Domingo, Agosto 1, 2021

XXVIII Diálogo del CPI: Modo ferroviario se alza como alternativa a congestión de carreteras

CPI – En Diálogo organizado por el CPI, los asistentes concluyeron que era necesario avanzar en una política de transportes que incluya y potencie la operación de trenes.

Con la asistencia del actual presidente de la Empresa Nacional de Ferrocarriles (EFE), Germán Correa, y del ex titular, Víctor Toledo, se desarrolló el segundo Diálogo del año organizado por el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), el que estuvo orientado a analizar la actual situación del modo ferroviario nacional.

Hubo consenso entre los asistentes en la necesidad de generar una política nacional que permita potenciar la operación de los ferrocarriles y, de esa manera, contribuir al crecimiento del país, a través de mayor competitividad y productividad.

Además, se da la coyuntura de una red caminera relativamente saturada -lo que queda en evidencia en cada fin de semana largo- que ha puesto el foco en el desarrollo de los trenes con una alternativa para transporte de carga, pero también para pasajeros, en la medida que vaya generando una masa crítica para justificarlo.

En este contexto, el secretario ejecutivo del CPI, Carlos Cruz, destacó el trabajo realizado por el Consejo en torno a contribuir con las autoridades para ir destrabando la operación y despegue del sistema ferroviario. Resaltó que el CPI se integrará a la mesa de trabajo que mantiene el Ministerio de Transporte para desde esa instancia seguir aportando ideas que permitan impulsar el modo.

Por su parte, el ex presidente de EFE, Víctor Toledo, afirmó que el tema ferrocarriles “es una asignatura pendiente” en el país, manifestando que este modo contribuye a mitigar problemas que son cada vez más crecientes producto del colapso de carreteras. Entre ellos mencionó la contaminación vial; menores accidentes versus buses y camiones; y tiempos de traslados.

“Además, en términos económicos hay beneficios como el aumento de productividad en la cadena logística y fortalecen la conectividad del país. No podemos depender sólo de la Ruta 5. Cuando se corta, el país se queda sin conexión. En eso un sistema ferroviario desarrollado sería una gran contribución”, dijo.

Puntualizó que es fundamental reformular el modelo de negocios que se ha mantenido para ferrocarriles y mudar del actual que separa rueda y riel, vigente hace más de 20 años, por la integración vertical rueda y riel.

En este contexto, Toledo sostuvo que es clave promover la participación del sector privado. Para ello, afirmó, se requiere articular un modelo institucional que asegure estabilidad, reduzca incertidumbres y promueva el desarrollo con visión de largo plazo.

Agregó que se requiere diseñar un modelo específico de concesiones para ferrocarriles, señalando que este sistema es una alternativa tanto para el área de pasajeros como carga, proponiendo que la operación puede ser mixta, como el modelo inglés.

“Hay que establecer un diálogo público – privado para el desarrollo de iniciativas en base a prioridades establecidas y oportunidades del mercado, junto con potenciar la participación privada en el desarrollo y operación del sistema”.

También hay tareas pendientes, dijo, en el ámbito institucional donde se requiere definir roles claros para los distintos actores institucionales (Ministerio de Transportes, Consejo Superior de Transportes y Empresa de Ferrocarriles del Estado.

Desafíos de EFE

Por su parte, el presidente de EFE, Germán Correa, fue enfático en señalar que no hay una política para el modo ferroviario, como tampoco lo hay para movilidad urbana, por ejemplo, y ahí hay un desafío enorme para el Ministerio de Transportes.

Puso el acento también en la precaria infraestructura que maneja EFE, estimando que se requieren cerca de US$ 900 millones para fortalecerla. “Los trenes no pueden andar a 100 kilómetros por hora, porque se caen los puentes”, graficó.

Pese a este escenario negativo, Correa destacó que hay una gran ventana de oportunidades con el aumento de la carga ferroviaria de los puertos. Para ello, EFE levantó el proyecto de la plataforma logística ferro-portuaria para vincular la Región Metropolitana, donde está el 42% del producto, con los dos principales puertos del país (Valparaíso y San Antonio) que mueven el 80% de la carga. Esa iniciativa ya fue aprobada por la Comisión Nacional de Logística y se le entregaron a la empresa US$153 millones para financiar la primera etapa.

“Otra oportunidad es la congestión vehicular, que llegó para quedarse. El MOP está concluyendo que la ampliación de las carreteras por si sola no es la solución porque las mallas urbanas ya no dan. Es la hora del modo ferroviario”, pronosticó.

Correa destacó la creación del Consejo Consultivo de Ferrocarriles que tiene por objetivo construir consensos ampliamente transversales para el fortalecimiento y desarrollo del modo ferroviario en Chile, como una respuesta a las necesidades logísticas y de transporte del país. Como conclusión del Diálogo el Secretario Ejecutivo del CPI propondrá al MTT internalizar ese consejo consultivo y transformarlo en una instancia de consulta para el sistema de transporte terrestre del país, en el marco del cual el rol de los ferrocarriles pasa a ser fundamental. “Queremos proponerle a la Ministra Hutt instalar esta instancia dentro del ministerio y apoyar su gestión en la definción de una política de transporte que trascienda este gobierno, de modo de dar seguridades de que las definciones que se tomen ahora se mantendran en el futuro y asi progresivamente revitalizar el modo ferroviario como una alternativa y complemento viable al modo carretero”.

