Viernes, Mayo 7, 2021

Moreno: “En recesiones se requiere del impulso público para dar el primer paso”

DIARIO FINANCIERO – Cuando las señales económicas no permiten fijar un camino de recuperación, a raíz del efecto que está produciendo la pandemia en el empleo y en la inversión, el Ministerio de Obras Públicas tendrá que asumir una parte relevante del esfuerzo fiscal en dinamizar la economía.
La cartera que dirige Alfredo Moreno verá un alza de 33% en los recursos, totalizando unos US$ 4.345 millones. Los recursos –explica Moreno- se usarán entre otras cosas, para la construcción de 7.500 kilómetros de caminos e impulsar obras para enfrentar la sequía que afecta al país.
– ¿Cómo recibe el aumento en el presupuesto?
– Este es un presupuesto para la recuperación económica y esto muestra que Obras Públicas y otros ministerios, como Vivienda, son la palanca que tiene el Estado para hacer una inversión pública que no tiene parangón. Si bien la inversión pública del Estado subirá del orden de 30% respecto a lo que ha sido históricamente, en el caso del MOP, la parte de inversión crece en 50%. Esta es una responsabilidad muy grande.
– ¿Cuáles son los focos que tiene el presupuesto del MOP para 2021?
– Siempre la mitad del presupuesto del MOP va a vialidad: caminos que se financian con recursos públicos. Estamos hablando de hacer 7.500 kilómetros de caminos a lo largo de Chile en los próximos dos o tres años.
Junto con eso, hay una inversión muy importante en todo lo que es agua a raíz de la sequía, por lo tanto hay que enfrentarla con las obras de adaptación, como significan las obras de agua potable rural.
También hay obras en puertos y aeropuertos. Las pistas y las losas de estacionamiento y de maniobra son públicas. Se requieren hacer renovaciones, alargues y mayor resistencia en varios aeropuertos del país.
– En cuanto a grandes proyectos, ¿se planea acelerar alguno de ellos?
– En el “Plan Paso a Paso, Chile se Recupera” nos toca coordinar a todos los ministerios en este plan de inversión pública, pero también coordinar el apoyo en la inversión privada. Esperamos que 138 proyectos públicos y privados inicien su construcción entre ahora y 2022. Ellos implican una inversión de US$ 24.000 millones, en áreas de minería y de energías renovables, y generarán del orden de 130.000 puestos de trabajo.
– El 2021 será el último año completo del Presidente Piñera, ¿qué rol tendrá el MOP en el cierre de gobierno?
– Va a estar marcado por la recuperación económica. Estamos en una situación que, para tener un símil, tendríamos que irnos varias décadas hacia atrás. El primer año de gobierno fue muy bueno en materia económica, luego ha venido todo lo que hemos visto, particularmente esta enfermedad que ha afectado al mundo entero. Por lo tanto, la capacidad de poder recuperarse va a ser muy relevante y en eso el MOP es clave, porque hoy no solamente hay que dar las condiciones (a los privados), sino que también un empujón. La economía no va a crecer debido al MOP, ni a las obras que haga el Estado, sino que lo hará con cada trabajador y cada empresa, pero en este momento se requiere del impulso del sector público para dar ese primer paso, que es como la historia muestra que se sale de las recesiones en Chile y el mundo.
Cambios en modelos de negocio
– Las concesiones han tenido atrasos, ¿cómo van a enfrentar esto?
– Históricamente se han estado haciendo llamados a licitaciones de concesiones por unos US$ 800 millones al año. Nosotros apuntamos a tener US$ 3.000 millones. Es una meta ambiciosa e implicará que en los próximos años la inversión a través de concesiones se multiplique por 3 o 4.
Dentro de eso, naturalmente que la pandemia ha traído algunos atrasos, entre otras cosas porque hay dificultades para que la gente vaya a los sitios. De todos modos, más allá de eso, en algunos rubros también se ha visto la necesidad de modificar el modelo de negocios, el ejemplo en los aeropuertos.
– ¿Qué se está realizando?
– Hoy tenemos en nuestra cartera la licitación de los aeropuertos de Punta Arenas, Balmaceda y La Serena, las que eran a plazo fijo y donde todos los riesgos de la demanda recaían sobre el concesionario. Hemos modificado esto, donde a los que les interesa postular dirán cuál es el ingreso total sumado en valor presente que quieren obtener a cambio de la inversión. Quién lo haga por el monto menor, se llevará la propuesta. Si la demanda y el flujo es más lento, entonces tendrá una concesión por más años, pero si crece más rápido, será más corta.
– Ha habido críticas de empresas extranjeras hacia el país, ¿hay riesgo de que esos capitales no lleguen?
– Cada vez que ha habido una diferencia de opinión entre un inversionista y el Estado, los sistemas de solución de controversia han funcionado sin ningún problema. Chile no tiene nada que demostrar en esta materia. A diferencia de otros países, Chile no ofrece expectativas, sino realidades, un sistema legal que no tiene dificultades para resolver las controversias. Las inversiones extranjeras han sido respetadas siempre en cualquier circunstancia y, por esa razón, en la licitación de hospitales para el Maule hubo cuatro empresas de primer nivel participando.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Viernes  02 de Octubre de 2020

