Domingo, Mayo 16, 2021

Ministro de Obras Públicas afirmó que se requieren “mayores estudios” para megaproyecto del Túnel Ferroviario de Baja Altura

EL ANDINO – Continúa la incertidumbre a nivel local respecto a lo que se sucederá definitivamente con el anunciado y anhelado megraproyecto de construcción del Túnel Ferroviario de Baja Altura, que pretenden unir las provincias de Los Andes (Chile) y Mendoza (Argentina), y con ello la recuperación del Ferrocarril Transandino Central.

Pese a que en su momento fue anunciado con gran publicidad, apoyado con imágenes virtuales e incluso la construcción de una maqueta, junto con haber sido declarado como de “interés público”, lo cierto es que con el paso de los años la iniciativa privada, que cuenta con el respaldo del sector público, ha sufrido una serie de traspiés y se ha anunciado su suspensión, junto con ello que los gobiernos de ambos países han dado prioridad a otras iniciativas de conectividad en la zona central.

Al ser consultado si esta obra binacional se mantiene, existe la posibilidad de su ejecución o quedó descartada de plano, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, manifestó que “hay proyectos en las obras públicas y en el mundo que nunca se descartan, pero sí se aplazan. Es el caso del Túnel Ferroviario de Baja Altura, que tiene un costo muy alto, sin embargo sigue presente y requiere de un conjunto de otros estudios en ambos lados de la cordillera para llevarlo adelante”.

Túneles en Coquimbo y Rancagua

El secretario de Estado ratificó que ambos países han priorizado la construcción de dos túneles, “uno el de Agua Negra, que unirá Coquimbo por el lado chileno y San Juan por el argentino; y el segundo Las Leñas, que conectará Rancagua por nuestro país y la provincia de Mendoza en la vecina nación”.

“Aquí está el paso fronterizo principal”

Respecto a si esta priorización va en desmedro de la provincia de Los Andes y la Región de Valparaíso, Undurraga respondió que “creemos que no, porque aquí está el paso fronterizo principal, que tiene mayor flujo de carga en el país y, por lo tanto, las mejoras que estamos haciendo, como la construcción del nuevo Complejo Los Libertadores, van en sentido de apoyar mucho esta zona”, afirmó.

El megaproyecto 

Cabe recordar que este megaproyecto, cuya inversión está estimada en aproximadamente US$3.000 millones, entre otros aspectos considera la rehabilitación de la infraestructura ferroviaria que unirá la ciudad de Los Andes con la localidad argentina de Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza, con una longitud total de aproximadamente 204 kilómetros, que incluye dos túneles de baja altura de 52 kilómetros aproximados, permitiendo de este modo, conectar, a través de los actuales sistemas ferroviarios de Argentina y Chile, las más importantes zonas productivas del otro lado de la cordillera con los puertos chilenos de Valparaíso, San Antonio o Quintero; además de la construcción de estaciones multimodales en ambas cabeceras de los túneles para transporte de pasajeros y de vehículos livianos y camiones.

Ver artículo

Fuente: El Andino, Viernes 23 de Febrero de 2018

EL ANDINO – Continúa la incertidumbre a nivel local respecto a lo que se sucederá definitivamente con el anunciado y anhelado megraproyecto de construcción del Túnel Ferroviario de Baja Altura, que pretenden unir las provincias de Los Andes (Chile) y Mendoza (Argentina), y con ello la recuperación del Ferrocarril Transandino Central.

Pese a que en su momento fue anunciado con gran publicidad, apoyado con imágenes virtuales e incluso la construcción de una maqueta, junto con haber sido declarado como de “interés público”, lo cierto es que con el paso de los años la iniciativa privada, que cuenta con el respaldo del sector público, ha sufrido una serie de traspiés y se ha anunciado su suspensión, junto con ello que los gobiernos de ambos países han dado prioridad a otras iniciativas de conectividad en la zona central.

Al ser consultado si esta obra binacional se mantiene, existe la posibilidad de su ejecución o quedó descartada de plano, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, manifestó que “hay proyectos en las obras públicas y en el mundo que nunca se descartan, pero sí se aplazan. Es el caso del Túnel Ferroviario de Baja Altura, que tiene un costo muy alto, sin embargo sigue presente y requiere de un conjunto de otros estudios en ambos lados de la cordillera para llevarlo adelante”.

Túneles en Coquimbo y Rancagua

El secretario de Estado ratificó que ambos países han priorizado la construcción de dos túneles, “uno el de Agua Negra, que unirá Coquimbo por el lado chileno y San Juan por el argentino; y el segundo Las Leñas, que conectará Rancagua por nuestro país y la provincia de Mendoza en la vecina nación”.

“Aquí está el paso fronterizo principal”

Respecto a si esta priorización va en desmedro de la provincia de Los Andes y la Región de Valparaíso, Undurraga respondió que “creemos que no, porque aquí está el paso fronterizo principal, que tiene mayor flujo de carga en el país y, por lo tanto, las mejoras que estamos haciendo, como la construcción del nuevo Complejo Los Libertadores, van en sentido de apoyar mucho esta zona”, afirmó.

El megaproyecto 

Cabe recordar que este megaproyecto, cuya inversión está estimada en aproximadamente US$3.000 millones, entre otros aspectos considera la rehabilitación de la infraestructura ferroviaria que unirá la ciudad de Los Andes con la localidad argentina de Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza, con una longitud total de aproximadamente 204 kilómetros, que incluye dos túneles de baja altura de 52 kilómetros aproximados, permitiendo de este modo, conectar, a través de los actuales sistemas ferroviarios de Argentina y Chile, las más importantes zonas productivas del otro lado de la cordillera con los puertos chilenos de Valparaíso, San Antonio o Quintero; además de la construcción de estaciones multimodales en ambas cabeceras de los túneles para transporte de pasajeros y de vehículos livianos y camiones.

Ver artículo

Fuente: El Andino, Viernes 23 de Febrero de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X