Ver Presentación Víctor Toledo

Fuente: CPI, Viernes 27 de abril de 2018

CPI – En Diálogo organizado por el CPI, los asistentes concluyeron que era necesario avanzar en una política de transportes que incluya y potencie la operación de trenes.

Con la asistencia del actual presidente de la Empresa Nacional de Ferrocarriles (EFE), Germán Correa, y del ex titular, Víctor Toledo, se desarrolló el segundo Diálogo del año organizado por el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), el que estuvo orientado a analizar la actual situación del modo ferroviario nacional.

Hubo consenso entre los asistentes en la necesidad de generar una política nacional que permita potenciar la operación de los ferrocarriles y, de esa manera, contribuir al crecimiento del país, a través de mayor competitividad y productividad.

Además, se da la coyuntura de una red caminera relativamente saturada -lo que queda en evidencia en cada fin de semana largo- que ha puesto el foco en el desarrollo de los trenes con una alternativa para transporte de carga, pero también para pasajeros, en la medida que vaya generando una masa crítica para justificarlo.

En este contexto, el secretario ejecutivo del CPI, Carlos Cruz, destacó el trabajo realizado por el Consejo en torno a contribuir con las autoridades para ir destrabando la operación y despegue del sistema ferroviario. Resaltó que el CPI se integrará a la mesa de trabajo que mantiene el Ministerio de Transporte para desde esa instancia seguir aportando ideas que permitan impulsar el modo.

Por su parte, el ex presidente de EFE, Víctor Toledo, afirmó que el tema ferrocarriles “es una asignatura pendiente” en el país, manifestando que este modo contribuye a mitigar problemas que son cada vez más crecientes producto del colapso de carreteras. Entre ellos mencionó la contaminación vial; menores accidentes versus buses y camiones; y tiempos de traslados.

“Además, en términos económicos hay beneficios como el aumento de productividad en la cadena logística y fortalecen la conectividad del país. No podemos depender sólo de la Ruta 5. Cuando se corta, el país se queda sin conexión. En eso un sistema ferroviario desarrollado sería una gran contribución”, dijo.

Puntualizó que es fundamental reformular el modelo de negocios que se ha mantenido para ferrocarriles y mudar del actual que separa rueda y riel, vigente hace más de 20 años, por la integración vertical rueda y riel.

En este contexto, Toledo sostuvo que es clave promover la participación del sector privado. Para ello, afirmó, se requiere articular un modelo institucional que asegure estabilidad, reduzca incertidumbres y promueva el desarrollo con visión de largo plazo.

Agregó que se requiere diseñar un modelo específico de concesiones para ferrocarriles, señalando que este sistema es una alternativa tanto para el área de pasajeros como carga, proponiendo que la operación puede ser mixta, como el modelo inglés.

“Hay que establecer un diálogo público – privado para el desarrollo de iniciativas en base a prioridades establecidas y oportunidades del mercado, junto con potenciar la participación privada en el desarrollo y operación del sistema”.

También hay tareas pendientes, dijo, en el ámbito institucional donde se requiere definir roles claros para los distintos actores institucionales (Ministerio de Transportes, Consejo Superior de Transportes y Empresa de Ferrocarriles del Estado.

Desafíos de EFE

Por su parte, el presidente de EFE, Germán Correa, fue enfático en señalar que no hay una política para el modo ferroviario, como tampoco lo hay para movilidad urbana, por ejemplo, y ahí hay un desafío enorme para el Ministerio de Transportes.

Puso el acento también en la precaria infraestructura que maneja EFE, estimando que se requieren cerca de US$ 900 millones para fortalecerla. “Los trenes no pueden andar a 100 kilómetros por hora, porque se caen los puentes”, graficó.

Pese a este escenario negativo, Correa destacó que hay una gran ventana de oportunidades con el aumento de la carga ferroviaria de los puertos. Para ello, EFE levantó el proyecto de la plataforma logística ferro-portuaria para vincular la Región Metropolitana, donde está el 42% del producto, con los dos principales puertos del país (Valparaíso y San Antonio) que mueven el 80% de la carga. Esa iniciativa ya fue aprobada por la Comisión Nacional de Logística y se le entregaron a la empresa US$153 millones para financiar la primera etapa.

“Otra oportunidad es la congestión vehicular, que llegó para quedarse. El MOP está concluyendo que la ampliación de las carreteras por si sola no es la solución porque las mallas urbanas ya no dan. Es la hora del modo ferroviario”, pronosticó.

Correa destacó la creación del Consejo Consultivo de Ferrocarriles que tiene por objetivo construir consensos ampliamente transversales para el fortalecimiento y desarrollo del modo ferroviario en Chile, como una respuesta a las necesidades logísticas y de transporte del país. Como conclusión del Diálogo el Secretario Ejecutivo del CPI propondrá al MTT internalizar ese consejo consultivo y transformarlo en una instancia de consulta para el sistema de transporte terrestre del país, en el marco del cual el rol de los ferrocarriles pasa a ser fundamental. “Queremos proponerle a la Ministra Hutt instalar esta instancia dentro del ministerio y apoyar su gestión en la definción de una política de transporte que trascienda este gobierno, de modo de dar seguridades de que las definciones que se tomen ahora se mantendran en el futuro y asi progresivamente revitalizar el modo ferroviario como una alternativa y complemento viable al modo carretero”.

Ver Presentación Víctor Toledo

Fuente: CPI, Viernes 27 de abril de 2018

TITULARES

X