Domingo, Mayo 16, 2021

Ministro Moreno hace llamado a no entramparse en discusiones y avanzar en proyectos de inversión

CPI – En reunión con Consejo del CPI, el titular de Obras Públicas detalló los alcances del Plan de Inversión para la Recuperación Económica, aclarando que este es mucho más que un mecanismo generador de empleo y que apunta a materializar proyectos que aporten al crecimiento y productividad del país.
Con una asistencia récord, más de 100 participantes, se realizó un consejo extraordinario del CPI, donde el orador principal fue el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, quien detalló los alacnces del Plan de Inversión para la Recuperación Económica -anunciado por el Gobierno- y que involucra una inversión pública de US$ 4.500 millones para el período 2020-2022, a los que se sumarán US$1.200 millones más provenientes del sector privado.
En su presentación, Moreno hizo un llamado a la colaboración de todos los sectores para avanzar con la mayor celeridad posible y permitir así generar empleos que es uno de los focos más urgentes del plan. “No hay tiempo para esperar ni de entramparse en discusiones”, afirmó, agregando que la idea, además, es acortar tanto los plazos de licitación como de presentación de ofertas, adjudicación del MOP y toma de razón de la Contraloría General de la República.
Al respecto, el ex Presidente de la República y presidente del CPI, Eduardo Frei, destacó que la señal que se ha dado de concentrar el esfuerzo de inversiones en una sola mano es muy importante. “Como CPI creemos que puede servir para asegurarnos que, a futuro, esta experiencia pueda replicarse para las políticas de infraestructura de largo plazo. ¿Si es válido para la emergencia, por qué no validarlo para la nueva normalidad?”, preguntó.
Entre los temas que algunos de los asistentes consultaron al ministro destacaron la posiibilidad de que un esfuerzo de inversión de esta envergadura pueda mantenerse el próximo año para evitar que esto sea sólo un punta pie  inicial, sin continuidad. También se le preguntó sobre cómo asegurar la sustentabilidad ambiental de los proyectos y que medidas se adoptarán para que las formas de adjudicación  den confianza, especialmente en lo que respecta a transparencia, impacto regional, seguimiento, etc.)
El presidente Frei puso énfasis en la necesidad de ser más agresivos en la inversión en infraestructura urbana. “No hay buena política de Vivienda Social -dijo- si no hay una inversión potente en la habilitación barrios  bien dotados de servicios”
Otro tema frente al que se manifestó preocupación fue el por qué no se ha recurrido en forma más enfática a las concesiones para financiar,  vía extensión de plazos,  mejoras que podrían ser muy intensivas en mano de obra.
Detalle del plan
El ministro relevó que para 2021 la inversión pública crecerá un 30%, básicamente por los aportes del Fondo Covid durante 2020-2022, concentrándose la mayor inversión en los ministerios de Obras Públicas y Vivienda. Señaló que el programa, además, considera generar hasta 250.000 empleos.
En el caso de la cartera del MOP, especificó que contempla obras por más de US$ 3.000 millones a lo largo de todo Chile, considerando inversión pública y privada en áreas como vialidad, concesiones, obras hidráulicas y agua potable rural. De ese monto, el 40% se ejecutará el próximo año.
El Minvu, en tanto, destinará US$1.200 millones a subsidios habitacionales y obras urbanas (pavimentación de calzadas, veredas y calles).
Explicó que los criterios usados para priorizar los proyectos fueron obras que puedan llamarse a licitación en el corto plazo y que cuenten con permisos medioambientales y rentabilidad social positiva; que generen alta mano de obra directa e indirecta; que aporten al PIB por efecto multiplicador de la inversión en infraestructura y que generen productividad adicional a la economía; que cubran todas las regiones del país; y que sean inversiones “verdes” y de adaptación al cambio climático, especialmente a la sequía.
Asimismo, comentó que se buscará incentivar una mayor competencia y accesibiidad para que puedan participar en las licitaciones empresas de menor tamaño, tanto como contratistas o subcontratistas.
“Este plan no es de empleo, que si bien permiten una transferencia directa de dinero, tienen una baja tasa de productividad. Este plan busca dar trabajo a las personas y, a la vez, generar productividad por el tipo de proyectos que se están impulsando”, concluyó Moreno.
Ver presentación
Fuente: CPI, Lunes 24 de Agosto de 2020

