Sábado, Junio 15, 2024

Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz: “WOM no cumplió con todo lo comprometido y, por tanto, se inicia un proceso sancionatorio”

PULSO – Los últimos días han sido de mucho movimiento para el ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz. Hace una semana terminó la segunda fase de la puesta en marcha de la red 5G, que significaba para WOM entregar el proyecto completo, mientras que para Entel y Movistar queda una tercera etapa residual -estipulada en las bases- que implica la colocación de 20 antenas en el caso de la primera, y de 180 para la segunda.

Asimismo, el lunes pasado se dio inicio a un nuevo proceso de licitación de 5G, cuyas bases se publicarán este 16 de octubre. Juan Carlos Muñoz señala que la finalidad de apurar dicho proceso se sustenta en conseguir que un cuarto operador entre a este mercado, que es el mandato del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y de la Corte Suprema. La idea es que en el primer trimestre del próximo año esté definida la licitación.

En esta entrevista, realizada el día antes de que partiera a China como parte de la comitiva que acompaña al Presidente Gabriel Boric, adelanta detalles de la etapa que se viene y anuncia que incluirá el reordenamiento del espectro radioeléctrico, y que, a diferencia de la anterior, no contempla una subasta.

Respecto al proceso que acaba de terminar para WOM, es categórico: “No tenemos mucho juego para tomar decisiones que se escapen de lo que las bases estipulan”, señala, anticipando que se iniciará un proceso sancionatorio contra esa compañía, así como la evaluación del cobro de la boleta de garantía, la que en este caso asciende a cerca de US$ 50 millones.

También se hace cargo de los reclamos de la industria por la baja rentabilidad que amenaza los resultados.

¿La gran pregunta que se hace el mercado es qué pasó con WOM, si entregó su red a tiempo?

-Esto cerraba el 7 de octubre y tenemos dos empresas (Movistar y Entel) que cumplieron con suficiente anticipación el despliegue de sus antenas.

En el caso de WOM, tenemos una empresa que tuvo un despliegue mucho más lento y que no ha logrado cumplir con el 100% de lo comprometido. Lo que interesa aquí no es sancionar, lo que nos interesa es que el despliegue de la red se dé, nos interesa cerrar la brecha digital. Por eso, viendo que WOM estaba teniendo dificultades para poder llegar oportunamente, se armó una mesa de trabajo con reuniones semanales para poder reaccionar lo más rápido posible a las dificultades que pudiesen estar reportando.

A WOM se le terminó el plazo para implementar la red y si no han hecho el 100% se enfrentan al cobro de la boleta de garantía, que está estipulado en las bases de licitación. ¿Se les va a cobrar ese instrumento en su totalidad o en forma proporcional?

-Nuestro rol es cumplir en forma estricta las bases de licitación. No tenemos mucho juego para tomar decisiones que se escapen de lo que las bases estipulan. Nuestro equipo jurídico está determinando qué es lo que corresponde en este caso. Tenemos, efectivamente, una de las tres empresas que no cumplió con lo que se comprometió y, por lo tanto, las sanciones en términos de monto y en qué momento es algo que tiene que definir el gobierno, y eso se va a anunciar cuando se tome la decisión.

Pero si no cumplieron y las bases de licitación dicen que se debe cobrar la boleta de garantía en su totalidad, ¿jurídicamente es lo que corresponde hacer?

-Estamos analizando lo que las bases indican para definir qué se tiene que hacer en este caso.

WOM ha señalado que hay temas administrativos pendientes, de permisos que no les concedieron o atrasaron entidades del Estado…

-Aquí la responsabilidad de la empresa era cumplir con lo que se comprometió. Y por eso dispusimos extraordinariamente un equipo que se reunía semanalmente con ellos para poder contribuir a que los compromisos tomados por la empresa se puedan materializar de la forma más efectiva posible. Llevan cuatro meses reuniéndose (…) para poder agilizar los permisos que era responsabilidad de ellos conseguir.

En este momento, a la luz de los antecedentes que tenemos, todo indica que la empresa WOM no cumplió con todo lo comprometido y, por tanto, se inicia un proceso sancionatorio que tiene que definirse en función de los antecedentes que se vayan poniendo a la luz. Tenemos que definir el nivel de incumplimiento y en base a eso definir las sanciones que corresponden.

