Sábado, Mayo 15, 2021

Ministro de Economía anunció ambicioso plan para recuperar el empleo

CPI – El ministro de Economía, Lucas Palacios, adelantó una serie de anuncios referidos al plan para reactivar el empleo -que dará a conocer en los próximos días el Presidente Piñera- al participar en la segunda reunión del año del Consejo del CPI, la que se realizó vía online y a la que asistieron cerca de 60 personas.
Detalló que la reactivación económica y social del país pasa por la recuperación del empleo, por lo que se implementará un programa de subsidio que permitirá generar 1.000.000 de puestos de trabajo; a esto se añadirá un plan de inversión pública por US$4.000 millones, que aportará otros 250 mil empleos; adicionalmente se impulsarán 130 proyectos de inversión privada que generarán otras 116.000 plazas de trabajo.
En su presentación, el ministro Palacios se refirió a la estrategia seguida por el gobierno para mitigar los impactos de la crisis generada por el coronavirus, reconociendo que “el Estado no estaba preparado para enfrentar una crisis económica y social de esta envergadura, ni en lo administrativo, ni en lo legal,  ni en lo burocrático. Creo que ningún país del mundo lo estaba”.
En ese contexto, explicó que en una primera etapa las medidas apuntaron a las transferencias directas, para dar atención social a los sectores más vulnerables de la población, y a disminuir el número de quiebras e impacto en el empleo (como la Ley de Protección del Empleo).
Destacó la envergadura en el número de personas sin trabajo, las que estimó en 3 millones, considerando las que perdieron su trabajo en el último año, las que están sujetas a la Ley de Protección del Empleo y que no se sabe si lo recuperarán, y las que no están buscando trabajo.
“El país nunca se había enfrentado a un deterioro en el mercado laboral de esta naturaleza, que se traduce directamente en un deterioro social. Las herramientas que tiene el sector público pueden mitigarlo, pero no resolverlo”, sostuvo.
El ministro mencionó, además, el plan desplegado por el Ministerio de Economía y sus servicios para apoyar a las empresas. Entre ellas, destacó el Fomento -a través de transferencias directas a empresas viables-, Financiamiento, Capacitación y Digitalización para Pymes, etc.
Asimismo, destacó los cambios que se están realizando para agilizar los procesos en la tramitación de proyectos de inversión. Chile, dijo, tiene el triste récord de ser el país más complicado, con más de 400 procesos en más de 50 reparticiones públicas.
“Lo que hemos hecho desde el punto de vista reglamentario y administrativo es aplicar 70 medidas, la mayoría ya resueltas, para agilizar los proyectos de inversión y disminuir el tiempo en un 30%. Eso es clave en este proceso de reactivación en que necesitamos más inversión. Esto no significa poner en jaque las normativas mediambientales, pero sí hacerlas más rápidas. Necesitamos modernizarnos y ser más atractivos para atraer capitales”, explicó.
En esta misma línea, enfatizó que el país, de base, tiene una estructura demasiado burocrática y anticuada para sacar adelante los proyectos que la gente necesita. “Todos hemos tenidos pasividad para modernizar el Sistema Nacional de Inversiones. Éste, lejos de avanzar en su modernización, se ha ido complejizando cada vez más”, aseveró.
Desafíos para el país
En el diálogo con los asistentes, el ministro de Economía se refirió a los desafíos futuros del país, mencionando la necesidad de constituirse en plataforma de servicios para los países del cono sur de latinoamerica y transformar nuestra  matriz productiva  de modo que deje de depender de dos o tres commodities.
“Tenemos que transformarnos en una plataforma logística de servicios a nivel latinoamericano hacia el Asia Pacífico. Eso significa mucha infraestructura pública: mejorar la red ferroviaria, los puertos y  sus accesos, conectividad digital, compatibilizar los distintos modos de transporte y materializar el plan de 17 aeropuertos, de los cuales 15 serán internacionales”, puntualizó.
También, para aprovechar la revolución que significará el 5G, ofreció al Minecon como un “hub” para alinear a los distintos organismos que intervienen en entregar permisos en el ámbito digital, para acelerar los procesos.
“La revolución digital del 5G va a ser gigantesca; no solo no se cortará la señal en ninguna parte del territorio, sino que facilitará los trámites digitales, la telemedicina y el teletrabajo, incluso desde zonas rurales, sin interrupciones”, graficó.
Al finalizar,  el ministro se hizo cargo de la necesidad de conseguir más legitimidad social para los proyectos de infraestructura del país. “Debemos ser capaces de acercarnos mucho más a la gente, al interés de las familias, para que la infraestructura sea reconocida como una palanca de desarrollo y no un costo que la sociedad debe pagar”, sostuvo al responder una pregunta de uno de los integrantes del Talller de Jóvenes para una Nueva Infraestructura que el CPI patrocina.
Fuente: CPI, Miércoles 12 de Agosto de 2020

