Miércoles, Febrero 8, 2023

MTT lanza paquete de licitaciones para renovar los servicios tecnológicos de buses y Metro

DIARIO FINANCIERO – Tres años demoró el Gobierno anterior en diseñar un modelo para renovar el sistema de servicios complementarios, documento que permite implementar el soporte tecnológico al sistema de buses de la Región Metropolitana y a Metro de Santiago.

En ese proceso, se extendió dos veces el contrato a las empresas Sonda e Indra, pero Contraloría emitió un oficio en mayo que puso como límite de ampliación al presente año.

“Tenemos en la lista a empresas desde España, EEUU, Francia, Alemania y Japón, entre otras”, precisó la directora de DTPM, Paola Tapia, sobre los 59 interesados en el proceso.

Y si bien, el equipo que lideró Gloria Hutt dejó un modelo armado, la nueva administración decidió revisarlo y, en el intertanto, lanzar una consulta de cara al mercado para poder tener una idea de la lista de interesados en un futuro proceso. En este marco, 59 empresas de 14 países mostraron ganas de participar, señaló la titular del Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM), Paola Tapia.

“Tenemos en la lista a empresas desde España, Estados Unidos, Francia, Alemania y Japón, entre otras. Tanto el número de interesados como su origen nos hablan de una buena señal del mercado”, sostuvo la directora de la entidad técnica.

Según la autoridad, antes de lanzar la licitación para mejorar los sistemas tecnológicos del transporte público era “necesario” implementar una instancia de consulta. “Estos son procesos que van más allá de una administración y demuestran que Chile es un actor serio para el concierto internacional. De hecho, la idea de la consulta es ver cómo se está moviendo la industria en una economía mundial con cambios significativos en el último tiempo”, apuntó Tapia.

En su visión, para generar licitaciones “competitivas” y “atractivas”, es fundamental recoger la experiencias de otros actores y actualizar el modelo vigente, el cual data de 2012. “Esto, con el objetivo de poder llevar adelante un proceso eficiente y transparente, que permita entregar al sistema de transporte los elementos tecnológicos que se requieren para mejorar el estándar del servicio a la ciudadanía”, explicó la autoridad.

Los tres procesos

En la actualidad, los servicios complementarios permiten las validaciones de la tarjeta BIP!; la provisión de las redes de comercialización y carga; recaudar los pagos y administrar los recursos del sistema, el cual luego se distribuye a los seis concesionarios que operan en el sistema RED Metropolitana de Movilidad o exTransantiago.

Lo anterior, se hace mediante el Administrador Financiero del Transantiago S.A, figura que está distribuida según el tipo de transporte que controla. En el caso de Metro, el operador es Indra, mientras que para los buses esa función la cumple Sonda.

Sin embargo, dado el avance tecnológico en la última década tanto Gloria Hutt, como el actual titular de Transportes, Juan Carlos Muñoz, se pusieron como objetivo optimizar el sistema y dotarlo de mayor acceso a la innovación, sobre todo luego de la entrada masiva de buses eléctricos a partir de 2019.

En ese sentido, la directora de la DTPM, Paola Tapia, expresó que como Gobierno saben que “son procesos complejos” y que cuentan con un estrecho margen de tiempo para ejecutar el reemplazo del contrato vencido de Sonda e Indra.

“Esta es una tarea prioritaria en la que nuestros equipos están trabajando, enfocados para desarrollarlos con la mayor celeridad posible”, precisó.

El modelo que impulsa el ministro Juan Carlos Muñoz contempla un cronograma de tres licitaciones, para dar el salto a una “transformación tecnológica”.

La autoridad encargada de ejecutar la estrategia es Paola Tapia, quien explicó que se está priorizando el proceso de licitación de gestión de flota. Así, explicó que se implementarán herramientas para ofrecer mejores tiempos de frecuencia y regularidad de los buses.

El segundo concurso es sobre el sistema de ticketing, que busca modernizar la validación y la diversificación de los medios de acceso que existen en el transporte público, lo que da paso a la recarga de pago a través de wallet y retailer.

Y, finalmente, la programación de la operación tiene como fin optimizar el sistema de las distintas unidades de negocio que operan en la RED Metropolitana, especialmente con la incorporación de una gran flota de buses eléctricos para hacer más eficientes recorridos, frecuencias y transbordos intermodales.

Esta fase se licitará el primer semestre de 2023, para comenzar a implementar gradualmente estos cambios al sistema durante 2024, indicó Tapia.

Alza de 30% en recursos para transporte
contempla una futura contención de tarifas

El ministro de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), Juan Carlos Muñoz, comentó que la solicitud formulada al Congreso para incrementar un 30% el presupuesto del sistema en el marco de una Ley Corta, contempla no solo un aumento de gastos por concepto de la volatilidad en el cambio de divisas o inflación, sino que también un eventual congelamiento de tarifas. Esta facultad -de uso exclusivamente presidencial-, se deberá definir en la Ley de Presupuesto en octubre y, en el caso de que se autorice, la cartera contará con los recursos necesarios para que se pueda ejecutar.
“Sí, estos recursos son los que proyectamos que deberían permitir mantener el sistema adecuadamente, tanto en 2022, 2023 como 2024 en Santiago (…) la discusión por congelamiento de tarifa se verá más adelante”, precisó el secretario de Estado.
Hoy Chile desembolsa US$ 1.400 millones anuales por transporte público, pero se requiere un adicional de US$ 45 millones para 2022, luego de US$ 308 millones para 2023, y, finalmente US$ 390 millones en 2024; lo que se traduce en un alza de casi 30% del presupuesto disponible por el MTT. Se busca la aprobación de esta Ley corta a más tardar en septiembre de 2022.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 4 de Agosto de 2022

DIARIO FINANCIERO – Tres años demoró el Gobierno anterior en diseñar un modelo para renovar el sistema de servicios complementarios, documento que permite implementar el soporte tecnológico al sistema de buses de la Región Metropolitana y a Metro de Santiago.

