Lunes, Mayo 17, 2021

Movilidad Urbana, ¿Cuáles son las tendencias de desplazamiento en la ciudad de Buenos Aires?

PLATAFORMA ARQUITECTURA – Hoy, la disponibilidad de información y datos hacen que nuestra capacidad para analizar, entender y comprender nuestra vida en las ciudades sea increíblemente enorme. En materia de urbanismo, unos de los datos más valiosos, y codiciados para analizar la dinámica de movilidad urbana son los que surgen del uso del sistema SUBE (Sistema Único de Boleto Electrónico, empleado en Argentina para abonar los medios de transporte públicos). Si se recopila esa información, millones y millones de huellas digitales pueden ser agrupadas y transformadas en información gráfica, permitiéndonos interpretar e intuir cómo son los comportamientos de los ciudadanos en materia de transporte y colaborando en el entendimiento y la comprensión de las tendencias urbanas según los horarios y los días de la semana.
Recientemente, para el Hackaton de Datos Urbanos organizado por el Gobierno de la Ciudad, Nación Servicios (operador de SUBE) liberó un dataset que contiene transacciones SUBE promedio por hora, modo y día a nivel radio censal. En torno a ellos, es posible detectar cuáles son los focos y las falencias de los medios, permitiendo comprender el origen de las problemáticas entorno a la movilidad urbana.

A continuación, revisa un análisis completo sobre la dinámica de movilidad urbana de la Ciudad de Buenos Aires basado en el procesamiento de estos datos de transacciones SUBE, en palabras de Martín Alalú:
Según los datos analizados, en el período de una semana se realizan un promedio de 30 millones de transacciones entre colectivos, subtes y trenes de la Ciudad de Buenos Aires. La distribución es medianamente la esperada, con más operaciones los días de semana en comparación a los sábados y domingos. De todos modos, es notable el descenso de transacciones los días lunes (13% del total), por lo que podría intuirse que una parte de la población laboralmente activa no posee sus principales residencias dentro de la Capital, por lo que regresa a Provincia durante los fines de semana y retorna los lunes -generando que sus viajes con SUBE no se originen dentro de Capital Federal-. Luego, la cantidad se estabiliza alrededor del 18% por día, baja al 9% los sábados y al 5% los domingos como es de esperar.

En cuanto a la distribución modal, la misma se mantiene estable de lunes a viernes alrededor del 62%, subiendo levemente los sábados, mientras que los domingos prácticamente un cuarto de los viajes en CABA se efectúa mediante colectivos. El medio de transporte que más terreno pierde los domingos es el subte, medio de transporte más caracterizado por su uso laboral (por su fuerte conexión con el microcentro porteño).

El ritmo de las transacciones SUBE está determinado principalmente por los horarios laborales, con picos durante la mañana (7-9) y la tarde (18-20). El tren tiene un comportamiento “anómalo”, con un crecimiento sostenido a lo largo de todo el día hasta lograr su pico durante la tarde, pero esto se debe a que sólo estamos teniendo en cuenta las transacciones realizadas dentro de los límites de Capital, excluyendo así a todas las personas que se toman el tren a la mañana en la Provincia para trasladarse a la Ciudad. Los sábados el crecimiento es algo más lento y tiene su pico al mediodía para luego descender, mientras que los domingos el pico se da a la tarde. La causa de esto podría ser un uso más recreacional del transporte público durante los fines de semana en la Ciudad.

Poder situar estos patrones temporales en el espacio nos permitirá ver con mayor claridad cómo se comportan las tendencias de movilidad urbana y donde se generan los focos de mayor actividad. Los datos están desagregados a nivel radio censal, unidades geográficas que aproximadamente agrupan en promedio 300 viviendas. La distribución de cantidad de transacciones está muy concentrada. En primer lugar se destacan Once, Constitución, Retiro -todas cabeceras de líneas de tren-. En menor medida, Microcentro (zona Obelisco), Chacarita, Liniers, Flores, Plaza Italia y Ciudad Universitaria tienen un gran caudal de viajes en promedio. Pero los radios censales nos pueden jugar una mala pasada ya que su superficie desigual hace que nuestra atención se desvíe inmediatamente a polígonos más extensos. Por eso tal vez es mejor convertir los radios censales a centroides y así mostrar la misma información, pero de un modo distinto y más entendible para el usuario –en este caso, con un gif-

