Domingo, Octubre 24, 2021

Organizaciones medio ambientales de Concepción en alerta por proyecto Puente Industrial

EL MOSTRADOR – La concesión vial Puente Industrial es un proyecto del estado que tendría como objetivo darle potencia a las rutas asociadas a zonas productivas, abarcando el corredor logístico en la Ruta 160 por el sur, circulando por el Gran Concepción, este incluye el acceso a los Puertos de San Vicente y Talcahuano, y su continuación por la Ruta Interportuaria, permitiendo conectar con el Acceso Norte a Concepción.

Según la página Puente Industrial, en 2014 Aleatica Concesiones Chile se adjudica la infraestructura vial Puente Industrial por 38 años, la cual forma parte de la mejora de la movilidad y conectividad industrial de la región del Biobío con un presupuesto de construcción que supera los US178 millones de dólares.

Sin embargo, diversos grupos ambientalistas de la zona han manifestado su descontento en cuanto a la implementación de este proyecto, puesto que este afectaría ejes como lo son el patrimonio natural, cultural, comprometiendo al territorio como zona de sacrificio.

La ruta por donde se va a emplazar este proyecto según las organizaciones, causaría graves daños al ecosistema y la biodiversidad pasando a llevar el Santuario de la Naturaleza Humedal Los Batros, la desembocadura del río Biobío y el trabajo de las familias agricultoras de Boca Sur, en la comuna de San Pedro de la Paz.

Jocelyn Varela, vocera de la campaña No al Puente Industrial, expresó su descontento y total desacuerdo con el proyecto señalando que dañará una zona de humedales muy importante para el ecosistema. En la misma línea, Félix García, Presidente de la Asociación Gremial de Horticultores del Biobío, señala que este proyecto pone en peligro el suelo hortícola y la producción de hortalizas de la mano de diversas familias por más de 200 años.

El Humedal los Batros, de acuerdo con información de la organización Salvemos el Santuario de Hualpén, contribuye al ciclo del agua purificando y almacenando grandes cantidades de esta a través de napas subterráneas, este cuenta con un variado ecosistema el cual verá dañado el hábitat de variadas especies que cohabitan en el lugar, por otro lado este actúa como filtrador de aguas lluvias y como desembocadura de la laguna Grande de San Pedro de la Paz, por lo tanto al ser rellenado, desencadenaría inundaciones en la zona.

Por su parte desde el Ministerio de Obras Públicas (MOP) argumentan que el proyecto beneficiaría a 200 mil personas y que significaría una reducción en los costes de transporte.

Además, aseguran que la concesionaria invertirá “alrededor del 10% del valor del presupuesto oficial en medidas de mitigación” y que el espacio que queda entre el estero Los Batros y el trazado del puente, que actualmente se utiliza como botadero, “será rehabilitado como humedal en una superficie superior a las 24 has., desarrollando paisajismo, senderos peatonales, mobiliario urbano, rehabilitación de hábitat para anfibios y rehabilitación de vegetación acuática”.

Frente a esto, Varela asegura que el proyecto solo traerá un aumento en el flujo de camiones y vehículos, por lo tanto más congestión vehícular en una zona que actualmente sufre de mucho tráfico. “Hay mucha manipulación de la información a favor del empresariado y eso lo criticamos. Es sumamente grave que se manipule de tal forma que mientan descaradamente diciendo que van a beneficiar a 200 mil personas”, enfatiza Varela.

“Nos parece una burla que digan que va a traer beneficios el proyecto, ya que la propia Seremi de la Región del Bíobio, en su respuesta a los estudios de Calificación Medioambiental, se refiere específicamente que el acceso sur que se pretende instalar en el desagüe del ecosistema humedal Los Batros está sumamente deteriorado y no se debiera construir ahí, pero paradójicamente después el mismo Seremi firma a favor del proyecto. No tiene sentido”, concluye Varel

Ver artículo

Fuente: El Mostrador, Jueves 16 de Septiembre de 2021

EL MOSTRADOR – La concesión vial Puente Industrial es un proyecto del estado que tendría como objetivo darle potencia a las rutas asociadas a zonas productivas, abarcando el corredor logístico en la Ruta 160 por el sur, circulando por el Gran Concepción, este incluye el acceso a los Puertos de San Vicente y Talcahuano, y su continuación por la Ruta Interportuaria, permitiendo conectar con el Acceso Norte a Concepción.

