Sábado, Marzo 2, 2024

Minvu estima déficit habitacional en más de 550.000 viviendas

LA TERCERA – La mañana de este lunes, el ministro de vivienda (Minvu), Carlos Montes, en conjunto a representantes de la Cámara Chilena de la Construcción, Techo Chile y Déficit Cero, presentó una serie de cifras respecto al déficit habitacional del país en un documento titulado “Déficit habitacional: miradas ante un desafío común”.

Según el Minvu, el déficit habitacional cuantitativo, que contempla viviendas irrecuperables, hogares allegados, núcleos allegados hacinados, y viviendas con hacinamiento no ampliable, se contabiliza en un total de 552.046 viviendas. Además, contempla un total de 1.263.576 viviendas que necesitan planes de mejoramiento y conservación, ampliación y acceso a servicios básicos.

El ministro de Vivienda, Carlos Montes, resaltó la reunión mencionando que “hay una común preocupación por entender más la realidad de las personas que viven en una situación de no tener vivienda propia y a su vez lo que implica para su familia, para los niños, para todos. Lo importante es entender eso para responder con política pública”.

En esa misma línea habló Clemente Larraín, coordinador de estudios de Déficit Cero. Al respecto, mencionó que “esta mesa es un gran primer paso para seguir conversando sobre las diferentes carencias habitacionales que existen”.

Cifras diferentes, distintas problemáticas
Las distintas instituciones llevan un catastro y metodologías diferenciadas para entender el déficit habitacional en Chile, aunque en todas las cifras manejadas se encuentran por sobre las 500.000 viviendas.

La Cámara Chilena de la Construcción (CChC) estima actualmente el Déficit Habitacional Cuantitativo en un total de 939.009 viviendas, una de las cifras más altas entre los participantes en el documento. Para sus estimaciones, incluyen principalmente las viviendas que puedan considerarse como irrecuperables: mal estado de los muros, con materiales de baja calidad y que por su tipo no pueden considerarse adecuadas (mediaguas o viviendas de emergencia, por ejemplo).

En el caso de Techo Chile, contabiliza el déficit habitacional cuantitativo en un total de 665.933 viviendas. Los cálculos realizados por la organización utilizan una metodología parecida a la del ministerio de Vivienda, pero su principal diferencia radica en incluir dentro del catastro a los hogares en campamentos según las cifras manejadas por Techo.

La organización Déficit Cero integra en su cifra seis componentes: viviendas irrecuperables, hogares allegados, núcleos allegados hacinados, viviendas con hacinamiento no ampliable, hogares en catastro de campamentos y personas en situación de calle. Estiman un total de 663.941 y su principal distinción con otros datos es la inclusión de las personas en situación de calle.

Diagnóstico de las instituciones
Las instituciones de vivienda coinciden en que “la mayor parte del déficit se concentra en la Región Metropolitana, con una prevalencia del allegamiento. Sin embargo, en términos porcentuales respecto a la totalidad de los hogares de la región, son aquellas del norte del país las más afectadas”.

Además, observan que “en los últimos años se ha visto un empeoramiento en la asequibilidad de la vivienda”. Según datos de la CChC, entre 2017 y 2022, hay un aumento de un 69% en las familias allegadas por incapacidad económica.

Las cifras anteriores se explican en el alza de los precios de la vivienda en la última década, un aumento en la demanda de vivienda y que se ha vuelto menos asequible por el empeoramiento de las condiciones económicas de los hogares luego de la pandemia.

Además, el estudio señala que el déficit habitacional debe ser enfrentado en base a 10 factores principales:

1) Asequibilidad: la capacidad de las familias de solventar el costo de una vivienda sin poner en peligro o dificultar el disfrute de otros derechos humanos.

2) Seguridad en la tenencia: Los residentes cuentan con protección jurídica contra el desalojo forzoso, el hostigamiento y otras amenazas.

3) Diversidad: Reforzamiento de programas habitacionales varios.

4) Pertenencia territorial: Los proyectos habitacionales deben incorporar las necesidades de los territorios en que se ubican.

5) Flexibilidad: Capacidad de responder a situaciones de especial emergencia habitacional.

6) Suelo bien localizado: Ubicación que permita integración social y acceso equitativo a oportunidades.

