Sábado, Abril 13, 2024

Ministro de Transportes y política nacional portuaria: “No hemos recibido ninguna queja (del sector privado)

PULSO – “El liderazgo del Chile a nivel logístico portuario yo creo que no está en duda, pero evidentemente necesitamos focalizarnos en que vamos a seguir siendo competitivos y atractivos para el comercio internacional”, dice el titular de la cartera, Juan Carlos Muñoz, respecto a la agenda del gobierno en materia portuaria.

El gobierno del Presidente Gabriel Boric busca abordar su agenda en materia portuaria con el desarrollo de una política nacional. El vamos a esta iniciativa se dio en abril pasado y ahora el plan va en un proceso de diálogo que culminará con un borrador que se pondrá en consulta en septiembre.

Ante esto, el ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz, se declara conforme con lo que va del proceso y estima que, en este tema, hasta el momento, no ve señales para que el sector empresarial se reste de avanzar en proyectos de ley, a diferencia de las reformas tributaria y de pensiones que siguieron este mismo proceso de conversaciones y que hoy se encuentran entrampadas.

“El liderazgo de Chile a nivel logístico-portuario yo creo que no está en duda, pero evidentemente necesitamos focalizarnos en que vamos a seguir siendo competitivos y atractivos para el comercio internacional, pero también respetando y siendo cuidadosos con el medioambiente y con las necesidades de las comunidades locales”, resalta el secretario de Estado sobre el trabajo que quiere impulsar el gobierno en la materia.

Pero Muñoz asegura además que el trabajo del Ejecutivo en el tema portuario no solamente se limita a esta propuesta de política nacional y explica que están trabajando para sacar adelante, junto al sector privado, una carpeta de proyectos que significan inversiones por cerca de US$6.341 millones, donde se encuentran el puerto exterior de San Antonio, terminales de pasajeros e intermodales, infraestructura propia de la actividad portuaria y corredores ferroviarios, entre otras.

¿Usted cree que, a nivel del Estado, esta actualización de la política portuaria llega tarde?

-No, no me animaría a decir eso. Es una política que comenzó en el año 1997 y que no da cuenta de que aumentaron los estándares ambientales. Cuando el desarrollo empieza a hacer que vayan surgiendo más puertos en el país, uno empieza a observar que hay elementos que se debieran corregir y que exigen una gobernanza de mejor calidad, que raye mejor la cancha de competencia entre los distintos puertos y, al mismo tiempo, que permita una mejor relación del sector portuario tanto con el medioambiente, como con las comunidades.

En definitiva, nosotros creemos que estamos a tiempo para poder hacernos cargo de los desafíos que el sector portuario está enfrentando y por eso pensamos que esta política nacional de desarrollo logístico portuario va a llegar en un momento oportuno.

¿Qué medidas ya se vislumbra que se podrán presentar en esta política nacional?

-Nos interesa que tengamos un esquema que sea más simétrico entre las distintas empresas portuarias de nuestro país, que haya un criterio unitario y que sea lo más integrado posible entre ellas. También que sea un sistema que permita dar garantías de una buena relación con las ciudades y dejen parte de los beneficios que generan, no solamente el empleo, y tenga también que ver con la gobernanza de los puertos con representación y participación.

¿Llegan a este proceso con una mirada ya establecida sobre el rol del Estado en la materia?

-Va a ser parte de lo que vamos a ir generando a partir de esta política nacional de desarrollo logístico portuario. Desde los diálogos es que vamos a generar el esquema de gobernanza. Esperamos esos consensos sobre cuál es la mejor forma en la que el Estado y privados deben contribuir para que el sistema portuario funcione de la mejor forma posible.

Considerando cómo se ha dado el diálogo del gobierno con el sector privado en temas como la reforma tributaria, ¿cómo califica la relación con el empresariado en su área?

