Jueves, Junio 24, 2021

MOP evalúa concesionar servicio de aguas lluvia con miras a aumentar inversión

DIARIO FINANCIERO – En el marco del seminario “Seguridad Hídrica, Compromiso Compartido”, el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine dijo que están evaluando cambios para hacer frente a la baja inversión que actualmente existe para la recolección de aguas lluvia, que bordea los US$ 70 millones anuales. El déficit estimado por el gobierno asciende a los US$ 1.400 millones.
Son dos opciones las que se barajan: por un lado está modificar la Ley General de Servicios Sanitarios o en definitiva crear una ley diferente, que “abrirá espacio a otro tipo de empresas que podrían invertir en ese terreno vía concesiones”.
“Es un tema que está bajo análisis aún, pero tenemos el firme propósito de crear una modificación que permita abordar el enorme desafío pendiente de lo que es la inversión de colectores de agua lluvia. Hemos calculado que al ritmo que estamos invirtiendo ahora, nos demoraríamos 20 años en lograr tener la infraestructura que hoy es necesaria para enfrentar ese problema y que lo viven todos los inviernos los habitantes de las ciudades del sur, en los cuales los sistemas de alcantarillado se inundan por las aguas lluvias y producen contaminación en las calles, los ríos y en los lagos”, señaló Fontaine.
La idea no es solo aumentar los colectores de lluvia para luego llevar esa agua al río o el mar, sino que también se está viendo la posibilidad de crear incentivos a los operadores, para que esas aguas se utilicen para ser infiltradas. Por ejemplo, con la utilización de pavimentos más porosos, que permitan que las aguas se infiltren, lo que “fortalece los acuíferos y permite una explotación más eficiente de los pozos”, dice la autoridad
Ver Artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 19 de marzo de 2019

DIARIO FINANCIERO – En el marco del seminario “Seguridad Hídrica, Compromiso Compartido”, el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine dijo que están evaluando cambios para hacer frente a la baja inversión que actualmente existe para la recolección de aguas lluvia, que bordea los US$ 70 millones anuales. El déficit estimado por el gobierno asciende a los US$ 1.400 millones.
Son dos opciones las que se barajan: por un lado está modificar la Ley General de Servicios Sanitarios o en definitiva crear una ley diferente, que “abrirá espacio a otro tipo de empresas que podrían invertir en ese terreno vía concesiones”.
“Es un tema que está bajo análisis aún, pero tenemos el firme propósito de crear una modificación que permita abordar el enorme desafío pendiente de lo que es la inversión de colectores de agua lluvia. Hemos calculado que al ritmo que estamos invirtiendo ahora, nos demoraríamos 20 años en lograr tener la infraestructura que hoy es necesaria para enfrentar ese problema y que lo viven todos los inviernos los habitantes de las ciudades del sur, en los cuales los sistemas de alcantarillado se inundan por las aguas lluvias y producen contaminación en las calles, los ríos y en los lagos”, señaló Fontaine.
La idea no es solo aumentar los colectores de lluvia para luego llevar esa agua al río o el mar, sino que también se está viendo la posibilidad de crear incentivos a los operadores, para que esas aguas se utilicen para ser infiltradas. Por ejemplo, con la utilización de pavimentos más porosos, que permitan que las aguas se infiltren, lo que “fortalece los acuíferos y permite una explotación más eficiente de los pozos”, dice la autoridad
Ver Artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 19 de marzo de 2019

TITULARES

X