura e indirectamente al Santuario Hualpén, mientras que en San Pedro generará con sus terraplenes, gran impacto sobre los humedales urbanos que colindan con el faldeo de Nahuelbuta, en los que se pretende que pase la llamada Ruta Pie de Monte. Esta es la necesidad de fondo tras este megaproyecto y no los requerimientos de la industria, ni la descongestión y tampoco la segregación vial de carga. Ya hay suficientes puentes para eso y no se han tomado medidas para organizar el tránsito en ellos de forma eficiente. La razón de fondo es la habilitación de una vía más expedita y directa para las forestales y los proyectos inmobiliarios en las comunas de Coronel y San Pedro. Prueba de esto es la generosa donación por parte de forestales del paño en los faldeos de Nahuelbuta donde se realizarán parte de las obras.

¿Solucionará este puente el cuello de botella en San Pedro de la Paz? No, y por años lo hará aún peor por el impacto que va a generar su construcción, que interrumpirá el tránsito con sus obras.

Respecto al costo económico, no están las condiciones para que la inversión sea asumida por los usuarios a través del cobro de peaje por TAG y de persistirse en esto, se abrirá la puerta para la concesión de otras vías en la región.

Y aún queda el conflicto medioambiental en un país que avanza a la protección de humedales urbanos y sus ecosistemas. La solución pasa por desarrollar planes de movilidad sostenible y a largo plazo generar ciudades que no obliguen a sus habitantes a movilizarse para suplir necesidades básicas, como trabajo, estudios o salud.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Martes 9 de Noviembre de 2021

DIARIO CONCEPCIÓN – El Puente Industrial se ha planteado como solución para los conflictos presentes y futuros de conectividad entre parques industriales del gran Concepción. La supuesta necesidad está dada por los progresivos problemas de congestión vial y se propone como una alternativa para el transporte de carga, aunque la industria no es el foco principal de congestión en la Ruta 160, puesto que su planta apenas crece.

El problema es que no existen restricciones importantes y efectivas del parque vehicular y que el transporte público es insuficiente en capacidad y facilidades para sus usuarios. Más carreteras, autopistas y puentes no resolverán el conflicto de fondo, porque buscan aliviar sistemas tan congestionados que al momento de inaugurarse se encontrarán saturados nuevamente.

¿Cuál es el costo de esta mega obra? El Puente Industrial afectará, en su construcción y operación la desembocadura e indirectamente al Santuario Hualpén, mientras que en San Pedro generará con sus terraplenes, gran impacto sobre los humedales urbanos que colindan con el faldeo de Nahuelbuta, en los que se pretende que pase la llamada Ruta Pie de Monte. Esta es la necesidad de fondo tras este megaproyecto y no los requerimientos de la industria, ni la descongestión y tampoco la segregación vial de carga. Ya hay suficientes puentes para eso y no se han tomado medidas para organizar el tránsito en ellos de forma eficiente. La razón de fondo es la habilitación de una vía más expedita y directa para las forestales y los proyectos inmobiliarios en las comunas de Coronel y San Pedro. Prueba de esto es la generosa donación por parte de forestales del paño en los faldeos de Nahuelbuta donde se realizarán parte de las obras.

¿Solucionará este puente el cuello de botella en San Pedro de la Paz? No, y por años lo hará aún peor por el impacto que va a generar su construcción, que interrumpirá el tránsito con sus obras.

Respecto al costo económico, no están las condiciones para que la inversión sea asumida por los usuarios a través del cobro de peaje por TAG y de persistirse en esto, se abrirá la puerta para la concesión de otras vías en la región.

Y aún queda el conflicto medioambiental en un país que avanza a la protección de humedales urbanos y sus ecosistemas. La solución pasa por desarrollar planes de movilidad sostenible y a largo plazo generar ciudades que no obliguen a sus habitantes a movilizarse para suplir necesidades básicas, como trabajo, estudios o salud.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Martes 9 de Noviembre de 2021

TITULARES

X