DIARIO FINANCIERO – Cuando las señales económicas no permiten fijar un camino de recuperación, a raíz del efecto que está produciendo la pandemia en el empleo y en la inversión, el Ministerio de Obras Públicas tendrá que asumir una parte relevante del esfuerzo fiscal en dinamizar la economía.
La cartera que dirige Alfredo Moreno verá un alza de 33% en los recursos, totalizando unos US$ 4.345 millones. Los recursos –explica Moreno- se usarán entre otras cosas, para la construcción de 7.500 kilómetros de caminos e impulsar obras para enfrentar la sequía que afecta al país.
– ¿Cómo recibe el aumento en el presupuesto?
– Este es un presupuesto para la recuperación económica y esto muestra que Obras Públicas y otros ministerios, como Vivienda, son la palanca que tiene el Estado para hacer una inversión pública que no tiene parangón. Si bien la inversión pública del Estado subirá del orden de 30% respecto a lo que ha sido históricamente, en el caso del MOP, la parte de inversión crece en 50%. Esta es una responsabilidad muy grande.
– ¿Cuáles son los focos que tiene el presupuesto del MOP para 2021?
– Siempre la mitad del presupuesto del MOP va a vialidad: caminos que se financian con recursos públicos. Estamos hablando de hacer 7.500 kilómetros de caminos a lo largo de Chile en los próximos dos o tres años.
Junto con eso, hay una inversión muy importante en todo lo que es agua a raíz de la sequía, por lo tanto hay que enfrentarla con las obras de adaptación, como significan las obras de agua potable rural.
También hay obras en puertos y aeropuertos. Las pistas y las losas de estacionamiento y de maniobra son públicas. Se requieren hacer renovaciones, alargues y mayor resistencia en varios aeropuertos del país.
– En cuanto a grandes proyectos, ¿se planea acelerar alguno de ellos?
– En el “Plan Paso a Paso, Chile se Recupera” nos toca coordinar a todos los ministerios en este plan de inversión pública, pero también coordinar el apoyo en la inversión privada. Esperamos que 138 proyectos públicos y privados inicien su construcción entre ahora y 2022. Ellos implican una inversión de US$ 24.000 millones, en áreas de minería y de energías renovables, y generarán del orden de 130.000 puestos de trabajo.
– El 2021 será el último año completo del Presidente Piñera, ¿qué rol tendrá el MOP en el cierre de gobierno?
– Va a estar marcado por la recuperación económica. Estamos en una situación que, para tener un símil, tendríamos que irnos varias décadas hacia atrás. El primer año de gobierno fue muy bueno en materia económica, luego ha venido todo lo que hemos visto, particularmente esta enfermedad que ha afectado al mundo entero. Por lo tanto, la capacidad de poder recuperarse va a ser muy relevante y en eso el MOP es clave, porque hoy no solamente hay que dar las condiciones (a los privados), sino que también un empujón. La economía no va a crecer debido al MOP, ni a las obras que haga el Estado, sino que lo hará con cada trabajador y cada empresa, pero en este momento se requiere del impulso del sector público para dar ese primer paso, que es como la historia muestra que se sale de las recesiones en Chile y el mundo.
Cambios en modelos de negocio
– Las concesiones han tenido atrasos, ¿cómo van a enfrentar esto?
– Históricamente se han estado haciendo llamados a licitaciones de concesiones por unos US$ 800 millones al año. Nosotros apuntamos a tener US$ 3.000 millones. Es una meta ambiciosa e implicará que en los próximos años la inversión a través de concesiones se multiplique por 3 o 4.
Dentro de eso, naturalmente que la pandemia ha traído algunos atrasos, entre otras cosas porque hay dificultades para que la gente vaya a los sitios. De todos modos, más allá de eso, en algunos rubros también se ha visto la necesidad de modificar el modelo de negocios, el ejemplo en los aeropuertos.
– ¿Qué se está realizando?
– Hoy tenemos en nuestra cartera la licitación de los aeropuertos de Punta Arenas, Balmaceda y La Serena, las que eran a plazo fijo y donde todos los riesgos de la demanda recaían sobre el concesionario. Hemos modificado esto, donde a los que les interesa postular dirán cuál es el ingreso total sumado en valor presente que quieren obtener a cambio de la inversión. Quién lo haga por el monto menor, se llevará la propuesta. Si la demanda y el flujo es más lento, entonces tendrá una concesión por más años, pero si crece más rápido, será más corta.
– Ha habido críticas de empresas extranjeras hacia el país, ¿hay riesgo de que esos capitales no lleguen?
– Cada vez que ha habido una diferencia de opinión entre un inversionista y el Estado, los sistemas de solución de controversia han funcionado sin ningún problema. Chile no tiene nada que demostrar en esta materia. A diferencia de otros países, Chile no ofrece expectativas, sino realidades, un sistema legal que no tiene dificultades para resolver las controversias. Las inversiones extranjeras han sido respetadas siempre en cualquier circunstancia y, por esa razón, en la licitación de hospitales para el Maule hubo cuatro empresas de primer nivel participando.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Viernes  02 de Octubre de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X