¿Está descartado cobrar la boleta de garantía de acuerdo a la proporcionalidad de la falta?

-Eso es lo que van a definir los antecedentes que va a poner a disposición la Subsecretaría de Telecomunicaciones y, con el nivel de cumplimiento, mirar qué es lo que corresponde jurídicamente de acuerdo a las bases de licitación. Nos ceñiremos estrictamente a lo que las bases indican.

El plazo de WOM era el 7 de octubre, ¿se les va a poner otro plazo para entregar toda la red y evitar que se retrase más?

-Hay multas asociadas por día de atraso, cuyos montos están en las bases de licitación y, por lo tanto, no hay ningún incentivo para no terminar rápido la red.

Nueva licitación 5G: reordenamiento del espectro

El 16 de octubre publicarán las bases de la nueva licitación de 5G. ¿Qué cambios fundamentales van a tener respecto al anterior proceso?

-Este nuevo proceso de licitación será de 50 MHz, a los que se pueden postular en paquetes de 10 MHz, en función de lo que las empresas vayan definiendo de acuerdo con su interés. Más que recaudar recursos, nos interesa que haya mayor cobertura, que el despliegue en el país de la red 5G sea lo más amplio posible.

Hay distintos esfuerzos asociados, uno tiene que ver con llegar a zonas en las cuales no hay suficiente cobertura. El concurso previo permitía garantizar un 90% de cobertura, por lo cual hay un 10% de la población que no tiene despliegue de 5G y ese va a ser uno de los focos importantes.

El concurso anterior tuvo un foco importante por cubrir hospitales, gobernanzas, delegaciones, comisarías que están en zonas urbanas; lo que nos interesa ahora cubrir, además de ese 10% que no tiene cobertura, son por ejemplo las carreteras, para contribuir a que el transporte sea más seguro y que fue parte de los compromisos asumidos con los gremios de camioneros el año pasado.

¿Qué otra novedad traerá este proceso?

-Este proceso también vendrá acompañado de un reordenamiento del espectro. Hoy tenemos un espectro muy fragmentado y esa fragmentación nos hace perder eficiencia, por lo cual el proceso nos va a permitir no solamente poder incorporar 50 MHz al sistema, sino que además reordenar para un uso más efectivo, más eficiente del espectro global.

También uno de los objetivos de este concurso es cumplir con lo que se nos solicita desde la Corte Suprema, de que haya cuatro actores en materia de telecomunicación en Chile y hoy día en 5G sólo tenemos tres en la banda 3,5 GHz. Entonces, hay un interés de parte de la subsecretaría de ojalá, a través de este concurso, tener un cuarto actor.

Juan Carlos Muñoz, ministro de Transportes y Telecomunicaciones.

¿Qué va a significar este reordenamiento del espectro?

-Para efecto de los usuarios, no implicará ningún cambio; para las compañías significa que hay algunas de ellas que tienen pedazos en distintas partes del espectro, que hace que sea más ineficiente que si todo eso está junto.

Esto no afecta a todas las compañías, pero lo que queremos es que como resultado de este concurso el espectro radioeléctrico quede lo más conexo posible y no fragmentado.

¿Pero eso implica entonces que se van a tener que reorganizar las compañías y traspasarse espectro?

-A las compañías se les va a exigir ese reordenamiento. No van a perder espectro, a lo mejor se van a tener que cambiar de una parte de la banda a otra y en otros casos les va a permitir juntar anchos de frecuencia en una misma banda.

¿Esto permitirá la convergencia tecnológica, es decir, que no importe a través de qué tipo de red se entregue un servicio, ya sea fijo o móvil?

-Esa es parte de la decisión que tenemos que tomar más adelante, pero por el momento lo que estamos tratando de hacer es poder reordenar los espectros para que ellos queden con un conjunto de ancho de banda lo más conexos posible y de esa manera no perder eficiencia asociado a un espectro que está fragmentado.