Según la página Puente Industrial, en 2014 Aleatica Concesiones Chile se adjudica la infraestructura vial Puente Industrial por 38 años, la cual forma parte de la mejora de la movilidad y conectividad industrial de la región del Biobío con un presupuesto de construcción que supera los US178 millones de dólares.

Sin embargo, diversos grupos ambientalistas de la zona han manifestado su descontento en cuanto a la implementación de este proyecto, puesto que este afectaría ejes como lo son el patrimonio natural, cultural, comprometiendo al territorio como zona de sacrificio.

La ruta por donde se va a emplazar este proyecto según las organizaciones, causaría graves daños al ecosistema y la biodiversidad pasando a llevar el Santuario de la Naturaleza Humedal Los Batros, la desembocadura del río Biobío y el trabajo de las familias agricultoras de Boca Sur, en la comuna de San Pedro de la Paz.

Jocelyn Varela, vocera de la campaña No al Puente Industrial, expresó su descontento y total desacuerdo con el proyecto señalando que dañará una zona de humedales muy importante para el ecosistema. En la misma línea, Félix García, Presidente de la Asociación Gremial de Horticultores del Biobío, señala que este proyecto pone en peligro el suelo hortícola y la producción de hortalizas de la mano de diversas familias por más de 200 años.

El Humedal los Batros, de acuerdo con información de la organización Salvemos el Santuario de Hualpén, contribuye al ciclo del agua purificando y almacenando grandes cantidades de esta a través de napas subterráneas, este cuenta con un variado ecosistema el cual verá dañado el hábitat de variadas especies que cohabitan en el lugar, por otro lado este actúa como filtrador de aguas lluvias y como desembocadura de la laguna Grande de San Pedro de la Paz, por lo tanto al ser rellenado, desencadenaría inundaciones en la zona.

Por su parte desde el Ministerio de Obras Públicas (MOP) argumentan que el proyecto beneficiaría a 200 mil personas y que significaría una reducción en los costes de transporte.

Además, aseguran que la concesionaria invertirá “alrededor del 10% del valor del presupuesto oficial en medidas de mitigación” y que el espacio que queda entre el estero Los Batros y el trazado del puente, que actualmente se utiliza como botadero, “será rehabilitado como humedal en una superficie superior a las 24 has., desarrollando paisajismo, senderos peatonales, mobiliario urbano, rehabilitación de hábitat para anfibios y rehabilitación de vegetación acuática”.

Frente a esto, Varela asegura que el proyecto solo traerá un aumento en el flujo de camiones y vehículos, por lo tanto más congestión vehícular en una zona que actualmente sufre de mucho tráfico. “Hay mucha manipulación de la información a favor del empresariado y eso lo criticamos. Es sumamente grave que se manipule de tal forma que mientan descaradamente diciendo que van a beneficiar a 200 mil personas”, enfatiza Varela.

“Nos parece una burla que digan que va a traer beneficios el proyecto, ya que la propia Seremi de la Región del Bíobio, en su respuesta a los estudios de Calificación Medioambiental, se refiere específicamente que el acceso sur que se pretende instalar en el desagüe del ecosistema humedal Los Batros está sumamente deteriorado y no se debiera construir ahí, pero paradójicamente después el mismo Seremi firma a favor del proyecto. No tiene sentido”, concluye Varel

Ver artículo

Fuente: El Mostrador, Jueves 16 de Septiembre de 2021

TITULARES

X