CPI – El ministro de Economía, Lucas Palacios, adelantó una serie de anuncios referidos al plan para reactivar el empleo -que dará a conocer en los próximos días el Presidente Piñera- al participar en la segunda reunión del año del Consejo del CPI, la que se realizó vía online y a la que asistieron cerca de 60 personas.
Detalló que la reactivación económica y social del país pasa por la recuperación del empleo, por lo que se implementará un programa de subsidio que permitirá generar 1.000.000 de puestos de trabajo; a esto se añadirá un plan de inversión pública por US$4.000 millones, que aportará otros 250 mil empleos; adicionalmente se impulsarán 130 proyectos de inversión privada que generarán otras 116.000 plazas de trabajo.
En su presentación, el ministro Palacios se refirió a la estrategia seguida por el gobierno para mitigar los impactos de la crisis generada por el coronavirus, reconociendo que “el Estado no estaba preparado para enfrentar una crisis económica y social de esta envergadura, ni en lo administrativo, ni en lo legal,  ni en lo burocrático. Creo que ningún país del mundo lo estaba”.
En ese contexto, explicó que en una primera etapa las medidas apuntaron a las transferencias directas, para dar atención social a los sectores más vulnerables de la población, y a disminuir el número de quiebras e impacto en el empleo (como la Ley de Protección del Empleo).
Destacó la envergadura en el número de personas sin trabajo, las que estimó en 3 millones, considerando las que perdieron su trabajo en el último año, las que están sujetas a la Ley de Protección del Empleo y que no se sabe si lo recuperarán, y las que no están buscando trabajo.
“El país nunca se había enfrentado a un deterioro en el mercado laboral de esta naturaleza, que se traduce directamente en un deterioro social. Las herramientas que tiene el sector público pueden mitigarlo, pero no resolverlo”, sostuvo.
El ministro mencionó, además, el plan desplegado por el Ministerio de Economía y sus servicios para apoyar a las empresas. Entre ellas, destacó el Fomento -a través de transferencias directas a empresas viables-, Financiamiento, Capacitación y Digitalización para Pymes, etc.
Asimismo, destacó los cambios que se están realizando para agilizar los procesos en la tramitación de proyectos de inversión. Chile, dijo, tiene el triste récord de ser el país más complicado, con más de 400 procesos en más de 50 reparticiones públicas.
“Lo que hemos hecho desde el punto de vista reglamentario y administrativo es aplicar 70 medidas, la mayoría ya resueltas, para agilizar los proyectos de inversión y disminuir el tiempo en un 30%. Eso es clave en este proceso de reactivación en que necesitamos más inversión. Esto no significa poner en jaque las normativas mediambientales, pero sí hacerlas más rápidas. Necesitamos modernizarnos y ser más atractivos para atraer capitales”, explicó.
En esta misma línea, enfatizó que el país, de base, tiene una estructura demasiado burocrática y anticuada para sacar adelante los proyectos que la gente necesita. “Todos hemos tenidos pasividad para modernizar el Sistema Nacional de Inversiones. Éste, lejos de avanzar en su modernización, se ha ido complejizando cada vez más”, aseveró.
Desafíos para el país
En el diálogo con los asistentes, el ministro de Economía se refirió a los desafíos futuros del país, mencionando la necesidad de constituirse en plataforma de servicios para los países del cono sur de latinoamerica y transformar nuestra  matriz productiva  de modo que deje de depender de dos o tres commodities.
“Tenemos que transformarnos en una plataforma logística de servicios a nivel latinoamericano hacia el Asia Pacífico. Eso significa mucha infraestructura pública: mejorar la red ferroviaria, los puertos y  sus accesos, conectividad digital, compatibilizar los distintos modos de transporte y materializar el plan de 17 aeropuertos, de los cuales 15 serán internacionales”, puntualizó.
También, para aprovechar la revolución que significará el 5G, ofreció al Minecon como un “hub” para alinear a los distintos organismos que intervienen en entregar permisos en el ámbito digital, para acelerar los procesos.
“La revolución digital del 5G va a ser gigantesca; no solo no se cortará la señal en ninguna parte del territorio, sino que facilitará los trámites digitales, la telemedicina y el teletrabajo, incluso desde zonas rurales, sin interrupciones”, graficó.
Al finalizar,  el ministro se hizo cargo de la necesidad de conseguir más legitimidad social para los proyectos de infraestructura del país. “Debemos ser capaces de acercarnos mucho más a la gente, al interés de las familias, para que la infraestructura sea reconocida como una palanca de desarrollo y no un costo que la sociedad debe pagar”, sostuvo al responder una pregunta de uno de los integrantes del Talller de Jóvenes para una Nueva Infraestructura que el CPI patrocina.
Fuente: CPI, Miércoles 12 de Agosto de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X