En general, cuando uno habla con las empresas, ellas saben que cuando cuentan con un ancho de banda superior a determinados niveles, la eficiencia y la productividad que le pueden sacar al ancho de banda crece y eso es lo que queremos ganar en este proceso.

¿Cómo conversa todo esto con la consulta de Telefónica que está pendiente por responder el TDLC respecto al espectro?

-El tribunal tendrá que fallar respecto a la consulta que hace Telefónica y acá a nosotros nos interesa que el espectro se use lo más eficientemente posible y, al mismo tiempo, entendemos que tenemos un requerimiento para que el sistema funcione con cuatro actores y eso es parte de lo que buscamos cuando llevamos adelante concursos como este.

La consulta que hace Telefónica al TDLC respecto al cálculo del límite de espectro, ¿no estaba clara en el fallo anterior del TDLC?

-Los fallos han estado lo suficientemente claros. Telefónica tiene dudas y vamos a esperar la respuesta, pero a nosotros nos parece que lo que corresponde es dar las facilidades para que efectivamente podamos avanzar hacia cuatro actores que tengan acceso a 5G.

¿Por qué se dio inicio al nuevo proceso de licitación sin tener primero claro el pronunciamiento del TDLC?

-Parte del apuro es que entendemos que es importante cuidar la competencia que tenemos en el sistema y que es muy sana en nuestro país. Si uno no hace un nuevo concurso pronto, eso significa que las tres empresas van a poder tener todo el mercado y va a ser muy difícil para una cuarta instalarse en el país.

¿En qué plazo debería adjudicarse?

-Ya en el primer o segundo mes del próximo año.

¿Y en qué modalidad se hará esta nueva licitación? ¿Habrá subasta?

-Este año vamos a migrar hacia el tema de mayor cobertura. Más que recaudar, lo que nos interesa es poder generar una mayor cobertura de telecomunicaciones en zonas en que hoy día está ausente. Entendemos perfecto que en este país y en todo el mundo las telecomunicaciones han pasado a ser un bien de necesidad básica y por eso como gobierno estamos avanzando en esto que hemos denominado brecha digital 0.

Como Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones estamos trabajando en la construcción de un Registro Nacional de Conectividad, que nos permita con precisión identificar zonas urbanas y rurales que no tengan conectividad. Chile durante décadas ha dado un salto en desarrollo tecnológico y de telecomunicaciones, pero sin tener a la vista ciertos sectores “oscuros”. Por eso la importancia de este registro comprometido en el programa de gobierno y que ya cuenta con un primer prototipo, que permitirá diseñar políticas públicas de conectividad focalizadas y sobre la base del conocimiento del territorio.

“Nos preocupa que la estabilidad financiera de la industria no esté en juego”

Un reclamo constante de las empresas de telecomunicaciones son los bajos márgenes de rentabilidad de la industria. ¿Les preocupa que se llegue a un punto en que las firmas quiebren o se vayan?

-Eso sería preocupante. A nosotros nos interesa que el sistema de telecomunicaciones en Chile siga destacándose por la calidad de servicio, por los precios competitivos que permiten tener a una gran cantidad de nuestra población permanentemente conectada. Es una virtud y creemos que eso es algo que nosotros, como autoridad, tenemos que proteger y cuidar.

Entendemos que para que eso ocurra debemos tener empresas que sean sustentables en el tiempo y el marco que tenemos en el país, es un marco de competencia. Lo que nos corresponde a nosotros es más bien poner cierta exigencia, rayar la cancha, una cancha que sea clara para todos.

Por supuesto que nos preocupa cuando se levantan alertas de que tal empresa está con problemas de rentabilidad y estamos siempre abiertos a conversar e identificar formas de que la estabilidad del sistema no esté en juego.

¿Es posible hacer microrregulaciones para frenar los impagos, la morosidad alta, la deuda del roaming, por ejemplo?

-A nosotros nos preocupa la estabilidad financiera de la industria, que las empresas sean sanas financieramente y que su estabilidad no esté en juego. Por supuesto que estamos disponibles para conversar respecto de aspectos regulatorios para darle mayor estabilidad financiera a las empresas, aunque no sean estrictamente de nuestra cartera.

