Martes, Febrero 27, 2024

MOP y debate por permisos para edificar en dunas: “No es todo tirarle la responsabilidad al Estado, es un poco patudo”

EL MERCURIO ON LINE – La ministra de Obras Públicas, Jessica López, ha salido a abordar en varias oportunidades durante estos últimos días la situación que enfrentan tres edificios en Viña del Mar: Kandinsky, Miramar Reñaca y Santorini Norte, luego que se registrara un segundo socavón tras las lluvias del lunes.

Por un lado, las reflexiones se han concentrado en el ahora, es decir, en la propia emergencia, donde las obras de mitigación no estaban preparadas para recibir la cantidad de lluvia que cayó, según ha reconocido la propia secretaria de Estado, quien también ha apuntado a los efectos del cambio climático.

Sobre este último punto, la secretaria de Estado precisó esta mañana a Radio Pauta que “hoy día está lloviendo muchísimo, casi un diluvio en 30 minutos y eso tiene impacto en la infraestructura que tenemos”.

Consultada por las críticas que han surgido sobre una mala planificación que ha transformado un fenómeno natural -como el cambio climático- en un “desastre natural”, la ministra replicó que “es un poco duro el juicio. Siempre sabemos lo que son los temblores y terremotos; en términos del cambio climático no sabemos todos los tipos de eventos que ocurren o que van a ocurrir. No le veo posibilidad de estar reglamentando cosas que no sabemos cómo se van a desarrollar, no sabemos si se van a repetir, con qué frecuencia y qué magnitud”.

“Sí, el tema de si hace sentido construir sobre sistemas dunares como el que hay ahí, yo creo que ese es un punto que tenemos que preguntarnos. No es sólo los edificios, son todas las cosas que están adyacentes”, criticó.

Así, mientras avanza el escenario crítico sobre las dunas, también aparecen las reflexiones sobre el ayer, las que apuntan a los permisos de construcción en esa zona, aunque la ministra descartó discutir las “responsabilidades” que llevaron a que se produjera este segundo socavón. “Es un tema súper delicado, súper fácil de hablarlo y tiene consecuencias muy significativas”, comentó.

En cuanto a la habitabilidad de los edificios, la ministra comentó que “uno se hace las preguntas, pero no nos corresponde a nosotros las respuestas a eso. Esto es como lo que ocurrió en el sur, con las lluvias, hubo que evacuar (…) y esas personas se fueron a casas de familiares o albergues dispuestos por el Gobierno, esa es la forma en que opera, y acá es lo mismo”.

Construcción sobre dunas

Consultada por su opinión sobre la construcción sobre dunas, López comentó que fue “mala idea; yo supongo que las personas que compraron ahí son informadas, son departamentos bien caros, y habrán tenido todos los antecedentes a la vista de dónde estaba montada esa obra, habrán leído los diarios sobre todo lo que se discutió sobre si esos terrenos que antes eran santuario, posteriormente se les levantó esa restricción y posteriormente se otorgaron permisos de construcción. Espero que haya sido así”.

De hecho, aún hay dos edificios en construcción en la zona, ante lo que la ministra comentó: “creo que todos jugamos en la arena en la playa cuando chicos (…) hacíamos castillos…. lo he repetido varias veces, creo que la ingeniería chilena es top, es de alto nivel, pero esto no es construcción antisísmica, esto tiene que ver con tremendas infraestructuras construidas sobre sistemas dunares”, dijo esta mañana la ministra López a Radio Pauta.

De todas formas, la autoridad comentó que si bien el MOP de 2005 autorizó el diseño del colector y ahora se está realizando un sumario interno sobre aquello, y que el Estado otorga autorizaciones, “no todo lo que pasa en Chile es responsabilidad del Estado, o sea, aquí también hay un tema de privados (…) hay una responsabilidad también del sector privado respecto a lo que construye, no es todo tirarle la responsabilidad al Estado, es un poco patudo encuentro yo”.

“Uno no pide permiso para hacer cuestiones que no tienen mucho sentido. Si no hay responsabilidad en las empresas respecto a lo que hacen, no pueden presentar cualquier proyecto. No es que el Estado esté puro atajando goles y la empresa privada… no, la codicia tiene límites”, subrayó López.

Y agregó: “Yo estoy de acuerdo que al final que todo pasa por permisos del Estado, pero aquí estamos hablando de personas adultas, personas cultas, informadas, profesionales, empresarios de alto nivel, que tienen que tener conciencia que las obras que hacen tienen impacto, no es sólo si el señor de la Dirección de Obras Municipales me da el permiso”.

Incluso, López apuntó al compromiso ético de los privados. “Las empresas tienen sus declaraciones de principios, tienen fuerte desarrollo de políticas del impacto ambiental y social que generan sus actividades, entonces no es una cuestión de si tengo o no el permiso, va mucho más allá de eso. Tiene que haber compromiso ético, tienen que hacerse responsable también”, comentó.

Consultada por la eventualidad de que ambos socavones se “unan”, la ministra comentó que “no nos hemos puesto en ese escenario, porque las especulaciones, porque la cantidad de expertos que han dicho cosas es súper grande… nosotros estamos abocados a hacer las definiciones finales para esos trabajos; es decir, qué tipo de rellenos se hacen, cuál va a ser la obra transitoria por si llueve de nuevo, y qué tipo de colector vamos a hacer”.

