Lunes, Julio 26, 2021

MOP propone desviar flujo de camiones uniendo la Ruta Concepción-Cabrero con la Autopista del Itata

MUNDO MARÍTIMO – Un alto flujo de camiones transita por la provincia de Concepción, en la región del Biobío debido al transporte de bienes de exportación desde los centros productivos a los terminales marítimos ubicados en las ciudades de Coronel, Penco y Talcahuano. No obstante, los vehículos de carga que se desplazan por las rutas 150 (entre Concepción y Penco) y 160 (entre San Pedro de la Paz y Coronel) deben compartir la vía con los vehículos particulares y el transporte público.
A raíz de esa situación, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) impulsa iniciativas para mejorar dichas condiciones colaborando en que las actividades productivas reduzcan su impacto en las ciudades.
“Considerando que la región tiene tantos puertos y que estos se dedican principalmente a la exportación, generalmente se exporta mucha materia prima, por lo que tenemos mucho flujo de camiones. La idea del Ministerio de Obras Públicas es segregar esos flujos y sacar los camiones de las ciudades y en esa vía estamos incorporando un diseño para que pueda conectarse la ruta 146 (Cabrero-Concepción) a la altura de Chaimávida con la Autopista del Itata (carretera que une Concepción con Chillán) y luego con la Ruta Interportuaria (vía que conecta Talcahuano con Penco)”, recalcó el secretario regional ministerial de Obras Públicas de la región del Biobío, Daniel Escobar en conversación con MundoMaritimo.
Cabe consignar que la interconexión vial entre ambas carreteras que conectan Biobío con el norte (Autopista del Itata) y el sur del país (Ruta Concepción-Cabrero) está considerada dentro del Plan Regulador Metropolitano del Gran Concepción y permitiría que los vehículos de carga pesada no transiten por la Ruta 150. “Esperamos materializar este proyecto vía la Dirección General de Concesiones, queremos incorporarlo al diseño lo más pronto posible, de tal manera que cuando termine la licitación de la ruta del Itata en 2023, nosotros podamos incorporar esta alternativa adicional, a lo que significaría una nueva licitación”, añadió.
En ese sentido esta propuesta iría en línea con el Mejoramiento de la Costanera Andalién Oriente que impulsa la Municipalidad de Penco con el apoyo de Muelles de Penco y que busca dotar de una alternativa para que los camiones no transiten por esa ciudad.
El titular regional del MOP dijo que conectar la Ruta del Itata con la Ruta 146 es una iniciativa que se vincula con el crecimiento de las actividades portuarias. “Este proyecto busca reconocer que la región del Biobío es una zona productiva, que por lo mismo tiene muchos puertos y mucho flujo de camiones. Eso no va a disminuir, por el contrario, si la región crece el flujo de camiones va a seguir aumentando y en ese sentido, lo importante es que el ciudadano que vive en polos urbanos que crecen por concentración, no tenga camiones que crucen por el desplazamiento hacia el trabajo, su lugar de estudio y/o a otras labores cotidianas. Por lo tanto, esta ruta genera una especie de circunvalación que permite que el transporte de carga llegue en menos tiempo a su destino, pero no cruce por la ciudad”, detalló.
Puente Industrial
Otro de las iniciativas esperadas por el sector productivo en la región del Biobío corresponde al Puente Industrial o llamado cuarto puente sobre el río Biobío que conectará las ciudades de Hualpén y San Pedro de la Paz, con una extensión cercana a los 6 kilómetros, de los cuales 2,5 kilómetros corresponden al viaducto. Dicha obra alcanza una inversión de CLP 120.000 millones, según informó el MOP.
“Este proyecto estaba pendiente desde el 2014, pero el pasado 17 de diciembre acabamos de obtener la Resolución Calificación Ambiental (RCA). A mediados de este año, se espera debería estar colocándose la primera piedra y empezar a construir el puente industrial”, aseguró Escobar.
De acuerdo con estudios de la Secretaría de Planificación de Transporte (Sectra) actualmente por la Ruta 160 en San Pedro de la Paz transitan a diario más de 66.000 vehículos particulares y 7.200 camiones. “Con el viaducto, el transporte de carga pesada podría evitar sectores de San Pedro de la Paz como Pedro Aguirre Cerda y la Villa San Pedro, hasta el sector de Los Batros”, precisó.
A su vez la autoridad regional destacó que dentro del Plan de Concesiones está considerada la interconexión vial Copiulemu – Hualqui – Puerto Coronel, propuesta como una iniciativa privada por parte de la empresa Sacyr, que también evitaría el paso de camiones, en este caso por las ciudades de Concepción y San Pedro de la Paz. Según informó en febrero pasado, la Dirección General de Concesiones a MundoMaritimo, dicha obra “está prevista para ser llamada a licitación en octubre de 2022, contemplando una inversión de US$101 millones con un trazado de aproximadamente 40 kilómetros”.
De acuerdo con Escobar, todos estos proyectos se relacionan con la política de Gobierno de invertir mucho en infraestructura. “Dado que esto le da mejor calidad de vida a la gente. Pero, al mismo tiempo potencia una región del Biobío, que es esencialmente productiva y tiene mucho flujo de camiones, porque la zona tiene una plataforma logística con puertos en Lirquén, Penco, Talcahuano, San Vicente y Coronel”, puntualizó.
Ver artículo
Fuente: Mundo Marítimo, Viernes 17 de Mayo de 2019