Fuente: Pulso, Sábado 14 de Octubre de 2023

PULSO – Los últimos días han sido de mucho movimiento para el ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz. Hace una semana terminó la segunda fase de la puesta en marcha de la red 5G, que significaba para WOM entregar el proyecto completo, mientras que para Entel y Movistar queda una tercera etapa residual -estipulada en las bases- que implica la colocación de 20 antenas en el caso de la primera, y de 180 para la segunda.

Asimismo, el lunes pasado se dio inicio a un nuevo proceso de licitación de 5G, cuyas bases se publicarán este 16 de octubre. Juan Carlos Muñoz señala que la finalidad de apurar dicho proceso se sustenta en conseguir que un cuarto operador entre a este mercado, que es el mandato del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y de la Corte Suprema. La idea es que en el primer trimestre del próximo año esté definida la licitación.

En esta entrevista, realizada el día antes de que partiera a China como parte de la comitiva que acompaña al Presidente Gabriel Boric, adelanta detalles de la etapa que se viene y anuncia que incluirá el reordenamiento del espectro radioeléctrico, y que, a diferencia de la anterior, no contempla una subasta.

Respecto al proceso que acaba de terminar para WOM, es categórico: “No tenemos mucho juego para tomar decisiones que se escapen de lo que las bases estipulan”, señala, anticipando que se iniciará un proceso sancionatorio contra esa compañía, así como la evaluación del cobro de la boleta de garantía, la que en este caso asciende a cerca de US$ 50 millones.

También se hace cargo de los reclamos de la industria por la baja rentabilidad que amenaza los resultados.

¿La gran pregunta que se hace el mercado es qué pasó con WOM, si entregó su red a tiempo?

-Esto cerraba el 7 de octubre y tenemos dos empresas (Movistar y Entel) que cumplieron con suficiente anticipación el despliegue de sus antenas.

En el caso de WOM, tenemos una empresa que tuvo un despliegue mucho más lento y que no ha logrado cumplir con el 100% de lo comprometido. Lo que interesa aquí no es sancionar, lo que nos interesa es que el despliegue de la red se dé, nos interesa cerrar la brecha digital. Por eso, viendo que WOM estaba teniendo dificultades para poder llegar oportunamente, se armó una mesa de trabajo con reuniones semanales para poder reaccionar lo más rápido posible a las dificultades que pudiesen estar reportando.

A WOM se le terminó el plazo para implementar la red y si no han hecho el 100% se enfrentan al cobro de la boleta de garantía, que está estipulado en las bases de licitación. ¿Se les va a cobrar ese instrumento en su totalidad o en forma proporcional?

-Nuestro rol es cumplir en forma estricta las bases de licitación. No tenemos mucho juego para tomar decisiones que se escapen de lo que las bases estipulan. Nuestro equipo jurídico está determinando qué es lo que corresponde en este caso. Tenemos, efectivamente, una de las tres empresas que no cumplió con lo que se comprometió y, por lo tanto, las sanciones en términos de monto y en qué momento es algo que tiene que definir el gobierno, y eso se va a anunciar cuando se tome la decisión.

Pero si no cumplieron y las bases de licitación dicen que se debe cobrar la boleta de garantía en su totalidad, ¿jurídicamente es lo que corresponde hacer?

-Estamos analizando lo que las bases indican para definir qué se tiene que hacer en este caso.

WOM ha señalado que hay temas administrativos pendientes, de permisos que no les concedieron o atrasaron entidades del Estado…

-Aquí la responsabilidad de la empresa era cumplir con lo que se comprometió. Y por eso dispusimos extraordinariamente un equipo que se reunía semanalmente con ellos para poder contribuir a que los compromisos tomados por la empresa se puedan materializar de la forma más efectiva posible. Llevan cuatro meses reuniéndose (…) para poder agilizar los permisos que era responsabilidad de ellos conseguir.

En este momento, a la luz de los antecedentes que tenemos, todo indica que la empresa WOM no cumplió con todo lo comprometido y, por tanto, se inicia un proceso sancionatorio que tiene que definirse en función de los antecedentes que se vayan poniendo a la luz. Tenemos que definir el nivel de incumplimiento y en base a eso definir las sanciones que corresponden.