Fuente: El Mercurio On Line, Miércoles 13 de Septiembre de 2023

EL MERCURIO ON LINE – La ministra de Obras Públicas, Jessica López, ha salido a abordar en varias oportunidades durante estos últimos días la situación que enfrentan tres edificios en Viña del Mar: Kandinsky, Miramar Reñaca y Santorini Norte, luego que se registrara un segundo socavón tras las lluvias del lunes.

Por un lado, las reflexiones se han concentrado en el ahora, es decir, en la propia emergencia, donde las obras de mitigación no estaban preparadas para recibir la cantidad de lluvia que cayó, según ha reconocido la propia secretaria de Estado, quien también ha apuntado a los efectos del cambio climático.

Sobre este último punto, la secretaria de Estado precisó esta mañana a Radio Pauta que “hoy día está lloviendo muchísimo, casi un diluvio en 30 minutos y eso tiene impacto en la infraestructura que tenemos”.

Consultada por las críticas que han surgido sobre una mala planificación que ha transformado un fenómeno natural -como el cambio climático- en un “desastre natural”, la ministra replicó que “es un poco duro el juicio. Siempre sabemos lo que son los temblores y terremotos; en términos del cambio climático no sabemos todos los tipos de eventos que ocurren o que van a ocurrir. No le veo posibilidad de estar reglamentando cosas que no sabemos cómo se van a desarrollar, no sabemos si se van a repetir, con qué frecuencia y qué magnitud”.

“Sí, el tema de si hace sentido construir sobre sistemas dunares como el que hay ahí, yo creo que ese es un punto que tenemos que preguntarnos. No es sólo los edificios, son todas las cosas que están adyacentes”, criticó.

Así, mientras avanza el escenario crítico sobre las dunas, también aparecen las reflexiones sobre el ayer, las que apuntan a los permisos de construcción en esa zona, aunque la ministra descartó discutir las “responsabilidades” que llevaron a que se produjera este segundo socavón. “Es un tema súper delicado, súper fácil de hablarlo y tiene consecuencias muy significativas”, comentó.

En cuanto a la habitabilidad de los edificios, la ministra comentó que “uno se hace las preguntas, pero no nos corresponde a nosotros las respuestas a eso. Esto es como lo que ocurrió en el sur, con las lluvias, hubo que evacuar (…) y esas personas se fueron a casas de familiares o albergues dispuestos por el Gobierno, esa es la forma en que opera, y acá es lo mismo”.

Construcción sobre dunas

Consultada por su opinión sobre la construcción sobre dunas, López comentó que fue “mala idea; yo supongo que las personas que compraron ahí son informadas, son departamentos bien caros, y habrán tenido todos los antecedentes a la vista de dónde estaba montada esa obra, habrán leído los diarios sobre todo lo que se discutió sobre si esos terrenos que antes eran santuario, posteriormente se les levantó esa restricción y posteriormente se otorgaron permisos de construcción. Espero que haya sido así”.

De hecho, aún hay dos edificios en construcción en la zona, ante lo que la ministra comentó: “creo que todos jugamos en la arena en la playa cuando chicos (…) hacíamos castillos…. lo he repetido varias veces, creo que la ingeniería chilena es top, es de alto nivel, pero esto no es construcción antisísmica, esto tiene que ver con tremendas infraestructuras construidas sobre sistemas dunares”, dijo esta mañana la ministra López a Radio Pauta.

De todas formas, la autoridad comentó que si bien el MOP de 2005 autorizó el diseño del colector y ahora se está realizando un sumario interno sobre aquello, y que el Estado otorga autorizaciones, “no todo lo que pasa en Chile es responsabilidad del Estado, o sea, aquí también hay un tema de privados (…) hay una responsabilidad también del sector privado respecto a lo que construye, no es todo tirarle la responsabilidad al Estado, es un poco patudo encuentro yo”.

“Uno no pide permiso para hacer cuestiones que no tienen mucho sentido. Si no hay responsabilidad en las empresas respecto a lo que hacen, no pueden presentar cualquier proyecto. No es que el Estado esté puro atajando goles y la empresa privada… no, la codicia tiene límites”, subrayó López.

Y agregó: “Yo estoy de acuerdo que al final que todo pasa por permisos del Estado, pero aquí estamos hablando de personas adultas, personas cultas, informadas, profesionales, empresarios de alto nivel, que tienen que tener conciencia que las obras que hacen tienen impacto, no es sólo si el señor de la Dirección de Obras Municipales me da el permiso”.

Incluso, López apuntó al compromiso ético de los privados. “Las empresas tienen sus declaraciones de principios, tienen fuerte desarrollo de políticas del impacto ambiental y social que generan sus actividades, entonces no es una cuestión de si tengo o no el permiso, va mucho más allá de eso. Tiene que haber compromiso ético, tienen que hacerse responsable también”, comentó.

Consultada por la eventualidad de que ambos socavones se “unan”, la ministra comentó que “no nos hemos puesto en ese escenario, porque las especulaciones, porque la cantidad de expertos que han dicho cosas es súper grande… nosotros estamos abocados a hacer las definiciones finales para esos trabajos; es decir, qué tipo de rellenos se hacen, cuál va a ser la obra transitoria por si llueve de nuevo, y qué tipo de colector vamos a hacer”.

Fuente: El Mercurio On Line, Miércoles 13 de Septiembre de 2023

TITULARES