CPI – En reunión con Consejo del CPI, el titular de Obras Públicas detalló los alcances del Plan de Inversión para la Recuperación Económica, aclarando que este es mucho más que un mecanismo generador de empleo y que apunta a materializar proyectos que aporten al crecimiento y productividad del país.
Con una asistencia récord, más de 100 participantes, se realizó un consejo extraordinario del CPI, donde el orador principal fue el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, quien detalló los alacnces del Plan de Inversión para la Recuperación Económica -anunciado por el Gobierno- y que involucra una inversión pública de US$ 4.500 millones para el período 2020-2022, a los que se sumarán US$1.200 millones más provenientes del sector privado.
En su presentación, Moreno hizo un llamado a la colaboración de todos los sectores para avanzar con la mayor celeridad posible y permitir así generar empleos que es uno de los focos más urgentes del plan. “No hay tiempo para esperar ni de entramparse en discusiones”, afirmó, agregando que la idea, además, es acortar tanto los plazos de licitación como de presentación de ofertas, adjudicación del MOP y toma de razón de la Contraloría General de la República.
Al respecto, el ex Presidente de la República y presidente del CPI, Eduardo Frei, destacó que la señal que se ha dado de concentrar el esfuerzo de inversiones en una sola mano es muy importante. “Como CPI creemos que puede servir para asegurarnos que, a futuro, esta experiencia pueda replicarse para las políticas de infraestructura de largo plazo. ¿Si es válido para la emergencia, por qué no validarlo para la nueva normalidad?”, preguntó.
Entre los temas que algunos de los asistentes consultaron al ministro destacaron la posiibilidad de que un esfuerzo de inversión de esta envergadura pueda mantenerse el próximo año para evitar que esto sea sólo un punta pie  inicial, sin continuidad. También se le preguntó sobre cómo asegurar la sustentabilidad ambiental de los proyectos y que medidas se adoptarán para que las formas de adjudicación  den confianza, especialmente en lo que respecta a transparencia, impacto regional, seguimiento, etc.)
El presidente Frei puso énfasis en la necesidad de ser más agresivos en la inversión en infraestructura urbana. “No hay buena política de Vivienda Social -dijo- si no hay una inversión potente en la habilitación barrios  bien dotados de servicios”
Otro tema frente al que se manifestó preocupación fue el por qué no se ha recurrido en forma más enfática a las concesiones para financiar,  vía extensión de plazos,  mejoras que podrían ser muy intensivas en mano de obra.
Detalle del plan
El ministro relevó que para 2021 la inversión pública crecerá un 30%, básicamente por los aportes del Fondo Covid durante 2020-2022, concentrándose la mayor inversión en los ministerios de Obras Públicas y Vivienda. Señaló que el programa, además, considera generar hasta 250.000 empleos.
En el caso de la cartera del MOP, especificó que contempla obras por más de US$ 3.000 millones a lo largo de todo Chile, considerando inversión pública y privada en áreas como vialidad, concesiones, obras hidráulicas y agua potable rural. De ese monto, el 40% se ejecutará el próximo año.
El Minvu, en tanto, destinará US$1.200 millones a subsidios habitacionales y obras urbanas (pavimentación de calzadas, veredas y calles).
Explicó que los criterios usados para priorizar los proyectos fueron obras que puedan llamarse a licitación en el corto plazo y que cuenten con permisos medioambientales y rentabilidad social positiva; que generen alta mano de obra directa e indirecta; que aporten al PIB por efecto multiplicador de la inversión en infraestructura y que generen productividad adicional a la economía; que cubran todas las regiones del país; y que sean inversiones “verdes” y de adaptación al cambio climático, especialmente a la sequía.
Asimismo, comentó que se buscará incentivar una mayor competencia y accesibiidad para que puedan participar en las licitaciones empresas de menor tamaño, tanto como contratistas o subcontratistas.
“Este plan no es de empleo, que si bien permiten una transferencia directa de dinero, tienen una baja tasa de productividad. Este plan busca dar trabajo a las personas y, a la vez, generar productividad por el tipo de proyectos que se están impulsando”, concluyó Moreno.
Ver presentación
Fuente: CPI, Lunes 24 de Agosto de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X