¿Está descartado cobrar la boleta de garantía de acuerdo a la proporcionalidad de la falta?

-Eso es lo que van a definir los antecedentes que va a poner a disposición la Subsecretaría de Telecomunicaciones y, con el nivel de cumplimiento, mirar qué es lo que corresponde jurídicamente de acuerdo a las bases de licitación. Nos ceñiremos estrictamente a lo que las bases indican.

El plazo de WOM era el 7 de octubre, ¿se les va a poner otro plazo para entregar toda la red y evitar que se retrase más?

-Hay multas asociadas por día de atraso, cuyos montos están en las bases de licitación y, por lo tanto, no hay ningún incentivo para no terminar rápido la red.

Nueva licitación 5G: reordenamiento del espectro

El 16 de octubre publicarán las bases de la nueva licitación de 5G. ¿Qué cambios fundamentales van a tener respecto al anterior proceso?

-Este nuevo proceso de licitación será de 50 MHz, a los que se pueden postular en paquetes de 10 MHz, en función de lo que las empresas vayan definiendo de acuerdo con su interés. Más que recaudar recursos, nos interesa que haya mayor cobertura, que el despliegue en el país de la red 5G sea lo más amplio posible.

Hay distintos esfuerzos asociados, uno tiene que ver con llegar a zonas en las cuales no hay suficiente cobertura. El concurso previo permitía garantizar un 90% de cobertura, por lo cual hay un 10% de la población que no tiene despliegue de 5G y ese va a ser uno de los focos importantes.

El concurso anterior tuvo un foco importante por cubrir hospitales, gobernanzas, delegaciones, comisarías que están en zonas urbanas; lo que nos interesa ahora cubrir, además de ese 10% que no tiene cobertura, son por ejemplo las carreteras, para contribuir a que el transporte sea más seguro y que fue parte de los compromisos asumidos con los gremios de camioneros el año pasado.

¿Qué otra novedad traerá este proceso?

-Este proceso también vendrá acompañado de un reordenamiento del espectro. Hoy tenemos un espectro muy fragmentado y esa fragmentación nos hace perder eficiencia, por lo cual el proceso nos va a permitir no solamente poder incorporar 50 MHz al sistema, sino que además reordenar para un uso más efectivo, más eficiente del espectro global.

También uno de los objetivos de este concurso es cumplir con lo que se nos solicita desde la Corte Suprema, de que haya cuatro actores en materia de telecomunicación en Chile y hoy día en 5G sólo tenemos tres en la banda 3,5 GHz. Entonces, hay un interés de parte de la subsecretaría de ojalá, a través de este concurso, tener un cuarto actor.

Juan Carlos Muñoz, ministro de Transportes y Telecomunicaciones.

¿Qué va a significar este reordenamiento del espectro?

-Para efecto de los usuarios, no implicará ningún cambio; para las compañías significa que hay algunas de ellas que tienen pedazos en distintas partes del espectro, que hace que sea más ineficiente que si todo eso está junto.

Esto no afecta a todas las compañías, pero lo que queremos es que como resultado de este concurso el espectro radioeléctrico quede lo más conexo posible y no fragmentado.

¿Pero eso implica entonces que se van a tener que reorganizar las compañías y traspasarse espectro?

-A las compañías se les va a exigir ese reordenamiento. No van a perder espectro, a lo mejor se van a tener que cambiar de una parte de la banda a otra y en otros casos les va a permitir juntar anchos de frecuencia en una misma banda.

¿Esto permitirá la convergencia tecnológica, es decir, que no importe a través de qué tipo de red se entregue un servicio, ya sea fijo o móvil?

-Esa es parte de la decisión que tenemos que tomar más adelante, pero por el momento lo que estamos tratando de hacer es poder reordenar los espectros para que ellos queden con un conjunto de ancho de banda lo más conexos posible y de esa manera no perder eficiencia asociado a un espectro que está fragmentado.

En general, cuando uno habla con las empresas, ellas saben que cuando cuentan con un ancho de banda superior a determinados niveles, la eficiencia y la productividad que le pueden sacar al ancho de banda crece y eso es lo que queremos ganar en este proceso.

