Lunes, Mayo 27, 2024

Nuevo Pudahuel recurrirá a arbitraje tras última discrepancia con el Fisco

DIARIO FINANCIERO – Nuevamente la concesionaria del Aeropuerto de Santiago, Nuevo Pudahuel, recurrirá a la comisión arbitral para buscar mayores compensaciones por parte del Fisco.
Según fuentes conocedoras del proceso, la empresa adoptó esta decisión luego de que en la última discrepancia que enfrentó a la concesionaria de capitales franco italianos con el Ministerio de Obras Públicas (MOP), el Panel Técnico de Concesiones sólo reconociera un tercio de las compensaciones solicitadas.
En noviembre, la concesionaria -integrada por Vinci, Aeroports de Paris y Astaldi-, acudió al panel de concesiones (organismo que realiza recomendaciones de carácter no vinculante) solicitando un monto de 378.921,5 UF (unos US$ 15 millones) por concepto de obras adicionales. Específicamente, este consorcio pidió pagos por 165.761 UF por mayores obras de arquitectura funcional en el Terminal Procesador Central; 80.923 UF por un colector de aguas lluvia; 10.652 UF en el edificio de Carabineros; 5.461 UF en el sector oriente; y nuevas inversiones que ascienden a 116.123 UF en calle de rodaje y el sector de la plataforma oriente.
En el escrito de más de 70 páginas, la concesionaria explicó que estas obras no se instruyeron ni en las Bases de Licitación (BALI) ni en el proyecto de ingeniería definitiva.
Sobre esta base, aseveró que “las BALI son claras en cuanto a que dichas modificaciones dan derecho a la concesionaria al pago de los costos adicionales en que incurriere por dicho concepto”.
Finalmente, el Panel Técnico de Concesiones resolvió la semana pasada y recomendó al MOP pagar poco más de un tercio de lo solicitado (US$ 5,8 millones); un porcentaje mayor a lo que había determinado en ocasiones anteriores.
A mediados de julio pasado, la comisión arbitral ya había fallado a favor del consorcio, en una disputa que enfrentaba a las partes desde 2017.
En aquella ocasión el litigio se centró en si la tasa máxima que podía cobrar Nuevo Pudahuel por los servicios regulados debía incluir el Impuesto al Valor Agregado (IVA).
La empresa esgrimió que al inicio de la licitación en 2013, el MOP aseguró que el impuesto no se incluiría en el monto que podían cobrar por los servicios mencionados. Y que al no cumplirlo, esta situación había mermado sus ganancias en el período 2016-2017.
Tras esto, el Fisco debió desembolsar $ 1.075 millones a la sociedad.
Una serie de desencuentros
Los enfrentamientos entre la concesionaria del aeropuerto de Santiago MOP se han vuelto una constante los últimos años.
En 2013 debutó el panel y cuatro años más tarde Nuevo Pudahuel acudió a la instancia por primera vez. En la actualidad suma un total de seis discrepancias contra el fisco y la solicitud de compensaciones por cerca de US$ 200 millones.
A mediados del año pasado, la concesionaria escaló en su ofensiva contra el Fisco y solicitó compensaciones que alcanzaban la suma de US$ 180 millones.
Al respecto, argumentó que producto de la excesiva demora del MOP en aprobar las ingenierías de diseño, se habían generado costos extras y retrasado sustancialmente el inicio de las obras.
Hace un año, el panel de concesiones había reconocido más de 400 días de atraso lineal imputables al estado; y en dicha ocasión Nuevo Pudahuel estaba solicitando el pago por un estimado de sólo siete meses.
En los tres procesos, la sociedad franco italiana fue asesorada por Víctor Ríos del estudio Molina Ríos Abogados.
Finalmente el ente mediador recomendó pagar menos del 10% de lo solicitado, reconociendo que la concesionaria debía ser compensada por mayores plazos, por un monto de 302.792 UF, más un reconocimiento de costos extras por 2.761 UF (US$ 12 millones).
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Viernes 24 de Enero de 2020