MUNDO MARÍTIMO – Un alto flujo de camiones transita por la provincia de Concepción, en la región del Biobío debido al transporte de bienes de exportación desde los centros productivos a los terminales marítimos ubicados en las ciudades de Coronel, Penco y Talcahuano. No obstante, los vehículos de carga que se desplazan por las rutas 150 (entre Concepción y Penco) y 160 (entre San Pedro de la Paz y Coronel) deben compartir la vía con los vehículos particulares y el transporte público.
A raíz de esa situación, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) impulsa iniciativas para mejorar dichas condiciones colaborando en que las actividades productivas reduzcan su impacto en las ciudades.
“Considerando que la región tiene tantos puertos y que estos se dedican principalmente a la exportación, generalmente se exporta mucha materia prima, por lo que tenemos mucho flujo de camiones. La idea del Ministerio de Obras Públicas es segregar esos flujos y sacar los camiones de las ciudades y en esa vía estamos incorporando un diseño para que pueda conectarse la ruta 146 (Cabrero-Concepción) a la altura de Chaimávida con la Autopista del Itata (carretera que une Concepción con Chillán) y luego con la Ruta Interportuaria (vía que conecta Talcahuano con Penco)”, recalcó el secretario regional ministerial de Obras Públicas de la región del Biobío, Daniel Escobar en conversación con MundoMaritimo.
Cabe consignar que la interconexión vial entre ambas carreteras que conectan Biobío con el norte (Autopista del Itata) y el sur del país (Ruta Concepción-Cabrero) está considerada dentro del Plan Regulador Metropolitano del Gran Concepción y permitiría que los vehículos de carga pesada no transiten por la Ruta 150. “Esperamos materializar este proyecto vía la Dirección General de Concesiones, queremos incorporarlo al diseño lo más pronto posible, de tal manera que cuando termine la licitación de la ruta del Itata en 2023, nosotros podamos incorporar esta alternativa adicional, a lo que significaría una nueva licitación”, añadió.
En ese sentido esta propuesta iría en línea con el Mejoramiento de la Costanera Andalién Oriente que impulsa la Municipalidad de Penco con el apoyo de Muelles de Penco y que busca dotar de una alternativa para que los camiones no transiten por esa ciudad.
El titular regional del MOP dijo que conectar la Ruta del Itata con la Ruta 146 es una iniciativa que se vincula con el crecimiento de las actividades portuarias. “Este proyecto busca reconocer que la región del Biobío es una zona productiva, que por lo mismo tiene muchos puertos y mucho flujo de camiones. Eso no va a disminuir, por el contrario, si la región crece el flujo de camiones va a seguir aumentando y en ese sentido, lo importante es que el ciudadano que vive en polos urbanos que crecen por concentración, no tenga camiones que crucen por el desplazamiento hacia el trabajo, su lugar de estudio y/o a otras labores cotidianas. Por lo tanto, esta ruta genera una especie de circunvalación que permite que el transporte de carga llegue en menos tiempo a su destino, pero no cruce por la ciudad”, detalló.
Puente Industrial
Otro de las iniciativas esperadas por el sector productivo en la región del Biobío corresponde al Puente Industrial o llamado cuarto puente sobre el río Biobío que conectará las ciudades de Hualpén y San Pedro de la Paz, con una extensión cercana a los 6 kilómetros, de los cuales 2,5 kilómetros corresponden al viaducto. Dicha obra alcanza una inversión de CLP 120.000 millones, según informó el MOP.
“Este proyecto estaba pendiente desde el 2014, pero el pasado 17 de diciembre acabamos de obtener la Resolución Calificación Ambiental (RCA). A mediados de este año, se espera debería estar colocándose la primera piedra y empezar a construir el puente industrial”, aseguró Escobar.
De acuerdo con estudios de la Secretaría de Planificación de Transporte (Sectra) actualmente por la Ruta 160 en San Pedro de la Paz transitan a diario más de 66.000 vehículos particulares y 7.200 camiones. “Con el viaducto, el transporte de carga pesada podría evitar sectores de San Pedro de la Paz como Pedro Aguirre Cerda y la Villa San Pedro, hasta el sector de Los Batros”, precisó.
A su vez la autoridad regional destacó que dentro del Plan de Concesiones está considerada la interconexión vial Copiulemu – Hualqui – Puerto Coronel, propuesta como una iniciativa privada por parte de la empresa Sacyr, que también evitaría el paso de camiones, en este caso por las ciudades de Concepción y San Pedro de la Paz. Según informó en febrero pasado, la Dirección General de Concesiones a MundoMaritimo, dicha obra “está prevista para ser llamada a licitación en octubre de 2022, contemplando una inversión de US$101 millones con un trazado de aproximadamente 40 kilómetros”.
De acuerdo con Escobar, todos estos proyectos se relacionan con la política de Gobierno de invertir mucho en infraestructura. “Dado que esto le da mejor calidad de vida a la gente. Pero, al mismo tiempo potencia una región del Biobío, que es esencialmente productiva y tiene mucho flujo de camiones, porque la zona tiene una plataforma logística con puertos en Lirquén, Penco, Talcahuano, San Vicente y Coronel”, puntualizó.
Ver artículo
Fuente: Mundo Marítimo, Viernes 17 de Mayo de 2019

TITULARES

X