-Los distintos actores han estado presentes. En general hay bastante consenso, buena voluntad de participación y buenas ideas. Hasta acá vamos bien y esperamos que esto nos permite ir alcanzando acuerdos que sean lo más amplios posibles, que sean garantía de un desarrollo portuario que siga siendo pujante, pero que al mismo tiempo se haga cargo de los impactos ambientales que tiene el desarrollo portuario y de las necesidades de desarrollo social que tienen las comunidades en las cuales los puertos están alojados.

¿Estima que esa buena relación se mantendrá a la hora de dar el siguiente paso, considerando que en otras reformas esa búsqueda de consensos se ha entrampado?

-En este caso no hemos recibido ninguna queja, ni duda. Más bien lo que hay es una muy buena participación y una sensación de que existe una buena voluntad respecto del proceso que se entiende que es una política que requiere una revisión.

¿A quiénes buscan atraer como socios con este plan de desarrollo del tema portuario?

-La política nacional de desarrollo logístico-portuario debe tener múltiples actores y que todos se sientan socios. No solamente que las empresas navieras vean a Chile con una infraestructura portuaria y un mercado atractivo. También es clave que, como socios, las comunidades de las propias ciudades, las organizaciones civiles y las autoridades locales sientan que el puerto no solamente ofrece empleo en la ciudad, sino que, al revés, es un motor de actividad, que deja también valor en las ciudades.

Lo otro que es importante y creo que es clave, es entender que el puerto es un elemento más de un sistema logístico mucho más complejo. Acá todo es relevante, no solamente el puerto y el buque. Es importante cómo esa carga después reposa en un terminal de un puerto seco, y la gestión ferroviaria para la carga que entra y sale del país. El mundo camionero también es fundamental en esta conversación. Entonces acá, desde el más pequeño al más grande, son todos actores relevantes para esta política que estamos desarrollando.

¿Qué rol juega la política de desarrollo portuario en el tema de reactivación económica?

-Para el gobierno el tema portuario juega un rol en la reactivación económica, más allá de esta política de desarrollo. Se destrabó el desarrollo del terminal intermodal Barranca en San Antonio, tenemos el proyecto del puerto exterior en San Antonio, estamos avanzando en la puesta en marcha de la ventanilla única marítima, como un mecanismo también de ir mejorando y optimizando los procesos para que las empresas navieras que entran al país puedan encontrarse con un sistema que está coordinado y que es eficiente.

Estamos trabajando en otros puertos, no solamente en San Antonio, pero lo más importante acá es transmitir que en materia portuaria tenemos una serie de proyectos que muestran que el ministerio en este tema está en acción, tiene una visión clara del futuro, acciones concretas y entiende muy bien que el desarrollo de nuestros puertos es clave para el desarrollo económico del país.

¿Cómo ven la competencia en tema de puertos? Perú está construyendo un puerto que se considera que amenaza a Chile…

-Si bien es un puerto interesante, la verdad que si uno lo compara con San Antonio este tiene más capacidad y cuando uno está pensando en el desarrollo portuario de nuestra región, de la costa pacífica, es muy importante que la costa se plantee como un lugar atractivo para que lleguen los buques grandes. A las empresas navieras de línea lo que les interesa es que haya varios puntos en los cuales poderse embarcar y llegar a esta zona. Entonces, para que nuestro puerto exterior de San Antonio sea un puerto atractivo, es relevante y atractivo que también haya puertos de similar envergadura en Perú. Y por lo tanto, si bien alguien podría ver los puertos de Perú como una competencia, también son un complemento, porque nos permite ser más atractivos para la industria naviera internacional.

Entonces, ¿no es un tema que los inquiete?

-No, nosotros estamos preocupados de que el sistema portuario nacional mantenga su liderazgo y entendemos que eso se juega por ir haciendo inversiones en materia portuaria, que no se han hecho en mucho tiempo en nuestro país y por eso estamos abocados en construir puertos exteriores y avanzar en esa dirección. Ahí hay un trabajo que se está realizando, vamos a hacernos cargo de todas las consultas ambientales que han llegado, porque también hay un respeto muy fuerte a la institucionalidad a la cual están sometidos estos procesos.

