Jueves, Junio 24, 2021

Obras en pequeños muelles y rampas mejorarán la conectividad en zonas aisladas del sur

EL MERCURIO – “Los pescadores llevamos años trabajando en las faenas y cuando llegamos a Puerto Toro no hay mayores facilidades de muelle. Es necesario mejorar la instalación”, dice Juan Lemus, antiguo pescador y dirigente de la pesca artesanal en Magallanes al criticar las carencias que hay en poblados apartados de la región.

Esa realidad mejorará con una nueva infraestructura que está en diseño y se construirá en Puerto Toro. Al otro extremo de la isla y casi frente a Ushuaia está en ejecución la edificación de una rampa e instalaciones para pasajeros y servicios de Aduanas y Policía Internacional.

Esta es una de la serie de obras que trabaja la Dirección de Obras Portuarias del Ministerio de Obras Públicas y que apuntan al mantenimiento, mejoramiento y reemplazo de rampas y muelles menores en localidades apartadas entre las regiones de Los Lagos y Magallanes. La inversión prevista hasta ahora bordea los US$ 30 millones.

“Son sectores cuya historia, identidad y cultura está ligada geográficamente al mar, lagos y fiordos. Es un estilo de vida y este tipo de conectividad tiene múltiples objetivos de comunicación, abastecimiento, mejorar productividad, integrar territorios y soberanía”, dice el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios.

Entre otras obras está en etapa de licitación la construcción de la rampa Quinterquén, en isla Caucahue, comuna de Quemchi, en Los Lagos; también por licitar la construcción del terminal portuario Chaitén y la reposición de la rampa Rilán en Castro.

Para el alcalde de Caleta Tortel, Bernardo López, es vital que el Estado se preocupe de mejorar la infraestructura menor en decenas de poblados del extremo sur de Chile. Cita que es necesario mejorar el actual terminal de Puerto Yungay, cuya capacidad se ve sobrepasada. Lo mismo ocurre en Caleta Tortel, donde si bien hubo una mejora de la rampa se requiere de un terminal de pasajeros. “Así potenciamos estas zonas que tienen movimiento turístico, pero no disponen de estos servicios que pueden concesionarse y así generamos más desarrollo en estas zonas por donde pasan embarcaciones de pasajeros”, señala.

Ya se construye la infraestructura portuaria en Quellón (Los Lagos) y está terminada la ampliación en bahía Bahamonde (Aysén).

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Domingo 18 de noviembre de 2018

EL MERCURIO – “Los pescadores llevamos años trabajando en las faenas y cuando llegamos a Puerto Toro no hay mayores facilidades de muelle. Es necesario mejorar la instalación”, dice Juan Lemus, antiguo pescador y dirigente de la pesca artesanal en Magallanes al criticar las carencias que hay en poblados apartados de la región.

Esa realidad mejorará con una nueva infraestructura que está en diseño y se construirá en Puerto Toro. Al otro extremo de la isla y casi frente a Ushuaia está en ejecución la edificación de una rampa e instalaciones para pasajeros y servicios de Aduanas y Policía Internacional.

Esta es una de la serie de obras que trabaja la Dirección de Obras Portuarias del Ministerio de Obras Públicas y que apuntan al mantenimiento, mejoramiento y reemplazo de rampas y muelles menores en localidades apartadas entre las regiones de Los Lagos y Magallanes. La inversión prevista hasta ahora bordea los US$ 30 millones.

“Son sectores cuya historia, identidad y cultura está ligada geográficamente al mar, lagos y fiordos. Es un estilo de vida y este tipo de conectividad tiene múltiples objetivos de comunicación, abastecimiento, mejorar productividad, integrar territorios y soberanía”, dice el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios.

Entre otras obras está en etapa de licitación la construcción de la rampa Quinterquén, en isla Caucahue, comuna de Quemchi, en Los Lagos; también por licitar la construcción del terminal portuario Chaitén y la reposición de la rampa Rilán en Castro.

Para el alcalde de Caleta Tortel, Bernardo López, es vital que el Estado se preocupe de mejorar la infraestructura menor en decenas de poblados del extremo sur de Chile. Cita que es necesario mejorar el actual terminal de Puerto Yungay, cuya capacidad se ve sobrepasada. Lo mismo ocurre en Caleta Tortel, donde si bien hubo una mejora de la rampa se requiere de un terminal de pasajeros. “Así potenciamos estas zonas que tienen movimiento turístico, pero no disponen de estos servicios que pueden concesionarse y así generamos más desarrollo en estas zonas por donde pasan embarcaciones de pasajeros”, señala.

Ya se construye la infraestructura portuaria en Quellón (Los Lagos) y está terminada la ampliación en bahía Bahamonde (Aysén).

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Domingo 18 de noviembre de 2018

TITULARES

X