Si se analiza cómo varían las transacciones hora a hora en los lugares más destacados -Constitución, Retiro y Once- queda evidenciado como en estas tres centralidades el protagonismo se lo lleva el tren, teniendo su pico por la tarde. Ahora bien, a diferencia de Constitución y Once, en Retiro hay una gran cantidad de viajes por la mañana, lo que podría indicar que una gran cantidad de población utiliza este ramal como medio de transporte predilecto para llegar a sus trabajos. Tal vez esto se deba a que los otros ramales de tren que llegan a Constitución no tienen tantas estaciones dentro de la Ciudad y que en Rivadavia hay un corredor claro de líneas de colectivo que ofrece una alternativa para compensar los viajes.

En consonancia con esto, el subte y el colectivo poseen sus picos en Constitución por la mañana, tal vez debido a la enorme cantidad de gente que combina el tren con otro medio de transporte para continuar su viaje. A lo largo del día el Subte y el Colectivo se van apagando mientras que el tren incrementa exponencialmente la cantidad de transacciones. Con magnitudes invertidas, Once y Retiro presentan comportamientos similares en cuanto a Subte y Colectivo, con picos a la mañana y a la tarde y leves repuntes por el mediodía, algo similar al nivel general de la Ciudad.

Todos estos datos, agrupados y transformados en información gráfica, nos permiten interpretar e intuir cómo son los comportamientos de los ciudadanos en materia de transporte público, colaborando en el entendimiento y la comprensión de las tendencias urbanas según los días y los horarios. En torno a ellos, es posible detectar cuáles son los focos y las falencias de los medios, permitiendo comprender el origen de las problemáticas entorno a la movilidad urbana e incentivando el abordaje del diseño de la ciudad desde una perspectiva real basada en datos.
Ver artículo
Fuente: Plataforma Arquitectura, Miércoles 04 de Marzo de 2020

PLATAFORMA ARQUITECTURA – Hoy, la disponibilidad de información y datos hacen que nuestra capacidad para analizar, entender y comprender nuestra vida en las ciudades sea increíblemente enorme. En materia de urbanismo, unos de los datos más valiosos, y codiciados para analizar la dinámica de movilidad urbana son los que surgen del uso del sistema SUBE (Sistema Único de Boleto Electrónico, empleado en Argentina para abonar los medios de transporte públicos). Si se recopila esa información, millones y millones de huellas digitales pueden ser agrupadas y transformadas en información gráfica, permitiéndonos interpretar e intuir cómo son los comportamientos de los ciudadanos en materia de transporte y colaborando en el entendimiento y la comprensión de las tendencias urbanas según los horarios y los días de la semana.
Recientemente, para el Hackaton de Datos Urbanos organizado por el Gobierno de la Ciudad, Nación Servicios (operador de SUBE) liberó un dataset que contiene transacciones SUBE promedio por hora, modo y día a nivel radio censal. En torno a ellos, es posible detectar cuáles son los focos y las falencias de los medios, permitiendo comprender el origen de las problemáticas entorno a la movilidad urbana.

A continuación, revisa un análisis completo sobre la dinámica de movilidad urbana de la Ciudad de Buenos Aires basado en el procesamiento de estos datos de transacciones SUBE, en palabras de Martín Alalú:
Según los datos analizados, en el período de una semana se realizan un promedio de 30 millones de transacciones entre colectivos, subtes y trenes de la Ciudad de Buenos Aires. La distribución es medianamente la esperada, con más operaciones los días de semana en comparación a los sábados y domingos. De todos modos, es notable el descenso de transacciones los días lunes (13% del total), por lo que podría intuirse que una parte de la población laboralmente activa no posee sus principales residencias dentro de la Capital, por lo que regresa a Provincia durante los fines de semana y retorna los lunes -generando que sus viajes con SUBE no se originen dentro de Capital Federal-. Luego, la cantidad se estabiliza alrededor del 18% por día, baja al 9% los sábados y al 5% los domingos como es de esperar.