¿Cómo conversa todo esto con la consulta de Telefónica que está pendiente por responder el TDLC respecto al espectro?

-El tribunal tendrá que fallar respecto a la consulta que hace Telefónica y acá a nosotros nos interesa que el espectro se use lo más eficientemente posible y, al mismo tiempo, entendemos que tenemos un requerimiento para que el sistema funcione con cuatro actores y eso es parte de lo que buscamos cuando llevamos adelante concursos como este.

La consulta que hace Telefónica al TDLC respecto al cálculo del límite de espectro, ¿no estaba clara en el fallo anterior del TDLC?

-Los fallos han estado lo suficientemente claros. Telefónica tiene dudas y vamos a esperar la respuesta, pero a nosotros nos parece que lo que corresponde es dar las facilidades para que efectivamente podamos avanzar hacia cuatro actores que tengan acceso a 5G.

¿Por qué se dio inicio al nuevo proceso de licitación sin tener primero claro el pronunciamiento del TDLC?

-Parte del apuro es que entendemos que es importante cuidar la competencia que tenemos en el sistema y que es muy sana en nuestro país. Si uno no hace un nuevo concurso pronto, eso significa que las tres empresas van a poder tener todo el mercado y va a ser muy difícil para una cuarta instalarse en el país.

¿En qué plazo debería adjudicarse?

-Ya en el primer o segundo mes del próximo año.

¿Y en qué modalidad se hará esta nueva licitación? ¿Habrá subasta?

-Este año vamos a migrar hacia el tema de mayor cobertura. Más que recaudar, lo que nos interesa es poder generar una mayor cobertura de telecomunicaciones en zonas en que hoy día está ausente. Entendemos perfecto que en este país y en todo el mundo las telecomunicaciones han pasado a ser un bien de necesidad básica y por eso como gobierno estamos avanzando en esto que hemos denominado brecha digital 0.

Como Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones estamos trabajando en la construcción de un Registro Nacional de Conectividad, que nos permita con precisión identificar zonas urbanas y rurales que no tengan conectividad. Chile durante décadas ha dado un salto en desarrollo tecnológico y de telecomunicaciones, pero sin tener a la vista ciertos sectores “oscuros”. Por eso la importancia de este registro comprometido en el programa de gobierno y que ya cuenta con un primer prototipo, que permitirá diseñar políticas públicas de conectividad focalizadas y sobre la base del conocimiento del territorio.

“Nos preocupa que la estabilidad financiera de la industria no esté en juego”

Un reclamo constante de las empresas de telecomunicaciones son los bajos márgenes de rentabilidad de la industria. ¿Les preocupa que se llegue a un punto en que las firmas quiebren o se vayan?

-Eso sería preocupante. A nosotros nos interesa que el sistema de telecomunicaciones en Chile siga destacándose por la calidad de servicio, por los precios competitivos que permiten tener a una gran cantidad de nuestra población permanentemente conectada. Es una virtud y creemos que eso es algo que nosotros, como autoridad, tenemos que proteger y cuidar.

Entendemos que para que eso ocurra debemos tener empresas que sean sustentables en el tiempo y el marco que tenemos en el país, es un marco de competencia. Lo que nos corresponde a nosotros es más bien poner cierta exigencia, rayar la cancha, una cancha que sea clara para todos.

Por supuesto que nos preocupa cuando se levantan alertas de que tal empresa está con problemas de rentabilidad y estamos siempre abiertos a conversar e identificar formas de que la estabilidad del sistema no esté en juego.

¿Es posible hacer microrregulaciones para frenar los impagos, la morosidad alta, la deuda del roaming, por ejemplo?

-A nosotros nos preocupa la estabilidad financiera de la industria, que las empresas sean sanas financieramente y que su estabilidad no esté en juego. Por supuesto que estamos disponibles para conversar respecto de aspectos regulatorios para darle mayor estabilidad financiera a las empresas, aunque no sean estrictamente de nuestra cartera.

Fuente: Pulso, Sábado 14 de Octubre de 2023

TITULARES