DIARIO FINANCIERO – Nuevamente la concesionaria del Aeropuerto de Santiago, Nuevo Pudahuel, recurrirá a la comisión arbitral para buscar mayores compensaciones por parte del Fisco.
Según fuentes conocedoras del proceso, la empresa adoptó esta decisión luego de que en la última discrepancia que enfrentó a la concesionaria de capitales franco italianos con el Ministerio de Obras Públicas (MOP), el Panel Técnico de Concesiones sólo reconociera un tercio de las compensaciones solicitadas.
En noviembre, la concesionaria -integrada por Vinci, Aeroports de Paris y Astaldi-, acudió al panel de concesiones (organismo que realiza recomendaciones de carácter no vinculante) solicitando un monto de 378.921,5 UF (unos US$ 15 millones) por concepto de obras adicionales. Específicamente, este consorcio pidió pagos por 165.761 UF por mayores obras de arquitectura funcional en el Terminal Procesador Central; 80.923 UF por un colector de aguas lluvia; 10.652 UF en el edificio de Carabineros; 5.461 UF en el sector oriente; y nuevas inversiones que ascienden a 116.123 UF en calle de rodaje y el sector de la plataforma oriente.
En el escrito de más de 70 páginas, la concesionaria explicó que estas obras no se instruyeron ni en las Bases de Licitación (BALI) ni en el proyecto de ingeniería definitiva.
Sobre esta base, aseveró que “las BALI son claras en cuanto a que dichas modificaciones dan derecho a la concesionaria al pago de los costos adicionales en que incurriere por dicho concepto”.
Finalmente, el Panel Técnico de Concesiones resolvió la semana pasada y recomendó al MOP pagar poco más de un tercio de lo solicitado (US$ 5,8 millones); un porcentaje mayor a lo que había determinado en ocasiones anteriores.
A mediados de julio pasado, la comisión arbitral ya había fallado a favor del consorcio, en una disputa que enfrentaba a las partes desde 2017.
En aquella ocasión el litigio se centró en si la tasa máxima que podía cobrar Nuevo Pudahuel por los servicios regulados debía incluir el Impuesto al Valor Agregado (IVA).
La empresa esgrimió que al inicio de la licitación en 2013, el MOP aseguró que el impuesto no se incluiría en el monto que podían cobrar por los servicios mencionados. Y que al no cumplirlo, esta situación había mermado sus ganancias en el período 2016-2017.
Tras esto, el Fisco debió desembolsar $ 1.075 millones a la sociedad.
Una serie de desencuentros
Los enfrentamientos entre la concesionaria del aeropuerto de Santiago MOP se han vuelto una constante los últimos años.
En 2013 debutó el panel y cuatro años más tarde Nuevo Pudahuel acudió a la instancia por primera vez. En la actualidad suma un total de seis discrepancias contra el fisco y la solicitud de compensaciones por cerca de US$ 200 millones.
A mediados del año pasado, la concesionaria escaló en su ofensiva contra el Fisco y solicitó compensaciones que alcanzaban la suma de US$ 180 millones.
Al respecto, argumentó que producto de la excesiva demora del MOP en aprobar las ingenierías de diseño, se habían generado costos extras y retrasado sustancialmente el inicio de las obras.
Hace un año, el panel de concesiones había reconocido más de 400 días de atraso lineal imputables al estado; y en dicha ocasión Nuevo Pudahuel estaba solicitando el pago por un estimado de sólo siete meses.
En los tres procesos, la sociedad franco italiana fue asesorada por Víctor Ríos del estudio Molina Ríos Abogados.
Finalmente el ente mediador recomendó pagar menos del 10% de lo solicitado, reconociendo que la concesionaria debía ser compensada por mayores plazos, por un monto de 302.792 UF, más un reconocimiento de costos extras por 2.761 UF (US$ 12 millones).
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Viernes 24 de Enero de 2020

TITULARES