7) Planificación y ordenamiento territorial

8) Financiamiento

9) Modernización y gobernanza

10) Corresponsabilidad y diálogo

Fuente: La Tercera, Lunes 29 de Enero de 2024

LA TERCERA – La mañana de este lunes, el ministro de vivienda (Minvu), Carlos Montes, en conjunto a representantes de la Cámara Chilena de la Construcción, Techo Chile y Déficit Cero, presentó una serie de cifras respecto al déficit habitacional del país en un documento titulado “Déficit habitacional: miradas ante un desafío común”.

Según el Minvu, el déficit habitacional cuantitativo, que contempla viviendas irrecuperables, hogares allegados, núcleos allegados hacinados, y viviendas con hacinamiento no ampliable, se contabiliza en un total de 552.046 viviendas. Además, contempla un total de 1.263.576 viviendas que necesitan planes de mejoramiento y conservación, ampliación y acceso a servicios básicos.

El ministro de Vivienda, Carlos Montes, resaltó la reunión mencionando que “hay una común preocupación por entender más la realidad de las personas que viven en una situación de no tener vivienda propia y a su vez lo que implica para su familia, para los niños, para todos. Lo importante es entender eso para responder con política pública”.

En esa misma línea habló Clemente Larraín, coordinador de estudios de Déficit Cero. Al respecto, mencionó que “esta mesa es un gran primer paso para seguir conversando sobre las diferentes carencias habitacionales que existen”.

Cifras diferentes, distintas problemáticas
Las distintas instituciones llevan un catastro y metodologías diferenciadas para entender el déficit habitacional en Chile, aunque en todas las cifras manejadas se encuentran por sobre las 500.000 viviendas.

La Cámara Chilena de la Construcción (CChC) estima actualmente el Déficit Habitacional Cuantitativo en un total de 939.009 viviendas, una de las cifras más altas entre los participantes en el documento. Para sus estimaciones, incluyen principalmente las viviendas que puedan considerarse como irrecuperables: mal estado de los muros, con materiales de baja calidad y que por su tipo no pueden considerarse adecuadas (mediaguas o viviendas de emergencia, por ejemplo).

En el caso de Techo Chile, contabiliza el déficit habitacional cuantitativo en un total de 665.933 viviendas. Los cálculos realizados por la organización utilizan una metodología parecida a la del ministerio de Vivienda, pero su principal diferencia radica en incluir dentro del catastro a los hogares en campamentos según las cifras manejadas por Techo.

La organización Déficit Cero integra en su cifra seis componentes: viviendas irrecuperables, hogares allegados, núcleos allegados hacinados, viviendas con hacinamiento no ampliable, hogares en catastro de campamentos y personas en situación de calle. Estiman un total de 663.941 y su principal distinción con otros datos es la inclusión de las personas en situación de calle.

Diagnóstico de las instituciones
Las instituciones de vivienda coinciden en que “la mayor parte del déficit se concentra en la Región Metropolitana, con una prevalencia del allegamiento. Sin embargo, en términos porcentuales respecto a la totalidad de los hogares de la región, son aquellas del norte del país las más afectadas”.

Además, observan que “en los últimos años se ha visto un empeoramiento en la asequibilidad de la vivienda”. Según datos de la CChC, entre 2017 y 2022, hay un aumento de un 69% en las familias allegadas por incapacidad económica.

Las cifras anteriores se explican en el alza de los precios de la vivienda en la última década, un aumento en la demanda de vivienda y que se ha vuelto menos asequible por el empeoramiento de las condiciones económicas de los hogares luego de la pandemia.

Además, el estudio señala que el déficit habitacional debe ser enfrentado en base a 10 factores principales:

1) Asequibilidad: la capacidad de las familias de solventar el costo de una vivienda sin poner en peligro o dificultar el disfrute de otros derechos humanos.

2) Seguridad en la tenencia: Los residentes cuentan con protección jurídica contra el desalojo forzoso, el hostigamiento y otras amenazas.

3) Diversidad: Reforzamiento de programas habitacionales varios.

4) Pertenencia territorial: Los proyectos habitacionales deben incorporar las necesidades de los territorios en que se ubican.

5) Flexibilidad: Capacidad de responder a situaciones de especial emergencia habitacional.

6) Suelo bien localizado: Ubicación que permita integración social y acceso equitativo a oportunidades.

7) Planificación y ordenamiento territorial

8) Financiamiento

9) Modernización y gobernanza

10) Corresponsabilidad y diálogo

Fuente: La Tercera, Lunes 29 de Enero de 2024

TITULARES