En ese proceso, se extendió dos veces el contrato a las empresas Sonda e Indra, pero Contraloría emitió un oficio en mayo que puso como límite de ampliación al presente año.

“Tenemos en la lista a empresas desde España, EEUU, Francia, Alemania y Japón, entre otras”, precisó la directora de DTPM, Paola Tapia, sobre los 59 interesados en el proceso.

Y si bien, el equipo que lideró Gloria Hutt dejó un modelo armado, la nueva administración decidió revisarlo y, en el intertanto, lanzar una consulta de cara al mercado para poder tener una idea de la lista de interesados en un futuro proceso. En este marco, 59 empresas de 14 países mostraron ganas de participar, señaló la titular del Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM), Paola Tapia.

“Tenemos en la lista a empresas desde España, Estados Unidos, Francia, Alemania y Japón, entre otras. Tanto el número de interesados como su origen nos hablan de una buena señal del mercado”, sostuvo la directora de la entidad técnica.

Según la autoridad, antes de lanzar la licitación para mejorar los sistemas tecnológicos del transporte público era “necesario” implementar una instancia de consulta. “Estos son procesos que van más allá de una administración y demuestran que Chile es un actor serio para el concierto internacional. De hecho, la idea de la consulta es ver cómo se está moviendo la industria en una economía mundial con cambios significativos en el último tiempo”, apuntó Tapia.

En su visión, para generar licitaciones “competitivas” y “atractivas”, es fundamental recoger la experiencias de otros actores y actualizar el modelo vigente, el cual data de 2012. “Esto, con el objetivo de poder llevar adelante un proceso eficiente y transparente, que permita entregar al sistema de transporte los elementos tecnológicos que se requieren para mejorar el estándar del servicio a la ciudadanía”, explicó la autoridad.

Los tres procesos

En la actualidad, los servicios complementarios permiten las validaciones de la tarjeta BIP!; la provisión de las redes de comercialización y carga; recaudar los pagos y administrar los recursos del sistema, el cual luego se distribuye a los seis concesionarios que operan en el sistema RED Metropolitana de Movilidad o exTransantiago.

Lo anterior, se hace mediante el Administrador Financiero del Transantiago S.A, figura que está distribuida según el tipo de transporte que controla. En el caso de Metro, el operador es Indra, mientras que para los buses esa función la cumple Sonda.

Sin embargo, dado el avance tecnológico en la última década tanto Gloria Hutt, como el actual titular de Transportes, Juan Carlos Muñoz, se pusieron como objetivo optimizar el sistema y dotarlo de mayor acceso a la innovación, sobre todo luego de la entrada masiva de buses eléctricos a partir de 2019.

En ese sentido, la directora de la DTPM, Paola Tapia, expresó que como Gobierno saben que “son procesos complejos” y que cuentan con un estrecho margen de tiempo para ejecutar el reemplazo del contrato vencido de Sonda e Indra.

“Esta es una tarea prioritaria en la que nuestros equipos están trabajando, enfocados para desarrollarlos con la mayor celeridad posible”, precisó.

El modelo que impulsa el ministro Juan Carlos Muñoz contempla un cronograma de tres licitaciones, para dar el salto a una “transformación tecnológica”.

La autoridad encargada de ejecutar la estrategia es Paola Tapia, quien explicó que se está priorizando el proceso de licitación de gestión de flota. Así, explicó que se implementarán herramientas para ofrecer mejores tiempos de frecuencia y regularidad de los buses.

El segundo concurso es sobre el sistema de ticketing, que busca modernizar la validación y la diversificación de los medios de acceso que existen en el transporte público, lo que da paso a la recarga de pago a través de wallet y retailer.

Y, finalmente, la programación de la operación tiene como fin optimizar el sistema de las distintas unidades de negocio que operan en la RED Metropolitana, especialmente con la incorporación de una gran flota de buses eléctricos para hacer más eficientes recorridos, frecuencias y transbordos intermodales.

Esta fase se licitará el primer semestre de 2023, para comenzar a implementar gradualmente estos cambios al sistema durante 2024, indicó Tapia.

Alza de 30% en recursos para transporte
contempla una futura contención de tarifas

El ministro de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), Juan Carlos Muñoz, comentó que la solicitud formulada al Congreso para incrementar un 30% el presupuesto del sistema en el marco de una Ley Corta, contempla no solo un aumento de gastos por concepto de la volatilidad en el cambio de divisas o inflación, sino que también un eventual congelamiento de tarifas. Esta facultad -de uso exclusivamente presidencial-, se deberá definir en la Ley de Presupuesto en octubre y, en el caso de que se autorice, la cartera contará con los recursos necesarios para que se pueda ejecutar.
“Sí, estos recursos son los que proyectamos que deberían permitir mantener el sistema adecuadamente, tanto en 2022, 2023 como 2024 en Santiago (…) la discusión por congelamiento de tarifa se verá más adelante”, precisó el secretario de Estado.
Hoy Chile desembolsa US$ 1.400 millones anuales por transporte público, pero se requiere un adicional de US$ 45 millones para 2022, luego de US$ 308 millones para 2023, y, finalmente US$ 390 millones en 2024; lo que se traduce en un alza de casi 30% del presupuesto disponible por el MTT. Se busca la aprobación de esta Ley corta a más tardar en septiembre de 2022.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 4 de Agosto de 2022

TITULARES