Sábado, Mayo 15, 2021

MOP licitará nueve tramos de Ruta 5 por US$ 4.700 millones al 2022

EL MERCURIO – Vías más seguras, de mejor calidad, con terceras pistas, nuevos enlaces y sistemas de cobro de peajes de flujo libre o tag. Esas serán algunas de las características que irán asomando en los próximos cuatro años en diversos tramos de la Ruta 5, la columna vertebral de país en materia de carreteras.

El ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, reveló que la cartera tiene un plan al 2022 de preparar y licitar nueve tramos de la Ruta 5, desde Iquique hasta la isla de Chiloé. Señaló que la intención es realizar relicitaciones antes del término de los contratos de concesiones que están en marcha y próximos a vencer. Esto, para que cuando expire la actual operación, las obras nuevas calcen con el período de salida del administrador que se retira.

Pese a que el cronograma definitivo de licitaciones está en confección, ya hay decisiones tomadas para algunos tramos, detalló ayer Fontaine, quien participó en una convención de infraestructura pública organizada por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) en Marbella, V Región. Si bien el ministro no se refirió a los montos globales del plan Ruta 5, “El Mercurio” confirmó que se trata de un programa de unos US$ 4.700 millones a 2022.

Sobre las iniciativas más avanzadas, el ministro indicó que una de ellas es el tramo Los Vilos-La Serena más una conurbación, que implica que la Ruta 5 que pasa por esas ciudades y que tiene semáforos, se hundirá para convertirse en una vía de alta velocidad. Está previsto que esta concesión combine casetas para cobro manual de peajes y pórticos para dispositivos tag. Recibiría ofertas de los privados este año con una inversión por sobre los US$ 500 millones.

Fontaine sostuvo que para 2019 se prevé licitar el tramo Talca-Chillán. Para esta concesión -que expira en mayo de 2020- se proyectan nuevas obras importantes en la congestionada zona de Talca, ampliándose ese segmento a terceras pistas por cada lado, señaló.

Además de un nuevo acceso a Constitución, la nueva autopista Talca-Chillán tendrá “mejor estándar de calidad y seguridad en los enlaces y pasarelas, también sistemas de telepeajes como en las carreteras urbanas, que es el diseño que queremos en general en toda la Ruta 5 y las vías transversales”.

Otro de los tramos que se licitarían próximamente es Chillán-Collipulli, comentó Fontaine.

Estos proyectos coincidirán con el inicio del funcionamiento del Fondo de Infraestructura, cuyo directorio debe estar conformado en septiembre próximo. Pero aún está en estudio si las relicitaciones se harán a través de este fondo que irá capturando el valor de las obras concesionadas que expiren.

Fontaine explicó que las relicitaciones vía este fondo se adjudicarán al privado que esté dispuesto a pagar por el valor de reposición (o actual) de la obra, ejecutar las nuevas inversiones exigidas por el MOP y cobrar el menor peaje posible. Habría subsidios para evitar disparidades en los valores. Al final del contrato, el concesionario recibirá como pago del Estado el valor de reposición y el de las inversiones.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Sábado 07 de julio de 2018

EL MERCURIO – Vías más seguras, de mejor calidad, con terceras pistas, nuevos enlaces y sistemas de cobro de peajes de flujo libre o tag. Esas serán algunas de las características que irán asomando en los próximos cuatro años en diversos tramos de la Ruta 5, la columna vertebral de país en materia de carreteras.

El ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, reveló que la cartera tiene un plan al 2022 de preparar y licitar nueve tramos de la Ruta 5, desde Iquique hasta la isla de Chiloé. Señaló que la intención es realizar relicitaciones antes del término de los contratos de concesiones que están en marcha y próximos a vencer. Esto, para que cuando expire la actual operación, las obras nuevas calcen con el período de salida del administrador que se retira.

Pese a que el cronograma definitivo de licitaciones está en confección, ya hay decisiones tomadas para algunos tramos, detalló ayer Fontaine, quien participó en una convención de infraestructura pública organizada por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) en Marbella, V Región. Si bien el ministro no se refirió a los montos globales del plan Ruta 5, “El Mercurio” confirmó que se trata de un programa de unos US$ 4.700 millones a 2022.

Sobre las iniciativas más avanzadas, el ministro indicó que una de ellas es el tramo Los Vilos-La Serena más una conurbación, que implica que la Ruta 5 que pasa por esas ciudades y que tiene semáforos, se hundirá para convertirse en una vía de alta velocidad. Está previsto que esta concesión combine casetas para cobro manual de peajes y pórticos para dispositivos tag. Recibiría ofertas de los privados este año con una inversión por sobre los US$ 500 millones.

Fontaine sostuvo que para 2019 se prevé licitar el tramo Talca-Chillán. Para esta concesión -que expira en mayo de 2020- se proyectan nuevas obras importantes en la congestionada zona de Talca, ampliándose ese segmento a terceras pistas por cada lado, señaló.

Además de un nuevo acceso a Constitución, la nueva autopista Talca-Chillán tendrá “mejor estándar de calidad y seguridad en los enlaces y pasarelas, también sistemas de telepeajes como en las carreteras urbanas, que es el diseño que queremos en general en toda la Ruta 5 y las vías transversales”.

Otro de los tramos que se licitarían próximamente es Chillán-Collipulli, comentó Fontaine.

Estos proyectos coincidirán con el inicio del funcionamiento del Fondo de Infraestructura, cuyo directorio debe estar conformado en septiembre próximo. Pero aún está en estudio si las relicitaciones se harán a través de este fondo que irá capturando el valor de las obras concesionadas que expiren.

Fontaine explicó que las relicitaciones vía este fondo se adjudicarán al privado que esté dispuesto a pagar por el valor de reposición (o actual) de la obra, ejecutar las nuevas inversiones exigidas por el MOP y cobrar el menor peaje posible. Habría subsidios para evitar disparidades en los valores. Al final del contrato, el concesionario recibirá como pago del Estado el valor de reposición y el de las inversiones.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Sábado 07 de julio de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X