Fuente: Pulso, Lunes 17 de Julio de 2023

PULSO – “El liderazgo del Chile a nivel logístico portuario yo creo que no está en duda, pero evidentemente necesitamos focalizarnos en que vamos a seguir siendo competitivos y atractivos para el comercio internacional”, dice el titular de la cartera, Juan Carlos Muñoz, respecto a la agenda del gobierno en materia portuaria.

El gobierno del Presidente Gabriel Boric busca abordar su agenda en materia portuaria con el desarrollo de una política nacional. El vamos a esta iniciativa se dio en abril pasado y ahora el plan va en un proceso de diálogo que culminará con un borrador que se pondrá en consulta en septiembre.

Ante esto, el ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz, se declara conforme con lo que va del proceso y estima que, en este tema, hasta el momento, no ve señales para que el sector empresarial se reste de avanzar en proyectos de ley, a diferencia de las reformas tributaria y de pensiones que siguieron este mismo proceso de conversaciones y que hoy se encuentran entrampadas.

“El liderazgo de Chile a nivel logístico-portuario yo creo que no está en duda, pero evidentemente necesitamos focalizarnos en que vamos a seguir siendo competitivos y atractivos para el comercio internacional, pero también respetando y siendo cuidadosos con el medioambiente y con las necesidades de las comunidades locales”, resalta el secretario de Estado sobre el trabajo que quiere impulsar el gobierno en la materia.

Pero Muñoz asegura además que el trabajo del Ejecutivo en el tema portuario no solamente se limita a esta propuesta de política nacional y explica que están trabajando para sacar adelante, junto al sector privado, una carpeta de proyectos que significan inversiones por cerca de US$6.341 millones, donde se encuentran el puerto exterior de San Antonio, terminales de pasajeros e intermodales, infraestructura propia de la actividad portuaria y corredores ferroviarios, entre otras.

¿Usted cree que, a nivel del Estado, esta actualización de la política portuaria llega tarde?

-No, no me animaría a decir eso. Es una política que comenzó en el año 1997 y que no da cuenta de que aumentaron los estándares ambientales. Cuando el desarrollo empieza a hacer que vayan surgiendo más puertos en el país, uno empieza a observar que hay elementos que se debieran corregir y que exigen una gobernanza de mejor calidad, que raye mejor la cancha de competencia entre los distintos puertos y, al mismo tiempo, que permita una mejor relación del sector portuario tanto con el medioambiente, como con las comunidades.

En definitiva, nosotros creemos que estamos a tiempo para poder hacernos cargo de los desafíos que el sector portuario está enfrentando y por eso pensamos que esta política nacional de desarrollo logístico portuario va a llegar en un momento oportuno.

¿Qué medidas ya se vislumbra que se podrán presentar en esta política nacional?

-Nos interesa que tengamos un esquema que sea más simétrico entre las distintas empresas portuarias de nuestro país, que haya un criterio unitario y que sea lo más integrado posible entre ellas. También que sea un sistema que permita dar garantías de una buena relación con las ciudades y dejen parte de los beneficios que generan, no solamente el empleo, y tenga también que ver con la gobernanza de los puertos con representación y participación.

¿Llegan a este proceso con una mirada ya establecida sobre el rol del Estado en la materia?

-Va a ser parte de lo que vamos a ir generando a partir de esta política nacional de desarrollo logístico portuario. Desde los diálogos es que vamos a generar el esquema de gobernanza. Esperamos esos consensos sobre cuál es la mejor forma en la que el Estado y privados deben contribuir para que el sistema portuario funcione de la mejor forma posible.

Considerando cómo se ha dado el diálogo del gobierno con el sector privado en temas como la reforma tributaria, ¿cómo califica la relación con el empresariado en su área?

-Los distintos actores han estado presentes. En general hay bastante consenso, buena voluntad de participación y buenas ideas. Hasta acá vamos bien y esperamos que esto nos permite ir alcanzando acuerdos que sean lo más amplios posibles, que sean garantía de un desarrollo portuario que siga siendo pujante, pero que al mismo tiempo se haga cargo de los impactos ambientales que tiene el desarrollo portuario y de las necesidades de desarrollo social que tienen las comunidades en las cuales los puertos están alojados.

