Martes, Junio 22, 2021

Oportunidad olímpica, por Pablo Allard

LA TERCERA – Muy oportuno aparece el anuncio de las obras para convertir el recinto del Estadio Nacional en un parque urbano, iniciativa que se concretará ahora que cumple 80 años. Pero más oportuno aún, en momentos en que Santiago se alista para albergar los Juegos Panamericanos y Para-Panamericanos del 2023.

La cuenta regresiva marcha en forma implacable, y es clave que la capital y sus autoridades vean los Juegos como un medio y no un fin, de manera que se conviertan en una verdadera oportunidad de regeneración urbana y promoción de una vida activa más allá de la gesta deportiva.
Este megaevento convocará a miles de atletas y turistas. Se estima que la infraestructura deportiva y urbana actual será insuficiente para cumplir con todos los requisitos de las competiciones, alojamiento y transporte. Por ello, la Intendencia Metropolitana como el Ministerio del Deporte están desarrollando un plan de infraestructura, cuyas obras se espera constituyan un legado para la ciudad cuando finalicen los Juegos.

Más allá de la remodelación del Estadio Nacional, existe la intención de desarrollar la Villa Panamericana en el Portal Bicentenario Cerrillos para albergar a los 10.000 atletas y oficiales que participan en el evento. Este impulso podría ser lo que se necesitaba para completar uno de los proyectos de regeneración urbana más ambiciosos y polémicos de los últimos años. Para la construcción de la Villa, se están evaluando modelos público-privados que permitan construirla, y una vez terminados los Juegos, incorporarla a la oferta de vivienda de bajo costo (social y de mercado) tan necesaria en áreas centrales de la ciudad.

Otra idea impulsada por la Intendencia es un primer “corredor de Vida Activa” o Corredor Panamericano, que unirá las principales instalaciones deportivas a lo largo de Avenida Grecia, Matta e Isabel Riquelme, pasando por parques y barrios con un gran bulevar de actividad física para todas las edades, conectando desde el Velódromo de Peñalolén hasta el Parque Cerrillos.

Pero el éxito no se consigue solo con obras, es clave contar con la capacidad de gestión y gobernanza para implementar tan ambicioso plan, razón por la cual ambas autoridades ya se han reunido con los gestores de la London Legacy Development Corporation, agencia pública que exitosamente desarrolló la estrategia para el Parque Olímpico Queen Elizabeth luego de las olimpiadas británicas.

Desarrollar los Juegos Panamericanos y Para-Panamericanos 2023 de forma exitosa es una gran oportunidad para Chile, tanto para el deporte como para la ciudad de Santiago, ya que mucho más que un evento deportivo, son una instancia social, cultural y turística que nos puede beneficiar a todos, así como acelerar e implementar iniciativas que dejarán un legado de calidad de vida a sus habitantes.

Ver Artículo

Fuente: La Tercera, Martes 04 de diciembre de 2018

LA TERCERA – Muy oportuno aparece el anuncio de las obras para convertir el recinto del Estadio Nacional en un parque urbano, iniciativa que se concretará ahora que cumple 80 años. Pero más oportuno aún, en momentos en que Santiago se alista para albergar los Juegos Panamericanos y Para-Panamericanos del 2023.

La cuenta regresiva marcha en forma implacable, y es clave que la capital y sus autoridades vean los Juegos como un medio y no un fin, de manera que se conviertan en una verdadera oportunidad de regeneración urbana y promoción de una vida activa más allá de la gesta deportiva.
Este megaevento convocará a miles de atletas y turistas. Se estima que la infraestructura deportiva y urbana actual será insuficiente para cumplir con todos los requisitos de las competiciones, alojamiento y transporte. Por ello, la Intendencia Metropolitana como el Ministerio del Deporte están desarrollando un plan de infraestructura, cuyas obras se espera constituyan un legado para la ciudad cuando finalicen los Juegos.

Más allá de la remodelación del Estadio Nacional, existe la intención de desarrollar la Villa Panamericana en el Portal Bicentenario Cerrillos para albergar a los 10.000 atletas y oficiales que participan en el evento. Este impulso podría ser lo que se necesitaba para completar uno de los proyectos de regeneración urbana más ambiciosos y polémicos de los últimos años. Para la construcción de la Villa, se están evaluando modelos público-privados que permitan construirla, y una vez terminados los Juegos, incorporarla a la oferta de vivienda de bajo costo (social y de mercado) tan necesaria en áreas centrales de la ciudad.

Otra idea impulsada por la Intendencia es un primer “corredor de Vida Activa” o Corredor Panamericano, que unirá las principales instalaciones deportivas a lo largo de Avenida Grecia, Matta e Isabel Riquelme, pasando por parques y barrios con un gran bulevar de actividad física para todas las edades, conectando desde el Velódromo de Peñalolén hasta el Parque Cerrillos.

Pero el éxito no se consigue solo con obras, es clave contar con la capacidad de gestión y gobernanza para implementar tan ambicioso plan, razón por la cual ambas autoridades ya se han reunido con los gestores de la London Legacy Development Corporation, agencia pública que exitosamente desarrolló la estrategia para el Parque Olímpico Queen Elizabeth luego de las olimpiadas británicas.

Desarrollar los Juegos Panamericanos y Para-Panamericanos 2023 de forma exitosa es una gran oportunidad para Chile, tanto para el deporte como para la ciudad de Santiago, ya que mucho más que un evento deportivo, son una instancia social, cultural y turística que nos puede beneficiar a todos, así como acelerar e implementar iniciativas que dejarán un legado de calidad de vida a sus habitantes.

Ver Artículo

Fuente: La Tercera, Martes 04 de diciembre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X