Martes, Junio 22, 2021

Obras Públicas posterga en dos meses el proceso de licitación del Camino de la Fruta

EL MERCURIO – Pasan los años y pese a sucesivos intentos de licitación, la Ruta 66, conocida también como Ruta o Camino de la Fruta, sigue sin ser ampliada y mejorada. La vía, que conecta el sector de Pelequén, en la Región de O’Higgins, con el puerto de San Antonio, en la de Valparaíso, fue inaugurada en marzo de 1990 y solo cuenta con una pista por sentido, por lo que son habituales en ella los atochamientos de camiones.
En vista de estos inconvenientes, en octubre de 2017 fue efectuado el llamado a licitación para la segunda concesión del Camino de la Fruta, la que contempla el mejoramiento de la vía, incluyendo terceras pistas en algunos tramos.
En vista de estos inconvenientes, en octubre de 2017 fue efectuado el llamado a licitación para la segunda concesión del Camino de la Fruta, la que contempla el mejoramiento de la vía, incluyendo terceras pistas en algunos tramos.
El plazo total de la concesión es de 40 años y el MOP indica que 19 empresas compraron las bases de licitación.
La entrega de ofertas estaba presupuestada para el 29 de marzo, pero a través de una circular aclaratoria, la Dirección General de Concesiones del MOP decidió postergar en dos meses este procedimiento, al viernes 31 de mayo, y por consiguiente, también la apertura de las ofertas económicas, para el 26 de junio.
Al respecto, la dirección señaló que el ministerio, en una circular anterior, “incorporó nuevos cambios en las condiciones técnicas y económicas del proyecto de la Ruta 66, así como un nuevo antecedente referencial sobre el diseño de las defensas fluviales del sector A, que lo hacen más atractivo”. Y que por eso, “y a solicitud de algunos licitantes”, fueron extendidos los plazos.
Malestar sectorial
A través de una carta al director de “El Mercurio”, publicada ayer, el presidente de la Cámara Regional de Comercio, Servicios y Turismo de O’Higgins, Rodrigo Zúñiga, informó que han solicitado al ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, una entrevista para priorizar la Carretera de la Fruta.
Hasta la tarde de ayer, Zúñiga indicaba que no había habido respuesta del ministerio. La solicitud de entrevista es realizada junto con la Cámara Nacional de Comercio (CNC), y la Corporación de Desarrollo y Protección del Lago Rapel.
Zúñiga llama a priorizar el Carretera de la Fruta sobre otros trabajos en la región, como la doble vía entre San Fernando y Santa Cruz, debido a que sus carencias no solo dificultan la actividad productiva de la zona, sino que limitan su potencial turístico. Agregan que esto también se debe anticipar al proyecto de construcción de un paso fronterizo en Las Leñas, una alternativa al Paso Los Libertadores. “No podemos tener Paso Las Leñas sin Carretera de la Fruta”, enfatizó.
Las mayores complicaciones, señala Zúñiga, estarían en el trazado de la carretera en el sector de Las Cabras, cuyos habitantes se han manifestado en años anteriores en contra de los trabajos.
El presidente de la CNC, Manuel Melero, señaló sobre la postergación efectuada por el MOP, que como cámara “confiamos en que el actual gobierno pueda materializar este proyecto”, ya que además de significar un impulso al sector exportador, productivo y turístico, “atacaríamos la inseguridad que genera transitar actualmente por la Carretera de la Fruta, camino que pone a la gente permanentemente en riesgo debido a su precariedad”.
Licitación frustrada
Debido a su estrechez y el constante flujo de camiones pesados, el camino es de alta demanda en términos de mantenimiento y suele ser criticado por el estado de sus pavimentos y la lentitud de desplazamiento.
La vía fue incluida en el Plan de Concesiones anunciado en 2000 por el expresidente Ricardo Lagos. Pero recién fue licitada a fines de 2009, siendo adjudicada al consorcio conformado por Belfi, Icafal y Besalco, que prometió invertir US$ 340 millones y conectar también a San Antonio con Valparaíso.
En 2013, la concesionaria pidió el término anticipado del contrato, alegando que no estaba en condiciones de financiar las medidas ambientales y de mitigación adicionales surgidas de la Resolución de Calificación Ambiental.
Ver artículo
Fuente: El Mercurio, miércoles 27 de febrero de 2019

