Sábado, Abril 13, 2024

MOP revela que el 21% de los contratos de obras públicas tiene “dificultades” de ejecución tras crisis de constructoras

DIARIO FINANCIERO – Las dificultades por las que atraviesa el sector de la construcción se hacen cada vez más evidentes, especialmente entre las firmas que ejecutan proyectos para organismos del Estado, por lo cual la industria enfrenta el riesgo de nuevas crisis como la ocurrida con la firma Claro, Vicuña, Valenzuela (CVV) la semana pasada.

De acuerdo a la información aportada este miércoles por el titular del Ministerio de Obras Públicas, Juan Carlos García, a la comisión respectiva del Senado que abordó los antecedentes de la quiebra de CVV, hoy existen 300 contratos -de un universo de 1.400- que “pudieran tener dificultades”, cifra que significa un 21% del total de las obras. De este total, las de Claro, Vicuña Valenzuela corresponden a solo 10 proyectos.

El titular de Obras Públicas Juan Carlos García, indicó que existen 300 contratos -de un universo de 1.400- que “pudieran tener dificultades”.

“De 10 obras que estaban en ejecución, estimamos que del orden de 400 trabajadores -de los 2.500 que señala la empresa-, perderían sus puestos de trabajo”,
dijo Valeria Bruhn sobre CVV.

El ministro aseguró que “compartimos totalmente la preocupación” que han manifestado los representantes de la industria y dijo que la cartera está realizando un “seguimiento a los contratos con problemas, lo hacemos junto a la Cámara Chilena de la Construcción”.

Señaló que “desde el primer momento tenemos una mesa de trabajo interna que hace seguimiento a todos los contratos, liderados por la directora general de Obras Públicas (Valeria Bruhn) y por la fiscal (Eliana Muñoz)”.

En este escenario, el presidente de la comisión, senador Alfonso de Urresti (PS) hizo un claro llamado al ministro García a creer más “en los trabajadores que están ahí en la obra, que son los que anticipan de mejor manera las situaciones” y que “no le prendamos velitas a la Cámara Chilena de la Construcción tampoco”.

Plazo de reinicio de obras

Durante la sesión, el ministro García expuso que CVV “es una empresa que lleva trabajando con el MOP desde 1978, es decir, conoce cómo funciona el ministerio, sabe los sistemas -algunos más burocráticos, otros más utilizados- y conoce los procesos administrativos”.

En relación al manejo de la constructora frente a la actual crisis que la afecta, el titular del MOP señaló que ésta “ decidió tener una liquidación voluntaria en vez de buscar en conjunto con nosotros una reorganización u otro tipo de figura, que nos permitiera continuar los contratos o traspasarlos. Esa fue una decisión unilateral de ellos”.

Al detallar el volumen de obras comprometidas por esta situación, desde la cartera señalaron que, si bien son 18 los contratos a cargo de esta constructora que hoy están con problemas, son 10 los que aún no terminan totalmente su ejecución.

En este punto, la directora general de Obras Públicas, Valeria Bruhn, explicó que en el análisis se separaron las obras por direcciones ejecutoras, indicando a cuál región pertenece, el monto correspondiente y el estado de avance.

El total, el monto adeudado por el MOP a la empresa CVV asciende a $7.229 millones, mientras que el total de anticipos entregados a la empresa (por obras no realizadas) asciende a $ 8.225 millones.

En la reunión, una de las dudas de los parlamentarios fue el destino que tendrán las obras que habían sido adjudicadas a CVV y que ahora, por su situación actual, se ven impedidas de continuar su ejecución. Ante esta pregunta, Bruhn indicó que, según las estimaciones del MOP, estos proyectos podrían retomarse recién en un plazo de entre 10 y 12 meses.

“De estas 10 obras que estaban en ejecución, estimamos que son del orden de 400 trabajadores de los 2.500 que señala la empresa, que perderían sus puestos de trabajo (…) Tenemos la información que están en cumplimiento los pagos hasta septiembre y estamos haciendo el levantamiento a octubre para efectuar esos pagos, ojalá antes de la resolución de liquidación voluntaria. Tenemos los recursos para hacerlo”, detalló
.
Los descargos de CVV

Tanto el MOP como representantes de la constructora Claro, Vicuña, Valenzuela estaban citados ayer a la Comisión de Obras Públicas del Senado para exponer los antecedentes respecto del futuro de las obras en ejecución. Sin embargo, y a pocos minutos del inicio de la sesión, los parlamentarios recibieron una carta en la que la empresa se excusó de no asistir. “Hay una carta que señala que el gerente general de la compañía, Gustavo Vicuña, se ha comunicado personalmente con el presidente de la Comisión, lo cual no es exacto. Pero la empresa está en su derecho de no concurrir”, dijo De Urresti.

En el documento firmado por el CEO de la firma, se da cuenta de las medidas tomadas para intentar revertir la situación. Se detalla que los accionistas inyectaron $ 3.570 millones a la firma, además de reducir los gastos fijos y se negoció con proveedores los plazos de pago.

“Jamás hemos desconocido, ni pública ni privadamente, los factores propios que nos llevaron a esta situación, entre otros, haber mantenido la totalidad de las obras con el personal requerido para mantener la continuidad operacional, pese al no pago de los mandantes, trayendo como consecuencia pérdidas operacionales”, aseveró.