¿Estima que esa buena relación se mantendrá a la hora de dar el siguiente paso, considerando que en otras reformas esa búsqueda de consensos se ha entrampado?

-En este caso no hemos recibido ninguna queja, ni duda. Más bien lo que hay es una muy buena participación y una sensación de que existe una buena voluntad respecto del proceso que se entiende que es una política que requiere una revisión.

¿A quiénes buscan atraer como socios con este plan de desarrollo del tema portuario?

-La política nacional de desarrollo logístico-portuario debe tener múltiples actores y que todos se sientan socios. No solamente que las empresas navieras vean a Chile con una infraestructura portuaria y un mercado atractivo. También es clave que, como socios, las comunidades de las propias ciudades, las organizaciones civiles y las autoridades locales sientan que el puerto no solamente ofrece empleo en la ciudad, sino que, al revés, es un motor de actividad, que deja también valor en las ciudades.

Lo otro que es importante y creo que es clave, es entender que el puerto es un elemento más de un sistema logístico mucho más complejo. Acá todo es relevante, no solamente el puerto y el buque. Es importante cómo esa carga después reposa en un terminal de un puerto seco, y la gestión ferroviaria para la carga que entra y sale del país. El mundo camionero también es fundamental en esta conversación. Entonces acá, desde el más pequeño al más grande, son todos actores relevantes para esta política que estamos desarrollando.

¿Qué rol juega la política de desarrollo portuario en el tema de reactivación económica?

-Para el gobierno el tema portuario juega un rol en la reactivación económica, más allá de esta política de desarrollo. Se destrabó el desarrollo del terminal intermodal Barranca en San Antonio, tenemos el proyecto del puerto exterior en San Antonio, estamos avanzando en la puesta en marcha de la ventanilla única marítima, como un mecanismo también de ir mejorando y optimizando los procesos para que las empresas navieras que entran al país puedan encontrarse con un sistema que está coordinado y que es eficiente.

Estamos trabajando en otros puertos, no solamente en San Antonio, pero lo más importante acá es transmitir que en materia portuaria tenemos una serie de proyectos que muestran que el ministerio en este tema está en acción, tiene una visión clara del futuro, acciones concretas y entiende muy bien que el desarrollo de nuestros puertos es clave para el desarrollo económico del país.

¿Cómo ven la competencia en tema de puertos? Perú está construyendo un puerto que se considera que amenaza a Chile…

-Si bien es un puerto interesante, la verdad que si uno lo compara con San Antonio este tiene más capacidad y cuando uno está pensando en el desarrollo portuario de nuestra región, de la costa pacífica, es muy importante que la costa se plantee como un lugar atractivo para que lleguen los buques grandes. A las empresas navieras de línea lo que les interesa es que haya varios puntos en los cuales poderse embarcar y llegar a esta zona. Entonces, para que nuestro puerto exterior de San Antonio sea un puerto atractivo, es relevante y atractivo que también haya puertos de similar envergadura en Perú. Y por lo tanto, si bien alguien podría ver los puertos de Perú como una competencia, también son un complemento, porque nos permite ser más atractivos para la industria naviera internacional.

Entonces, ¿no es un tema que los inquiete?

-No, nosotros estamos preocupados de que el sistema portuario nacional mantenga su liderazgo y entendemos que eso se juega por ir haciendo inversiones en materia portuaria, que no se han hecho en mucho tiempo en nuestro país y por eso estamos abocados en construir puertos exteriores y avanzar en esa dirección. Ahí hay un trabajo que se está realizando, vamos a hacernos cargo de todas las consultas ambientales que han llegado, porque también hay un respeto muy fuerte a la institucionalidad a la cual están sometidos estos procesos.

Fuente: Pulso, Lunes 17 de Julio de 2023

TITULARES