En cuanto a la distribución modal, la misma se mantiene estable de lunes a viernes alrededor del 62%, subiendo levemente los sábados, mientras que los domingos prácticamente un cuarto de los viajes en CABA se efectúa mediante colectivos. El medio de transporte que más terreno pierde los domingos es el subte, medio de transporte más caracterizado por su uso laboral (por su fuerte conexión con el microcentro porteño).

El ritmo de las transacciones SUBE está determinado principalmente por los horarios laborales, con picos durante la mañana (7-9) y la tarde (18-20). El tren tiene un comportamiento “anómalo”, con un crecimiento sostenido a lo largo de todo el día hasta lograr su pico durante la tarde, pero esto se debe a que sólo estamos teniendo en cuenta las transacciones realizadas dentro de los límites de Capital, excluyendo así a todas las personas que se toman el tren a la mañana en la Provincia para trasladarse a la Ciudad. Los sábados el crecimiento es algo más lento y tiene su pico al mediodía para luego descender, mientras que los domingos el pico se da a la tarde. La causa de esto podría ser un uso más recreacional del transporte público durante los fines de semana en la Ciudad.

Poder situar estos patrones temporales en el espacio nos permitirá ver con mayor claridad cómo se comportan las tendencias de movilidad urbana y donde se generan los focos de mayor actividad. Los datos están desagregados a nivel radio censal, unidades geográficas que aproximadamente agrupan en promedio 300 viviendas. La distribución de cantidad de transacciones está muy concentrada. En primer lugar se destacan Once, Constitución, Retiro -todas cabeceras de líneas de tren-. En menor medida, Microcentro (zona Obelisco), Chacarita, Liniers, Flores, Plaza Italia y Ciudad Universitaria tienen un gran caudal de viajes en promedio. Pero los radios censales nos pueden jugar una mala pasada ya que su superficie desigual hace que nuestra atención se desvíe inmediatamente a polígonos más extensos. Por eso tal vez es mejor convertir los radios censales a centroides y así mostrar la misma información, pero de un modo distinto y más entendible para el usuario –en este caso, con un gif-

Si se analiza cómo varían las transacciones hora a hora en los lugares más destacados -Constitución, Retiro y Once- queda evidenciado como en estas tres centralidades el protagonismo se lo lleva el tren, teniendo su pico por la tarde. Ahora bien, a diferencia de Constitución y Once, en Retiro hay una gran cantidad de viajes por la mañana, lo que podría indicar que una gran cantidad de población utiliza este ramal como medio de transporte predilecto para llegar a sus trabajos. Tal vez esto se deba a que los otros ramales de tren que llegan a Constitución no tienen tantas estaciones dentro de la Ciudad y que en Rivadavia hay un corredor claro de líneas de colectivo que ofrece una alternativa para compensar los viajes.

En consonancia con esto, el subte y el colectivo poseen sus picos en Constitución por la mañana, tal vez debido a la enorme cantidad de gente que combina el tren con otro medio de transporte para continuar su viaje. A lo largo del día el Subte y el Colectivo se van apagando mientras que el tren incrementa exponencialmente la cantidad de transacciones. Con magnitudes invertidas, Once y Retiro presentan comportamientos similares en cuanto a Subte y Colectivo, con picos a la mañana y a la tarde y leves repuntes por el mediodía, algo similar al nivel general de la Ciudad.

Todos estos datos, agrupados y transformados en información gráfica, nos permiten interpretar e intuir cómo son los comportamientos de los ciudadanos en materia de transporte público, colaborando en el entendimiento y la comprensión de las tendencias urbanas según los días y los horarios. En torno a ellos, es posible detectar cuáles son los focos y las falencias de los medios, permitiendo comprender el origen de las problemáticas entorno a la movilidad urbana e incentivando el abordaje del diseño de la ciudad desde una perspectiva real basada en datos.
Ver artículo
Fuente: Plataforma Arquitectura, Miércoles 04 de Marzo de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X