CVV agregó que entre enero y septiembre de 2022 invirtió cerca de “$25.000 millones en obras contratadas por el MOP, de los cuales por avances de obras solo tuvo derecho a cobrar $16.842 millones”. E hizo mención a las 10 reuniones que sostuvo durante este año con el MOP bajo la Ley de Lobby, en las cuales se informó a las autoridades de las dificultades por las que atravesaba la empresa.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 26 de Octubre de 2022

DIARIO FINANCIERO – Las dificultades por las que atraviesa el sector de la construcción se hacen cada vez más evidentes, especialmente entre las firmas que ejecutan proyectos para organismos del Estado, por lo cual la industria enfrenta el riesgo de nuevas crisis como la ocurrida con la firma Claro, Vicuña, Valenzuela (CVV) la semana pasada.

De acuerdo a la información aportada este miércoles por el titular del Ministerio de Obras Públicas, Juan Carlos García, a la comisión respectiva del Senado que abordó los antecedentes de la quiebra de CVV, hoy existen 300 contratos -de un universo de 1.400- que “pudieran tener dificultades”, cifra que significa un 21% del total de las obras. De este total, las de Claro, Vicuña Valenzuela corresponden a solo 10 proyectos.

El titular de Obras Públicas Juan Carlos García, indicó que existen 300 contratos -de un universo de 1.400- que “pudieran tener dificultades”.

“De 10 obras que estaban en ejecución, estimamos que del orden de 400 trabajadores -de los 2.500 que señala la empresa-, perderían sus puestos de trabajo”,
dijo Valeria Bruhn sobre CVV.

El ministro aseguró que “compartimos totalmente la preocupación” que han manifestado los representantes de la industria y dijo que la cartera está realizando un “seguimiento a los contratos con problemas, lo hacemos junto a la Cámara Chilena de la Construcción”.

Señaló que “desde el primer momento tenemos una mesa de trabajo interna que hace seguimiento a todos los contratos, liderados por la directora general de Obras Públicas (Valeria Bruhn) y por la fiscal (Eliana Muñoz)”.

En este escenario, el presidente de la comisión, senador Alfonso de Urresti (PS) hizo un claro llamado al ministro García a creer más “en los trabajadores que están ahí en la obra, que son los que anticipan de mejor manera las situaciones” y que “no le prendamos velitas a la Cámara Chilena de la Construcción tampoco”.

Plazo de reinicio de obras

Durante la sesión, el ministro García expuso que CVV “es una empresa que lleva trabajando con el MOP desde 1978, es decir, conoce cómo funciona el ministerio, sabe los sistemas -algunos más burocráticos, otros más utilizados- y conoce los procesos administrativos”.

En relación al manejo de la constructora frente a la actual crisis que la afecta, el titular del MOP señaló que ésta “ decidió tener una liquidación voluntaria en vez de buscar en conjunto con nosotros una reorganización u otro tipo de figura, que nos permitiera continuar los contratos o traspasarlos. Esa fue una decisión unilateral de ellos”.

Al detallar el volumen de obras comprometidas por esta situación, desde la cartera señalaron que, si bien son 18 los contratos a cargo de esta constructora que hoy están con problemas, son 10 los que aún no terminan totalmente su ejecución.

En este punto, la directora general de Obras Públicas, Valeria Bruhn, explicó que en el análisis se separaron las obras por direcciones ejecutoras, indicando a cuál región pertenece, el monto correspondiente y el estado de avance.

El total, el monto adeudado por el MOP a la empresa CVV asciende a $7.229 millones, mientras que el total de anticipos entregados a la empresa (por obras no realizadas) asciende a $ 8.225 millones.

En la reunión, una de las dudas de los parlamentarios fue el destino que tendrán las obras que habían sido adjudicadas a CVV y que ahora, por su situación actual, se ven impedidas de continuar su ejecución. Ante esta pregunta, Bruhn indicó que, según las estimaciones del MOP, estos proyectos podrían retomarse recién en un plazo de entre 10 y 12 meses.

“De estas 10 obras que estaban en ejecución, estimamos que son del orden de 400 trabajadores de los 2.500 que señala la empresa, que perderían sus puestos de trabajo (…) Tenemos la información que están en cumplimiento los pagos hasta septiembre y estamos haciendo el levantamiento a octubre para efectuar esos pagos, ojalá antes de la resolución de liquidación voluntaria. Tenemos los recursos para hacerlo”, detalló
.
Los descargos de CVV

Tanto el MOP como representantes de la constructora Claro, Vicuña, Valenzuela estaban citados ayer a la Comisión de Obras Públicas del Senado para exponer los antecedentes respecto del futuro de las obras en ejecución. Sin embargo, y a pocos minutos del inicio de la sesión, los parlamentarios recibieron una carta en la que la empresa se excusó de no asistir. “Hay una carta que señala que el gerente general de la compañía, Gustavo Vicuña, se ha comunicado personalmente con el presidente de la Comisión, lo cual no es exacto. Pero la empresa está en su derecho de no concurrir”, dijo De Urresti.

En el documento firmado por el CEO de la firma, se da cuenta de las medidas tomadas para intentar revertir la situación. Se detalla que los accionistas inyectaron $ 3.570 millones a la firma, además de reducir los gastos fijos y se negoció con proveedores los plazos de pago.

“Jamás hemos desconocido, ni pública ni privadamente, los factores propios que nos llevaron a esta situación, entre otros, haber mantenido la totalidad de las obras con el personal requerido para mantener la continuidad operacional, pese al no pago de los mandantes, trayendo como consecuencia pérdidas operacionales”, aseveró.

CVV agregó que entre enero y septiembre de 2022 invirtió cerca de “$25.000 millones en obras contratadas por el MOP, de los cuales por avances de obras solo tuvo derecho a cobrar $16.842 millones”. E hizo mención a las 10 reuniones que sostuvo durante este año con el MOP bajo la Ley de Lobby, en las cuales se informó a las autoridades de las dificultades por las que atravesaba la empresa.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 26 de Octubre de 2022

TITULARES