EL MERCURIO – Pasan los años y pese a sucesivos intentos de licitación, la Ruta 66, conocida también como Ruta o Camino de la Fruta, sigue sin ser ampliada y mejorada. La vía, que conecta el sector de Pelequén, en la Región de O’Higgins, con el puerto de San Antonio, en la de Valparaíso, fue inaugurada en marzo de 1990 y solo cuenta con una pista por sentido, por lo que son habituales en ella los atochamientos de camiones.
En vista de estos inconvenientes, en octubre de 2017 fue efectuado el llamado a licitación para la segunda concesión del Camino de la Fruta, la que contempla el mejoramiento de la vía, incluyendo terceras pistas en algunos tramos.
En vista de estos inconvenientes, en octubre de 2017 fue efectuado el llamado a licitación para la segunda concesión del Camino de la Fruta, la que contempla el mejoramiento de la vía, incluyendo terceras pistas en algunos tramos.
El plazo total de la concesión es de 40 años y el MOP indica que 19 empresas compraron las bases de licitación.
La entrega de ofertas estaba presupuestada para el 29 de marzo, pero a través de una circular aclaratoria, la Dirección General de Concesiones del MOP decidió postergar en dos meses este procedimiento, al viernes 31 de mayo, y por consiguiente, también la apertura de las ofertas económicas, para el 26 de junio.
Al respecto, la dirección señaló que el ministerio, en una circular anterior, “incorporó nuevos cambios en las condiciones técnicas y económicas del proyecto de la Ruta 66, así como un nuevo antecedente referencial sobre el diseño de las defensas fluviales del sector A, que lo hacen más atractivo”. Y que por eso, “y a solicitud de algunos licitantes”, fueron extendidos los plazos.
Malestar sectorial
A través de una carta al director de “El Mercurio”, publicada ayer, el presidente de la Cámara Regional de Comercio, Servicios y Turismo de O’Higgins, Rodrigo Zúñiga, informó que han solicitado al ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, una entrevista para priorizar la Carretera de la Fruta.
Hasta la tarde de ayer, Zúñiga indicaba que no había habido respuesta del ministerio. La solicitud de entrevista es realizada junto con la Cámara Nacional de Comercio (CNC), y la Corporación de Desarrollo y Protección del Lago Rapel.
Zúñiga llama a priorizar el Carretera de la Fruta sobre otros trabajos en la región, como la doble vía entre San Fernando y Santa Cruz, debido a que sus carencias no solo dificultan la actividad productiva de la zona, sino que limitan su potencial turístico. Agregan que esto también se debe anticipar al proyecto de construcción de un paso fronterizo en Las Leñas, una alternativa al Paso Los Libertadores. “No podemos tener Paso Las Leñas sin Carretera de la Fruta”, enfatizó.
Las mayores complicaciones, señala Zúñiga, estarían en el trazado de la carretera en el sector de Las Cabras, cuyos habitantes se han manifestado en años anteriores en contra de los trabajos.
El presidente de la CNC, Manuel Melero, señaló sobre la postergación efectuada por el MOP, que como cámara “confiamos en que el actual gobierno pueda materializar este proyecto”, ya que además de significar un impulso al sector exportador, productivo y turístico, “atacaríamos la inseguridad que genera transitar actualmente por la Carretera de la Fruta, camino que pone a la gente permanentemente en riesgo debido a su precariedad”.
Licitación frustrada
Debido a su estrechez y el constante flujo de camiones pesados, el camino es de alta demanda en términos de mantenimiento y suele ser criticado por el estado de sus pavimentos y la lentitud de desplazamiento.
La vía fue incluida en el Plan de Concesiones anunciado en 2000 por el expresidente Ricardo Lagos. Pero recién fue licitada a fines de 2009, siendo adjudicada al consorcio conformado por Belfi, Icafal y Besalco, que prometió invertir US$ 340 millones y conectar también a San Antonio con Valparaíso.
En 2013, la concesionaria pidió el término anticipado del contrato, alegando que no estaba en condiciones de financiar las medidas ambientales y de mitigación adicionales surgidas de la Resolución de Calificación Ambiental.
Ver artículo
Fuente: El Mercurio, miércoles 27 de febrero de 2019

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X